20 de junio de 2018 9:42 pm

50 años de la Humanae Vitae: ¿Por qué la encíclica de Pablo VI es profética y actual?

Redacción ACI Prensa

Foto referencial: Pixabay dominio público
Foto referencial: Pixabay dominio público

El 25 de julio de 1968 el Beato Papa Pablo VI publicó la encíclica Humanae Vitae, sobre la regulación de la natalidad, un documento profético que sigue siendo actual a 50 años de su lanzamiento.

El pasado 12 de junio los obispos de Polonia se reunieron en sesión extraordinaria para recordar este aniversario. El Arzobispo Henryk Hoser dijo al respecto que “la voz de la encíclica Humanae Vitae sobre los resultados de la anticoncepción se reveló como profética, ya que Pablo VI justamente predijo que su aplicación abriría el camino fácil a la infidelidad conyugal y a la disminución general de los nacimientos”.

En su intervención, Mons. Hoser añadió que la encíclica sigue siendo actual, ya que el beato afirma que el amor conyugal “carnal o espiritual, debe combinar estas dos dimensiones” y que debe ser siempre un amor “privado de egoísmo. Es una forma especial de amistad entre las personas en mutua y plena devoción. No todos lo saben, incluso aquellos que se han casado por amor”.

“En tercer lugar (este amor conyugal) es fiel y exclusivo hasta el fin de la vida. En cuarto lugar, se trata de un amor fértil que se dirige hacia su extensión y el despertar de una nueva vida”.

Este último tema fue el centro de las discusiones del congreso internacional realizado en el Centro Pastoral Pablo VI en Brescia (Italia), el 7 de junio para formadores de instructores sobre métodos de regulación natural de la fertilidad.

Giancarla Stevanella, presidenta de la Confederación Italiana de Centros (CIC) para los métodos de regulación natural de la fertilidad, explicó a ACI Stampa –agencia en italiano del Grupo ACI– que el evento se llamó “Humanae Vitae: la fecundidad de una carta encíclica venida del futuro”.

Participaron unos 250 instructores de la regulación natural de la fertilidad, provenientes de varios países de Europa, de la CIC y del Instituto Europeo de Educación Familiar.

“El evento lo hemos vivido como reconocimiento al Beato Pablo VI y su magisterio pontificio, que desde entonces hasta la Amoris Laetitia (del Papa Francisco) sigue iluminando la conciencia de la Iglesia y del mundo sobre el delicado tema de la afectividad y la sexualidad”, resaltó.

En su opinión, ha sido “un espacio para convertir reflexiones y testimonios sobre la íntima belleza de la sexualidad a la luz del Evangelio de la vida y del amor conyugal en medio de la cultura dominante”.

“De hecho, ahora en medio de una cultura de relaciones efímeras, es necesario dar a las parejas la posibilidad de una opción consciente respecto a la maternidad y la paternidad responsables, ya que en este mundo los métodos naturales son siempre actuales y responden realmente al deseo de amor vivido en el don total de sí mismo”, indicó.

Para Stevanella, “el camino educativo para una maternidad y una paternidad responsables requiere afrontar esos temas desde la edad juvenil con una formación que se dirija al conocimiento de la propia corporeidad, sexualidad y fecundidad”.

La encíclica Humanae Vitae alertó que otras consecuencias del uso de anticonceptivos serían la degradación moral, la pérdida del respeto a la mujer y el uso de estos métodos como políticas de Estado.

En el numeral 17 del documento, el beato señala que “el hombre, habituándose al uso de las prácticas anticonceptivas”, puede terminar “por perder el respeto a la mujer y, sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico, llegase a considerarla como simple instrumento de goce egoísta y no como una compañera, respetada y amada”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Stampa

Etiquetas: Regulación Natural de la Fertilidad, Beato Pablo VI, Humanae Vitae, anticonceptivos, vida humana

Comentarios