Noticias del 21-03-02


El Papa insiste: es fundamental para sacerdotes proporcionar y acudir a sacramento de la reconciliación

VATICANO, 21 Mar. 02 (ACI).- El sacramento de la reconciliación vuelve a estar en el centro de la Carta del Papa a los Sacerdotes con ocasión del Jueves Santo porque, según explicaron el Cardenal Darío Castrillón Hoyos y el Arzobispo Csaba Ternyak, respectivamente Prefecto y Secretario de la Congregación para el Clero este tema sigue siendo prioritario dentro de las preocupaciones del Santo Padre.

Ambas autoridades vaticanas presentaron hoy la “Carta del Santo Padre Juan Pablo II a los sacerdotes para el Jueves Santo de 2002” en la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Durante el acto, Mons. Ternyak explicó que la carta del Papa “tiene como tema central el sacramento de la Reconciliación, más en concreto, la confesión individual. Quizá pueda sorprender que el Papa vuelva a tocar un argumento ya tratado el año pasado”.

Importancia de la Confesión Sacramental

Por su parte, el Cardenal Darío Castrillón Hoyos puso de relieve tres aspectos del contenido de la carta:

En primer lugar: “la íntima conexión del sacramento de la Reconciliación con la Eucaristía, ‘fuente y cima de toda la vida cristiana’”.

Tras subrayar que la Eucaristía “no está ordenada al perdón de los pecados mortales, la carta resalta la importancia para cada sacerdote de redescubrir y hacer redescubrir a todos la riqueza del Perdón de Dios”.

En segundo lugar, continuó el Purpurado, “se afirma que la confesión sacramental es un coloquio personal especialísimo y salvífico del hombre con Cristo que perdona. Si muchos han perdido la dimensión del bien y del mal, es porque han perdido el sentido de Dios, interpretando la falta sobre todo según perspectivas psicológicas y sociológicas”.

“Es necesario -añadió- que el anuncio de la reconciliación, el camino de conversión y la misma celebración del sacramento iluminen y toquen la intimidad del corazón humano”, y explicó que el sacerdote “sabe que se es buen confesor si se es un humilde y asiduo penitente”.

En tercer lugar, la carta presenta “la imagen bíblica del encuentro de Jesús con Zaqueo, admirable manifestación de la misericordia divina que previene y conduce al hombre penitente a una sincera conversión existencial: a abrirse al amor, a la reparación por el mal hecho y a un propósito firme de vida nueva”.

Frente a los escándalos…

Respecto al problema de los escándalos graves causados por algunos sacerdotes en varios países, el Cardenal Castrillón dijo que “el Santo Padre expresa la solicitud de toda la Iglesia por las víctimas de estas penosas situaciones y dirige la invitación a todos los sacerdotes a confiar en la potencia sanadora de la gracia, a abrazar el ‘mysterium Crucis’ y a comprometerse ulteriormente en la búsqueda de la santidad”.

 

Carta del Papa aborda reconciliación, paz y antitestimonio de algunos sacerdotes

VATICANO, 21 Mar. 02 (ACI).- En la tradicional Carta que dirige a los Sacerdotes con ocasión del Jueves Santo, el Papa Juan Pablo II aborda principalmente la importancia del Sacramento de la Reconciliación, pero en las 19 páginas del texto toca otros dos temas que considera urgentes: la ausencia de paz en el mundo y lo que denomina “los pecados de algunos hermanos nuestros que han traicionado la gracia recibida con la Ordenación cediendo incluso a las peores manifestaciones del ‘mysterium iniquitatis’ que actúa en el mundo”.

El sacramento de la Reconciliación

La carta a los sacerdotes, publicada en diversos idiomas y firmada por el Pontífice el 17 de marzo, quinto domingo de Cuaresma, se detiene “en un aspecto de nuestra misión, sobre el cual llamé vuestra atención ya el año pasado en esta misma circunstancia. Creo que merece la pena profundizar más sobre él. Me refiero a la misión que el Señor nos ha dado de representarle, no sólo en el Sacrificio eucarístico, sino también en el sacramento de la Reconciliación”.

A este propósito, el Papa recuerda lo que enseña el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la importancia del recurso al sacramento de la confesión: “Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar” (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1385).

El Pontífice confiesa al respecto que siente “el deseo de invitaros ardientemente, como ya lo hice el año pasado, a redescubrir personalmente y a hacer redescubrir la belleza del sacramento de la Reconciliación”.

Juan Pablo II reconoce que el sacramento “por diversos motivos, pasa desde hace algunos decenios por una cierta crisis”, y señala que ante el deseo creciente de la cultura actual de recuperar la comunicación personal, “¿Cómo no reconocer que el sacramento de la Reconciliación, aunque sin confundirse con las diversas terapias de tipo psicológico, ofrece también, casi de manera desbordante, una respuesta significativa a esta exigencia? Lo hace poniendo al penitente en relación con el corazón misericordioso de Dios a través del rostro amigo de un hermano”.

La confesión es personal

“A este propósito –agrega el Papa-, deseo reiterar que la celebración personal es la forma ordinaria de administrar este Sacramento, y que sólo en ‘casos de grave necesidad’ es legítimo recurrir a la forma comunitaria con confesión y absolución colectiva. Las condiciones requeridas para esta forma de absolución son bien conocidas, recordando en todo caso que nunca se dispensa de la confesión individual sucesiva de los pecados graves, que los fieles han de comprometerse a hacer para que sea válida la absolución”.

El Pontífice advierta también que “al estar en realidades pastorales muy diversas, a veces puede desanimarnos y desmotivarnos el hecho que no sólo muchos cristianos no hagan el debido caso a la vida sacramental, sino que, a menudo, se acerquen a los Sacramentos de modo superficial”.

Frente a esta realidad desafiante, “el confesor no dejará de aprovechar el encuentro sacramental para intentar que el penitente vislumbre de algún modo la condescendencia misericordiosa de Dios, que le tiende su mano no para castigarlo, sino para salvarlo”, explica el Papa.

Evitar los extremos…

Juan Pablo II advierte en la Carta a los Sacerdotes que el ministerio de la confesión “sufre continuamente la fuerza contrastante de dos excesos: el rigorismo y el laxismo”. Frente a esto, “hay que estar siempre atentos a mantener el justo equilibrio para no incurrir en ninguno de estos dos extremos. El rigorismo oprime y aleja. El laxismo desorienta y crea falsas ilusiones”.

 …y estar al día en la teología

El Papa señala que de esto se deriva también la necesidad de una adecuada preparación del confesor: “Sintamos la exigencia rigurosa de estar realmente al día en nuestra formación teológica, sobre todo teniendo en cuenta los nuevos desafíos éticos y siendo siempre fieles al discernimiento del magisterio de la Iglesia”.

“A veces sucede que los fieles, a propósito de ciertas cuestiones éticas de actualidad, salen de la confesión con ideas bastante confusas, en parte porque tampoco encuentran en los confesores la misma línea de juicio”.

Dolor por la guerra…

La Carta concluye: “Queridos Sacerdotes: Sentidme particularmente cercano a vosotros mientras os reunís en torno a vuestros Obispos en este Jueves Santo del año 2002. Todos hemos vivido un renovado impulso eclesial en el alba del nuevo milenio bajo la consigna de ‘caminar desde Cristo’. Fue deseo de todos que eso coincidiera con una nueva era de fraternidad y de paz para la humanidad entera”, dice el Papa.

Pero constata, en cambio que, “hemos visto correr nueva sangre. Hemos sido aún testigos de guerras. Sentimos con angustia la tragedia de la división y el odio que devastan las relaciones entre los pueblos”.

…y la infidelidad de algunos

 “Además, en cuanto sacerdotes, nos sentimos en estos momentos personalmente conmovidos en lo más íntimo por los pecados de algunos hermanos nuestros que han traicionado la gracia recibida con la Ordenación, cediendo incluso a las peores manifestaciones del ‘mysterium iniquitatis’ que actúa en el mundo”, agrega el Pontífice, en referencia a los conocidos escándalos provocados por algunos presbíteros.

“Se provocan así escándalos graves, que llegan a crear un clima denso de sospechas sobre todos los demás sacerdotes beneméritos, que ejercen su ministerio con honestidad y coherencia, y a veces con caridad heroica”, señala.

“Mientras la Iglesia expresa su propia solicitud por las víctimas y se esfuerza por responder con justicia y verdad a cada situación penosa, todos nosotros -conscientes de la debilidad humana, pero confiando en el poder salvador de la gracia divina- estamos llamados a abrazar el ‘mysterium Crucis y a comprometernos aún más en la búsqueda de la santidad”.

Finalmente, señala: “Hemos de orar para que Dios, en su providencia, suscite en los corazones un generoso y renovado impulso de ese ideal de total entrega a Cristo que está en la base del ministerio sacerdotal”.

 

Cardenal Castrillón señala postura de Iglesia sobre infidelidad de algunos sacerdotes

VATICANO, 21 Mar. 02 (ACI).- Durante la rueda de prensa que siguió a la presentación de la Carta del Papa a los Sacerdotes por el Jueves Santo 2002, el Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Prefecto de la Congregación para el Clero, respondió a preguntas sobre las cuestiones de infidelidad en material sexual que han sido motivos de escándalo en algunos países del mundo.

El Cardenal colombiano leyó enérgicamente la siguiente declaración:

“Respecto al problema de los abusos sexuales y casos de pederastia, me permito dar una sola y única respuesta. En el clima de pansexualismo y libertinaje sexual que se ha creado en el mundo, algunos sacerdotes, también hombres de esta cultura, han cometido el delito gravísimo de abuso sexual.

Quisiera hacer dos observaciones:

1.- No hay todavía una estadística comparativa minuciosa respecto a otras profesiones, médicos, psiquiatras, psicólogos, educadores, deportistas, periodistas, políticos y otras categorías comunes, incluidos padres y parientes. Por lo que sabemos, de un estudio -entre otros- publicado en el libro del profesor Philip Jenkins, de la Pensilvania State University, resulta que alrededor del 3 por ciento del clero americano tendría tendencias al abuso de menores y que el 0,3 por ciento del clero mismo sería pederasta.

2.- En el momento en que la moral sexual cristiana y la ética sexual civil han sufrido una notable relajación en todo el mundo, paradójica pero también afortunadamente, se ha producido en no pocos países, un sentimiento de rechazo y una sensibilidad coyuntural con respecto a la pederastia, con repercusiones penales y económicas por resarcimiento de daños.

¿Cuál es la actitud de la Iglesia Católica?

La Iglesia ha defendido siempre la moral pública y el bien común y ha intervenido en defensa de la santidad de vida de los sacerdotes, estableciendo con sus penas canónicas sanciones para estos delitos.

La Iglesia no ha dejado nunca de lado el problema de los abusos sexuales, sobre todo por parte de los ministros sagrados, no solo para con los fieles en general, sino especialmente para con los menores, con quienes es prioritaria la tarea de educar en la fe y en el proyecto moral cristiano (cf. la historia de las Congregaciones dedicadas a la educación y a la promoción humana).

Ya en el Código de Derecho Canónico de 1917, el canon 2359, párrafo 2 decía: ‘Si delictum admiserint contra sextum decalogi praeceptum cum minoribus infra aetatem sexdecim annorum... suspendatur, infames declarentur, quolibet officio, beneficio, dignitate, munere, si quod habeant, priventur, et in casibus gravioribus deponantur’.

En el Código reformado de 1983 hay una referencia precisa a nuestro problema en el canon 1395, párrafo 2 (‘El clérigo que haya cometido otros delitos contra el sexto precepto del Decálogo, si en realidad el delito se ha cometido (...) con un menor de menos de 16 años, sea castigado con penas justas, sin excluir la dimisión del estado clerical, cuando el caso lo requiera') y en el C.C.E.O. de 1990 en el canon 1435, párrafo 1.

Más recientemente el Santo Padre Juan Pablo II ha deplorado la gravedad de estos comportamientos llamando firmemente a los obispos y a los sacerdotes a la vigilancia en el compromiso de ejemplo moral, tanto escribiendo y hablando a los obispos de Estados Unidos de América, como en la Exhortación Apostólica 'Ecclesia in Oceania' donde declara: ‘En algunas partes de Oceanía, los abusos sexuales por parte de sacerdotes y religiosos han sido causa de grandes sufrimientos y de daño espiritual para las víctimas.

También ha sido un grave daño para la vida de la Iglesia y se ha convertido en un obstáculo para el anuncio del Evangelio. Los Padres del Sínodo han condenado cualquier género de abusos sexuales como también cualquier forma de abuso de poder, tanto en el interior de la Iglesia como en la sociedad en general. El abuso sexual dentro de Iglesia representa una profunda contradicción a la enseñanza y al testimonio de Jesucristo.

Los Padres sinodales han manifestado sus excusas incondicionales a las víctimas por el dolor y la desilusión provocados. La Iglesia en Oceanía está buscando los procedimientos adecuados para responder a las quejas en este ámbito y está comprometida de forma inequívoca en la cura compasiva y eficaz de las víctimas, sus familiares, la comunidad entera y los mismos culpables”.

El Santo Padre ha publicado el 30 de abril del 2001 la carta apostólica ‘Sacramentorum sanctitatis tutela’ con las ‘Normae de gravioribus delictis Congregationi pro Doctrina Fidei reservatis’ donde se reserva a la Congregación para la Doctrina de la Fe la competencia sobre una serie de delitos graves contra la santidad de los sacramentos y contra la misión educativa específica de los ministros sagrados con respecto a los jóvenes, entre ellos la pederastia.

La Congregación para la Doctrina de la Fe, asumiendo esta competencia especial ha enviado una carta a los obispos de todo el mundo y les acompaña en la toma de responsabilidad ante hechos tan graves, tanto para evitar el riesgo de un descuido, como para una mayor coordinación entre las iglesias locales y el centro de gobierno de la Iglesia universal, con el fin de obtener una actitud homogénea por parte de las iglesias locales aun respetando la diversidad de las situaciones y de las personas.

Con las antiguas normas se podía hablar de pederastia si un clérigo tenía un comportamiento delictuoso de este tipo con un menor de menos de 16 años. Ahora, este límite de edad se ha elevado a 18 años. Además, para este tipo de delito se ha prolongado la prescripción a diez años y se ha establecido que funcione a partir del cumplimiento de los 18 años de la víctima, prescindiendo de cuando haya padecido el abuso.

En la normativa existe también un elemento, digámoslo así, de garantía. Sirve para alejar los peligros que venza la cultura de la sospecha. Se prevé un proceso verdadero, regular, para individuar los hechos, para confirmar las pruebas de la culpabilidad ante un tribunal. Ciertamente, se insiste en la rapidez del proceso. Pero se insiste también en las investigaciones previas que permiten tomar medidas cautelares que impiden al individuo del que se sospecha que produzca daños ulteriores.

Las medidas y los procesos deben garantizar la preservación de la santidad de la Iglesia, el bien común y los derechos de las víctimas y de los culpables.

Las leyes de la Iglesia son serias y severas y son concebidas dentro de la tradición, ya apostólica, de tratar las cosas internas desde dentro, lo cual no significa en el orden público externo substraerse a cualquier ordenamiento civil vigente en los diversos países, exceptuando siempre el caso del sigilo sacramental o el secreto vinculado al ejercicio del ministerio episcopal y al bien común pastoral”.

 

Obispo argentino eleva oraciones por los desempleados

BUENOS AIRES, 21 Mar. 02 (ACI).- El Obispo de Santiago del Estero, Mons. Juan Carlos Maccarone, aprovechó la Solemnidad de San José, Casto Esposo de la Virgen María, para pedirle al “creyente por excelencia, y por eso cercano a Dios” por todos aquellos que en este momento en Argentina “están padeciendo necesidad, sobre todo los que no pueden trabajar, para que las ayudas no sean indignamente ofrecidas y otorgadas”.

El Prelado santiagueño destacó la obediencia de San José para adaptarse a los padecimientos, y aseguró que “lo único que puede cambiar las cosas es que cada uno de nosotros se entregue con buena voluntad, obediente a Dios”.

Mons. Maccarone explicó al respecto que “desde el punto de vista cristiano, la conversión es eso. Si esta historia que nos toca vivir tiene que cambiar, siguiendo el modelo de José, esto significa que Dios quiere de nosotros una voluntad obediente a Dios. Eso es la fe, obediencia”.

El Prelado le agradeció a Dios, por mediación de San José, las vocaciones religiosas porque “este año ingresaron diez jóvenes al seminario de Santiago del Estero” y oró para que “él con la paternidad que tuvo con Jesús haga crecer en el corazón de estos muchachos el anhelo de servir a Jesús, sin vueltas, como voluntad obediente a El”.

 

Arzobispo pide continuar esfuerzos de Mons. Duarte por la paz

BOGOTÁ, 21 Mar. 02 (ACI).- En declaraciones a la agencia vaticana Fides, el Arzobispo de Tunja, Mons. Luis Castro, pidió a los colombianos recordar a Mons. Isaías Duarte –asesinado el sábado pasado- continuando sus esfuerzos por la paz y la justicia en el país.

"La muerte de Mons. Duarte es una invitación a continuar su labor mediadora entre las partes enfrentadas en Colombia", afirmó Mons. Castro y recordó las palabras del Papa Juan Pablo II al respecto: "no hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón".

Asimismo, reconoció que el país latinoamericano atraviesa "momentos difíciles", pero aclaró que en estas circunstancias adversas la Iglesia debe demostrar su unidad y "coraje apostólico".

Mons. Castro señaló que los obispos, reunidos por los funerales de Mons. Duarte, reflexionaron sobre la necesidad de continuar las denuncias del Arzobispo asesinado contra la violencia y la corrupción así como su mensaje de caridad hacia los más necesitados.

El Arzobispo de Tunja recordó cómo Mons. Duarte se enfrentó a la clase política y a los narcotraficantes al denunciar la corrupción en la campaña electoral. Que "la sangre vertida por Mons. Duarte sea semilla de paz y convivencia pacífica para Colombia, un país martirizado", expresó.

Según Fides, la violencia en Colombia ocupa la vida política -con la subversión armada- y la económica -el narcotráfico- además de una violencia social que se traduce en la delincuencia común. Esta violencia era especialmente evidente en Cali, jurisdicción de Mons. Duarte.

Más información

Caleños recuerdan a su pastor con una masiva “marcha por la paz

Obispos colombianos no pedirán protección especial

Pastrana promete capturar a asesinos de Mons. Duarte

Vea una galería de imágenes sobre el último adiós a Mons. Duarte

 

Minoría protestante uruguaya defiende laicismo a ultranza del país

MONTEVIDEO, 20 Mar. 02 (ACI).- Los esfuerzos por sacar a Uruguay del laicismo anticlerical que lo ha convertido en un fósil político en la región han encontrado un inesperado obstáculo: la defensa del laicismo pronunciado por la minoritaria “iglesia valdense” del Río de la Plata.

Miles de padres de familia uruguayos, preocupados por la decadencia de los valores morales entre los estudiantes, han venido planteando la posibilidad de incluir la enseñanza de religión en los colegios, rompiendo así la tradición antirreligiosa que convirtió a Uruguay en el único país del continente donde tanto la Navidad como la Semana Santa fueron oficialmente convertidas en fiestas seculares.

La posibilidad de que la enseñanza sea católica –religión a la que pertenece la gran mayoría de creyentes- ha llevado a algunas denominaciones protestantes a denunciar una supuesta “futura financiación” de las escuelas católicas por parte del gobierno.

En ese marco de paranoia política, la iglesia valdense del Río de la Plata ha publicado un documento reafirmando su defensa del laicismo que, según sostiene “crea el espacio para el desarrollo de la libertad de conciencia en una sociedad pluralista”.

Según la minoría protestante, solamente un estado laico “puede promover el trabajo de la escuela pública como lugar ideal para que el niño aprenda los valores universales”, valores, que los padres consideran que están ausentes de la misma educación que los valdenses defienden.

 

Mons. Scheid orienta su primera Semana Santa a los jóvenes cariocas

RIO DE JANEIRO, 21 Mar. 02 (ACI).- Mons. Eusebio Oscar Scheid presidirá su primera Semana Santa como Arzobispo de Rio de Janeiro con una serie de actos litúrgicos orientados a acoger a más fieles y, especialmente, a los jóvenes.

El Arzobispo comenzará las celebraciones este Domingo de Ramos a las 10 de mañana en la Catedral de São Sebastião, con la bendición de ramos en el atrio y una Misa solemne.

El domingo en la tarde, la Arquidiócesis comenzará las actividades por la próxima Jornada Mundial de la Juventud con una presentación del Coro Gesangverein Liederkranz Enzweihingen, integrado por 80 cantantes y dirigido por el maestro Werner Dippon. El coro, que tiene 210 anos de existencia, está de gira por Brasil.

El Obispo Auxiliar do Rio y animador de las pastorales de Familia, Juventud y Universitarios, Mons. Rafael Llano Cifuentes, explicó que la arquidiócesis quiere participar de la iniciativa lanzada hace 17 años por el Papa Juan Pablo II que “pidió a todas las diócesis del mundo conmemorar el Domingo de Ramos una Jornada Mundial de la Juventud”.

“Cada año, miles de jóvenes participan con mucho entusiasmo de la conmemoración y en Rio, la Pastoral de la Juventud está preparando a grupos de jóvenes de diversas parroquias para que juntos correspondan al inmenso amor de predilección que el Papa siente por los jóvenes”, explicó el Obispo.

El Jueves Santo, Mons. Scheid presidirá la Misa Crismal a las 9 de la mañana en la Catedral, donde bendecirá os óleos que serán utilizados en los diversos sacramentos en todas las 242 parroquias de la ciudad. Ahí mismo, los sacerdotes de la arquidiócesis renovarán sus votos sacerdotales.

Ese mismo día en la noche, el Arzobispo comenzará el Triduo Sagrado, con la solemne Misa de la Cena del Señor. En ella, el Arzobispo lavará los pies de 12 hombres que viven en la calle y que son asistidos por la Pastoral Social de la Catedral de São Sebastião. Después de la Misa, la Catedral seguirá abierta hasta la medianoche para que los fieles puedan adorar al Santísimo Sacramento.

El Viernes Santo, la ceremonia en la Catedral comenzará a las 15 horas, con la celebración de la Pasión y Muerte de Cristo. Después de la liturgia, saldrá en procesión una reliquia del Santo Madero, y las imágenes del Señor Muerto y Nuestra Señora de los Dolores.

Esa noche, la arquidiócesis presentará el Auto de la Pasión de Cristo en los Arcos da Lapa. La puesta en escena comenzará a las 19 horas, y estará a cargo del grupo teatral “Francisco de Assis”.

El Sábado Santo, Mons. Scheid presidirá la Vigilia Pascual a las 20:30 horas, para facilitar la participación de los fieles. La ceremonia comenzará en el atrio de la Catedral con la bendición del fuego, luego seguirá en el interior del templo.

El Domingo de Pascua, la Pastoral Social de la Catedral ofrecerá un almuerzo a más de 1,500 personas que carecen de hogar, que será presidido por el Arzobispo. Esa tarde, Mons. Scheid terminará las celebraciones con la Misa de la Resurrección del Señor en la iglesia de la Resurrección en Copacabana.

 

Organizan encuentro pro-vida en Bolivia

LA PAZ, 21 Mar. 02 (ACI).- La asociación Apostolado de la Nueva Evangelización (ANEPROVIDA) realizará en Cochabamba del 22 al 23 de marzo un encuentro denominado "Vida y sexualidad", en el que se presentarán conferencias y ofrecerán talleres sobre temas relacionados.

La reflexión se hará entorno a los siguientes puntos:

·  "Naturaleza y dignidad humanas como fundamento del derecho a la vida", a cargo del Dr. Miguel Manzanera, presidente de ANEPROVIDA, miembro de la Pontificia Academia por la Vida

· “Sin futuro no hay esperanza y sin niños no hay futuro", a cargo del Dr. Oscar Botta, Director Ejecutivo de PROFAMILIA, Buenos Aires

· “Aborto y sus consecuencias”, a cargo del Dr. Mario Terán, Tarija, Dr. Carlos Rocha, La Paz

· “La violencia familiar”, a cargo de la Lic. Janet Alfaro y Lic. Patricia Miranda, La Paz.

El evento será clausurado el 25 de marzo, Día de la Encarnación, con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Arzobispo de Cochabamba, Mons. Tito Solari, y con la declaración del "Día del Niño por nacer", aprobada por la Conferencia Episcopal Boliviana.

Según informan los organizadores, se espera una gran participación de personas, especialmente de jóvenes estudiantes, que sienten la necesidad de tener una exposición clara de la enseñanza de la Iglesia Católica.

