28 de setiembre de 2021 - 7:10 PM

11 citas bíblicas que pueden ayudarte a construir tu fe y confianza en Dios

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Francesco de Mura (1696-1782) "Cristo sanando al ciego". Crédito: Dominio Público.
Francesco de Mura (1696-1782) "Cristo sanando al ciego". Crédito: Dominio Público.

Angelo Stagnaro, miembro profeso de los franciscano seculares y autor de diversos libros para ayudar a los católicos en la vida cotidiana, compartió en un reciente artículo de National Catholic Register, algunas citas de las Sagradas Escrituras donde “Dios nos da todas las respuestas que necesitamos” sobre cómo aumentar nuestra fe y confianza en Él.

Stagnaro inició citando el libro de los Hebreos, que menciona que “la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Al respecto, explicó que la fe puede entenderse como “confiar en Dios” y “creer en cosas invisibles”.

Afirmó que a diferencia de las personas, y con certeza metafísica, se puede afirmar que los ángeles no tienen fe en Dios en el sentido de “creer en cosas invisibles”, pues ellos pueden ver y alabar a Dios directamente y “se deleitan en su amor y cumplen sus órdenes” de forma perpetua.

Para clarificarlo, dijo que las personas son tan dependientes y están tan sumergidas en el aire y la gravedad, como los ángeles en Dios; y recordó que incluso los ángeles caídos o demonios que odian a Dios y todo lo santo, saben que Él existe porque estuvieron en su presencia, agregó.

Por otro lado, dijo que cuando se habla de la fe como “confianza en Dios”, entonces se puede decir que los ángeles buenos tienen fe al igual que todos los creyentes, que confían en Él con la certeza de que “el sol saldrá mañana” y cada día hasta el fin de los tiempos.

Como los cristianos somos “criaturas iluminadas solo por el Bautismo” y estamos invitados a “llegar a comprender a Dios y su voluntad”, Stagnaro ofreció las siguientes 11 frases de las Sagradas Escrituras con las que Dios invita a aumentar la fe.

1.  Recuerda que Dios es inmanente y nos ama

“Aunque pase por quebradas oscuras, no temo ningún mal, porque tú estás conmigo con tu vara y tu bastón, y al verlas voy sin miedo”. (Salmo 23:4)

“El mundo es un lugar fracturado y nuestra existencia terrenal depende de él. Las fortunas y la salud van y vienen. Somos criaturas frágiles, meras sombras de la gran imagen en la que Dios nos creó. Pero, a pesar de las locuras y las consternaciones, seguimos siendo sus hijos a los que ha amado hasta la eternidad. Camina a nuestro lado como lo había hecho con nuestros antepasados ​​en el Edén. Él nos protege de ser destruidos por el mal en el mundo”, dijo Stagnaro.

2.  Reza con insistencia: Toca y la puerta se abrirá 

“Todo lo que pidan en la oración, con tal de que crean, lo recibirán”. (Mateo 21:22)

Stagnaro explicó que esta frase “no significa que Dios sea nuestro ‘conserje cósmico personal’”, que definió como alguien que “vive solo para satisfacer todos y cada uno de nuestros caprichos”. Sino que se refiere a que “cuando alineamos nuestra voluntad con la del Señor, descubrimos que necesitamos cada vez menos, porque Dios aumentará y nosotros disminuiremos. Él nos revela sus planes y queremos esas cosas que Él nos da y solo esas cosas”, dijo.

3.  Deja lo que te preocupa en manos de Dios 

“Nosotros, pues, no nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve; porque las cosas visibles duran un momento, pero las invisibles son para siempre” (2 Corintios 4: 16-18).

Stagnaro señaló que “somos criaturas semi-eternas: tenemos un comienzo, pero no tenemos un fin”. Por eso, alentó a que “no dejes que las cosas de este mundo te perturben”, pues Dios nos ama y estamos bajo su mirada.

4.  La fe es verdaderamente poderosa

“Jesús les dijo: ‘Porque ustedes tienen poca fe. En verdad les digo: si tuvieran fe, del tamaño de un granito de mostaza, le dirían a este cerro: Quítate de ahí y ponte más allá, y el cerro obedecería. Nada sería imposible para ustedes” (Mateo 17:20).

5.  La fe está conectada con la perspicacia 

“Es el tiempo de la fe, no de la visión” (2 Corintios 5: 7).

Stagnaro recordó que “aunque no podemos ver a Dios, sí podemos amarlo y confiar en Él”; y planteó la siguiente pregunta: “¿De qué serviría la fe si Dios apareciera instantáneamente cada vez que un ateo lo arenga?” 

“Sería una fuente de mucha confusión en lugar de una experiencia religiosa verdaderamente edificante. La fe es un regalo, no un truco escénico, así como ‘nadie se burla de Dios’, los creyentes están llamados a creer sin ver”, señaló el escritor.

6.  La fe en Dios es evidente e innegable

“Porque, así como un cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe que no produce obras está muerta” (Santiago 2:26).

Stagnaro dijo que “muchos incrédulos se han convertido a la Iglesia Católica por el bien que hemos hecho, colectiva o individualmente”. Algunos ejemplos son: “Eugene Zolli, Hank Aaron, Gary Cooper, John Wayne, Bob Hope, Rianti Cartwright, Alec Guinness, Daniel Ali, Aghdas Maria, Sohrab Ahmari, JRR Tolkien, St. Josephine Bakhita, GK Chesterton, entre otros”.

7.  La fe es una fuerza inquebrantable 

“Por eso acepto con gusto lo que me toca sufrir por Cristo: enfermedades, humillaciones, necesidades, persecuciones y angustias. Pues si me siento débil, entonces es cuando soy fuerte” (2 Corintios 12:10).

“Debemos confiar en la fuerza de Dios y, al hacerlo, somos invencibles”, recordó Stagnaro.

8.  Reza y pide a Dios crecer en la fe 

“Los apóstoles dijeron al Señor: ‘Auméntanos la fe’” (Lucas 17: 5).

Cristo es nuestra Luz, nuestra Puerta, nuestro Camino, nuestro Hermano, nuestro Salvador, nuestro Consejero Maravilloso, nuestro Dios Poderoso, nuestro Padre Eterno y nuestro Príncipe de la Paz. Aquel que nos amó hasta el extremo. No puedes tener un mejor descanso que ese, dijo Stagnaro.

9.  Apóyate en el poder Dios y prosperarás

“Su fe se apoye no en la sabiduría humana, sino en el poder de Dios” (1 Corintios 2: 5)

Stagnaro afirmó que hoy en día “el mundo nos exige mucho y nos atrae con su dulce y enfermiza putrefacción, pero Dios vale más que las brillantes chucherías que tenemos ante nosotros”. 

“Michelle Williams, Martha Plimpton y Ashley Judd se jactaban de que su éxito en la actuación se debía a que sacrificaron a sus hijos por sus carreras y pudieron ascender en la jerarquía de Hollywood. Pero, ¿cómo le corresponde a una actriz ganar el mundo entero, pero perder su alma en el proceso? Confía en Dios y todas las cosas y tú prosperarán”, dijo.

10.   Solo Dios puede satisfacer lo que anhela tu corazón

“Confía en el Señor con todo el corazón, y no te fíes de tu propia sabiduría. En cualquier cosa que hagas, tenlo presente: él allanará tus caminos” (Proverbios 3: 5-6).

“Si pones equivocadamente tu fe en las cosas de este mundo, solo te sentirás decepcionado”, dijo. “No confíes en caballos o carros (Salmo 20: 7)”, pues “solo Dios puede satisfacer las necesidades más profundas de tu corazón. Confía en Dios y él te conducirá a su amor eterno”, agregó.

11.   Confiar en Dios es alinear tu vida a su voluntad

“Eliseo se puso a orar: ‘Yahvé, abre sus ojos para que vea’. Y Yahvé abrió los ojos del joven, quien vio la montaña cubierta de caballos y carros de fuego que rodeaban a Eliseo” (2 Reyes 6: 15-17).

Etiquetas: Biblia, Fe, Confianza en Dios, La Biblia, frases, cita bíblicas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios