Noticias del 17-6-98

"MUJER-SÍMBOLO" DEL ABORTO ANUNCIA CONVERSIÓN AL CATOLICISMO

WASHINGTON D.C., 17 (ACI).- Norma McCorvey, la mujer que en los ´70s fue el símbolo del movimiento por la legalización del aborto en Estados Unidos y algunos años atrás sorprendió a todo el país al convertirse en cristiana y líder pro-vida, anunció su decisión de retornar a la fe católica de su primera infancia.

McCorvey, conocida bajo el pseudónimo  "Jane Roe", que utilizó   para participar en el histórico caso  judicial "Roe vs. Wade" que en 1973 llevó a la Corte Suprema de Estados Unidos a legalizar el aborto, expresó su decisión de unirse a la que denominó "la Iglesia Madre del Cristianismo".

En 1995 McCorvey, después de un largo y penoso sendero que la llevó a renegar de su pasado abortista,  decidió ser  bautizada en la fe cristiana evangélica por el Rev. Flip Benham, uno de los directores  del movimiento pro-vida Operación Rescate, con el fin de dar un radical mensaje de abandono de su pasado abortista.

Mc Corvey conoció más tarde al Padre Frank Pavone de Sacerdotes por la Vida, quien se convirtió en su amigo y "que me condujo hacia la Iglesia Católica paulatinamente".

McCorvey relató que en sus oraciones ella escuchó claramente a Dios decirle que pronto iría a casa con Él. Al no poder comprender estas palabras, compartió sus dudas por el Padre Pavone. "Le hablé de mis preocupaciones y me aconsejó que siga rezando y tome el peso del mensaje", dijo.

"Le hice caso y me di cuenta que lo que Dios realmente me decía era que debía recorrer todo el camino a casa con Él, en su Iglesia", relató.

Varios líderes pro-vida que conocieron a la madre de McCorvey, un ex-camarera divorciada  que también retornó a la fe católica, afirman que ella la alentó a regresar a la fe después de su conversión inicial al cristianismo. "Después que ingresé al Cristianismo, sólo quería aprender el Evangelio y todo eso", explicó McCorvey. "Lo hice, pero también pude reconocer las diferencias de la visión   evangélica en las cuestiones pro-vida respecto de  la fe católica".

Ahora McCorvey espera comenzar su aprendizaje de la fe Católica en julio próximo con el Padre Edward Robinson en Dallas, y desea estar lista para entrar a la Iglesia a fin de año. "También seguiré en contacto con el Padre Pavone, que ahora trabaja en el Vaticano y hará los preparativos para que pueda recibir mi confirmación en Roma", relató y dijo que "el Padre le contará al Papa de mi decisión de ser católica".

Una reveladora entrevista con Norma McCorvey

 

 

"NO BUSCAMOS OBJETIVOS POLÍTICOS   SINO SEGUIR A CRISTO", AFIRMA OBISPO

WASHINGTON D.C., 17 (ACI).- Desde Miami y en la que fue la primera declaración de un obispo cubano a la prensa tras regresar del Vaticano, el Obispo Auxiliar de La Habana, Mons. Alfredo Petit Vergel, aseguró que la misión de la Iglesia en Cuba no es política   sino que es "anunciar a Jesucristo".

En un mensaje dirigido a los cubanos en el exilio, Mons. Petit precisó que no debe confundirse la misión de la Iglesia en Cuba pues "no somos un partido político alternativo", sólo "buscamos que los cubanos se unan para seguir a Jesucristo".

Mons. Petit lamentó que una parte de los exiliados en Miami distorsione el trabajo de los obispos: "No comprendo por qué todo lo que hacemos tiene una consecuencia política aquí. Creo que es como una enfermedad. Sólo proponemos predicar el Evangelio. ¿Por qué tienen que ver una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete intenciones en lo que hacemos?".

"Somos la Iglesia de Jesucristo y no te unes a ella suprimiendo a Fidel. Lo haces por tu fe en Cristo'', aseveró Mons. Petit.

Al referirse a la relación Iglesia-Estado, Mons. Petit reiteró que los obispos cubanos sólo "pedimos el espacio social dentro de la sociedad cubana para predicar el Evangelio de Jesucristo. Eso es todo. Predicar el Evangelio con todas sus consecuencias. Si la gente quiere escucharlo y seguirlo, veremos qué sucede después. No sabemos''.

Mensaje del Papa

El Obispo recordó que el Papa Juan Pablo II pidió a los obispos cubanos asumir los retos que resultaron de su visita pastoral y los exhortó a no permitir nunca "que se acallen sus voces''.

"Nos estaba diciendo que no calláramos nunca'', aseguró Mons. Petit y agregó que el Santo Padre les agradeció la crucial labor realizada bajo circunstancias muy difíciles.

Asimismo, afirmó que uno de los principales mensajes del Papa a los obispos cubanos durante su encuentro del martes pasado fue la consigna de "seguir insistiendo" para transformar a Cuba evangelizando a los cubanos.

"Los obispos de Cuba son pastores, no políticos. Su misión es predicar el Evangelio e inspirar a los cubanos a vivir los valores cristianos, tales como la dignidad inherente de cada individuo, en sus familias así como en la vida social, económica y política de su nación. El Papa lo dijo muy claramente", afirmó el Obispo.

