Cardenal Zen asiste al funeral de Benedicto XVI con permiso de autoridades de Hong Kong

Cardenal Zen asiste al funeral de Benedicto XVI con permiso de autoridades de Hong Kong
Cardenal Joseph Zen en el funeral de Benedicto XVI. Crédito: Diane Montagna

El Cardenal Joseph Zen Ze-kiun, Obispo Emérito de Hong Kong, asistió al funeral del Papa Emérito Benedicto XVI, celebrado este jueves 5 de enero en el Vaticano.

El Purpurado chino de 90 años pudo así concelebrar la Misa de funeral del Papa Emérito Benedicto XVI, luego que las autoridades de Hong Kong le entregaron temporalmente su pasaporte para poder viajar a Roma.

El Obispo Emérito camina con un bastón y vistió la casulla roja que usaron todos los cardenales en esta Misa.

Un tribunal local permitió al Cardenal Zen, que fue arrestado el año pasado aplicando la ley de seguridad nacional de la ciudad, viajar a Italia para estar presente en el funeral del difunto Papa que lo convirtió en cardenal.

Un magistrado dictaminó el 3 de enero que al Cardenal chino se le permitiría salir de Hong Kong durante cinco días y se le devolvería temporalmente su pasaporte, previamente confiscado.

Tras la muerte de Benedicto XVI el 31 de diciembre de 2022, el Cardenal Zen reflexionó sobre el legado del fallecido Papa Emérito.

Más en Vaticano

En un texto publicado en su blog el 3 de enero de este año, el Purpurado recordó a Benedicto XVI como un "gran defensor de la verdad" que realizó acciones "extraordinarias" para apoyar a la Iglesia en China, a pesar de muchos contratiempos.

"Como miembro de la Iglesia china, estoy inmensamente agradecido con el Papa Benedicto por las cosas que ha hecho", escribió el Cardenal Zen.

El Cardenal de Hong Kong recordó en particular la carta de 2007 de Benedicto XVI a la Iglesia en China, que Zen calificó como "una obra maestra del equilibrio entre la lucidez de la doctrina eclesiológica católica y la comprensión humilde con respecto a la autoridad civil".

Zen también criticó los "errores" en la traducción al chino de la carta de Benedicto XVI, que dijo que creía que contenía "citas sesgadas contra el sentido obvio de la carta".

"Otra cosa extraordinaria que hizo por la Iglesia en China es el establecimiento de una poderosa comisión para ocuparse de los asuntos de la Iglesia en China; desafortunadamente bajo el nuevo presidente de dicha comisión se ha hecho desaparecer silenciosamente sin siquiera una palabra de despedida respetuosa", agregó el Cardenal.

Benedicto XVI creó Cardenal a Zen en 2006 y lo eligió para escribir las meditaciones del Vía Crucis en el Coliseo Romano en 2008, un año antes del retiro de Zen como Obispo de Hong Kong.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Zen subrayó que ve a Benedicto XVI como un Papa "muchas veces incomprendido y a veces no seguido", pero dijo que es "precisamente en estos casos, que parecen fracasos, que pude admirar su gran fortaleza y magnanimidad en la frente a los contratiempos".

"A pesar de sus grandes esfuerzos, el Papa Benedicto no logró mejorar la situación de la Iglesia en China. No podía aceptar cualquier compromiso", dijo el Cardenal chino.

El Cardenal, que nació en Shanghái, agregó que está "convencido de que todos los esfuerzos para mejorar la situación de la Iglesia en China (en el futuro) deberán realizarse de acuerdo con la carta de 2007".

"Al recordar al gran pontífice, recordemos que ahora lo tenemos como un poderoso intercesor en el cielo. Con su intercesión, oramos para que todos, la Iglesia en Roma, la Iglesia en China y las autoridades chinas sean movidos por la gracia de Dios para lograr la verdadera paz para la Iglesia y nuestra patria", dijo Zen.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.