Benedicto XVI: Voluntariado cristiano no es mero activismo

|

Esta mañana el Papa Benedicto XVI recibió en el Aula Pablo VI a la Confederación Nacional de las Misericordias de Italia y de los Donadores de sangre “Fratres”, y exhortó a los participantes a amar con los hechos, en lo concreto, y no en lo abstracto.

“Con vuestra presencia y vuestra acción contribuís a difundir el Evangelio del amor de Dios para todos los hombres” dijo el Pontífice al iniciar su discurso.

“Las Misericordias –continuó- son la más antigua forma de voluntariado organizado”, cuyos miembros “desean honrar a Dios con obras de misericordia hacia el prójimo, en el más absoluto anonimato y en total gratuidad”.

El Papa recordó como en el encuentro definitivo con el Señor, “se nos preguntará si a lo largo de nuestra existencia hemos alimentado al hambriento, dado de beber al sediento; si hemos acogido al forastero y abierto las puertas de nuestro corazón al necesitado. En una palabra, en el juicio final Dios nos preguntará si hemos amado no en modo abstracto, sino con los hechos”.

Citando a San Juan de la Cruz recordó que “al final de nuestras vidas seremos juzgados por el amor” y continuó afirmando que “el amor es un lenguaje que llega directamente al corazón y lo abre a la confianza”.

“Os exhorto –prosiguió- a estar siempre listos a responder a cuantos os pregunten por la razón de la esperanza que está en vosotros”.

Más en Vaticano

Seguidamente reflexionó sobre la importancia “que tiene el conservar las propias raíces cristianas en Italia y en Europa” afirmando que “las Misericordias no son una agregación eclesial, sino que sus raíces históricas son cristianas”.

Para mantener tales raíces el Papa destacó la realización de “periódicos momentos de calificación y formación, para profundizar cada vez más las motivaciones humanas y cristianas de vuestras actividades”.

Asimismo hizo notar el “riesgo que el voluntariado pueda reducirse a un simple activismo. Si permanece vital la carga espiritual, se puede comunicar a los otros muchas más cosas que las materialmente necesarias: puede ofrecer al prójimo en dificultad la mirada del amor que necesita”.

Más adelante se refirió a la “función educativa” con la que las Misericordias “contribuye a tener viva la sensibilidad por los valores más nobles, como la fraternidad y la ayuda desinteresada a quien se encuentra en dificultades”.

Finalmente el Papa invitó a los jóvenes para que “saquen beneficio de la experiencia del voluntariado, porque correctamente aplicado, se convierte en escuela de vida, que los ayuda a dar a la propia existencia un sentido y un valor más alto y fecundo”.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.