16 de junio de 2021 - 9:10 PM

5 respuestas sobre la coherencia eucarística propuesta por obispos de EEUU

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Seth DeMoor - ACI Prensa
Imagen referencial / Crédito: Seth DeMoor - ACI Prensa

En medio de la asamblea general de primavera que inició este 16 de junio, los obispos Estados Unidos debatirán y votarán a favor o no de la redacción de un documento sobre la Eucaristía y la dignidad de los políticos católicos proaborto para recibirla.

En este momento ya existe un borrador, en el que hay diversos temas como la presencia real de Cristo, el domingo como día del Señor, la Misa como sacrificio, la importancia de las obras de misericordia y la “consistencia” o “coherencia eucarística” para recibir la Comunión.

Sobre este último término presentamos cinco preguntas que necesitan una respuesta aclaratoria.

1. ¿Dónde se originó el término “coherencia eucarística”?

El término coherencia eucarística se originó en el documento final de la V Conferencia General de Obispos de América Latina y el Caribe, celebrada en Aparecida (Brasil), en 2007. El Cardenal Mario Jorge Bergoglio, redactor principal, elogió el documento y el Papa Benedicto XVI lo autorizó. Este último dijo que el documento tiene “numerosas y oportunas indicaciones pastorales, motivadas con ricas reflexiones a la luz de la fe y del contexto social actual”.

Este es el párrafo completo:

“Esperamos que los legisladores, gobernantes y profesionales de la salud, conscientes de la dignidad de la vida humana y del arraigo de la familia en nuestros pueblos, la defiendan y protejan de los crímenes abominables del aborto y de la eutanasia; ésta es su responsabilidad. Por ello, ante leyes y disposiciones gubernamentales que son injustas a la luz de la fe y la razón, se debe favorecer la objeción de conciencia. Debemos atenernos a la ‘coherencia eucarística’, es decir, ser conscientes de que no pueden recibir la sagrada comunión y al mismo tiempo actuar con hechos o palabras contra los mandamientos, en particular cuando se propician el aborto, la eutanasia y otros delitos graves contra la vida y la familia. Esta responsabilidad pesa de manera particular sobre los legisladores, gobernantes, y los profesionales de la salud”.

2. ¿Por qué la coherencia eucarística está tan estrechamente relacionada con el aborto y la eutanasia?

La teología de la coherencia eucarística se basa en las enseñanzas de la Iglesia contenidas en la encíclica Evangelium vitae y la exhortación postsinodal Sacramentum caritatis. Los obispos de los Estados Unidos que hacen referencia al término están usando un término acuñado de lleno por la reflexión sobre la enseñanza magisterial.

Evangelium vitae, anotado en el párrafo 436 del documento de Aparecida, destaca la gravedad del aborto y la eutanasia, la clara necesidad de oponerse a todas las leyes que pretenden legitimarlas y la prohibición de la cooperación formal con este mal, mientras que Sacramentum caritatis explora más específicamente las ramificaciones de vivir estas enseñanzas sobre la recepción de la eucaristía.

Según Benedicto XVI, la coherencia eucarística, término acuñado en Sacramentum caritatis, reconoce la “conexión objetiva” entre la Eucaristía y los valores fundamentales que un católico debe tener en la vida personal y pública, incluido la “defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas”.

3. ¿Por qué se vincula la coherencia eucarística con los políticos católicos en particular?

Publicado apenas tres meses antes del documento de Aparecida, Sacramentum caritatis refleja el desarrollo del pensamiento del Papa Benedicto XVI. Como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, escribió una carta a los obispos de Estados Unidos en 2004 en respuesta al debate sobre el candidato presidencial demócrata y promotor del aborto, John Kerry, quien se presentaba para la recepción de la Santa Comunión.

Entre los principios incluidos en la carta se encuentran si un católico está en plena comunión con la Iglesia, es culpable de pecado grave o está bajo pena de excomunión o interdicto, y si la persona ayunó durante una hora.

La carta también detalla que cuando la cooperación con el aborto y la eutanasia se hace manifiesta –“entendida, en el caso de un político católico, como hacer campaña y votar sistemáticamente por leyes permisivas de aborto y eutanasia”– “su párroco debería reunirse con él, instruirlo respecto de las enseñanzas de la Iglesia, informándole que no debe presentarse a la Sagrada Comunión hasta que lleve a término la situación objetiva de pecado, y advirtiéndole que de otra manera se le negará la Eucaristía”.

