Noticias del 05-02-01

El Papa llama a "dar gratuitamente lo que hemos recibido gratis" en la Cuaresma

VATICANO, 5 Feb. 02 (ACI).- La Santa Sede dio hoy a conocer el Mensaje para la Cuaresma 2002 en el que el Papa Juan Pablo II lanza un enérgico llamado a los cristianos a dar gratuitamente lo que se recibió gratis de Dios durante este tiempo litúrgico de conversión.

"Gratis lo recibisteis; dadlo gratis", es el lema del documento, que lleva la fecha emblemática del 4 de octubre –Fiesta de San Francisco de Asís– y que se ha publicado en italiano, inglés, francés, español, alemán, portugués y polaco.

Al referirse a este lema, el Pontífice invita en el documento a que "estas palabras del Evangelio resuenen en el corazón de toda comunidad cristiana en la peregrinación penitencial hacia la Pascua". "Que la Cuaresma, llamando la atención sobre el misterio de la muerte y resurrección del Dios, lleve a todo cristiano a asombrarse profundamente ante la grandeza de semejante don", agrega.

"¡Sí! Gratis hemos recibido. ¿Acaso no está toda nuestra existencia marcada por la benevolencia de Dios? Es un don el florecer de la vida y su prodigioso desarrollo. Precisamente por ser un don, la existencia no puede ser considerada una posesión o una propiedad privada, por más que las posibilidades que hoy tenemos de mejorar la calidad de vida podrían hacernos pensar que el hombre es su ‘dueño’".

El hombre no es dueño de los dones de Dios

Al referirse al papel de administrador y no dueño de los dones de Dios que el hombre tiene, el Pontífice señala que "no todo lo que es técnicamente posible es también moralmente lícito. Aunque resulte admirable el esfuerzo de la ciencia para asegurar una calidad de vida más conforme a la dignidad del hombre, eso nunca debe hacer olvidar que la vida humana es un don, y que sigue teniendo valor aún cuando esté sometida a sufrimientos o limitaciones".

"Es don que siempre se ha de acoger: recibido gratis y gratuitamente puesto al servicio de los demás", agrega.

"Por medio del Espíritu Santo, El renueva nuestra vida y nos hace partícipes de esa misma vida divina que nos introduce en la intimidad de Dios y nos hace experimentar su amor por nosotros", dice también el Santo Padre, al destacar que esta vida, "que se nos ha comunicado con el Bautismo, hemos de alimentarla continuamente con una respuesta fiel, individual y comunitaria, mediante la oración, la celebración de los Sacramentos y el testimonio evangélico.

Nuestro primer don: una vida santa

"En efecto, habiendo recibido gratis la vida, debemos, por nuestra parte, darla a los hermanos de manera gratuita", señala también Juan Pablo II en el documento; y recuerda que el primer don que hemos de dar "es el de una vida santa, que dé testimonio del amor gratuito de Dios. Que el itinerario cuaresmal sea para todos los creyentes una llamada constante a profundizar en esta peculiar vocación nuestra".

El Papa advierte que "el mundo valora las relaciones con los otros en función del interés y el provecho propio, dando lugar a una visión egocéntrica de la existencia, en la que demasiado a menudo no queda lugar para los pobres y los débiles". "Por el contrario, toda persona, incluso la menos dotada, ha de ser acogida y amada por sí misma, más allá de sus cualidades y defectos".

"Más aún –advierte el Papa–, cuanto mayor es la dificultad en que se encuentra, más ha de ser objeto de nuestro amor concreto. Este es el amor del que la Iglesia da testimonio a través de innumerables instituciones, haciéndose cargo de enfermos, marginados, pobres y oprimidos. De este modo, los cristianos se convierten en apóstoles de esperanza y constructores de la civilización del amor".

Cuaresma: tiempo de Generosidad

"¡Queridos Hermanos y Hermanas!", concluye el Pontífice: Que sea éste el estilo con el que nos preparamos a vivir la Cuaresma: la generosidad efectiva hacia los hermanos más pobres. Abriéndoles el corazón, nos hacemos cada vez más conscientes de que nuestra entrega a los demás es una respuesta a los numerosos dones que Dios continúa haciéndonos. Gratis lo hemos recibido, ¡démoslo gratis!".

