Noticias 07-08-02

Juan Pablo II saluda labor de Caballeros de Colón

VATICANO, 7 Ago. 02 (ACI).- En un mensaje dirigido a los Caballeros de Colón, reunidos esta semana en Consejo Supremo en California, el Papa Juan Pablo II alentó a sus miembros a prolongar su "testimonio de Cristo trabajando celosamente por difundir su Reino en la tierra".

El Pontífice reconoció "los nobles ideales de fraternidad y servicio a la Iglesia que impulsaron a su fundador, el Siervo de Dios Michael McGivney."

El Santo Padre también agradeció a los Caballeros de Colón por el apoyo que dieron a los obispos y sacerdotes estadounidenses "en los momentos de dolorosa purificación y gran sufrimiento para la Iglesia en Estados Unidos".

El Papa invitó a los miembros jóvenes para que descubran "en el corazón de la Iglesia los recursos espirituales necesarios para la construcción de una sociedad marcada por una auténtica libertad y solidaridad con los pobres".

Juan Pablo II instó en su mensaje a que se intensifiquen las oraciones "mientras la Iglesia de Estados Unidos trata de avanzar con sincera fe y confianza sostenida por la gracia del Señor".

Los Caballeros de Colón fueron fundados en 1882 por el Padre Michael J. McGivney, en el sótano de la iglesia de Santa María en New Haven, Connecticut. Más de un siglo después, los Caballeros de Colón se han convertido en una de las organizaciones laicas más grandes de la Iglesia Católica.

Actualmente hay más de 1.6 millones de Caballeros de Colón. Junto con sus familias, los Caballeros componen una fuerza de casi 6 millones. Además, del primer consejo local en New Haven, la Orden ha crecido a más de 12,000 consejos en los Estados Unidos, Canadá, México, las Filipinas, Puerto Rico, Cuba, la República Dominica, Panamá, las Islas Vírgenes, Guatemala, Guam y Saipán. Cada año, la Orden continúa su crecimiento vigoroso.

 

Bush quiere que algún día Estados Unidos acoja a todos sus bebés

WASHINGTON DC, 6 Ago. 02 (ACI).- Al firmar el Acta de Protección a los Niños Nacidos Vivos, una ley que incluye a los sobrevivientes de los abortos, el Presidente George W. Bush ofreció en la Casa Blanca un elocuente discurso a favor de la defensa de la vida.

En un espaldarazo a los esfuerzos pro-vida, Bush extendió "la promesa de vida, libertad y protección a los miembros más vulnerables de nuestra sociedad" y expresó su confianza en que algún día expresó su confianza en que algún día "Estados Unidas acoja a todos los bebés" y proteja la vida de todos los no nacidos.

Le media, explicó Bush, "asegura que todo infante nacido vivo -incluyendo a los que sobreviven a los procedimientos abortistas- sea considerado como persona bajo la ley federal".

El mandatario reconoció la presencia en la Casa Blanca de Gianna Jessen, a quien llamó "sobreviviente del aborto y defensora de la vida", una joven de 24 años de edad cuya madre se sometió a un aborto por envenenamiento salino cuando estaba a poco de dar a luz. Aunque nació viva sufrió severas lesiones en el aborto y los médicos la dejaron morir. Una enfermera se apiadó de ella y la llevó a un hospital donde le salvaron la vida.

Gianna Jessen es uno de los símbolos pro-vida más conocidos de Estados Unidos y aunque sigue padeciendo las secuelas de ese aborto, se ha dedicado a cantar para defender a los no nacidos.

En medio de aplausos, el presidente aseguró que "hoy a través de ultrasonidos y otra tecnología, podemos ver claramente que los niños no nacidos también son miembros de la familia humana. Ellos reflejan nuestra imagen y están creados según la imagen de Dios".

El mandatario agradeció la labor de los pro-vida. "Gracias por su perseverancia a favor de esta noble causa. Gracias por su duro trabajo", afirmó.