Esto sigue la prescripción delineada en Derecho Canónico por el Canon 915.

Sacramentum caritatis desarrolla aún más los deberes de los católicos en la vida pública de afirmar valores fundamentales no negociables, impidiéndoles divorciar las creencias personales de los deberes públicos y recordándoles la “grave responsabilidad social”.

El documento de Aparecida también hace referencia a los deberes de los legisladores y jefes de gobierno en materia de vida, es decir, oponerse a los “los crímenes abominables del aborto y de la eutanasia” o reconocer que no pueden recibir la sagrada comunión.

4. ¿Por qué los profesionales médicos tienen la responsabilidad especial de vivir la coherencia eucarística?

El documento de Aparecida deja claro que la defensa de la vida humana y la coherencia eucarística no se limita a los funcionarios gubernamentales; más bien, es deber especial de todo médico, enfermero y trabajador sanitario bautizado defender la dignidad de la vida o abstenerse de recibir la eucaristía.

“El ‘hacer morir’ nunca puede considerarse un tratamiento médico, ni siquiera cuando la intención fuera sólo la de secundar una petición del paciente: es más bien la negación de la profesión sanitaria que debe ser un apasionado y tenaz ‘sí’ a la vida.”, escribió Juan Pablo II en Evangelium vitae.

San Juan Pablo II pidió a los profesionales de la salud que ejerzan la objeción de conciencia en lugar de participar en los males del aborto y la eutanasia.

En un discurso ante la Pontificia Academia para la Vida, Benedicto XVI reafirmó que en el reconocimiento del derecho a la vida “se fundamenta la convivencia humana y la misma comunidad política”. En consecuencia, los profesionales, médicos y abogados deben emprender una “valiente objeción de conciencia” a los males que amenazan el derecho a la vida.

5. ¿Por qué la coherencia eucarística está relacionada con la reunión de primavera de 2021 de la USCCB la próxima semana?

En 2004 el Cardenal Joseph Ratzinger escribió una carta a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) cuando los prelados estaban envueltos en el debate de la comunión de Kerry. La discusión pronto se amplió a los políticos proaborto en general. En 2006, como respuesta a estas preguntas y las implicaciones para todos los católicos, la USCCB publicó un documento sobre la preparación para recibir dignamente la Eucaristía.

Una crisis de fe en la creencia en la Eucaristía entre los católicos en general se reveló en los años intermedios. En 2019, un informe de Pew Research Center confirmó que solo el 31% de los católicos creían en la doctrina de la presencia real de la Eucaristía. La urgencia de la pregunta sobre la recepción digna de la Eucaristía resurgió cuando el católico y partidario del aborto Joe Biden, del Partido Demócrata, comenzó su propia carrera presidencial.

En noviembre de 2020 se formó un grupo de trabajo sobre la coherencia eucarística para abordar la cuestión del escándalo planteado por una figura pública tan prominente que busca recibir la Sagrada Comunión. El grupo, encabezado por el vicepresidente de la USCCB, Mons. Allen Vigneron, propuso la creación de un documento sobre la Eucaristía, un documento dirigido a todos los católicos y no específicamente a un político.

En los últimos meses, el uso del término coherencia eucarística explotó, y los obispos de todo el país están defendiendo la enseñanza de la Iglesia de larga data detrás del término y sus implicaciones para los políticos y profesionales médicos, así como para la población católica en general, basándose en una comprensión de la naturaleza fundamental del derecho a la vida.

El actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Luis Ladaria, también afirmó la necesidad de la coherencia eucarística en una carta a los obispos estadounidenses, la que fue ampliamente malinterpretada como un pedido para pausar los procedimientos normales de la USCCB.

Los obispos discutirán un esbozo de un borrador de documento sobre la Eucaristía elaborado por el Comité de Doctrina durante su reunión de primavera de junio de 2021. La reunión se lleva a cabo virtualmente del 16 al 18 de junio de 2021.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.
 

Etiquetas: Estados Unidos, Eucaristía, Comunión, Obispos de Estados Unidos, políticos católicos, Obispos de EEUU, políticos, USCCB, político católico, coherencia eucarística, asamblea general

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios