Noticias del 15-10-98

EL PAPA INTERRUMPE PROGRAMA TELEVISIVO SOBRE SU VIDA PARA AGRADECER

ROMA, 15 (ACI).- El curtido periodista y conductor televisivo italiano Bruno Vespa no lo podía creer: mientras dirigía un programa especial en la RAI dedicado al XX Aniversario del Pontificado del Papa Juan Pablo II, recibió una sorprendente comunicación interna: el Papa estaba en la línea.

La inesperada llamada del Papa al conductor llegó cuando el programa se encontraba en lo que debía ser su momento más emotivo, cuando se transmitía la imagen del concierto de Riccardo Muti en directo desde la Capilla Sixtina, donde se ejecutaba el "Ave verum" de Mozart y la "Salve Regina" de Porpora.

Más de la mitad del programa "Puerta a Puerta" había transcurrido, y ya habían desfilado por las cámaras en vivo el ex presidente soviético Michail Gorbachov desde Dallas, el ex presidente de la Alemania comunista Egon Krenz desde la Puerta de Brandeburgo en Berlín, el turco que disparó contra el Papa, Mehemet Alí Agca, quien había dicho que "quisiera volver a abrazar al Papa y orar con él en la Capilla Sixtina".

De pronto, Agostino Saccá, director de la red, recibió la noticia de la inusual llamada. "Estaba en la cabina de dirección y me anunciaron que había una llamada del Papa", relata Saccá. "No lo creímos y decidimos devolver la llamada". "Cuando por seguridad llamamos de vuelta", continúa el relato la productora Giovanna Montanari, "me pasaron a Don Estanislao, el Secretario del Papa". "Me dijo que el Papa quería agradecer, y pregunté ¿podría pasarle a Vespa?". La pregunta implicaba salir en vivo. Don Estanislao volvió con la respuesta 30 segundos después: "Sí, el Papa acepta hablar en vivo" y lo conectaron con Vespa.

El diálogo

El Papa: "Señor Vespa"...

Vespa: "Buenas Noches Santidad" (Vespa no puede contenerse y comienza a llorar)

El Papa: "Quisiera agradecerle y también a todos los participantes, y a los presentes aquí...Quisiera transmitirles cordialmente y agradecer cordialmente por todo esto que habéis preparado y dicho por estos veinte años. Muchas gracias".

Vespa: (sin poder contener la emoción) "Gracias a Ud. Santidad. Esta es una sorpresa que francamente no esperaba. Estos momentos quedarán en nuestro corazón."

El Testimonio

"Me sentí morir cuando me avisaron" relató Vespa tras la experiencia. "Nosotros habíamos preguntado si el Papa se animaba a darnos breves declaraciones para el programa y la respuesta había sido negativa". "Cuando me dijeron desde la dirección que había una llamada del Papa respondí: ¿Están locos? Y no podía creerlo hasta que sentí la voz de Don Estanislao y luego la del Papa".

"No tengo palabras, esto es pura felicidad", agregó Vespa. "Este Papa ha cambiado la comunicación, es el primero que ha hablado con periodistas, el primero en comunicar sus enfermedades... Esta noche me ha hecho un gran regalo y no me avergüenzo de no haber sabido contener la emoción". "También los periodistas tenemos alma", agregó.

El programa había consistido en una verdadera superproducción. Además de las personalidades mencionadas, la transmisión incluyó testimonios del ex presidente polaco Jaruzelski, Kofi Annan, Lech Walesa, Yasser Arafat, el rey Juan Carlos de España, el canciller alemán saliente Helmut Kohl, el Cardenal Giacomo Biffi, Joaquín Navarro-Valls y el tenor Lucciano Pavarotti, quien grabó un aria especial para el Pontífice.

Además, en el estudio con Vespa se encontraban el actor Vittorio Gassman, la escritora Susanna Tamaro y los cantantes Al Bano y Romina Power.

PÁGINA PRINCIPAL

LOS ELEMENTOS PRINCIPALES DE LA ENCÍCLICA "FIDES ET RATIO"

VATICANO, 15 (ACI).- Hoy a las 11:30 de la mañana, hora local, se publicó finalmente la decimotercera Encíclica del Papa titulada "Fides et Ratio". A continuación, una descripción del contenido y los alcances de este documento fundamental.

¿Quién soy? ¿De dónde vengo y a dónde voy? ¿Por qué existe el mal? ¿Qué hay después de esta vida?" Es en base a estas preguntas fundamentales del hombre que el Papa aborda el tema de la relación entre la fe y la razón

Transcurridos más de 100 años desde la Encíclica Aeterni Patris de León XIII (4 de agosto de 1879), la Fides et Ratio propone nuevamente el tema de la relación entre fe y razón o, más bien, entre teología y filosofía.

La Encíclica reúne todos los requisitos para ser considerada un documento "histórico". ¿Por qué la fe debería ocuparse de la filosofía y por qué la razón no puede prescindir de la aportación de la fe? Las preguntas planteadas por Juan Pablo II no quedan sin respuesta. No se plantean como un mero ejercicio teórico -el tema, a primera vista, podría inducir a esta interpretación- sino que tienen un carácter profundamente existencial, -porque determina el comportamiento de las personas.

Objetivos de la Encíclica

La Encíclica toma su punto de partida en una situación cultural que se ha hecho insostenible y que ha llevado hasta sus últimas consecuencias la separación entre fe y razón. En este horizonte, el documento aspira a sensibilizar a quienes respetan la verdad y son responsables del pensamiento y de la cultura, a fin de que se fijen en lo esencial, sin ningún tipo de prejuicio ni límite alguno.

Desde esta perspectiva, el Papa no adopta una actitud de condena, sino que plantea un problema serio que suscitará un amplio debate entre los hombres de cultura: ¿Por qué la razón quiere impedir a sí misma tender hacia la verdad, cuando descubre que por su misma naturaleza tiende a alcanzarla?

Así, diversos movimientos filosóficos contemporáneos, consecuencia última del pensamiento moderno que ha entrado en crisis, insisten en querer ensalzar la debilidad de la razón, impidiéndole de hecho ser ella misma. De todo ello ha surgido una visión del hombre y del mundo que ha favorecido la arbitrariedad y el pragmatismo, definiendo un escepticismo generalizado según el cual "todo se reduce a opinión" y "se conforma con verdades parciales y provisionales" (n. 5).

El Contenido

La Introducción, en la que se sintetizan todos los temas que son objeto de la Encíclica, Juan Pablo II, basándose en su "diaconía de la verdad" (n. 2), defiende la grandeza de la razón. Aunque parezca paradójico, sobre todo si se mira la historia del último siglo, la razón encuentra su ayuda y apoyo más precioso en la fe, la aliada fiel que le permite encontrarse a sí misma. La fe cristiana, por otra parte, no podría confrontarse por mucho tiempo con una razón débil; en efecto, incluso ella tiene necesidad de una razón que se fundamente en la verdad para justificar la plena libertad de sus actos.

El objetivo de la Fides et Ratio es, en definitiva, dar confianza al hombre contemporáneo (cf n. 6). Dado que con la Veritatis Splendor -de la cual es continuación- el Papa quiso llamar la atención sobre algunas verdades de orden moral que habían sido olvidadas o mal interpretadas, con la presente Encíclica quiere referirse a la verdad misma y su fundamento en relación con la fe. Esto es algo que el Papa ve como un "deber".

El primer capítulo introduce el tema de la Revelación como el conocimiento que Dios mismo ofrece al hombre. La Revelación, al expresar el misterio, impulsa a la razón a intuir unas razones que ella misma no puede pretender agotar, sino sólo acoger.

El segundo capítulo, a continuación, aborda la unidad entre el conocimiento de razón y el conocimiento de fe, demostrando cómo el pensamiento bíblico, basado en esta unidad, había ya descubierto una vía maestra hacia el conocimiento de la verdad: la imposibilidad de prescindir del conocimiento ofrecido por Dios, si se quiere conocer plenamente el camino que todo hombre debe recorrer para responder a las preguntas fundamentales sobre la existencia.

El tercer capítulo entra directamente a temas específicos. Así, se destaca cómo el hombre con su razón, que pregunta siempre y sobre todas las cosas, tiene la posibilidad de alcanzar la verdad que por su naturaleza es universal, válida para todos y para siempre.

El Papa expone aquí diversas facetas de la verdad, llegando a afirmar que: " se pude, pues, definir al hombre como aquél que busca la verdad" (n. 28). El n. 33 del documento puede considerarse como una síntesis del capítulo: "El hombre, por su naturaleza, busca la verdad. Esta búsqueda no está destinada sólo a la conquista de verdades parciales, factibles o científicas; no busca sólo el verdadero bien para cada una de sus decisiones. Su búsqueda tiende hacia una verdad ulterior que pueda explicar el sentido de la vida; por eso es una búsqueda que no puede encontrar respuesta más que en el absoluto... Esta verdad se logra no sólo por vía racional, sino también mediante el abandono confiado en otras personas que pueden garantizar la certeza y la autenticidad de la verdad misma".

El capítulo cuarto marca una profunda síntesis histórica, filosófica y teológica de cómo el cristianismo ha entrado en relación con el pensamiento filosófico antiguo. Se presenta el ejemplo de los primeros siglos, cuando los Padres de la Iglesia, con la aportación de la riqueza de la fe, "fueron capaces de sacar a la luz plenamente lo que todavía permanecía implícito y propedéutico en el pensamiento de los grandes filósofos antiguos" (n. 41). Sigue luego la época floreciente del "medievo" con el aporte del pensamiento de Santo Tomás de Aquino, perennemente actual, y su visión de una completa armonía entre la fe y la razón basada en el principio de que "lo que es verdadero, quienquiera que lo haya dicho, viene del Espíritu Santo" (n. 44).

Sin embargo, la llegada de la época moderna señala también un período de progresiva y "nefasta separación" entre la fe y la razón (n. 45), con el consiguiente cambio del papel desempeñado por la filosofía, hasta llegar a ser "razón material al servicio de fines utilitaristas, de placer o de poder" (n. 47). De ello se deriva que "tanto la fe como la razón se han empobrecido y debilitado una ante la otra" (n. 48).

El capítulo quinto muestra, en una primera parte, las diversas intervenciones del Magisterio, recorriendo los momentos más importantes sobre todo respecto al fideísmo y al racionalismo. En una segunda parte, se pone de relieve cómo la Iglesia siempre ha animado a la filosofía a recuperar su misión primordial, mencionando algunos casos que han enriquecido el pensamiento filosófico en la época moderna.

Los capítulos sexto y séptimo constituyen el núcleo de la Encíclica y representan la aportación más densa que el Santo Padre ofrece a esta problemática. En el capítulo sexto, la Fides et Ratio se detiene sobre la exigencia que las diversas disciplinas teológicas deben mantener en relación con el saber filosófico.

En este contexto, el Papa profundiza su reflexión afrontando problemáticas recientes que afectan a la ciencia de la fe. Algunos, por el deseo de querer abrir nuevos caminos de saber científico, "niegan simplemente el valor universal del patrimonio filosófico asumido por la Iglesia" (n. 69). Juan Pablo II aborda directamente la cuestión, sobre todo respecto al tema de la relación con las culturas, problema que en estos años suscita el debate teológico, particularmente en la India. El Papa señala los criterios irrenunciables para que el encuentro pueda ser fructífero (cf n. 72).

Juan Pablo II ve en el término "circularidad" la vía a seguir en la relación entre fe y razón (n. 73); esto indica que: "el punto de partida y la fuente original debe ser siempre la Palabra de Dios revelada en la historia, mientras que el objetivo final no puede ser otro que la inteligencia de ésta, profundizada progresivamente a través de las generaciones". La gran fecundidad de esta vía se pone de manifiesto en la lista de pensadores occidentales y orientales que han elaborado sistemas de pensamiento que siguen siendo hoy actuales: John Henry Newman, A. Rosmini, Jacques Maritain, Etienne Gilson, Edith Stein, Victor Solovev, P. A. Florenskij, P. J. Caadaev, V. Losskij (cf n. 74).

El capítulo séptimo, el más denso y rico, se basa en la original indicación según la cual la Revelación es el "punto de referencia y de confrontación" entre la filosofía y la fe. El capítulo comienza indicando la "vía sapiencial" que ha de adoptarse como línea maestra para llegar a las respuestas definitivas que llevan al sentido de la existencia; se acentúa la capacidad natural del hombre de alcanzar la verdad, llegando a la exigencia metafísica del saber.

"Una de las mayores amenazas en este fin de siglo es la tentación de la desesperación" (n. 91). Ante este drama, el desafío que Juan Pablo II presenta es el del saber pasar "del fenómeno al fundamento" (n. 83) y así "llevar a los hombres a descubrir su capacidad de conocer la verdad y su anhelo de un sentido último y definitivo de la existencia" (n. 102). Sobre este principio se realiza un análisis riguroso, que muestra los entes insuperables de algunos sistemas filosóficos contemporáneos que rechazan la instancia metafísica de una apertura perenne a la verdad (cf. n. 81). Eclecticismo, historicismo, cientifismo, pragmatismo y nihilismo son sistemas y formas de pensamiento que, al no estar abiertos a las exigencias fundamentales de la verdad, tampoco pueden ser asumidos como filosofías aptas para explicar la fe.

Conclusión

El mensaje último de la Encíclica podría resumirse en una afirmación del número 90: "Verdad y libertad, o bien van juntas o juntas perecen miserablemente"Se trata de un enérgico llamado de Juan Pablo II para despertar la conciencia de cuantos se interesan por la verdadera libertad del hombre. Ésta, afirma el Papa, sólo se puede alcanzar y asegurar si el canal hacia la verdad permanece abierto y accesible siempre, a todos y en todas partes.

 

 PÁGINA PRINCIPAL

EL CARD. RATZINGER PUBLICA UNA SORPRENDENTE Y REVELADORA SEMBLANZA DEL PAPA

VATICANO, 15 (ACI).- El Cardenal Joseph Ratzinger rompió su usual reserva con un extenso artículo publicado en la revista semanal Famiglia Cristiana, en la que habla con crudeza de las limitaciones físicas del Papa y del gran poder evangelizador que éstas conllevan.

En el artículo, publicado en la revista de mayor difusión en Italia, el Purpurado señala que Juan Pablo II es un Papa "enfermo y cansado" que celebra el XX aniversario de su pontificado, pero lo que muchos ven como un límite, para los cristianos es más bien el mensaje particular de la segunda mitad de su pontificado.

El Cardenal describe así al Papa: "la figura doblada, su proceder cansino: necesita apoyarse en su bastón, que termina en una cruz. De hecho, se apoya en la cruz". "Pero justamente en el sufrimiento físico y espiritual del Papa, que nadie puede fingir no ver, se encuentra un mensaje particular de la segunda mitad de su pontificado", añade.

Según el Purpurado, "en una sociedad en la que todo se orienta hacia la obtención de resultados y la funcionalidad", la figura de "un Papa sufriente" es "un testimonio de anticonformismo".

