Noticias del 01-01-03

Sólo Dios puede dar a la humanidad esperanzas de paz, dice el Papa al iniciar el 2003

VATICANO, 1 Ene. 03 (ACI).- En la Homilía de la Misa que  presidió a las 10 a.m. -hora de Roma- en el atrio de la Basílica de San Pedro con ocasión de la fiesta de Santa María Madre de Dios y de la 36º Jornada Mundial de la Paz, el Papa Juan Pablo II subrayó que sólo Dios puede renovar en la humanidad la esperanza de la paz para el futuro.

El Pontífice, que apareció en buena forma, presidió los ritos de introducción la Liturgia de la Palabra  y los Ritos de Conclusión de la Misa que concelebraron el Secretario de Estado, Cardenal Angelo Sodano, Mons. Leonardo Sandri, Sustituto de la Secretaría de Estado; Mons. Jean-Louis Tauran, Secretario para las Relaciones con los Estados; Mons. Renato Raffaele Martino, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz; y  Mons. Giampaolo Crepaldi, Secretario del mismo Consejo.

“Ante los eventos que sacuden al planeta, aparece con claridad que sólo Dios puede tocar el ánimo humano en lo profundo; sólo su paz puede dar esperanza a la humanidad. Es necesario que Él vuelva su rostro sobre nosotros, que nos bendiga, nos proteja y nos regale su paz”, dijo el Santo Padre.

Por ello, “es más oportuno que nunca –continuó- iniciar el nuevo año pidiéndole a Él este precioso don. Lo hacemos por intercesión de María, Madre del ‘Príncipe de la paz’”.

El Pontífice saludó luego a los diplomáticos presentes en la ceremonia de inicio del año 2003, y recordó el tema de su reciente mensaje para la 36º Jornada Mundial de la Paz  que “este año recuerda la Encíclica Pacem in terris, en el 40 aniversario de su publicación”. 

El Papa recordó a su venerado predecesor Juan XXIII, “a quien he tenido el gozo de elevar al honor de los altares, no se dejó vencer por la tentación del desánimo. Al contrario, respaldado en una sólida confianza en Dios y en la potencialidad del corazón humano, señaló con fuerza ‘la verdad, la justicia, el amor y la libertad’ como los ‘cuatro pilares’  sobre los cuales se construye la paz duradera”,  agregó.

“Su enseñanza –siguió diciendo el Pontífice- sigue siendo actual. Hoy más que nunca, a pesar de los graves y repetidos atentados a la convivencia serena y solidaria de los pueblos, la paz es posible y necesaria. Más aún, la paz es el bien más precioso para pedir a Dios y construir con todo esfuerzo, mediante gestos concretos de paz, de parte de cada hombre y mujer de buena voluntad”.

Clamor por Tierra Santa

EL Santo Padre volvió a elevar un clamor por tierra Santa al decir: “¡Belén! ! ¡La Tierra Santa! La dramática y continua tensión, en la cual esta región del Medio Oriente se encuentra, hace más urgente la búsqueda de una solución positiva del conflicto fraticida e insensato, que desde hace ya demasiado tiempo la viene ensangrentando. Es necesaria la cooperación de todos aquellos que creen en Dios, conscientes de que la auténtica religiosidad, lejos de poner a los individuos y pueblos en conflicto entre sí, los impulsa más bien a construir juntos un mundo de paz”.

El Pontífice recordó luego las palabras de su mensaje por la Jornada Mundial de la Paz, en la que destaca el papel decisivo de las religiones en la construcción de la paz: “una vez más invito a orar para que se busquen  medios pacíficos de negociación inspirados por una voluntad leal y constructiva, en armonía con los principios del derecho internacional”, señaló.

Juan Pablo II recordó luego que, como prolongación del Gran Jubileo, ha convocado a un Año del Rosario, recordando, como señaló en su Carta Apostólica  Rosarium Virginis Mariae  que “el Rosario es la oración orientada por su naturaleza a la paz, por el hecho mismo de que consiste en la contemplación de Cristo, Príncipe de la Paz y nuestra paz".

Que sea María quien nos ayude a descubrir el rostro de Jesús, Príncipe de la Paz. Que Ella nos sostenga y acompañe en este año nuevo; que obtenga para nosotros y para el mundo entero el deseado don de la paz”, concluyó el Papa.

“Demos gracias a Dios por estos doce meses” dice el Papa en Liturgia de fin de Año

VATICANO, 1 Ene. 03 (ACI).- Durante las Vísperas  celebradas a las 6:00 p.m. –hora de Roma- del 31 de diciembre en la Basílica de San Pedro, el Papa Juan Pablo II invitó a los cristianos a dar gracias a Dios por los frutos del año que concluyó.

“Esta tarde, en la contemplación del misterio de la divina maternidad de la Virgen María unimos el cántico de nuestra gratitud por la conclusión del año 2002, mientras asoma en el horizonte de la historia el 2003”, dijo el Papa, al pedir que los cristianos “demos gracias a Dios desde lo profundo del corazón por todos los beneficios que nos ha dado en los 12 meses pasados”.

EL Pontífice destacó, como frutos del año que concluyó ayer, “la generosa respuesta de tantos jóvenes a la propuesta cristiana”, la “creciente sensibilidad eclesial por los valores de la paz, de la vida y de la salvaguarda de la creación”; así como “algunos pasos significativos en el no fácil camino ecuménico”. “Por todo demos gracias a Dios. Sus dones, en efecto, preceden y acompañan siempre todo gesto positivo realizado por nosotros”..

Juan Pablo II pidió que en este “Año del Rosario”, las familias recen cotidianamente el Rosario, para que “al interior de ellas se cree el clima favorable para la escucha de Dios y el fiel cumplimiento de su voluntad”.

Finalmente, el Pontífice llamó a los cristianos para que “las alabanzas y la acción de gracias sean acompañadas de un sincero examen de conciencia personal y comunitario. Pidamos perdón al Señor por las faltas de las que nos hemos hecho culpables, confiados en que Dios, rico en misericordia, es infinitamente más grande que nuestros pecados”.

 

Juan Pablo II publicará su primera obra poética como Pontífice

VATICANO, 1 Ene. 03 (ACI).-La Secretaría de Estado del Vaticano y la Arquidiócesis de Cracovia en Polonia han confirmado que este nuevo año verá la luz la primera obra poética que el Papa Juan Pablo II publica como Pontífice.

La obra, cuyo contenido aún no ha sido revelado por el Vaticano, ha sido descrita  como  “una meditación religiosa y poética” y será publicada primero en polaco.

Según informó un vocero vaticano, el Pontífice no quiere que los lectores vean la obra como correspondiente o como reflejo de su propia vida, sino más bien como “algo que tiene en su corazón, y que desea expresar poéticamente para la gloria de Dios”.

Según el diario italiano “Corriere della Sera”, el Pontífice se habría inspirado en el “Juicio Final” de Miguel Angel que conforma el fresco principal de la Capilla Sixtina. La obra no tiene aún fecha de publicación, pero al parecer, los editores polacos estarían esperando lanzarla en alguna fecha emblemática: ya sea en el cumpleaños del Papa, el 18 de mayo, o el 25 aniversario de su elección al solio pontificio, el 16 de octubre.

 

Obispo pide a mexicanos promover los pilares de la paz para el 2003

MÉXICO DF, 1 Ene. 03 (ACI).- En su mensaje de Año Nuevo 2003, el Obispo de San Cristóbal de las Casas, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, hizo un llamado a vivir en este nuevo año la verdad, la justicia, la libertad y el amor como los cuatro “pilares de la paz” y recordó que “la paz depende de todos”.

El Prelado inició su mensaje recordando la Encíclica ‘Pacem in terris’del Papa Juan XXIII y resaltando a la Verdad como “condición esencial para la paz”. “Las mentiras, los rumores sin fundamento, las alarmas sin base real, las calumnias y toda deformación de la verdad, son enemigos diabólicos contra la paz”, afirmó el Obispo.

Difundir medias verdades es crear inestabilidad. Hacer afirmaciones categóricas carentes de objetividad, basadas sólo en suposiciones o en subjetivas interpretaciones de la realidad, no en hechos comprobados, es provocar desconfianzas, que no ayudan al clima de paz que necesitamos. Dedicarse a atacar sistemáticamente a personas o instituciones, sin reconocer y resaltar lo bueno que tienen y hacen, es alentar sólo enfrentamientos desgastantes”, agregó.

Por ello –continuó el Prelado–, “debemos ser amantes de la verdad y procurarla a toda costa; ser fieles a la palabra dada y cumplir los compromisos contraídos”.

Asimismo, Mons. Arizmendi explicó que “para que haya paz en Chiapas, es urgente seguir combatiendo la marginación, el analfabetismo, la insalubridad, la impunidad de tantos crímenes y delitos sin castigo, la exclusión de la mujer, el abandono de los ancianos”.

“Es de vital importancia seguir buscando caminos para la promoción de empleos y salarios dignos, la defensa de los derechos de los presos y de los migrantes, la dignidad de la mujer y de los niños. Hay que educar para que se desarraigue el racismo tan acendrado en algunos y que nadie abuse de nadie. El respeto a los derechos humanos de todos, en particular de los pobres, sigue siendo una obligación indeclinable para gobierno, sociedad e Iglesia”, afirmó el Obispo.

Por otro lado, el Prelado añadió que “el amor fraterno es a la vez cimiento y corona, pilar y trabazón, condición y plenitud de la paz. El amor va más allá que la justicia y hace más fácil la verdad y la libertad. Quien ama, descubre en los otros a hijos de Dios y hermanos en Cristo. Quien ama, a nadie hace daño, sino que es justo, respeta los derechos de los demás y los promueve para que se desarrollen”.

“Quien ama, se convierte en constructor de paz y reconciliación; perdona las ofensas y pide perdón a quien se siente ofendido; no incita odios, venganzas, divisiones y calumnias, sino que invita a la unidad; controla sus instintos y pasiones desordenadas, y tiende la mano generosa y sincera”, explicó el Obispo.

El Prelado concluyó su mensaje afirmando que “en las familias, en Chiapas, en México y en todo el mundo, habrá paz cuando vivamos en la verdad, respetemos la justicia, promovamos la libertad y hagamos reinar el amor”.

 

Capacitan a jóvenes de Pastoral Juvenil en Paraguay

ASUNCIÓN, 1 Ene. 03 (ACI).- Esta semana la Pastoral Juvenil Nacional anunció que realizará cursos de formación durante el verano, dirigidos a numerosos integrantes de grupos juveniles parroquiales.

Los cursos se llevarán a cabo en el Centro Diocesano de San Juan Bautista, Misiones, del 3 al 12 de enero para el primer nivel y del 17 al 26 para el segundo.

Según los organizadores, dichos encuentros buscan que “el joven viva y acceda a una experiencia comunitaria con otros jóvenes de diferentes puntos del país, para que aprendan actitudes que testimonien los valores de Cristo y desarrollen sus capacidades y talentos, y lo pongan al servicio de su familia y la comunidad”.

Con la orientación –agregan los responsables– se busca además que “el testimonio haga visible el Reino de Dios, ante las realidades de pobreza y exclusión que vivimos en nuestro país y que afectan directamente a los jóvenes, en quienes se manifiesta la falta de oportunidades para el estudio, el trabajo y la realización de sus anhelos”.

Además de los jóvenes diocesanos, participarán de las jornadas representantes de Mariscal Estigarribia, Ciudad del Este; y Coronel Oviedo, Asunción, entre otras diócesis.

 

Argentinos se preparan para Encuentro Arquidiocesano de Catequesis 2003

BUENOS AIRES, 1 Ene. 03 (ACI).- Bajo el lema “Con la ternura de María, anunciemos a su Hijo hoy”, se llevará a cabo el próximo 8 de marzo en el Colegio De La Salle el Encuentro Arquidiocesano de Catequesis 2003.

Según explicaron los responsables, los objetivos del encuentro serán “iniciar el año catequístico profundizando la comunión entre los catequistas porteños, contemplar la actitud maternal de María para gestar una Iglesia fraterna y abierta que recibe y acompaña a todos, y ahondar en lo propio de la cultura urbana para buscar juntos caminos de nueva evangelización”.

El programa preliminar prevé iniciar las actividades con una escena de la cultura urbana y el mensaje de la Virgen de Guadalupe. Tras una charla y la presentación de la página web de la Junta de Catequesis, se trabajará por departamentos –niños, jóvenes, adultos, escolar, especial, círculos bíblicos, familiar, personas en riesgo, catequesis parroquial, catequesis y medios–. En tanto, los sacerdotes y los profesionales de los Seminarios Catequísticos se reunirán por separado.

Por la tarde, luego del trabajo en talleres y grupos de reflexión, se realizará una síntesis de la jornada y el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, presidirá la Misa de clausura durante la que se realizará la colecta solidaria y el envío catequístico.

Para mayor información se puede escribir a la Junta Catequística Arquidiocesana a los correos electrónicos [email protected], [email protected] y [email protected]

 

Arzobispado iniciará Escuelas de Verano en todo Santiago

SANTIAGO, 1 Ene. 03 (ACI).- Bajo el lema “Evangelizadores en el corazón de la gran ciudad”, el Arzobispado de Santiago llevará a cabo Escuelas de Verano del 3 al 18 de este mes.

Según informó uno de los organizadores, se estima que unas 15 mil personas, entre jóvenes y adultos, participarán en los diversos cursos y talleres que se han programado para la ocasión.

Además la misma fuente indicó que el equipo organizador, que está conformado por las Vicarías Zonales y Especializadas, realizará esta importante labor abarcando todas las zonas territoriales de la Arquidiócesis.

 

Obispo pide a españoles “madurar conciencias” para lograr la paz

MADRID, 1 Ene. 03 (ACI).- Al celebrarse hoy la Jornada Mundial de la Paz, el Obispo de Cádiz y Ceuta, Mons. Antonio Ceballos, pidió a los españoles ser "verdaderos amigos de la paz" y les recordó que "urge que la conciencia de cada persona madure de veras para la paz".

El Obispo recordó que las personas deben "unirse para pensar en el 'bien primario' de la humanidad”.

Mons. Cevallos hace una apuesta por "renovar el corazón de la persona humana porque Dios nos llama a la conversión del corazón, al servicio de la paz: en nuestro entorno familiar en la comunidad religiosa, en el municipio, en los diversos sectores sociales, en la nación y en el ámbito internacional".

Según el Prelado, "tenemos que reconocer aún que con sólo deseos no se logra y protege la paz y para ello es necesario trabajar y sufrir para que sea efectiva las personas y estructuras".

“La verdadera paz no será efectiva, si cada uno de nosotros no busca para sí la paz, en la justicia y el amor dentro del pequeño o gran ámbito en que vive. La paz grande se crea mediante las pequeñas paces, de ahí la necesidad de que cada uno de nosotros sea instrumento de paz", concluyó.

Recomienda esta página | Recibe las noticias por correo | Archivo de Noticias