5 mujeres condenadas a muerte se han convertido al catolicismo en una cárcel de Texas

Mons. Joe Vásquez El obispo Joe Vásquez (centro) de la Diócesis de Austin celebra misa en la prisión de la Unidad de Mountain View en Gatesville, Texas, que alberga a las mujeres condenadas a muerte del estado, el 1 de diciembre de 2023. | Crédito: Coalición de Ministerios Penitenciarios Católicos/Comunicaciones TDCJ

Mons. Joe Vásquez, Obispo de Austin (Estados Unidos), celebró una Misa el viernes en la cárcel que alberga a siete mujeres condenadas a muerte en Texas, cinco de las cuales se han convertido al catolicismo durante el tiempo que esperan su ejecución. 

La Misa, que tuvo lugar en la cárcel de Mountain View Unit de Gatesville (Texas), fue parte de un congreso de tres días sobre el ministerio penitenciario, organizado por la Coalición de Ministerios Católicos Penitenciarios (CPMC, por sus siglas en inglés), un grupo que comenzó como un proyecto de la Asociación Nacional de Capellanes Católicos

En su homilía ante las mujeres en la prisión, predicando sobre la parábola del hijo pródigo, Mons. Vásquez reflexionó sobre la traición del hijo al amor de su padre, su arrepentimiento, además del inesperado y abrumador perdón y celebración del hijo por parte de su padre. 

Enfatizó la misericordia de Dios al llamar a los pecadores a regresar a su familia, sin importar lo que hayan hecho en el pasado. 

"Pertenecen a la Iglesia tanto como los demás. Los muros pueden separarnos, pero los muros nunca podrán mantener a Cristo alejado", les indicó Mons. Vásquez a las reclusas.

“Hay muchas cosas que no podemos hacer por ustedes, pero podemos estar presentes, podemos acompañar. Queremos seguir llevando el mensaje de esperanza”, añadió.

Más en América

Karen Clifton, coordinadora ejecutiva de la CPMC, señaló a CNA —agencia en inglés de EWTN News—, que el objetivo de la coalición es proporcionar una base de formación para los católicos que desean hacer apostolado con los encarcelados, respondiendo a la falta de recursos educativos para realizar el ministerio penitenciario en muchas diócesis de todo el país.

Clifton había atendido previamente a varias de las mujeres condenadas a muerte en Texas durante los años noventa, muchas de las cuales han estado allí durante décadas. En el transcurso de esos años, indicó, cinco de las reclusas se han convertido al catolicismo, gracias en buena parte a los esfuerzos del Diácono Ronnie Lastovica, coordinador de atención pastoral de la Diócesis de Austin para la región donde se encuentra la prisión. 

Además, manifestó Clifton, seis de las presas actuales son oblatas laicas de las Hermanas de María, Estrella de la Mañana; una orden católica de monjas situada cerca de la ciudad de Waco, que han hecho del ministerio con las mujeres condenadas a muerte parte de su misión como religiosas. 

La coordinadora ejecutiva de la CPMC compartió que las seis mujeres se han comprometido a rezar por las mismas intenciones que las Hermanas, viendo su estado de encarcelamiento como algo parecido a una "vida monástica".

Karen Clifton también resaltó que al menos dos de las mujeres condenadas a muerte “casi con certeza” se unirían oficialmente a la Orden como monjas si fueran liberadas.

“He visto la transformación de estas mujeres. Las conocí en los años noventa y las veo hoy en día. Estas son mujeres de oración... Su vida de oración es muy profunda... Están participando en el carisma [de las monjas] y en su oración”, afirmó Clifton.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

En su homilía, Mons. Vásquez reflexionó además sobre la importancia de que los católicos practiquen las obras de misericordia corporales:

“Este ministerio de estar con los presos y acompañarlos es muy importante. Es una de las cosas esenciales... Cristo va a preguntar el último día: '¿Estuviste allí? ¿Me visitaste?'. Por eso vamos a ser juzgados”, sentenció.

"Ni siquiera preguntó cuántas veces fuiste a la iglesia, cuántas veces rezamos. ¿Cómo cuidaste de la otra persona? ¿Le diste un poco de agua al sediento? ¿Vestiste al desnudo? ¿Visitaste a los enfermos? ¿Visitaste a los que estaban en la cárcel?", añadió.

Texas ha llevado a cabo casi 600 ejecuciones estatales y seis ejecuciones federales desde 1976, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, que también comparte que Texas es el estado que ha ejecutado a más mujeres (6) que cualquier otro estado. 

Ninguna de las mujeres condenadas a muerte en Texas tiene actualmente una fecha de ejecución programada


Traducido y adaptado por el equipo de ACI Prensa. Originalmente publicado en CNA.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.