"El político debe irradiar impulso juvenil para parecer elegible. Las modernas profesiones empresariales presuponen un alto nivel de condiciones físicas: curiosamente, en una sociedad que envejece evidentemente, el culto de la juventud sigue avanzando", señala el Cardenal Ratzinger; y explica que para este mito "la enfermedad y la vejez deben permanecer, en todo lo posible, invisibles".

En cambio "el Papa no las esconde, porque no quiere ni puede esconderlas", y justamente "de esta manera cumple un servicio importante para todos nosotros". "El Papa sufriente ha sido de algún modo una transparencia de la presencia de algo más grande", agrega el Cardenal.

En el artículo, el Purpurado recuerda tres recientes encuentros del Santo Padre con las multitudes en las que, según considera, se hizo evidente su testimonio del dolor: la Jornada Mundial de la Juventud en París, el Congreso Eucarístico de Bolonia (Italia) y la gran misa que abrió el Sínodo africano en el Vaticano.

Con su presencia dolorosa en París, el Papa conjuró las polémicas surgidas por su visita "que a muchos parecía como una usurpación clerical de una historia cuya gloria estribaba justamente en el hecho de ser leída a partir de una hermenéutica laica".

En Bolonia, en cambio, ante la presencia de estrellas del rock –a las que el Cardenal se refiere como "Bob Dylan, o como quieran que se llamen"-, el Papa supo "dejar de lado el papel manuscrito que tenía delante para hablarle a los jóvenes con el corazón, para decirle cosas que a primera vista parecía que no se les podía decir".

En este sentido, "hablar del significado del fracaso, de la renuncia, de la aceptación, de la Cruz", significa para el Cardenal Ratzinger "que alguien se anima a ir a tocar aquello que las ofertas de la industria del tiempo libre y el modo contemporáneo de consumir la vida dejan totalmente de lado y que sin embargo, en cuanto pregunta, es aquello que nos toca a cada uno de nosotros".

"Esta no-civilización de muerte", agrega el Purpurado, es también visible en la distancia entre el pensamiento del Papa, tal como se expresa en las principales encíclicas del segundo decenio de su Pontificado, y el de algunos teólogos católicos. "Esto es sobre todo cierto para la encíclica sobre las cuestiones fundamentales de la teología moral: acaso muchos pensadores no cristianos sienten en su propia piel la gravedad y la urgencia de la crisis moral de la humanidad mucho más que ciertos teólogos católicos", agrega en el artículo.

Según el Cardenal, cuando los espíritus críticos comienzan a comprender que "la crisis de nuestro tiempo consiste en una ‘crisis de Dios’, en la desaparición de Dios del horizonte de la vida humana", la figura del Papa que lleva consigo la Cruz "es a la vez el símbolo y la promesa de un Dios que acompaña siempre al hombre en su sufrimiento, ofreciéndole su salvación", concluye el artículo del Prefecto.

 PÁGINA PRINCIPAL 

SANTO PADRE AGRADECE ORACIONES POR VIGÉSIMO ANIVERSARIO

VATICANO, 15 (ACI).- Durante la Audiencia General de ayer, el Papa Juan Pablo II agradeció a todos los fieles por las oraciones y saludos especiales que ha recibido con ocasión del Vigésimo Aniversario de su Pontificado.

"Agradezco vivamente las felicitaciones que me han sido expresadas así como las oraciones que me han sido aseguradas en ocasión del vigésimo aniversario de mi elección al pontificado", dijo el Papa; y expresó su confianza "en el apoyo espiritual del pueblo de Dios para cumplir con mi ministerio".

La audiencia contó con la participación de miles de fieles quienes se agolparon en la Plaza de San Pedro y aplaudieron por largo tiempo al Pontífice mientras saludaba a los peregrinos en diferentes idiomas.

Asimismo, estuvieron presentes grupos musicales como la Orquesta Filarmónica de Florencia y la banda "Santa Cecilia" de Annifo, uno de las localidades de Umbría afectadas por el terremoto que sacudió el año pasado a Italia central.

Gran parte de la población de Annifo viajó para estar ayer en la audiencia junto al Papa, así como una numerosa delegación polaca, que incluía a Arzobispos y Obispos, llegados a Roma para participar en la misa de mañana.

Catequesis sobre el Espíritu

Previamente, el Santo Padre ofreció su tradicional catequesis semanal y se refirió nuevamente al sacramento de la Confirmación, a partir del 'sello del Espíritu' y el testimonio hasta el martirio.

Juan Pablo II señaló que en la Confirmación, "mediante la unción, se recibe plenamente el don del Espíritu Santo, ya recibido de forma inicial y fundamental en el Bautismo". "El 'sello' del Espíritu Santo significa y realiza la pertenencia total a Jesucristo del discípulo, que se pone a su servicio para siempre en la Iglesia, e implica al mismo tiempo la promesa de la protección divina en las pruebas que habrá de afrontar para testimoniar su fe en el mundo", explicó.

Asimismo, subrayó que "el bautizado que recibe el sacramento de la Confirmación con conciencia plena y madura manifiesta solemnemente ante la Iglesia, sostenido por la gracia de Dios, su disponibilidad a dejarse prender por el Espíritu de Dios, de modo siempre nuevo y cada vez más profundo, para llegar a ser testigo de Cristo Señor".