"¿Qué momento más oportuno que el tiempo de Cuaresma para dar este testimonio de gratuidad que tanto necesita el mundo?", pregunta el Papa; y señala finalmente que "el mismo amor que Dios nos tiene lleva en sí mismo la llamada a darnos, por nuestra parte, gratuitamente a los otros".

Más información

Lea completo o baje a su computadora el Mensaje para la Cuaresma 2002

Mensaje cuaresmal del Papa es llamado a compartir nuestros dones, dice Mons. Cordes

VATICANO, 5 Feb. 02 (ACI).- El mensaje del Papa Juan Pablo II con ocasión de la Cuaresma de 2002, es un llamado a compartir los dones que con tanta generosidad hemos recibido de Dios, señaló Mons. Paul Josef Cordes, Presidente del Pontificio Consejo "Cor Unum", al presentar el documento Pontificio en la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

En el mensaje cuaresmal del Papa "encontramos un llamamiento a ayudar a los más necesitados", dijo Mons. Cordes, al señalar que "el centro del mensaje de este año –dijo– es la convicción de que hemos recibido tanto", y que estamos "llamados a compartirlo".

"En una época en la que el hombre quiere vivir de manera totalmente autónoma", debemos contraponer "a la tentación de ser autosuficientes, de no tener necesidad de los demás" la verdad "repetida con frecuencia por Juan Pablo II": "El hombre no puede encontrarse plenamente a sí mismo sino en la entrega sincera de sí", agregó el Prelado.

También invitado a participar de la presentación del texto cuaresmal del Pontífice se encontraba el Fundador de la comunidad de "L'Arche" ("El Arca"), el Canadiense Jean Vanier, presentado por Mons. Cordes como "uno de los grandes iniciadores del voluntariado católico".

El Arca se dedica, en palabras de su Fundador, a "dar una familia, una comunidad a los enfermos mentales, para darles la posibilidad de aprender a vivir autónomos, trabajando, viviendo en comunión con otros y encontrando a Dios".

El testimonio de los verdaderos excluidos

"Durante 37 años –afirmó Vanier– he tenido el privilegio de vivir con hombres y mujeres con problemas de aprendizaje que han conocido a menudo el dolor de la burla, del rechazo y de la exclusión. Las personas con problemas mentales son con frecuencia las más oprimidas, no son deseadas en nuestro agotador mundo de competición".

Ante ello, Vanier dio testimonio "de la ‘eficacia’ de estas personas consideradas ‘ineficaces’", "de su capacidad para ayudar a los demás a ser más verdaderamente humanos, de llevarles al encuentro con Jesús".

Hablando de las comunidades de "L'Arche" y de las 1.500 de "Faith and Light", subrayó que en ellas los voluntarios comparten diariamente sus vidas con hombres y mujeres discapacitados y "muchos de ellos -dijo- viven una experiencia que les transforma".

Para muchos jóvenes, "esta experiencia compartida con personas débiles y que sufren les ayuda a descubrir lo que significa ser parte de la familia humana", explicó el Fundador de El Arca. En ella "descubren que ser humanos y ser cristianos significa amar a las personas". "Muchos otros jóvenes voluntarios vienen a nuestras comunidades esperando hacer bien a los pobres y descubren en cambio que son los débiles y los pobres quienes les sanan y transforman", concluyó.

Más información

Lea completo o baje a su computadora el Mensaje para la Cuaresma 2002

 

Rechazan informe de Academia de EE.UU. que declara "normal" adopción de niños por homosexuales

WASHINGTON DC, 5 Feb. 02 (ACI).- Destacados pediatras y psicólogos infantiles rechazaron enérgicamente un polémico informe evacuado por la cúpula de la Academia Norteamericana de Pediatría en la que apoya el supuesto "derecho" de parejas homosexuales a adoptar a hijos.

La polémica surgió cuando la Academia decidió publicar en su revista "Pediatrics" un artículo en el que pide que "los niños que nacen o son adoptados por el integrante de una pareja en la que los dos son del mismo sexo cuenten con la seguridad de tener dos padres legalmente reconocidos".

Para realizar esta afirmación, la revista reclama que un comité revisó dos décadas de estudios, "la mayoría de los cuales" habrían llegado supuestamente a la conclusión de que los hijos de padres homosexuales "se adaptaban desde el punto de vista social y psicológico tan bien como los de padres heterosexuales".

Sin embargo, los críticos del artículo señalan que éste no se basa en datos científicos, sino en una opción ideológica que busca poner el peso de la institución, que agrupa a 55,000 pediatras, a favor de la reciente ofensiva legal de grupos homosexuales para adquirir "derechos" de adopción idénticos al de los esposos normales.

Los detractores señalan además que Joseph Hagan, el pediatra que presidió el comité de la Academia sobre los aspectos psicosociales de la salud del niño y la familia, es un militante que ha respaldado la política de Vermont -el estado donde reside- de legalizar a las "uniones homosexuales". Actualmente Vermont es el único estado norteamericano donde dichas uniones son legales.

Según Kenneth Connor, Presidente del Consejo de Investigaciones de la Familia, un grupo que se ocupa de temas vinculados a la protección del vínculo familiar, "es lamentable el hecho de que la Academia haya sucumbido a cuestiones políticas que no tiene que ver con lo profesional"; y destacó que las adopciones homosexuales sí tienen un impacto negativo en los niños, porque esta unión "desvirtúa la contribución que cada sexo hace al desarrollo físico, emocional y psicofísico de sus hijos".

Actualmente, el cuatro estados norteamericanos –Illinois, Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts–, los tribunales de apelación han permitido la adopción de homosexuales, pero exigen una decisión judicial para cada caso; mientras que estados como Florida, Mississippi y Utah han pasado leyes que específicamente prohiben las adopciones de niños por parte de parejas homosexuales.

La mayoría de estados, sin embargo, se encuentran aún en el terreno del vacío legal y los defensores de la familia temen que el pronunciamiento de la Academia de Pediatría favorezca la presión de grupos homosexuales.


Iglesia en Bolivia suspende mediación por intransigencia de cocaleros

LA PAZ, 5 Feb. 02 (ACI).- El Arzobispo de Cochabamba, Mons. Tito Solari, anunció que la Iglesia no participará por un tiempo en los intentos de diálogo entre el gobierno y los dirigentes cocaleros porque la negociación parece inviable.

Mons. Solari, que representó a la Iglesia como facilitador del diálogo, publicó su decisión ante la actitud de los dirigentes cocaleros que frustraron el lunes un nuevo intento de diálogo. El Arzobispo señaló que se distanciará de este problema y tomará un tiempo de reflexión.

"Vemos que hay posturas que no se abren al diálogo, vemos que hay cosas que no se dicen y los facilitadores tampoco podemos decirlo, porque hay un ambiente de reserva. Pensamos que es oportuno reflexionar cuál es nuestra perspectiva futura como Iglesia", afirmó el Arzobispo luego de una agotadora jornada.

El lunes, Mons. Solari, representantes del sector privado, el Comité Cívico y el Concejo Municipal, se reunieron con el prefecto José Orías y luego con el dirigente cocalero y ex parlamentario, Evo Morales, para tratar de abrir un diálogo en vano.

El viernes, los intentos de la Iglesia se frustraron por la decisión del gobierno de negarse a conversar con Morales pese a que ya había concertado la apertura del diálogo.

El problema entre el gobierno y los cocaleros bolivianos responde a que estos últimos se niegan a cambiar la producción de coca por cultivos alternativos, para evitar el desarrollo del narcotráfico en la región.

Los cocaleros insisten en que cultivan esta hierba por una cuestión de tradición, pero las autoridades tienen información confiable sobre los altos réditos de los cultivos y cómo los productores locales abastecen a una red de narcotráfico que va más allá de las fronteras nacionales.

El gobierno no está dispuesto a ceder en el pedido de reemplazar los cultivos de coca y los productores no quieren aceptar la norma. Desde que comenzó la discusión, hace tres semanas, los cocaleros se han dedicado a bloquear con marchas las calles de Cochabamba y en más de una ocasión, las manifestaciones han terminado en violentos disturbios.

Los cocaleros han amenazado ahora con bloquear totalmente los caminos en todo el país y protagonizar movilizaciones diarias en la ciudad.


Bush no dará un centavo al controlista Fondo de la ONU para la Población

WASHINGTON DC, 5 Feb. 02 (ACI).- El Presidente George W. Bush decidió no financiar las actividades del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA o FNUAP), conocida por promover las técnicas más agresivas de control natal –incluyendo esterilizaciones y abortos– en los países en desarrollo.

Luego de varias semanas de suspenso, el mandatario determinó que no dará un centavo estadounidense a la UNFPA, con lo que el Fondo pierde una de sus principales fuentes de ingresos.

Desde que el mandatario comenzó a analizar su contribución con el Fondo, grupos de defensa de la vida como Human Life International organizaron campañas en contra del financiamiento por las reiteradas denuncias sobre la labor abortista de la agencia.

Hace unos meses, la ex directora de la UNFPA, Nafis Sadik, admitió al dejar el cargo haber logrado ‘muchos éxitos’ cambiando las políticas de salud, población y planificación familiar en todo el globo.

Sadik, que lideró la UNFPA durante 14 años y ha estado dentro de la misma por 29 años, recordó que cuando la agencia comenzó, pocos países contaban con programas de planificación familiar porque simplemente éstos no eran aceptables en muchas áreas.

Ahora, en cambio, "todos los países desarrollados tienen planificación familiar como parte de su servicio de salud y todos los países del mundo tienen un programa de salud reproductiva", eufemismo utilizado para referirse a la difusión de preservativos, anticonceptivos y el aborto.

Sadik también reconoce que su agencia es la responsable de condicionar la asistencia en materia de desarrollo con el control poblacional. "Creo que hemos podido lograr el consenso sobre que los asuntos poblacionales son parte de los asuntos de desarrollo, no están separados, sino que se vinculan en todos los aspectos de la vida social y económica", dice Sadik.

En octubre pasado, el Population Research Institute denunció que la UNFPA ha colaborado con el programa del gobierno chino de un solo hijo por familia, que incluye abortos y esterilizaciones forzosas y hasta el infanticidio, sobre todo de niñas.

Más información

Expectativa pro-vida por trascendental decisión de Bush ante la ONU


Episcopado Mexicano explica por qué católicos no pueden apoyar ley de aborto

MÉXICO DF, 5 Feb. 02 (ACI).- La Comisión de Pastoral Familiar de la Conferencia Episcopal Mexicana emitió un comunicado en el que agradece a la Suprema Corte de Justicia por reconocer al no nacido como ser humano pero aclara que los católicos no pueden apoyar la legalización del aborto eugenésico en el Distrito Federal.

En su reflexión, la Comisión señala que el pronunciamiento de los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Mexicana sobre la reforma legislativa al Código Penal y de Procedimientos Penales del Distrito Federal, promovida por la congresista Rosario Robles y aprobada en agosto del 2000, olvida los derechos del no nacido.

Sí es ser humano

En el comunicado, Mons. Rodrigo Aguilar Martínez, Obispo de Matehuala y Presidente de la Comisión, junto con Mons. Francisco J. Chavolla Ramos, Obispo de Matamoros y Responsable del Departamento de la Vida, señalan que es positivo que "por primera vez en México, históricamente, los 11 Ministros de la Suprema Corte reconocen unánimemente que existe vida humana desde la concepción y/o fecundación y por tanto el niño concebido o nasciturus es persona humana y tiene derechos comenzando por el derecho a la vida".

"Esta afirmación clara y contundente consideramos que honra también de una manera muy especial a la mujer y su maternidad pues, desde el primer momento, ella lleva en sí el misterio de una nueva vida humana, llamada por Dios no sólo a una vida temporal sino a la vida eterna", indicaron.

Asimismo, aclararon que el pronunciamiento se contradice al reconocer la vida del no nacido y apoyar el aborto de aquellos que presenten anomalías o sean concebidos en una violación. Si reconocen al no nacido como ser humano, se debe deducir que "el aborto sigue siendo considerado un delito pues, en coherencia con lo anterior, viene a interrumpir injustamente el proceso de la vida humana concebida, violando sus derechos inherentes y más aún tratándose de un ser inocente y débil".

Contradicciones

Los obispos insistieron en que la Suprema Corte se contradice al habilitar al Ministerio Público "a actuar en funciones de juzgado y resolver que se ejecute el aborto en caso de violación o cuando, a juicio de dos médicos especialistas, exista razón suficiente para diagnosticar que el producto presenta alteraciones genéticas o congénitas que puedan dar como resultado daños físicos o mentales, al límite que puedan poner en riesgo la sobrevivencia del mismo, siempre que se tenga el consentimiento de la mujer embarazada".

En el caso de la violación, los obispos señalaron que "la acción jurídica debe ser sobre el violador y no sobre el fruto de la violación que es un ser humano con identidad propia. La mujer que decide abortar no está decidiendo sobre su cuerpo sino sobre una vida humana diferente de ella y del padre".

En el caso de la malformación congénita "subyace quizá un rechazo a los seres humanos con capacidad diferente olvidando que son también personas con dignidad y derechos plenos a nacer y ser protegidos; la historia nos ha enseñado muchos casos admirables de personas que nacen con malformaciones congénitas y logran superarse y, además, suscitan una gran capacidad de amor en sus familias o, también casos en los que se ha dado equivocación en el diagnóstico", agregaron.

Derechos olvidados

Según los obispos, con la decisión "se olvida los derechos constitucionales reconocidos al nasciturus en abierta contradicción con el reconocimiento anterior, causando un daño grave tanto al niño como a la madre. Se despenaliza el aborto en estas situaciones, aunque hay que dejar claro que esto no significa de ningún modo su legalización".

"Sería inconstitucional que el Ministerio Público tenga facultades para autorizar un delito reconocido, pues nadie tiene derecho a exigir una conducta antijurídica", precisaron.

Asimismo, consideraron que ahora se debe implementar los derechos reconocidos al nasciturus "como por ejemplo el garantizarle a él y su madre atención médica, acogerlo con amor y en condiciones dignas para su nacimiento y sano desarrollo, una adecuada educación, etc. Nos parece importante en este contexto no dejar en la penumbra al padre".

"Él también tiene una dignidad y una gran responsabilidad hacia el niño concebido; no debe dejar sola a la madre y aunque desafortunadamente es frecuente este abandono irresponsable, hay que comenzar una nueva cultura de valoración de la maternidad y la paternidad, incluyendo las sanciones que sean necesarias para proteger la vida del niño concebido así como el orden y la justicia debida a todos los mexicanos y mexicanas, especialmente en lo que se refiere a la vida y su dignidad", afirmaron.

A los católicos

En el comunicado, los obispos agradecen a los Ministros de la Suprema Corte por confirmar unánimemente "la gran verdad de la vida, dignidad y derechos del ser humano desde el momento de su concepción y exhortamos a los fieles católicos, a todo creyente y persona de buena voluntad a promover con todos los medios a su alcance estos derechos del nasciturus así como los de la madre".

También piden a los ministros seguir "reflexionando y profundizando en las consecuencias naturales de esta dignidad y derechos del nasciturus y su madre, con compasión y respeto hacia este ser concebido, frágil y el más inocente, procurándole a él y a su madre los recursos de la justicia y el derecho para que pueda ser acogido con amor por su misma madre y su padre, su familia y la sociedad".

"Los exhortamos a considerar que el hecho de la violación o una posible malformación (que además debería ser comprobada más ampliamente), no les quita al niño o niña concebidos su estatuto antropológico: son seres humanos, portadores de la dignidad de ser no sólo creaturas sino la misma imagen y semejanza de Dios y también llamados a ser sus hijos y a la vida eterna. Ellos están invitados a la fiesta de la vida: que el temor y la incertidumbre sean vencidos por el esfuerzo común de la sociedad para proteger a la madre y su hijo, proporcionándoles los medios adecuados", indicaron.

Ética y verdad

Según los obispos, en este asunto "es verdaderamente importante y la decisión jurídica no puede quedar al margen de una decisión ética, la verdad no puede estar en contra de sí misma. Que el progreso en nuestra patria no deje de tener un rostro humano, compasivo para con los más débiles e inocentes como son los niños concebidos".