Según el mandatario, "el tema del aborto divide a los estadounidenses, nadie cuestiona eso" pero la nueva ley establece "que no hay derecho para destruir un niño que nació vivo. Un niño que nace vivo tiene el mismo valor intrínseco y debe ser protegido totalmente por nuestras leyes".

Esta ley, añadió, "es un paso hacia el día en que América se convierta completamente, en palabras del Papa Juan Pablo II en 'una cultura hospitalaria y acogedora'".

 

Cardenal llama a argentinos a compartir lo que tengan en tiempos de crisis

BUENOS AIRES, 7 Ago. 02 (ACI).- En la misa central en honor a San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, llamó a los argentinos que reclaman "el pan que alimenta" a compartir lo poco o mucho que tengan.

Durante su homilía en el santuario San Cayetano, al explicar al lema de este año: "Con San Cayetano reclamamos el pan que alimenta y el trabajo que dignifica", el Cardenal Bergoglio señaló que querer dar vida significa también pedir "el trabajo que dignifica", es decir, "la manera digna de gastarse creativamente por los demás".

Luego, el Purpurado resaltó que no es "verdadera vida la que no se da cotidianamente. Por eso nuestro pueblo no se sienta a esperarlo todo del reclamo, sino que su reclamo entraña compartir cada día el poquito de pan que tiene e inventar mil maneras solidarias de trabajar por la comunidad. Al mismo tiempo que exigimos justicia venimos aquí a rogar al Señor de la vida y a pedirle a Él el pan y trabajo, por intercesión de San Cayetano".

Al exhortar al pueblo argentino, el Arzobispo indicó que existen "pueblos enteros que se levantan de sus ruinas y con silenciosa dignidad ponen manos a la obra y transforman una situación de postración y de violencia en un tiempo de don". Son capaces también de darse a la solidaridad y "si no alcanza el pan lo parten cuanto sea necesario".

Finalmente, el Cardenal Bergoglio subrayó que "queremos rescatar esos valores profundos que hemos recibido como pueblo y, en estos momentos difíciles, dar testimonio de esperanza, de solidaridad, de reclamo pacífico e insistente, con hambre y sed de justicia"

 

Obispos piden esfuerzo de todos para impulsar desarrollo en Bolivia

LA PAZ, 7 Ago. 02 (ACI).- En la Misa de acción de gracias por los 177 años de independencia de Bolivia, Mons. Edmundo Abastoflor, Arzobispo de La Paz y vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), señaló que "el país está en manos de los nuevos gobernantes pero también de todos y cada uno de los bolivianos".

Con ocasión de la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, Mons. Abastoflor afirmó que a pesar de haberse logrado algunos avances en el gobierno que finalizó este martes, todavía "nos queda muchísimo por hacer". Y agregó que si bien hubo personas capaces y honradas en la gestión del ex presidente Jorge Quiroga, lamento la presencia de quienes se dejaron envolver por la corrupción en detrimento del resto de los pobladores.

En ese sentido, el Arzobispo de La Paz indicó que se necesita "que todo nuestro pueblo, Gobierno y oposición, partidos políticos y sociedad civil, gobernantes y gobernados, obremos con sabiduría e inteligencia, la falta de ellas es la causa principal de la crisis que estamos viviendo en Bolivia".

Asimismo, al referirse a las enseñanzas de Jesucristo, el Prelado explicó que también previenen contra los "despeñaderos de la democracia" como la injusticia, la corrupción activa o pasiva, la distribución sin equidad de los bienes, la violencia y la falta de respeto a los derechos humanos, entre otros.

La celebración contó con la presencia del enviado especial del Papa Juan Pablo II, Mons. Rino Passigato, Nuncio Apostólico en Perú. Además participaron el nuncio Apostólico en Bolivia, Mons. Ivo Scapolo; el secretario general, Mons. Gábor Pintér; el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Mons. Jesús Juárez; y autoridades del gobierno boliviano.

Por su parte, en Cochabamba, Mons. Tito Solari, Arzobispo de esa localidad, subrayó que es posible salvar al país "pero con la colaboración de todos y con la ayuda de Dios".

Además, Mons. Solari explicó que los bolivianos no pueden pensar que será sólo el Gobierno al que le toque salvar al país, sino que esa responsabilidad también le corresponde a todos.

Al respecto, el Prelado expresó que sólo un esfuerzo mancomunado podrá llevar adelante al país y en este esfuerzo tendremos que poner el hombro también nosotros, todos los ciudadanos con actitudes nuevas para crear un clima constructivo y sano.

Para ello, –continuó– implica deponer resentimientos, sobre todo revanchismos, exige respeto en la confrontación y en el diálogo y apertura y confianza en el otro.

Al referirse a los meses previos a la confrontación electoral, el Arzobispo de Cochabamba sostuvo que "la democracia ha dado un buen paso adelante, se percibe la firme voluntad de dar un nuevo rumbo a las cosas, al mismo tiempo nos preocupa la situación de muchos países de América Latina que caen a cadena".

También, Mons. Walter Pérez, Obispo de Potosí, en la celebración de la Misa del Te Deum en ese departamento boliviano, pidió al nuevo gobierno mayor equidad para las regiones empobrecidas ya que por la falta de voluntad política y de la irracional distribución de los recursos del Estado, existen regiones como Potosí, Oruro, Pando y otras, que no cuentan con el apoyo efectivo del Poder Ejecutivo.

Además, el Prelado lamentó que los gobernantes sólo concentren cerca del 70 por ciento de los recursos del Estado en los departamentos del eje central y asignen un 30 por ciento a los restantes seis departamentos, donde la pobreza, por falta de apoyo, se acrecienta más.

 

Ser amigo de Dios significa estar del lado de los desamparados, sostiene Obispo

BUENOS AIRES, 7 Ago. 02 (ACI).- Mons. Jorge Lozano, Obispo Auxiliar de Buenos Aires, afirmó hoy que "ser amigos de Jesús significa estar del lado de los pequeños y desamparados, de los ancianos y los enfermos, de los trabajadores y desocupados, de los que sufren por sentirse excluidos".

Al referirse a los enemigos del Señor, Mons. Lozano afirmó que "debemos alejarnos de quienes no son amigos de Jesús porque prefieren la riqueza fácil, la injusticia y la impunidad, los sobornos, las coimas y las trenzas a espaldas del pueblo".

Asimismo, el Prelado resaltó que "reclamar es pedir lo que corresponde. No pedimos un milagro, sino respuestas inteligentes y creativas a esta situación que estamos viviendo. No pedimos ni demandamos privilegios o delirios de grandeza. No estamos pidiendo tener vacaciones largas en una isla lejana, ni poder tener una casa lujosa, sino que pedimos ganarnos el pan mediante el trabajo que dignifica".

En este sentido, el Obispo sostuvo que sin trabajo "la nación no se construye ni la familia puede dignificarse".

Finalmente, al exhortar a los que tienen más responsabilidades, Mons. Lozano subrayó: "sepan mirar los rostros y las situaciones de los que sufren, porque el país quiere que haya más amigos de Jesús, y que sepan comprender más las necesidades de la gente, para que con confianza y esperanza podamos construir entre todos una patria más justa y solidaria".

 

Arzobispo pone a polacos en oración por visita papal

ROMA, 7 Ago. 02 (ACI).- El Cardenal Jozef Glemp, Arzobispo de Varsovia, pidió a la feligresía nacional rezar por la salud del Papa Juan Pablo II mientras el Pontífice se prepara para visitar su tierra natal.

Ante los miles de católicos que participaron en el peregrinaje anual al Santuario de Nuestra Señora de Czestochowa, el Cardenal Glemp pidió "oraciones intensas" para que el Papa llegue "con buena salud" y su viaje se dé sin contratiempos.

Está previsto que el Papa Juan Pablo II visite Polonia del 16 al 19 de agosto. Su agenda incluye pocas apariciones públicas dentro y en Cracovia, donde alguna vez fue Arzobispo.

Recomienda esta página | Recibe las noticias por correo | Archivo de Noticias