Noticias del 11-04-02

Papa alienta al episcopado brasileño a la unidad y el servicio en su 50 aniversario

VATICANO, 11 Abr. 02 (ACI).- En una carta dirigida al Presidente de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB), Mons. Jayme Henrique Chemello, con ocasión del 50 Aniversario del organismo, el Papa Juan Pablo II felicitó al episcopado brasileño y lo alentó a mantener “un perenne espíritu de servicio y una fuerza evangélica para la promoción de la unidad”.

La carta, dada a conocer por la Sala de Prensa de la Santa Sede, fue leída el 10 de abril durante la inauguración de la Asamblea de la CNBB por el Cardenal Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación de los Obispos y Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, quien viajó al Brasil en compañía del Vicepresidente de la misma Comisión, Mons. Cipriano Calderón Polo.

El Pontífice saludó la iniciativa de centrar la Asamblea en el tema “CNBB, 50 años: presencia histórica, desafíos y perspectivas”, porque en éste “refleja el objetivo de una serena y fiel renovación y actualización, para un mejor desempeño de la vida eclesial en sus más diversas áreas de actuación pastoral”.

Al describir a la CNBB como una organización “destinada a permanecer a lo largo de la historia como instrumento de comunión afectiva y efectiva entre todos los obispos”, “precursora en el tiempo y en el espacio de muchas iniciativas –ciertamente no exclusivas- de fuerte impacto en el conjunto de la sociedad y en cada una de sus comunidades.

Sin embargo, dice el Pontífice “anunciar el Evangelio, no es gloria para mí –decía el Apóstol de Gentes– es una obligación que se me impone. ¡Ay de mí si no evangelizare!”

“Por eso –agrega el Santo Padre-, reitero aquí que ‘dado que la doctrina de la fe es un bien común de toda la Iglesia y vínculo de su comunión, los obispos, reunidos en la Conferencia Episcopal, procuran sobre todo acompañar el magisterio de la Iglesia universal, haciéndolo llegar oportunamente hasta el pueblo que les ha sido confiado’ (Carta ap. Apostolos suos, 21)’”.

Identidad sacerdotal

El Papa expresa luego “mi aprecio por los esfuerzos realizados en el campo vital de la pastoral de las vocaciones, de la formación del Clero y de la promoción del laicado. En este sentido, recomiendo vivamente que se transparente cada vez más en la vida eclesial la peculiaridad del sacerdocio ministerial como perenne garantía de la presencia sacramental de Cristo Redentor y la especificidad del estado de vida de los laicos que tienen un papel proprio que desempeñar en la misión de todo el pueblo de Dios, en la Iglesia y en el mundo”.

Incrementar la unidad eclesial

El Pontífice pidió también a la CNBB incrementar la sintonía “que debe persistir como modelo de diálogo entre los mismos Obispos: diálogo entre los Obispos y los presbíteros, entre Pastores y fieles, entre Iglesia en el Brasil y Sede Apostólica”. “¿No será este un medio concreto destinado a reforzar aquella espiritualidad de comunión, que quise proponer en la Carta Apostólica Novo Millennio Ineunte?”, preguntó el Papa.

Conferencia de Obispos, no de “expertos”

Seguidamente, la carta papal se refiere a los nuevos Estatutos aprobados por la Santa Sede y que deben entrar en funciones al concluir la presente Asamblea, y que según el Papa “buscan delinear más claramente el carácter episcopal de la Conferencia, asegurando la dirección de sus actividades a los obispos”, a quien el Espíritu Santo encomendó apacentar la Iglesia de Dios.

“De esta forma, los Obispos, mediante el recíproco intercambio de experiencias y de pareceres, responden, en la fraternidad episcopal y en la común responsabilidad pastoral, las exigencias de la nueva evangelización”, concluye el Pontífice.

 

En enérgica carta, el Papa aborda desafío de la ciencia sometida a intereses económicos

VATICANO, 11 Abr. 02 (ACI).- En una carta dirigida al Arzobispo Jozef Kowalczyk, Nuncio Apostólico en Polonia, y por medio de él a los organizadores y participantes de la Conferencia Internacional sobre el “Conflicto de Intereses y su Significado en la Ciencia y en la Medicina”, el Papa Juan Pablo II fustigó enérgicamente las consecuencias de someter la investigación científica a los intereses económicos, y llamó a unir la ciencia con los principios éticos.

La carta, firmada el 25 de marzo para el evento celebrado en Varsovia del 5 al 6 de abril, fue dada conocer por la Sala de Prensa de la Santa Sede el 11 de abril, al día siguiente que el presidente norteamericano George W. Bush expresara su intención de prohibir toda forma de clonación humana, uno de los temas precisamente abordados por el Pontífice en su misiva.

En su carta, el Papa señala que el tema de la conferencia “bien merece ser traída a la atención de la sociedad en su conjunto”, porque es un tema “que afecta no sólo la programación y el desarrollo de la investigación médica y la ciencia, sino el bienestar de los pueblos y la misma dignidad y prestigio de la investigación científica”.

El desafío de los intereses económicos

En la carta, el Papa señala también que aunque es correcto que una compañía biomédica o farmacéutica busque un adecuado retorno de su inversión, “sucede en algunas ocasiones que los dominantes intereses financieros generan decisiones y productos que son contrarios a los verdaderos valores humanos y las exigencias de la justicia; exigencias que no pueden ser separadas del verdadero objetivo de la investigación”.

El Pontífice advierte al respecto el surgimiento de conflictos “entre los intereses económicos por un lado, y por otro, la medicina y la atención de la salud”. “En otras palabras –continúa el Papa-, existe el riesgo de que los negocios de base científica y las estructuras de atención de la salud se establezcan no para el mejor cuidado posible de las personas según su dignidad humana, sino en orden a maximizar las ganancias e incrementar los negocios, con una predecible baja en la calidad de los servicios para aquellos que no son capaces de pagar”.

Conflicto de intereses

Juan Pablo II diagnostica la existencia de un conflicto vigente entre la investigación y la atención del paciente, por un lado, y la búsqueda de ganancia, por el otro; y señala que tal conflicto es visible de manera específica.

En primer lugar, el Pontífice menciona la selección de los programas de investigación, “donde aquellos programas que mantienen la promesa de un provecho rápido son frecuentemente preferidos a otras investigaciones que implican costos más altos y mayor inversión de tiempo porque respetan las exigencias de la ética y la justicia”. En este aspecto, el Papa denuncia a aquellas empresas que han puesto en el mercado productos “contrarios al bien moral, incluyendo aquellos que no son respetuosos de la procreación e incluso suprimen una vida humana ya concebida”.

Como ejemplo, el Santo Padre cita el caso de las investigaciones biomédicas que “siguen perfeccionando los métodos de fertilización humana artificial, mientras que muy poca financiación y poca investigación se dirige a la prevención y el tratamiento de la infertilidad”.

No enérgico a la clonación

Como otro ejemplo de la preeminencia del factor económico sobre el humano, el Papa señala que “la reciente decisión en algunos países de usar embriones humanos o incluso de producirlos o clonarlos con el fin de cosechar células estaminales para propósitos terapéuticos tiene el respaldo de grandes inversionistas. Mientras tanto, programas éticamente aceptables y científicamente válidos que usan células estaminales adultas para algunas terapias, con no menos éxito, atrae poco apoyo porque implica menos ganancias”.

Contra los pobres

Como otros ejemplos de esta confrontación de intereses, el Pontífice menciona la inversión de grandes compañías en el Tercer Mundo para producir “medicinas que sirven a propósitos hedonísticos”, o anunciar comercialmente medicinas que son básicamente iguales; mientras que en las áreas más pobres no existen las drogas necesarias para prevenir enfermedades mortales.

Advertencia

“La ética misma de la investigación puede verse minada por el conflicto de intereses del que venimos hablando”, dijo Juan Pablo II, y señaló que también puede afectar la atención médica de los hospitales, sujetos a la creciente reducción de costos.

La lista de estos conflictos sin duda se ampliará, si se permite que prevalezca una aproximación utilitaria por encima del genuino deseo de conocimiento”; agrega el Pontífice; y señala que “esto es lo que sucede, por ejemplo, cuando los medios, frecuentemente financiados por los mismos intereses comerciales, provocan exageradas expectativas y promueven una suerte de consumismo farmacológico”, a la vez que “tienden a dejar pasar en silencio aquellos medios de proteger la salud que exigen de las personas actuar responsablemente y con auto-disciplina”.

Ciencia con ética

Para que la ciencia mantenga su verdadera independencia y los investigadores conserven su libertad, los valores éticos tienen que ser traídos a colación”, dice el Pontífice, ya que la preeminencia de la ganancia priva a la ciencia “de su carácter epistemológico, según el cual su primer objetivo es descubrir la verdad”.

El Papa señala por ello que para que la investigación científica en el campo biomédico recupere su plena dignidad “los mismos investigadores deben estar plenamente involucrados”, porque “es ante todo su responsabilidad la de custodiar celosamente y, si es necesario, reclamar el sentido esencial del gobierno y dominio sobre el mundo visible que el Creador confió al hombre como tarea y responsabilidad”.

La Iglesia mira a los científicos e investigadores con confianza y esperanza”, concluye el Santo Padre; pero recuerda que es en virtud de una visión de compromiso con la verdad y el bien común “que la investigación médica ha escrito páginas de genuino avance, mereciendo el reconocimiento y la gratitud de la humanidad”.

Más información

Lea la versión íntegra original (en inglés) de la Carta del Papa

 

La globalización obliga a replantear el tema de la solidaridad, dice el Papa

VATICANO 11 Abr. 02 (ACI).- Al recibir a los participantes de la Asamblea plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, el Papa Juan Pablo II señaló que las consecuencias del proceso de globalización hacen urgente volver a plantear el tema de la solidaridad.

Al dirigirse a los participantes del evento que están reflexionando sobre la democracia, la globalización y la solidaridad entre las generaciones, el Papa señaló que “la interdependencia creciente entre las personas, las familias, las empresas y las naciones, así como entre las economías y los mercados –lo que llamamos globalización- ha trastornado el sistema de interacciones y de relaciones sociales”.

Según el Pontífice esto ha tenido consecuencias positivas, pero también ha originado desigualdades entre economías y personas, de modo que “hay que replantearse la cuestión de la solidaridad”.

“Compete ante todo a los responsables políticos y económicos hacer todo lo posible para que la globalización no vaya en detrimento de los que tienen menos recursos o de los más débiles, ampliando aún más la brecha entre pobres y ricos, entre naciones pobres y ricas”, dijo Juan Pablo II, al invitar a los gobernantes a crear sistemas de solidaridad que “tengan en cuenta los cambios ocasionados por la globalización y que eviten que estos fenómenos empobrezcan más a sectores importantes de algunas poblaciones, y a veces de países enteros”.

Según el Pontífice, “la solidaridad social supone salir de la simple búsqueda de intereses particulares” para buscar “educar a las jóvenes generaciones a un espíritu de solidaridad y a una verdadera cultura de la apertura a lo universal y de atención a todas las personas, con independencia de su raza, cultura o religión”.

“¡Que la humanidad de hoy, en su camino hacia una mayor unidad, solidaridad y paz transmita a las generaciones futuras los bienes de la creación y la esperanza en un futuro mejor!”, concluyó.

 

Juan Pablo II llama a la reconciliación en Yugoslavia

VATICANO, 11 Abr. 02 (ACI).- Al recibir a Darko Tanaskovic como nuevo embajador de la República Federal de Yugoslavia ante la Santa Sede, el Papa Juan Pablo II llamó a esta nación balcánica a trabajar por la reconciliación entre los diversos grupos étnicos y religiosos.

El Papa se refirió a la reconstrucción de Yugoslavia tras un conflicto cuyas secuelas han sido “daños materiales y morales”; y subrayó la “necesidad de reconciliación dentro la misma Yugoslavia, de forma que todos puedan trabajar juntos, respetando las propias diferencias, para reconstruir la sociedad y el bien común”, así como “la necesidad de dejar de lado la introversión étnica y nacionalista para edificar una nación cuyas instituciones democráticas garanticen que todos sus pueblos, especialmente las minorías, participan de forma activa e igualitaria en la vida económica y política de sus comunidades”.

El Santo Padre reafirmó la importancia de rechazar la violencia en un proceso de reconciliación; y explicó que “las diferencias culturales han sido a menudo fuente de incomprensión entre los pueblos", pero "hay valores que son comunes a todas las culturas”, valores universales como “la solidaridad, la paz, la vida y la educación”.

La Iglesia por la Reconciliación

El Pontífice señaló además que la Iglesia Católica “fiel a los principios espirituales y éticos de su misión universal, quiere promover no intereses nacionales o ideológicos de estrechas miras sino el desarrollo pleno de todos los pueblos, brindando particular atención y solidaridad a los más necesitados”.

“En una situación como a la que tenéis que hacer frente, la religión no es la raíz del problema, sino una parte esencial de la solución”, concluyó.

 

Medios norteamericanos desatan campaña contra propuesta anti-clonación del Presidente

WASHINGTON DC, 11 Abr. 02 (ACI).- La mayoría de los medios masivos norteamericanos tomaron partido contra el reciente llamado del Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, a prohibir toda forma de clonación humana.

En un discurso pronunciado en el ala oeste de la Casa Blanca, el Presidente Bush lanzó un llamado al Senado norteamericano, donde la oposición demócrata cuenta con una voto más que los republicanos, a sancionar un proyecto que prohibe toda forma de clonación y que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados, donde los republicanos son mayoría.

Creo que la clonación humana es mala y que las dos formas de clonación (para desarrollo humano o terapéutica) deben ser prohibidas”, afirmó Bush ante un auditorio de 175 médicos, científicos, abogados, activistas religiosos y discapacitados que se oponen a la clonación.

“Sería un error para el Senado de Estados Unidos autorizar cualquier forma de clonación humana”, agregó el Presidente, al indicar que su autorización llevaría a una sociedad “en la que los seres humanos crecerían con partes de repuesto del cuerpo y los niños se diseñarían según especificaciones del cliente, y eso no es aceptable”.

Bush explicó también que se debe prohibir todo tipo de clonación, no sólo por motivos éticos, sino también por razones prácticas, ya que una prohibición parcial “sería virtualmente imposible de aplicar”. Además, recordó que los beneficios de la investigación científica basada en la clonación “son altamente especulativos”, pues aún no han dado ningún resultado o pista sólida.

Bush también elogió durante su discurso un proyecto impulsado por el Senador republicano Sam Brownback y la demócrata Mary Landrieu que vetaría todas las formas de clonación, incluyendo la transferencia somática de núcleos celulares, el método utilizado para clonar ovejas, ratones, cerdos y gatos.

Propuso, en cambio, formas “más éticas” de realizar investigaciones avanzadas, como el uso de células troncales, para las que no se requiere destruir un embrión humano, y pidió aumentar la financiación de los Institutos Nacionales de Salud.

Reacción de la prensa

Sin embargo, la reacción de la mayoría de la prensa al discurso del Presidente, aplaudido por las organizaciones pro-vida, fue abiertamente negativa. El mismo día del mensaje no hubo cobertura en directo, y al día siguiente los medios presentaron a Bush como si estuviera en línea de colisión con la ciencia, el público norteamericano y la tendencia de los demás países desarrollados.

“Ayer, (Bush) lanzó un nuevo llamado buscando la prohibición de cualquier forma de clonación humana en los Estados Unidos, mientras en otros lugares del mundo se avanza en una carrera hacia el primer bebé clonado”, señaló la nota de un medio; a la vez que una agencia norteamericana aducía una “casi unanimidad” del público norteamericano a favor de la clonación terapéutica.

La verdad es que existe prácticamente unanimidad a favor de prohibir la clonación reproductiva, pero hay gran confusión en torno a la que persigue metas terapéuticas o “científicas”. Y según líderes pro-vida norteamericanos, a esa confusión han contribuido los medios cuando:

·  No señalan las implicancias morales de este procedimiento –que consiste en crear un ser humano para usarlo como “fuente de piezas de recambio”.

·  Exageran las expectativas de esta técnica, presentada como capaz de aportar una cura contra el mal de Alzheimer e incluso curar a “enfermos terminales”, cuando en realidad no existe aún ninguna pista científica que vaya más allá de lo especulativo.

Los “científicos”

Aliados de los medios masivos en la crítica a la postura de Bush han sido algunos importantes científicos, que han querido presentar la propuesta del Presidente como un “atentado” contra el avance de la ciencia.

Cuarenta investigadores de Estados Unidos ganadores del premio Nobel apoyaron la clonación terapéutica mediante un comunicado. “Hemos decidido hablar alto para esclarecer la confusión que rodea a este asunto. La clonación de humanos y la clonación terapéutica (o tecnología de trasplante nuclear) son cosas fundamentalmente distintas”, señaló Paul Berg, ganador del premio Nobel en 1980; haciendo una distinción que Bush ya había hecho claramente en su discurso.

Decisión

Sin embargo, según un vocero de la Casa Blanca, “la firmeza del tono del Señor Presidente apunta a señalar que está dispuesto a vetar una posible aprobación de la clonación que intente lograr embriones para obtener células madre con objetivos científicos”.

Los Congresistas adoptaron en julio de 2001 un texto que hace de la clonación humana un crimen, cuya condena llegaría a diez años de prisión y una multa de al menos un millón de dólares. La norma fue aprobada en el Congreso por 265 votos a favor contra 162. Sin embargo los demócratas del Senado introdujeron una versión que prohibiría la clonación reproductiva pero autorizaría la de fines terapéuticos.

 

Nuevo Presidente del Episcopado: Iglesia seguirá iluminando a Ecuador

QUITO, 11 Abr. 02 (ACI).- El Arzobispo de Cuenca, Mons. Vicente Cisneros Durán, tras elegido como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), afirmó que en medio de la crisis nacional, a la Iglesia le corresponde “iluminar a la sociedad”.

En su primer encuentro con la prensa tras la elección de los cuatro miembros del directorio de la CEE, Mons. Cisneros aseguró que el camino de su gestión está detallado en el Plan Global Pastoral de la Iglesia en el Ecuador 2001-2010, elaborado el año pasado.

El texto precisa formas de actuar ante los desafíos del tercer milenio y qué posición tiene la Iglesia frente a distintos niveles de la sociedad como la cultura, los medios de comunicación y la familia.

El Arzobispo insistió en que el papel de la Iglesia Católica, “en estos momentos de crisis” es de “iluminador de la sociedad”, y afirmó que es urgente atender las necesidades de los grupos más vulnerables: indígenas, campesinos y pobres.

El nuevo Presidente de la CEE anticipó que antes de las elecciones de octubre próximo, la Iglesia publicará un comunicado para guiar a los ciudadanos en algunos criterios morales y éticos; y alentar a los candidatos a regirse por normas claras de comportamiento.

Mons. Cisneros también informó que la Iglesia Católica tendrá acceso a un espacio de dos horas al mes, en el canal Sí TV para difundir mensajes cristianos.

El nuevo presidente de la CEE fue elegido en el centro espiritual de Bethania. El resto de la directiva fue ratificada en sus cargos: Mons. Antonio Arregui, vicepresidente; Mons. José Vicente Eguiguren, secretario general; y Mons. Jaime Bravo, secretario adjunto.

Su vida

Mons. Vicente Cisneros, de 68 años de edad, fue ordenado sacerdote en 1957 y, en 1968, como obispo. Antes de llegar a la Arquidiócesis de Cuenca, estuvo en la diócesis de Riobamba, junto al fallecido Cardenal Bernardino Echeverría.

Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor San José de Quito; Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca y Ciencias Políticas en la Universidad Gregoriana de Roma. Habla diez idiomas.

 

Episcopado pide a chilenos participar del censo pese a escándalo

SANTIAGO, 11 Abr. 02 (ACI).- La Conferencia Episcopal Chilena publicó una declaración en la que llama a los chilenos a dejar atrás la polémica sobre el sabotaje contra los católicos y participar activamente en el censo nacional previsto para este 24 de abril.

A dos semanas del censo, los obispos chilenos expresaron su confianza en las garantías ofrecidas por las autoridades para que el mecanismo se cumpla con honestidad. La declaración del Comité Permanente, se dijo, "busca poner las cosas en su lugar", luego del escándalo sobre una campaña orquestada para reducir las cifras oficiales sobre los católicos chilenos.

La declaración, firmada por el Comité Permanente del Episcopado, sostiene que no se desconoce la importancia del proceso y tampoco "se le tiene miedo a los resultados". Por el contrario, los obispos afirman que el censo es fundamental para el desarrollo de las políticas públicas y, por lo tanto, es deber ciudadano responder en conciencia.

Finalmente, añade que las autoridades han indicado que las características técnicas de la consulta "aseguran su fidelidad y rápido procesamiento" porque sólo se debe contestar un formulario y ningún otro.

 

Lesbianas revelan que concibieron in vitro dos hijos sordos a propósito

WASHINGTON DC, 9 Abr. 02 (ACI).- Una pareja de lesbianas sordas presentó como gran hazaña el hecho de haber diseñado y concebido por técnicas de fertilización asistida a dos hijos sordos, quienes se han convertido en los primeros humanos deliberadamente concebidos con una discapacidad.

El escalofriante caso fue revelado por el diario Washington Post que entrevistó a la mujer que dio a luz a los menores identificada como Sharon Duchesneau, y su pareja Candace McCullough.

Las mujeres confesaron que estaban desesperadas por tener hijos que compartieran sus limitaciones y por eso buscaron a un sordo como donante de esperma para asegurar que su primera hija, que hoy tiene cinco años, herede la misma discapacidad.

La pareja dice haber disfrutado tanto de la hija sorda que decidieron tener un segundo hijo, recién nacido, utilizando la misma técnica. Los médicos que examinaron al bebé, aseguran que el menor es completamente sordo de un oído, pero escucha parcialmente por el otro.

Tan increíble como la historia es que en declaraciones al Post, las mujeres afirmaron estar convencidas que la sordera es "una identidad y no una aflicción médica que necesita de cura” por lo que querían hijos que compartan las mismas "experiencias" y limitaciones.

Asimismo, recordaron como uno de sus momentos más gratos que cuando le hicieron una prueba de oído a su primera hija escribieron en el diario de la pequeña: "11 de octubre, 1996 – no hay respuesta a 95 decibeles – ¡ES SORDA!”.

La actitud de la pareja ha despertado gran controversia entre grupos de derechos infantiles en Estados Unidos. El Family Research Council afirmó que su decisión de "intencionalmente tener un hijo con una discapacidad" fue "increíblemente egoísta".

El vocero del grupo, Fred Connor, señaló que "estas mujeres han llevado la aberrante idea de crear niños diseñados a un nuevo terrible nivel”.

Incluso una de las líderes de la Asociación Nacional de Sordos, Nancy Rarus, señaló que no puede “entender por qué alguien podría querer traer un hijo al mundo con discapacidades adrede”.

 

Realizarán encuentro de oración por vocaciones

BUENOS AIRES, 11 Abr. 02 (ACI).- El sábado 20 de abril la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Vocacional realizará la "Vigilia del Buen Pastor 2002" en la que diversos jóvenes se reunirán para rezar por las vocaciones.

El encuentro de oración, que tiene como lema "Nuevas vocaciones para la esperanza de nuestro pueblo", se llevará a cabo a las 8:30 de la noche en el Gimnasio Misericordia de Belgrano ubicado en Virrey Loreto y Cabildo

Según informa el comité organizador, se espera de manera especial a los escolares a partir de cuarto año de secundaria, además han invitado a todos los jóvenes pertenecientes a parroquias, movimientos e instituciones.

 

Santa Sede podría intervenir en crisis de Belén, afirma autoridad vaticana

ROMA, 11 Abr. 02 (ACI).- En declaraciones a la agencia italiana I Media, el Secretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano, Mons. Jean-Louis Tauran, señaló que la Santa Sede podría mediar entre israelíes y palestinos para terminar la crisis en la Basílica de la Natividad en Belén.

“La Santa Sede no ha propuesto soluciones técnicas, pero podemos compartir algunas ideas. Por ejemplo, se puede pensar en constituir una comisión mixta, compuesta por representantes israelíes y palestinos, con el fin de negociar el retiro de las personas en el interior de la basílica”, explicó el Arzobispo.

En este sentido, señaló que “en el límite, si ambas partes lo exigen, la Santa Sede podría ofrecer su ayuda, dado que goza de cierta credibilidad. Esta es la fuerza de la autoridad moral del Papa Juan Pablo II”.

Según Mons. Tauran, “el problema en la basílica es muy serio, especialmente desde el punto de vista humanitario, porque cerca de 250 personas -la mayoría palestinos armados, luego hay 30 franciscanos, cuatro franciscanas, cinco monjes griego-ortodoxos y nueve monjes armenios- están encerradas en el convento franciscano. El Nuncio apostólico en Israel está prestando toda su atención a esta situación. Se ha hablado de un plan de la Santa Sede para resolver la crisis. Yo prefiero hablar en términos de urgente acción humanitaria”.

Asimismo, aclaró que “los franciscanos insisten en que ellos no son rehenes y que permanecen su convento porque quieren ser fieles a su vocación. Durante siglos, los Papas les confiaron la salvaguardia de los lugares santos. En general, todos los lugares santos de las tres religiones monoteístas deben ser inviolables”.

