Obispo decreta excomunión tras robo de la Eucaristía en iglesia en México

Eucaristía Imagen referencial. | Crédito: Carlos Perez vía Cathopic

El Obispo de Saltillo, en el estado de Coahuila (México), Mons. Hilario González García, publicó un comunicado anunciando la excomunión automática (latae sententiae) de los sujetos que ingresaron a robar a una iglesia católica y profanaron la Eucaristía. 

El hecho ocurrió durante la mañana del sábado 25 de noviembre en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, comunidad atendida por la parroquia de Nuestra Señora de Schoenstatt, en la periferia de la ciudad. 

“Siendo forzada la puerta de entrada, y también el sagrario, fue sustraído, de manera indebida, el copón con el Santísimo Sacramento”, señala el comunicado firmado por Mons. González García.

En el comunicado, publicado el 30 de noviembre, el prelado declaró el hecho como “una vejación al lugar sagrado (el templo) y un sacrilegio contra las Sagradas Especies Eucarísticas, por tanto, quien lo haya perpetrado, si es católico, ha cometido un delito contra los sacramentos”.

“Por la gravísima falta cometida contra Nuestro Señor”, Mons. González invitó a todos los fieles a unirse en oración, “realizando actos de desagravio y fomentando el amor a Jesucristo en la Eucaristía”. Por lo pronto, explicó que no se podrá ejercer el culto hasta que se repare la injuria. 

El canon 1211 del Código de Derecho Canónico establece: “Los lugares sagrados quedan violados cuando, con escándalo de los fieles, se cometen en ellos actos gravemente injuriosos que, a juicio del Ordinario del lugar, revisten tal gravedad y son tan contrarios a la santidad del lugar, que en ellos no se puede ejercer el culto hasta que se repare la injuria por un rito penitencial a tenor de los libros litúrgicos”.

Más en América

En este contexto, invitó a los fieles, y particularmente a los párrocos, “a cuidar con esmero la seguridad de los lugares sagrados”. A las personas de los alrededores solicitó que, “si alguien encontrase las Sagradas Hostias o el copón, se comunique a la parroquia de Nuestra Señora de Schoenstatt”. 

Adicionalmente, se dio a conocer que las personas que ingresaron se llevaron dos mesas plegables y una bocina.

Consultado por ACI Prensa, la oficina de comunicación de la Diócesis descartó que se haya tratado de un acto contra la fe, calificándolo como un acto de vandalismo y robo. 

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.