Reconocida activista atea y crítica del islam se convierte al cristianismo

Ayaan Hirsi Ali Ayaan Hirsi Ali en una conferencia realizada en Washington D.C. el 7 de abril de 2015. | Crédito: Al-Teich - Shutterstock

Ayaan Hirsi Ali, que durante muchos años ha sido una dura crítica del islam y se había declarado atea, afirmó esta semana que “ahora es cristiana”, indicando que llegó a la religión a través de un viaje espiritual y como en respuesta al “vacío nihilista” del mundo moderno.

Hirsi Ali ha sido durante mucho tiempo una destacada crítica del islam. Como joven que creció en Somalia, sufrió mutilación genital femenina y en 2002 renunció a su fe musulmana para declararse atea. En los años siguientes, ha sido una crítica acérrima de la violencia extremista por parte de muchos musulmanes.

En un ensayo publicado el lunes en el sitio web británico UnHerd, afirmó que, aunque se identificó como atea durante más de dos décadas, ahora se considera cristiana.

Escribió que se volcó al cristianismo en parte porque, “en última instancia”, encontró “insoportable la vida sin consuelo espiritual, de hecho, casi autodestructiva”.

“El ateísmo no logró responder a una pregunta simple: ¿Cuál es el significado y propósito de la vida?”, indicó, argumentando que “el vacío dejado por la retirada de la iglesia” en el mundo moderno “simplemente ha sido llenado por una mezcla de dogmas cuasi-religiosos irracionales”.

Hirsi Ali afirma que “no es necesario buscar alguna mezcla de medicación y meditación” para abordar estas crisis actuales: “El cristianismo lo tiene todo”.

Más en América

Otra razón por la que hizo el cambio, es porque considera que la “civilización occidental está amenazada” desde varios frentes, incluidos Rusia y China, por “el islamismo global” y la “ideología woke”.

“Nos esforzamos por repeler estas amenazas con herramientas modernas y seculares: esfuerzos militares, económicos, diplomáticos y tecnológicos para derrotar, sobornar, persuadir, aplacar o vigilar. Y sin embargo, con cada ronda de conflicto, nos encontramos perdiendo terreno”, escribió.

Hirsi Ali cree que la única manera de “rechazar con éxito” estas amenazas es responder a la pregunta “¿Qué es lo que nos une?”.

“La única respuesta creíble, creo, radica en nuestro deseo de mantener el legado de la tradición judeocristiana. Legado que incluye un elaborado conjunto de ideas e instituciones diseñadas para salvaguardar la vida humana, la libertad y la dignidad”, continuó.

La escritora afirma que todavía tiene “mucho que aprender sobre el cristianismo”.

“Descubro un poco más en la iglesia cada domingo”, escribió, argumentando que ha encontrado “una mejor manera de manejar los desafíos de la existencia que la que ofrecían tanto el islam como la incredulidad”.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Hirsi Ali no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el lunes con respecto a su ensayo.

Acreedora de numerosos premios por su activismo global, Hirsi Ali previamente sirvió en la Cámara de Representantes de los Países Bajos y ha trabajado en la Institución Hoover de la Universidad de Stanford, así como en el Instituto Empresarial Estadounidense.

Traducido y adaptado por el equipo de ACI Prensa. Publicado originalmente enCNA.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.