"Esta disponibilidad, gracias al Espíritu que penetra y llena el corazón, lleva incluso al martirio, como se ve en la sucesión ininterrumpida de testigos cristianos que desde los orígenes del cristianismo hasta nuestro siglo no han temido sacrificar su vida terrena por amor a Jesucristo", indicó.

PÁGINA PRINCIPAL

 THE NEW YORK TIMES RECONOCE VITALIDAD DE FUTUROS SACERDOTES ESTADOUNIDENSES

WASHINGTON, 15 (ACI).- No sólo se trata del grupo más grande de los últimos veinticinco años, sino que, según The New York Times -un diario de pocas simpatías por la Iglesia Católica-, los seminaristas estadounidenses que se forman en Roma, se han convertido en una auténtica esperanza para la Iglesia en Norteamérica por   su fidelidad al Papa y a la Doctrina Católica.

Un sorprendente artículo de la periodista Alessandra Stanley, publicado en el diario The New York Times -que suele tomar posturas críticas frente a las enseñanzas de la Iglesia- reveló los rasgos de la nueva generación de seminaristas estadounidenses que se preparan en el Colegio Pontificio Norteamericano de Roma no sólo para servir como sacerdotes en Estados Unidos sino para revertir ciertas tendencias sociológicas que calaron en la cultura y hasta en el catolicismo de esta parte del continente durante las décadas de los  60’ y 70’.

Según Stanley, "la vuelta a la ortodoxia es bienvenida por muchos líderes de la Iglesia luego de décadas de confusión y conflicto". Monseñor Timothy Dolan, quien a sus 48 años es rector del Colegio Pontificio, señala que así como su generación reaccionó  en los 50’s contra aquello que veían como  "una iglesia rígida y ritualizada", los seminaristas de la nueva generación "reaccionan contra las tendencias de los '60s y '70s de  las casullas psicodélicas  y las misas  de Coca Cola y pretzels".

"Estos jóvenes tiene realmente un gran amor al Magisterio y las tradiciones de la Iglesia, pero también están preocupados sobre cómo podrán proclamar las verdades de la fe a la gente", explica el rector.

Mons. Dolan está convencido que ahora "la tendencia es favorecer la tradición y la autoridad. Cuándo a mí me formaron, la tendencia iba contra todo esto".

Más en número y fidelidad

Con 171 estudiantes, incluidos los 56 ingresantes, el Colegio Norteamericano cuenta actualmente con el mayor número de seminaristas registrado en los últimos 25 años, y es descrito -no sin frivolidad- por el New York Times considerado como el West Point de los sacerdotes (en referencia a la más prestigiosa escuela militar de los Estados Unidos).

El NYT cuenta una anécdota reveladora. El Padre John Cameron, un sacerdote que ha estudiado guión de cine en California y que se le considera a la "vanguardia" de la homilética moderna, explicó a los seminaristas del  colegio romano que las homilías deben empezar con una anécdota personal -como puede ser la visita a un centro comercial o un juguete infantil- con el fin de capturar la atención de la asamblea.

Sin embargo, cuando a Stephen Hero, de 28 años y en tercer año de formación, se le pidió realizar una homilía de  práctica, no dudó en contradecir al Padre Cameron comenzando de esta manera: "El 16 de octubre de 1978, un nuevo Papa, Juan Pablo II, fue elegido..."

Al NYT no se le escapa la brecha generacional:  Cameron considera que "el Papa podría  ser una figura muy lejana para los norteamericanos"; mientras que   los estudiantes como Hero piensan que las misas dominicales, a fuerza de querer hacerlas "cercanas a la gente" han terminado por perder el poder de inspirar y transformar a los fieles.

"No creo que la manera correcta para acercar la misa  sea ‘mundanizar’ a la Iglesia", afirma Hero y agrega que "está bien que hagamos la liturgia accesible pero existe el peligro de hacerla tan ordinaria que la gente pierda la experiencia trascendente de Dios".

Hombres Nuevos

Los 56 ingresantes de la clase 98, a quienes sus compañeros llaman afectuosamente   los "Hombres Nuevos", conforman el grupo de primer año más grande de los últimos 29 años, y muestran el mismo fervor que sus compañeros mayores.

Seleccionados por sus obispos para formarse en Roma, buscan  llevar, según el NYT,  una Iglesia restaurada al laicado estadounidense. Entre sus temas de conversación cotidiana destacan el amor a  la Iglesia, la emoción que sienten al experimentar 2000 años de tradición eclesial o sus vivencias en la Basílica de San Pedro.

"Sus héroes -explica Stanley- son Juan Pablo II y el Cardenal Joseph Ratzinger", como lo confirma Tad Oxley, de 22 años.

El seminarista, proveniente de Toledo, Ohio, llevó el libro del Purpurado, titulado "La Sal de la Tierra" en una salida grupal a la playa. "Es un teólogo brillante y un gran pastor. Alguien tiene que estar en su posición de autoridad y dar una mirada a lo que está pasando", dice Oxley a la entrevistadora.

