Caminó 11 kilómetros en el barro para recibir la Confirmación y el Papa lo bendijo

Maximiliano Pavilleaux Maximiliano caminando en el barro para llegar a la parroquia/El niño recibiendo el reconocimiento del Papa Francisco | Crédito: Cortesía familia Pavillaux

Un niño argentino caminó once kilómetros en el barro para recibir el sacramento de la Confirmación, y la noticia llegó al Papa Francisco, quien le envió su bendición.

Maximiliano Pavillaux tiene 11 años y desde diciembre del año pasado vive con sus papás y sus cuatro hermanos en la zona rural de Suipacha, un pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Durante 2023, el pequeño se preparó para recibir el sacramento de la Confirmación, programada para el 11 de noviembre pasado. 

Para ello, semana a semana, su catequista Eva le enviaba el material de estudio a su casa, que queda a 15 kilómetros de la zona urbana. Sin embargo, al acercarse la fecha de la ceremonia, las condiciones climáticas le jugaron una mala pasada.

La noche anterior a la Confirmación, y en medio de una incesante lluvia, Carola y Rolando, los papás de Maximiliano, comenzaron a preocuparse, porque los vehículos de la familia no iban a poder recorrer el camino para llegar hasta el pueblo, y el tractor que usan en el campo se había roto esa misma semana.

Había una alternativa, pero los padres pensaron que el niño no aceptaría: caminar 11 kilómetros en el barro. Sin embargo, para su sorpresa, Maxi dijo que sí.

Más en América

El niño y sus padres partieron a las 7:00 horas para poder llegar a la ceremonia que comenzaría a las 10:30.

“Las botas se hundían en el barro, nos deslizábamos”, recordó Maximiliano en diálogo con ACI Prensa. En el camino, el papá bromeaba con el pequeño: “Cuando seas grande, vas a tener una buena anécdota para contar”, pero no esperaban que su historia tuviera tanto alcance.

Al llegar a la parroquia Nuestra Señora del Rosario, Eva, su catequista, lo esperaba entre lágrimas: “Estaba muy contenta”, aseguró el flamante confirmado. 

El sacerdote que ofició la Misa mencionó la proeza del pequeño como un ejemplo a seguir, por lo que muchos luego se acercaron a felicitarlo.

Después de la ceremonia, “vinimos aliviados. Yo estuve ‘en el aire’ toda la semana”, confesó la mamá. “No sentíamos nada, estábamos felices”, agregó.

Pero la repercusión no terminó ahí. En los últimos días, la historia de Maximiliano llegó a oídos del Papa Francisco, quien le envió su bendición apostólica y un obsequio desde Roma.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

El diploma con la bendición apostólica y los obsequios del Santo Padre le fueron entregados este domingo en una Misa presidida por el Obispo Auxiliar de Mercedes-Luján, Mons. Mauricio Landra, quien viajó especialmente a Suipacha para poner en sus manos el reconocimiento.

“No paro de llorar”, confesó la mamá de Maxi a ACI Prensa, y destacó especialmente la calidez de la comunidad de Suipacha, que se acercó a acompañar a su hijo y también le llevaron regalos: “Es un paraíso”, aseguró la señora. 

El protagonista de la historia compartió con ACI Prensa que “todos estaban muy contentos”, incluso sus compañeros de escuela rural, que se mostraron “impresionados”.

A los demás niños que se están preparando para recibir el sacramento de la Confirmación, Maximiliano les recordó “que Jesús los espera y va a estar siempre con ellos, al igual que conmigo”.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.