 

Devotos argentinos lanzan web para venerar a la Virgen del Valle

BUENOS AIRES, 21 Mar. 02 (ACI).- En honor a la devoción argentina Nuestra Señora la Virgen del Valle cuya fiesta se celebra entre el 13 y 14 de abril, la diócesis de Catamarca ha creado una página web (www.virgendelvalle.net.ar) con recursos para la fe.

La página web cuenta con siete secciones que expresan por medio de loores, himnos, oraciones e imágenes la honda devoción a la Virgen del Valle.

Asimismo, el "Portal de la Virgen" ofrece datos históricos sobre la Catedral Basílica que es el actual Santuario donde se encuentra la Virgen y realiza una descripción del templo, del camarín y de las pinturas que alberga la cúpula y la bóveda.

Por último, la página muestra el programa de las próximas fiestas por la Solemnidad del 111° aniversario de la Coronación Pontificia de Nuestra Señora la Virgen del Valle.

 

Autor destaca identidad cristiana del gran arquitecto al inaugurar “Año Gaudí”

MADRID, 21 Mar. 02 (ACI).- Con ocasión de la inauguración del “Año Gaudí”, el periodista J.J. Navarro Arisa ha publicado la biografía “Gaudí El Arquitecto de Dios” con el fin de rescatar la profunda identidad cristiana del famoso artista, y que viene siendo soslayada en la mayoría de eventos oficiales.

Ayer, la Reina Sofía declaró hoy inaugurado el “Año Gaudí”, que se celebra con motivo del 150 aniversario del nacimiento del arquitecto. El acto oficial se realizó en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona con la presencia del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol; el secretario de Estado de Cultura, Juan Alberto de Cuenca; el alcalde de la ciudad, Joan Clos, y los arquitectos Oriol Bohigas, Norman Foster y Arata Isozaki.

Solamente Jordi Pujol valoró a Gaudí más allá de la arquitectura y consideró que el 'Año Gaudí' “es una celebración al final de la que debe quedar claro que fue un catalanista y un gran religioso”, valoración sin la que, añadió, “el ‘Año Gaudí’ quedaría amputado”.

Pujol citó a Le Corbusier, quien había destacado las características de “fuerza, fe, capacidad y técnica” de Gaudí.

Pujol concluyó comentando “la profunda insatisfacción” que se padece en el sistema actual a pesar de ser “el mundo con más libertad, más riqueza y más protección que ningún otro sistema político” y argumentó que “recurriendo a la sensibilidad, la fe y la fuerza moral, mensajes de la obra de Gaudí, se superará esta insatisfacción”.

El Arquitecto de Dios

En su obra, el autor de “Gaudí: El arquitecto de Dios”, destaca la voluntad del arquitecto de continuar la creación divina con sus obras. Navarro Arisa incluso afirmó en una entrevista concedida a Europa Press, que Gaudí es un “candidato sólido a santo” en referencia al debate sobre su posible canonización.

El periodista afirmó que Gaudí se propuso con su obra “continuar la creación de Dios”, al que consideraba el “arquitecto supremo” del mundo que le rodeaba. “Más que la ciencia lo que influenció en la obra de Gaudí fue la técnica arquitectónica que en su caso fue muy personal”, señaló.

A juicio del biógrafo, el arquitecto catalán “estaba movilizado por la tierra, los orígenes y la profunda fe religiosa”, por lo que sólo en sus obras “más laicas, como la casa Batlló o la Pedrera se detectan más elementos de la naturaleza”. El cometido de Gaudí fue el de “continuar la obra de la naturaleza, de la creación, de un Dios que era el arquitecto supremo”, insistió Navarro Arisa.

Luego, destacando la importancia de los clientes en el desarrollo de la obra de los arquitectos, Navarro Arisa defendió el papel que el acaudalado catalán Eusebi Güell jugó en la actividad de Gaudí. “Sin Güell, Gaudí habría quedado reducido a sus encargos más religiosos”; ya que en su cliente más importante el arquitecto catalán tuvo la fortuna de encontrar a una persona “que le entendía, tenía paciencia para dejarle todo el tiempo que precisaba para sus proyectos y el dinero suficiente para financiarlos”.

 

Recomienda esta página | Recibe las noticias por correo | Archivo de Noticias