"Existen medios y ayuda para recibirlos en nuestra sociedad; es cierto que falta quizá más compromiso pero queremos decirles a todos que el amor vence al temor: no tengamos miedo de acoger a la vida concebida, tengamos la convicción de que, sin detrimento de la gran dignidad de la mujer, no hay causal (fecundación artificial no consentida, salud de la mujer, razones estéticas, pobreza) que pueda justificar el rechazo del bien precioso de la vida de un niño o niña independientemente de las condiciones de su concepción o de su estado de desarrollo", aclararon.

Cultura de la Vida

Finalmente, los obispos consideraron que se ha dado un paso muy importante en México a favor de una nueva cultura de la vida y aunque "hay mucho camino que recorrer", confían en la ayuda de Santa María de Guadalupe, "el icono de la maternidad santificada por el mismo Hijo de Dios", para "construir una sociedad mexicana en donde la vida de todos los concebidos sea acogida con amor y compromiso por todas las personas e instituciones".

Más información

Mujer con parálisis cerebral dice no al aborto eugenésico en México


Drogas deben ser combatidas y no toleradas por la ley, afirma Cardenal Sales

RIO DE JANEIRO, 5 Feb. 02 (ACI).- El Arzobispo Emérito de Rio de Janeiro, Cardenal Eugenio Araujo de Sales, se refirió en su reciente columna semanal al tema de las drogas y explicó que a las autoridades les corresponde combatirlas y no ser tolerante frente a ellas, ya que "nadie posee el derecho de autodestruirse".

"La íntima influencia entre el uso de la droga y el crecimiento de la violencia es un problema que concierne, de un modo agudo, a nuestra sociedad. El bien público exige que éste sea debidamente examinado y que las medidas adecuadas sean tomadas", escribió el Purpurado, quien piensa también que "el mal proveniente del narcotráfico atrae también la violencia" pues "genera un ambiente dominado por la pasión, que ciega la razón".

Luego, citando el documento "Iglesia, drogas y toxicomanía" elaborado por el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud a pedido expreso del Santo Padre, el Cardenal recuerda que "el Papa habla de tres actividades para enfrentar el mal de las drogas: prevención, tratamiento y represión".

"Citando al Pontífice, Mons. Losano asegura como un deber especial para los gobiernos enfrentar con firmeza la lucha contra los traficantes de la muerte. El Santo Padre afirma también que todos debemos luchar contra la producción, elaboración y distribución de drogas en el mundo", agregó el Cardenal.

Por eso, es un deber para las autoridades políticas "decir no a la liberación de la droga", pues ésta "es un mal y, frente al mal, no se admiten concesiones".

"A veces –añadió el Cardenal– el esfuerzo por debilitar las medidas rígidas e indispensables en el combate acentúan el alcoholismo, cuyas medidas no tienen la misma amplitud de las que son aplicadas a las demás drogas. Es importante reafirmar que existe una clara diferencia entre éstas y el alcohol".

El Cardenal explicó que "el uso moderado del alcohol, como bebida, no cae sobre la prohibición moral, permaneciendo como falta solamente cuando existe un abuso. Drogarse, sin embargo, es siempre ilícito, pues significa una renuncia injustificada e irracional a pensar, querer y actuar como persona libre".

"Así también –agrega–, el uso de sustancias psicotrópicas como remedios y sufrimientos físicos específicos, requiere de gran prudencia, por el mayor riesgo de dependencia".

Por eso, el Purpurado destaca que "no se puede hablar de 'libertar de drogarse' o 'derecho a la droga', pues no corresponde al ser humano decidir sobre su 'autodestrucción', ni abdicar de su dignidad que viene de Dios".

Finalmente, el Cardenal denuncia la existencia de una "máquina montada para manipular la opinión pública a favor de una legislación que dé una impresión de combatir el mal, dejando en penumbra la realidad. Así, el consumidor, la mina de oro que lo alimenta financieramente, queda preservado".

El Purpurado concluye advirtiendo que "todos nosotros, especialmente las autoridades, daremos severas cuentas a Dios del cumplimiento del deber en el combate de este mal. Es necesario también en este campo distinguir las nuevas ideas de lo falso y mantener una severa vigilancia a las propuestas falaces".


Pastoral penitenciaria exige respeto a los derechos humanos en Paraguay

ASUNCIÓN, 5 Feb. 02 (ACI).- En un documento remitido a diversas instituciones gubernamentales, la Pastoral Penitenciaria en Paraguay exigió la reivindicación y respeto de los derechos humanos, así como el esclarecimiento de hechos delictuosos y trágicos que sucedieron recientemente en las cárceles del país.