David Espinal, también de 22 años, expresa estar de acuerdo con su compañero. "Realmente creemos que él (Cardenal Ratzinger) fue elegido para esta posición por el Espíritu Santo para explicar las enseñanzas de Cristo", afirmó.

En lo que se refiere al celibato, la posición de estos jóvenes no deja dudas. Oxley explicó que para ellos las "sugerencias" de algunos intelectuales que pretenden que el sacerdocio no esté ligado al celibato es una ofensa.

"Nosotros vemos el celibato como un regalo y un compromiso personal profundo con Dios. Lo contrario equivale a que uno de nosotros diga me voy a casar pero realmente quiero ser polígamo", explica Oxley.

Ante éste y otros puntos que suelen ser manipulados a favor de un falso liberalismo, los seminaristas prefieren llamarse a sí mismos como misioneros de la verdad. "Duele ver disensión en la Iglesia. Pero nuestro objetivo no es condenar a la gente que no acepta completamente las enseñanzas de la Iglesia, sino acercarlos a la verdad", concluye Oxley.

PÁGINA PRINCIPAL 

 

EPISCOPADO PERUANO HACE LLAMADO POR PAZ DEFINITIVA CON ECUADOR

LIMA, 15 (ACI).- En momentos que las negociaciones entre los gobiernos de Perú y Ecuador para solucionar el conflicto limítrofe entre ambos países han ingresado a una etapa  definitiva, los obispos del Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana emitieron una exhortación por la paz definitiva.

Mientras los Poderes Legislativos peruano y ecuatoriano analizan actualmente la posibilidad de que los países garantes del "Protocolo de Río de Janeiro" -que estableció un acuerdo limítrofe bilateral impugnado por Ecuador- se conviertan en árbitros del conflicto y den una solución definitiva, los obispos abogaron por un acuerdo que permita consolidar la paz.

En su exhortación, los obispos afirman que "Perú y Ecuador somos dos naciones hermanas, con orígenes históricos comunes, unidos por similares caracteres étnicos, geográficos y culturales. El lazo más fuerte y profundo es la religión católica que nos une".

Partiendo de esto, precisaron que "la paz es un don de Dios y construirla es tarea de los hombres, los que trabajan por ella son llamados hijos de Dios. Construir la paz basada en el orden, es un deber de los Estados y una obligación de los pueblos. En este camino de la paz, largamente anhelado, se ha logrado significativos avances, que esperamos que culminen con una paz definitiva, lograda en el marco de la verdad y la justicia".

Finalmente invitaron a los peruanos a "intensificar la oración, de modo que Dios ilumine a los responsables de las decisiones, para que, alcanzada la paz definitiva, nuestros pueblos caminen hermanos en una auténtica integración que favorezca y aliente el desarrollo común".

PÁGINA PRINCIPAL  

 

CARDENAL SODANO PROMETE REGRESAR Y SE PREOCUPA POR RECONCILIACIÓN NACIONAL EN CHILE

SANTIAGO, 15 (ACI).- El Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Angelo Sodano, antes regresar a Roma prometió retornar próximamente a Chile y se mostró interesado en el proceso de reconciliación nacional que se está desarrollando en los diversos sectores políticos y sociales.

El Cardenal Sodano, que fue Nuncio Apostólico en Chile entre 1968 y 1978 y que se reunió la semana pasada con los participantes del Encuentro Continental de Jóvenes, prometió regresar otra vez al país "tal vez de vacaciones".

El Purpurado mostró también un vivo interés en el proceso de reconciliación nacional, que –según fuentes eclesiales- habría sido uno de los motivos por los cuales durante su estadía sostuvo intensas reuniones con autoridades eclesiásticas, civiles y de gobierno, entre ellas el presidente Eduardo Frei, quien lo condecoró y con quien viajó al sur del país para la inauguración de la Catedral de Valdivia.

El Secretario de Estado Vaticano agradeció "al pueblo chileno todas las atenciones recibidas y sobre todo a los jóvenes americanos que brillantemente dieron muestras de fe, de un renacimiento de la misma" y expresó su esperanza en que "al interior de los jóvenes" se produzca "un progreso espiritual que lleve a vivir una auténtica vida cristiana".

Asimismo, el Purpurado rechazó una vez más el divorcio, cuyo proyecto de ley se encuentra actualmente en estudio en el Congreso.

Durante su estadía, el Cardenal Sodano se reunió también con los precandidatos presidenciales Ricardo Lagos y Andrés Zaldívar (de los partidos Socialista y Demócrata Cristiano, respectivamente), y los conservadores Sebastián Piñera y Joaquín Lavín.

 PÁGINA PRINCIPAL 

EPISCOPADO MEXICANO DENUNCIA ERRADA EDUCACIÓN SEXUAL

MÉXICO D.F., 15 (ACI).- La Conferencia Episcopal Mexicana denunció el errado enfoque que se le ha dado a los nuevos textos escolares sobre "educación sexual", donde además de difundir una visión reductiva de la sexualidad, se inculcan ideas a favor de la anticoncepción y el aborto.

