Este bisabuelo de 75 años acaba de ser ordenado sacerdote en Chile

Este bisabuelo de 75 años acaba de ser ordenado sacerdote en Chile El P. Jorje Leng Salas el día de su ordenación sacerdotal y foto del P. Leng con su familia. Crédito: Diócesis de Valparaíso.

El Obispo de Valparaíso (Chile), Mons. Jorge Vega, ordenó sacerdote a Jorje Leng Salas, de 75 años, quien es profesor de biología, padre de 3 hijos, abuelo y bisabuelo. Su camino hacia el sacerdocio comenzó en 2015, al fallecer su esposa.

La ceremonia de ordenación tuvo lugar el 7 de enero, y además de Jorje fueron consagrados otros cuatro sacerdotes para la Iglesia local.

Durante muchos años, Leng Salas se desempeñó como ministro parroquial siendo diácono permanente.

El llamado al sacerdocio llegó luego de que en 2015 falleciera su esposa.

Al asumir Mons. Jorge Vega como Obispo de Valparaíso, tuvo en consideración el pedido del diácono de acceder al sacerdocio, pero solicitó aprobación directamente al Vaticano.

Su postulación como candidato al presbiterado fue dada a conocer en agosto de 2022 por la Conferencia Episcopal de Chile, y su etapa final de formación estuvo a cargo del P. Andrés Valenzuela, rector del Seminario Mayor San Rafael.

Más en América

Jorje Leng estuvo casado durante 50 años. Tiene dos hijas, un hijo, nueve nietos y un bisnieto. Desde joven tuvo la inquietud de ser sacerdote, pero luego se enamoró y formó una familia. 

Su esposa siempre le decía: "Si yo me muero, haz lo que tú siempre has querido", recordó el sacerdote en un testimonio publicado por la Conferencia Episcopal de Chile. "El Señor me fue llevando", reconoció.

Durante 26 años fue diácono permanente y colaboró en distintas parroquias. Con su esposa daba charlas matrimoniales, y también trabajó con jóvenes.

"Estoy contento, feliz a donde el Señor me quiera mandar a servir, porque es lo que siento en mi corazón. Estoy dispuesto a entregar el resto de mi tiempo, de mi vida, como lo he hecho antes", aseguró.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.