Convento español custodia una de las colecciones de reliquias más importantes del mundo

Convento español custodia una de las colecciones de reliquias más importantes del mundo

El Real Monasterio de la Encarnación en Madrid guarda una de las colecciones de reliquias más grandes del mundo. Patrimonio Nacional ha presentado un libro en el que se explica el origen y la historia de cada uno de los relicarios que custodian las Agustinas Recoletas.

Mons. Joaquín Abad, capellán mayor del Real Monasterio de la Encarnación, explica que este lugar en España "es el mejor relicario del mundo, después del que tiene el Santo Padre en Roma, pero este no es visitable y el de la Encarnación sí".

En total se custodian más de mil reliquias de santos, mártires y vírgenes, desde los primeros tiempos de la Iglesia, como es el caso de Santa Inés, hasta santos más recientes y contemporáneos. También hay una carta escrita por Santa Teresa de Jesús que conservaba la priora del monasterio.

Lo destaca el semanario diocesano Alfa y Omega, que precisa que alrededor de 740 relicarios son un legado de la reina Margarita de Austria, esposa del rey Felipe III, quien también encargó la construcción del monasterio y lo encomendó a la congregación de las Agustinas Recoletas.

El presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, presentó el libro 'El Relicario del Real Monasterio de la Encarnación', como broche final a las celebraciones del IV centenario de la fundación de este convento y destacó y agradeció la gran labor de conservación y cuidado que las religiosas han realizado durante todos estos años.

Más en España

María Leticia Sánchez, responsable de la edición del libro, también subrayó la incalculable riqueza artística de esta colección, que ha sobrevivido la Guerra de la Independencia, la Desamortización y la Guerra Civil, épocas en las que algunas de las reliquias se perdieron.

Según explicó Sánchez, durante tres años se realizó un inventario de las piezas ya que no existía documentación de muchas de ellas.

Según precisa Mons. Joaquín Martín Abad, el interés por la conservación de reliquias de santos se debe a que permiten ver que los santos "son como nosotros, simplemente, al final permanecieron fieles a Nuestro Señor. Y esto significa que también nosotros podemos ser santos".

También te pueden interesar:

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.