En sendos documentos difundidos por la Comisión para las Comunicaciones Sociales del episcopado, los obispos de Tijuana y Nezahualcóyotl denuncian que este tipo de "educación sexual" no toma en cuenta el respeto a la dignidad de la persona, los valores morales y éticos, sino que  se limita a informar sobre "las funciones propias de la genitalidad de la reproducción".

También sostuvieron que los nuevos textos, al limitarse a la información genital, "no ayudan al niño o adolescente a descubrir la grandeza y valor de su propio cuerpo, y la grave responsabilidad en el uso de estos valores".

Los Obispos aclararon que cualquier iniciativa de educación sexual debe considerar el recto sentido de la sexualidad, enmarcado en el respeto, autoposesión y recto amor, y debe ser progresiva y proporcionada a la edad de los niños, en que los padres asuman su responsabilidad mediante el diálogo y el acompañamiento.

La Conferencia Episcopal Mexicana alertó también sobre las campañas anti-vida que promueven las autoridades gubernamentales y que están sutilmente destinadas a crear el ambiente propicio para despenalizar, legalizar y favorecer la proliferación del aborto en el país.

"Frente a las campañas antinatales de origen gubernamental o promovidas desde otros países, la Iglesia debe proporcionar suficientes conocimientos sobre los múltiples efectos negativos de las técnicas imperantes de inspiración neomalthusiana", denunciaron los obispos mexicanos.

  

PÁGINA PRINCIPAL 

GRUPO PRO-VIDA CUESTIONA PROYECTO CONTROLISTA ANTI SIDA

TEGUCIGALPA, 15 (ACI).- La asociación Pro-Vida de Honduras cuestionó un proyecto de ley que el Congreso podría aprobar próximamente a través del cual se pretende establecer obligatoriamente un curso de educación sexual basado en fundamentos controlistas en todas las escuelas.

Martha Casco, presidenta de la asociación, aseguró que la aprobación de la ley sobre la educación sexual "sería catastrófica  por lo que el proyecto entiende por este tipo de instrucción y los términos en los que está planteada la campaña".

Según Casco "ningún padre de familia está interesado en que su niño de siete años aprenda en la escuela cómo usar el condón o cosas por el estilo". Además, los estudios reflejan que si a un menor de 12 años se le habla de relación sexual en forma detallada -como prevé la campaña- se "le destruye su ingenuidad y su condición natural para inclinarlo a la curiosidad".

Casco también  cuestionó la manera en la que se ha venido planteando la educación sexual en otros países latinoamericanos y afirmó que a los niños simplemente se les enseña cómo funcionan los órganos genitales y cómo evitar contagiarse con alguna enfermedad venérea o tener hijos, sin educarlos en el autodominio y la castidad como medios de realización personal.

Pro-Vida de Honduras  consideran que una campaña a favor de la abstinencia y la castidad en los jóvenes sería más efectiva en un país que registra un alto nivel de enfermedades venéreas y cuyo Ministerio de Salud reconoce que las campañas de prevención han fracasado.

 

PÁGINA PRINCIPAL 

MUNICIPIOS Y PARROQUIAS RESCATAN FIESTAS RELIGIOSAS

QUITO, 15 (ACI).- Los municipios y parroquias de Ibarra anunciaron el lanzamiento en las diversas regiones de la localidad del "Proyecto de revalorización de las fiestas parroquiales y comunitarias", que busca rescatar las manifestaciones religiosas y culturales de la población.

Por este motivo, el Cabildo Metropolitano decidió destinar un fondo para impulsar las fiestas religiosas, a través de la participación de una banda municipal, la impresión de folletos destacando el sentido de la fiesta y una campaña a través de los medios de comunicación.

Se ha previsto que las diversas fiestas estén acompañadas de diferentes actividades culturales y tradiciones propias de la región. De esta manera se busca incentivar la participación de los grupos artísticos del sector y la organización de las ferias artesanales, agroindustriales, agrícolas y gastronómicas que permitan mantener el vínculo entre la fe y la cultura. Además, un mes antes de cada fiesta, se llevarán a cabo talleres breves con la población para explicar el sentido de la actividad y la manera más efectiva de participar en ella.

Una de las fiestas más importantes del Municipio de Ibarra es la del "Señor del Amor" celebrada en mayo. La región de Caranqui celebra con la quema de castillos y vísperas solemnes, la procesión con la imagen del Señor.

Según las autoridades, muchas de estas celebraciones fueron prácticamente olvidadas por los pobladores debido a la falta de incentivos; por ello "se debe desempolvar la historia de cada sitio y cotejar los datos obtenidos de los ancianos de los pueblos y la poca información escrita que existe".

Gracias a estos datos ya se editó un folleto con el contenido de las fiestas de las parroquias San Antonio de Ibarra, Ambuquí, Salinas, La Carolina, Lita, Angochagua y La Esperanza (parroquias rurales); y Alpachaca, San Francisco, El Sagrario y Caranqui (parroquias urbanas).

Según Galo Mantilla, Jefe de la Dirección de Educación y Cultura del Municipio de Ibarra, la reactivación de estas fiestas "constituyen en el mejor mecanismo de difusión de la religiosidad y la cultura".