El documento fue enviado al Departamento de Derechos Humanos, Poder Judicial, Ministerio del Interior, Fiscalía General del Estado, Comisiones del Parlamento y Defensoría del Pueblo, y hace un pedido a interesarse en forma más directa de la situación en que se encuentran los reclusos.

Los firmantes recuerdan los acontecimientos trágicos que ocurrieron en el correccional Panchito López, con el saldo del homicidio de un adolescente a manos del guardiacárcel en julio de 2001; sin embargo, este hecho no se esclareció y sigue en la absoluta impunidad. Al respecto, el texto pregunta "¿qué paso del guardiacárcel que disparó mortalmente a este joven?"

Asimismo, el documento menciona el caso ocurrido en diciembre de 2001 cuando otro guardiacárcel disparó a un interno de la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, lo que dio origen al incendio, cuyo resultado fueron 25 muertos y centenares de heridos.

El documento, que lleva el aval del Obispo asesor de Pastoral Social Nacional, Mons. Oscar Páez Garcete, pregunta a las instituciones si tienen la lista de los adolescentes víctimas de esa tragedia, que contraviniendo disposiciones internacionales están en prisión de adultos en condiciones no recomendadas.

"Todos conocemos la situación en que se encuentran los adolescentes en la prisión de Emboscada, donde se sigue utilizando el encierro en la celda de aislamiento y el calabozo como medida disciplinaria y bajo el régimen de terror y tortura, en condiciones totalmente infrahumanas", explica el documento.

Más casos

Otro caso mencionado ocurrió el domingo 27 de enero de 2002 en el Centro Educativo de Itauguá, donde un guardiacárcel disparó con un arma calibre 38 contra un menor, quien se halla en terapia intensiva en el Hospital Nacional.

En el mismo centro asistencial se encuentra otro joven que ha recibido 25 impactos de escopeta. "Ambos se encontraban bajo ‘la protección del Estado’ a través del Ministerio de Justicia", expresa.

Finalmente, reiteran el pedido de esclarecer los hechos delictuosos y trágicos que soportan las instituciones carcelarias.


Desconfianza va mas allá de lo económico dice Obispo argentino

BUENOS AIRES, 5 Feb. 02 (ACI).- El Obispo de San Nicolás de los Arroyos, Mons. Mario Maulión, señaló que la desconfianza generalizada en el sistema en Argentina "va más allá de lo económico", y se ha generalizado de manera dramática debido a que el deterioro moral precedió al descalabro social del país.

Durante una reunión con Rectores del país, Mons. Maulión señaló que "el riesgo país nos convirtió en una sociedad no confiable", aunque reconoció que "eso va más allá de lo económico. Hemos perdido la confianza todos y en todo".

El Prelado, que es presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, sostuvo que los ciudadanos, "al sentirse sin defensas ni perspectivas", pierden las esperanzas de revertir el empobrecimiento en el que se hallan sumidos y se embarcan en "la febril búsqueda de salir como se pueda".

"La realidad actual es dura, triste y temible", dijo el Obispo; pero indicó que ésta es "resultado de un profundo deterioro moral que todos alimentamos o al menos permitimos por incapacidad, miedo o complacencia". La raíz del deterioro es el "abandono de la verdad", sin la cual la libertad humana "crece y se desarrolla en forma alocada". Sin el encauce de la razón, esta fuerza "destroza el bien común y la solidaridad".

Importancia del diálogo

Mons. Maulión expresó, sin embargo, su apoyo a la Mesa de Diálogo Argentino en la que participa la Iglesia, y que el martes comenzó a circular por diferentes provincias para llevar la concertación al interior del país.

"Ante una cultura que prescinde de Dios y ante una justicia desprestigiada, el diálogo requiere valentía y audacia", señaló el Prelado, y dijo que en este diálogo, la Iglesia debe buscar transmitir "que Jesucristo es el Señor de la historia" y que es necesario "suscitar activamente la solidaridad, que debe ser efectiva y creativa". (FIN)

Recomienda esta página | Recibe las noticias por correo | Archivo de Noticias