El Papa Francisco expulsa del estado clerical a sacerdote condenado por abusos en Argentina

El Papa Francisco expulsa del estado clerical a sacerdote condenado por abusos en Argentina
Imagen referencial | Crédito: Foto de RODNAE Productions en Pexels

El Papa Francisco expulsó del estado clerical al sacerdote argentino Cristian Ariel Vázquez, que en el 2019 fue condenado a 11 años de prisión por abusar sexualmente de una menor de 13 años hasta en tres ocasiones.

"El Santo Padre Francisco ha decretado la dimisión por pena de Cristian Ariel Vázquez; por lo que ha perdido los derechos propios del estado clerical, se lo ha dispensado de las obligaciones sacerdotales y el celibato, y queda excluido del ejercicio del Orden Sagrado", informó Mons. Jorge Ignacio García Cuerva, Obispo de Río Gallegos, en un comunicado difundido el 24 de mayo.

El comunicado subraya que la decisión del Pontífice es "suprema e inapelable".

La expulsión del estado clerical significa que se prohíbe de modo permanente el ejercicio de los derechos propios del sacerdocio, incluyendo el celebrar Misa, confesar y administrar los demás sacramentos. También queda exento de sus obligaciones como el rezo de la Liturgia de las Horas y la obediencia al obispo.

Vázquez, que supera los 40 años, fue condenado por el Tribunal de Juicio de Río Grande, Tierra del Fuego, por abusar sexualmente de una joven en 2013. Tras la lectura del veredicto se ordenó su captura inmediata.

El sacerdote servía en la parroquia Virgen del Carmen, del barrio de Río Grande, cuando tuvieron lugar los hechos de violencia sexual denunciados por la madre de la menor en el 2016. Vázquez fue suspendido por la Diócesis de Río Gallegos poco después de la denuncia. 

Más en América

En el 2020, otro sacerdote de Río Gallegos, Daniel Omar Acevedo, fue expulsado del estado clerical, luego de que el Vaticano lo encontrara culpable de abuso sexual de un menor.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.