 

PÁGINA PRINCIPAL 

 

COLEGIO DE LA SALLE EN CUBA CUMPLE 90 AÑOS

 LA HABANA, 15 (ACI).- Con ocasión de celebrarse el 90 aniversario de la fundación del Colegio La Salle de Nuestra Señora de la Caridad, que se constituyó durante varias décadas en uno de los principales centros de desarrollo de la educación católica, se celebró en la Catedral de La Habana una Misa especial, presidida por Mons. Dante Sandrelli, quien destacó la necesidad de reforzar y promover las vocaciones en la Isla.

Durante la celebración litúrgica, el hermano Osvaldo Morales, miembro de los Hermanos de La Salle, se refirió de manera especial a la vida del fundador de la Congregación, Juan Bautista de La Salle, quien siendo primer Arzobispo de la etapa republicana de Cuba ayudó a la población más necesitada.

Al final de la Misa se leyó un mensaje enviado por el Superior General de La Salle, hermano John Johnston, quien señaló que "al cumplirse 90 años de la fundación de La Salle, desde el centro del instituto, estoy enviando una palabra de aliento" y señaló la urgencia de que esta celebración brinde "el aliento y la fuerza que necesitan para que a partir de ese día el Señor conceda poder abrir el camino de la fe, fraternidad y servicio a las futuras generaciones de jóvenes cubanos".

 

 PÁGINA PRINCIPAL 

JÓVENES DEL MERCOSUR REAFIRMARON DEFENSA DE LA VIDA

BUENOS AIRES, 15 (ACI).- La reafirmación de la defensa de la vida, el reconocimiento de la familia como una institución natural y el rechazo a técnicas de procreación humana artificial, fueron algunas de las conclusiones a las que llegaron los participantes del Primer Encuentro de Jóvenes Pro-Vida del Mercosur que concluyó recientemente en Buenos Aires.

El evento, que se realizó entre el 10 y 11 de octubre, tuvo como lema "Cristo os llama a resucitar en otros jóvenes la ilusión por la vida" y contó con la participación de 450 jóvenes provenientes de Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile.

Una de las conclusiones más importantes del Congreso fue la decisión de fundar la Federación de Jóvenes del Mercosur, que se encargará especialmente de llevar adelante todos los acuerdos adoptados durante el encuentro, además de promover en los diferentes países la defensa de la vida.

Durante los grupos de trabajo los jóvenes expresaron su preocupación por la existencia de iniciativas contrarias a la vida y la familia promovidas por organizaciones internacionales y nacionales, además de expresar su rechazo a una profunda crisis cultural y de valores, que afecta la dignidad de las personas.

Frente a este panorama anti-vida los representantes emitieron diez conclusiones:

 PÁGINA PRINCIPAL 

 

JUAN PABLO II "TIENE MANOS DE CAMPESINO Y OJOS DE SÓCRATES", PARA DIPLOMÁTICO RUSO

MOSCÚ, 15 (ACI).- Para Vadim Zagladin, el experto en política exterior que asesoró al Kremlin en la época de Gorbachov y organizó la cita entre el Papa Juan Pablo y el líder de la ex Unión Soviética, el Santo Padre es un hombre "con manos de campesino y ojos de Sócrates" porque en él coexisten "fe y ciencia".

En una entrevista concedida a la agencia ANSA, Zagladin confesó que "cada vez que vuelvo a encontrar a ese hombre me impresiona: en él parecen coexistir armónicamente fe y ciencia".

Asimismo recordó las circunstancias en que pudo organizar el histórico encuentro entre el Papa y Gorbachov, realizado poco antes de la caída del muro de Berlín y la disolución de la URSS.

Zagladin reconoció que "fue el Cardenal Agostino Casaroli quien abrió el diálogo, cuando en 1988 vino a Moscú para las celebraciones del milenio de la evangelización de Rusia. Él le entregó a Gorbachov una carta del Papa, a partir de la cual comenzó una intensa correspondencia, que llevó a su histórico encuentro".

Asimismo, indicó que Juan Pablo II era visto en la URSS como uno de los motores históricos que habían llevado a la caída de los regímenes del este comunista "no de manera directa, sino a través del diálogo y la palabra: sus llamados a la democracia y la libertad espiritual fueron cruciales en esos países totalitarios, que justamente negaban esa libertad".

Según Zagladin, la acción de Papa "coincidió en esos años con la acción de Gorbachov, con sus deseos de eliminar los regímenes represivos del Este", pero fue sobre todo "el carácter equilibrado de la política exterior de Juan Pablo II", que supo reconocer ventajas y defectos del Este y el Oeste, lo que volvió posible el diálogo.

El experto concluyó afirmando que esta voluntad de diálogo ha permanecido en el Papa aún después de la disolución de la URSS, dando como ejemplo su "llamado a los sacerdotes católicos para que acepten suministrar los sacramentos también a los ortodoxos que se lo pidieran: este es el verdadero camino para que las dos religiones se acerquen, aunque por el momento el Patriarcado de Moscú no haya respondido a este desafío".

 

PÁGINA PRINCIPAL