Para explicar la gravedad de la situación actual, indicó el Arzobispo, “permítame destacar el hecho de que la ocupación de los Santos Lugares por hombres armados es una brecha en la larga historia del estatuto de estos lugares. Desde el tiempo de la época Otomana hasta hoy dichos lugares santos nunca fueron ocupados por hombres armados, ni durante tanto tiempo. Hoy hemos llegado a la trágica situación en que ambas partes continúan insistiendo en que tienen razón”.

Según el Arzobispo, encontrar una solución para el conflicto israelí-palestino “se ha hecho urgente”. “Ciertamente, es comprensible que el Estado de Israel debe defenderse del terrorismo. Nadie puede justificar el terrorismo, bajo ninguna forma. El problema es la respuesta. Demasiadas veces es la gente la que paga el precio de la operación. Es

necesario que la legítima respuesta sea hecha con medida. Es una cuestión de proporcionalidad entre el mal que combatir y los medios que se usan”, indicó.

“La comunidad internacional ha repetido muchas veces su voluntad de ver coexistir dos Estados. Esta es, más allá de la discusión, la sola solución imaginable para este conflicto. No hay otra solución que pueda asegurar la paz entre los dos pueblos y la paz en la región”, agregó.

¿Tierra Santa sin cristianos?

Al final de la entrervista, refiriéndose a los cristianos que habitan la región entre dos fuegos, el Arzobispo señaló que “si se vive en una situación de guerra, no se puede pedir a todo un pueblo que sean héroes. Es claro que la tentación de partir es grande, al menos para quienes tienen la posibilidad de hacerlo. Pero el papel de los obispos y de los sacerdotes es decir a estos cristianos que su vocación es permanecer. Pienso que sería terrible tener una Tierra Santa despoblada de cristianos, presentes allí desde hace siglos”.

Para evitarlo, agregó, “hay que crear en el lugar condiciones de vida que les devuelvan la confianza en el futuro: paz permanente, condiciones de alojamiento y de trabajo aceptables. Y añadiría la necesidad de vivificar siempre la comunión eclesial, porque una comunidad cristiana, unida en torno al Papa y a los obispos, es el mejor antídoto contra la desesperación”.

Israelíes no aceptan salida

Mientras tanto, en Belén el convento franciscano permanece sin agua y sin luz. Según la agencia Fides “en los últimos días el ejército concedió luz (y agua) a la zona habitada por griegos, armenios e incluso a los locales donde se encuentra la mayoría de los palestinos rastreados por el ejército. Los únicos que no tienen ni una gota de agua para beber o lavarse son los franciscanos, alguno de los cuales se pregunta si no hay que ver en esto la decisión de castigar a los franciscanos por sus posiciones públicas”.

La Custodia de Tierra Santa está en contacto continuo con el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí y con el Ministerio para el Culto. La respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores es siempre la misma desde hace dos días: "Conocemos el problema y lo estamos estudiando".

El portavoz de la Custodia de Tierra Santa, P. David Jaeger, declaró a Fides que "nos

encontramos con absoluto estupor ante este comportamiento inhumano. Todas nuestras súplicas, solicitudes, llamadas no han sido escuchadas. Esperamos que la opinión pública mundial obligue a Israel a tonos más humanos".

 

Experta da a ONU solución para envejecimiento mundial: tener más hijos

MADRID, 11 Abr. 02 (ACI) - Anna Diamantopoulou, Comisionada responsable de Empleo y Asuntos Sociales de la Comisión Europea, pidió a los participantes de la II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento convocada por Naciones Unidas, detener este desastre demográfico, alentando el nacimiento de más niños.

Diamantopoulou, que también es Presidenta de la International Federation of Ageing, aseguró en su exposición que las estadísticas son alarmantes y muestran que en Europa "una de cada tres personas tendrá por lo menos 60 años en el 2050".

Asimismo, describió el problema del envejecimiento como uno de los fenómenos con "más implicancias sociales y económicas".

Según Diamantopoulou, “lo que estamos enfrentando aquí es un falla o resistencia al enfrentar dos problemas graves: no podemos reemplazar nuestras poblaciones con tasas de natalidad tan bajas que causan distorsiones demográficas; y seguimos alentando a la gente a trabajar durante menos tiempo en su vida”.

La solución es simple, sugiere Diamantopoulou: tengamos más hijos. “Las implicancias políticas son claras. Necesitamos que nuestras poblaciones recuperan su balance”.

Recomienda esta página | Recibe las noticias por correo | Archivo de Noticias