24 de junio de 2019 2:07 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 24 de junio de 2019 2:32 pm

9 datos que no conocías sobre la vida de San Juan Bautista

Redacción ACI Prensa

San Juan Bautista predicando ante Herodes Antipas / Crédito: Pieter de Grebber - Wikimedia Commons (Dominio Público)
San Juan Bautista predicando ante Herodes Antipas / Crédito: Pieter de Grebber - Wikimedia Commons (Dominio Público)

Con estos 9 datos se puede conocer detalles poco conocidos de la vida de San Juan Bautista, una figura importante y misteriosa del Nuevo Testamento cuya fiesta se celebra hoy.  

1) Tiene relación de parentesco con Jesús

En el Evangelio de San Lucas 1:36, a la madre de Juan Bautista, Isabel, se le describe como  “pariente” de María, lo que significa que probablemente tenían una relación de sangre.

Isabel, siendo una persona mayor, pudo haber sido una tía, tía abuela u otro tipo de pariente. Esto significa que Jesús y Juan Bautista eran primos en uno u otro sentido del término.

2) Su ministerio inicia poco ante al de Jesús

San Lucas da una fecha precisa del inicio del ministerio de Juan Bautista: “En el año quince del imperio de Tiberio César… fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados”.

Esta fecha es importante porque San Lucas sugiere que el ministerio de Jesús comenzó poco después de que lo hizo Juan Bautista, lo que sitúa la fecha probable del bautismo de Jesús en el año 29 o principios del año 30.

3) Fue precursor y anunció al Mesías

Juan Bautista fue el precursor o mensajero del Mesías. Su misión era preparar el camino para su llegada, haciendo un llamado al arrepentimiento, a la conversión y bautizando con agua.

También vino a anunciarlo e identificarlo. Juan Bautista dijo: “Y yo no le conocía, pero he venido a bautizar en agua para que él sea manifestado a Israel” (Juan 1:31).

Esa identificación se hizo efectiva cuando Juan bautizó a Jesús: “Y Juan dio testimonio diciendo: ‘He visto al Espíritu que bajaba como una paloma del cielo y se quedaba sobre él’. Y yo no le conocía pero el que me envió a bautizar con agua, me dijo: ‘Aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre él, ése es el que bautiza con Espíritu Santo’”.

4) Su arresto afectó a Jesús

Los evangelios indican el primer ministerio de Juan Bautista y el de Jesús se desarrolló en Judea, en la parte sur de Israel, cerca de Jerusalén. Sin embargo, cuando Juan fue arrestado por Herodes, el gobernante de Galilea y Perea, Jesús tuvo que dejar su ministerio en Galilea, según precisa Mateo 4:12.

5) Enseñó sobre moral en el trabajo

Juan Bautista fue interrogado tanto por recaudadores de impuestos como por soldados sobre lo que debían hacer para agradar a Dios, y les pide que trabajen de manera justa. 

Lucas 3:12-14: “Vinieron también publicanos a bautizarse, y le dijeron: ‘Maestro, ¿qué debemos hacer? Él les dijo: ‘No exijáis más de lo que os está fijado’. Preguntáronle también unos soldados: ‘Y nosotros ¿qué debemos hacer?’ Él les dijo: ‘No hagáis extorsión a nadie, no hagáis denuncias falsas, y contentaos con vuestra soldada’”.

6) No fue la reencarnación de “Elías”

En el Evangelio, cuando Jesús identifica a Juan Bautista como el “Elías” que iba a venir, señaló que el cumplimiento de la profecía de Elías no debía tomarse de la manera literalista como lo hacían los escribas de su época.

Elías no era quien debía regresar e ir a Judea para evangelizar al pueblo, sino que debía aparecer alguien “como Elías” para realizar esa tarea. Esa persona era Juan el Bautista, el precursor del Nuevo Testamento que prepara el camino para la llegada del Señor; mientras que Elías hizo lo propio en el Antiguo Testamento.

7) Era bastante famoso

Hay indicadores muy claros sobre esta afirmación: El movimiento que inició Juan Bautista tuvo seguidores en tierras lejanas, y existe información sobre su vida en otros textos aparte del Nuevo Testamento.

Los textos referidos los escribió el historiador judío Flavio Josefo.

8) El hijo de Herodes El Grande lo asesinó

A Juan Bautista lo asesinó Herodes Antipas, uno de los hijos de Herodes el Grande, quien heredó las regiones de Galilea y Perea.

Este hombre tenía un matrimonio ilegítimo. Aparentemente, había robado a Herodías, la esposa de su hermano Herodes Filipo I. Esa situación lo puso en contra de Juan Bautista, quien se opuso a la unión (Marcos 6:18), lo que llevó a Herodes a arrestar a Juan (Mateo 14: 3).

Aunque tenía a Juan Bautista en custodia y su esposa lo odiaba y lo quería muerto, Herodes Antipas era protector de Juan y lo admiraba como predicador: “Herodes temía a Juan, sabiendo que era hombre justo y santo, y le protegía; y al oírle, quedaba muy perplejo, y le escuchaba con gusto” (Marcos 6:20).

Incluso la muerte de Juan Bautista no terminó con la admiración de Antipas por él. Cuando comenzó a escuchar noticias sobre Jesús, pensó que Jesús podría ser Juan resucitado (Marcos 6:14), y trató de ver a Jesús con sus propios ojos (Lucas 9:9).

9) Murió a causa del odio

La esposa de Herodes Antipas, Herodías, odiaba a Juan presuntamente por criticar públicamente su traición a Herodes Filipo I, su ex esposo, así como el matrimonio contraído con su hermano.

Finalmente, después de que su hija Salomé deleitara a Antipas con un baile especial en su fiesta de cumpleaños, Herodías pudo manipularlo para que diera la orden de la muerte de Juan por decapitación (Marcos 6: 21-28).

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en National Catholic Register

Etiquetas: San Juan Bautista, Jesús

Comentarios