También explicó que el Papa "estaba muy contento con lo que estamos haciendo en casa" y les dijo que está rezando por el país para que la dignidad humana triunfe sobre todas las barreras ideológicas y donde las aspiraciones de cada persona puedan ser "buscadas con honestidad, encontradas con júbilo, anunciadas con entusiasmo y compartidas con generosidad por todos sin limitaciones en las libertades fundamentales".

Mons. Petit afirmó que la coyuntura de la Isla dificulta el intento de la Iglesia de   inspirar al pueblo a ser "co-constructor" de una nueva sociedad. "Es un auténtico reto. Esta conciencia tal vez esté presente, pero está dormida dentro de la gente. Hay que despertarla", afirmó.

Esperanza en el futuro

A cinco meses de la visita papal, Mons. Petit también realizó un breve balance de sus repercusiones y aunque ve pocos cambios a nivel gubernamental, confía en nuevas señales de esperanza y libertad.

El Obispo afirmó que lo que la Iglesia pide "no es algo extraordinario sino un derecho humano básico... la libertad religiosa" y personalmente cree que "los cambios llegarán porque Cuba está cambiando. La historia sigue su marcha. Rezo todos los días de mi vida para que los cambios lleguen en un clima de tranquilidad, paz y armonía. Porque de otra manera sería un disparate. Sería odioso, espantoso, si se derramara sangre''.

Refiriéndose al mandatario cubano, Mons. Petit señaló que "es un ser humano. No es el demonio".

Según explicó el Obispo, Castro "quedó muy impresionado por el Papa y todavía lo está". No en vano, dijo, el gobierno cubano publicó un libro de fotografías de la visita papal a Cuba y Castro envió uno al Vaticano con una nota personal que decía: "con afecto, para el Papa".

Al ser consultado sobre la posibilidad de que ese afecto de Castro por el Papa repercuta en el pueblo, Mons. Petit respondió con una nueva pregunta "¿quién sabe lo que ocurre dentro del corazón de cada persona? Sólo Dios".

Finalmente, reiteró el pedido del Papa a los cubanos dentro y fuera de la Isla a no tener miedo "de abrir el corazón a los valores de Jesucristo y el Evangelio, incluso en un estado seglar pues eso beneficiará a toda la sociedad. Si la Iglesia consigue su propio espacio para predicar el Evangelio, eso será suficiente".

 

 

ARZOBISPO PIDIÓ AL GOBIERNO "OBSERVAR" TRIBUNAL INTERNACIONAL

ASUNCIÓN, 17 (ACI) .- El Arzobispo de Asunción, Mons. Felipe Santiago Benítez, envió una carta al Presidente saliente de Paraguay, Juan Carlos Wasmosy, para que estudie bien las condiciones, antes de apoyar  la creación del Tribunal Penal Internacional de la ONU, porque "podría ser un intento de permitir el aborto en los países que lo prohiben en sus legislaciones".

Mons. Benítez pidió al gobierno -que es favorable a la creación de esta corte penal- que asuma una postura decidida a favor de la vida, la justicia y el respeto a la dignidad humana, en todas las etapas de su existencia.

La preocupación del Arzobispo de Asunción surge en el contexto de la Conferencia Diplomática de Plenipotenciarios de las Naciones Unidas, que se reúne en Roma para discutir el establecimiento de un Tribunal Penal Internacional de Paz y Justicia. De crearse, esta corte tendrá a su cargo juzgar los crímenes que se cometen contra la humanidad, entre ellos los crímenes de guerra, cuyo borrador ha incluido ambiguas referencias a  las "ofensas sexuales" u "ofensas de género", que abrirían la puerta al aborto como un "acto de justicia".

"Durante la audiencia del comité preparatorio de la conferencia, la definición de crímenes de guerra fue modificada para incluir ofensas sexuales o de género que abarcarían ´violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada y cualquier forma de violencia sexual´. Aquí nace nuestra preocupación", señala la nota firmada por el arzobispo.

Mons. Benítez afirmó que la calificación de "crimen de guerra" al "embarazo forzado" estaría reconociendo la legitimidad de recurrir al aborto, "siendo éste un acto absolutamente injusto, porque destruye la vida a todas luces inocente". "Además, crearía un antecedente y en lo sucesivo podría aplicarse este principio en los documentos de la ONU para otras circunstancias'', añadió.

El Arzobispo dijo que el término "embarazo forzado" (en inglés "enforced pregnancy" y "forced pregnancy") está siendo usado actualmente por la ONU debido a que la palabra aborto genera controversias y divisiones en las conferencias mundiales. Mons. Benítez plantea que "enforced" y "forced pregnancy" son términos ambiguos, que no tienen antecedentes ni definición en el derecho internacional.

"Me parece oportuno recordar que `embarazo forzado' fue usado en 1992 en un juicio contra el estado de Utah (EE.UU.) que negaba el aborto a una mujer por defender la vida del no nacido. En aquella oportunidad, se lo definió como forzar a una mujer a continuar con el embarazo contra su voluntad con el propósito de servir al interés declarado del estado, de preservar la vida humana del no nacido", indica la nota.

El Arzobispo solicitó al Gobierno que rechace la inclusión de los términos ``embarazos forzados'', así como otros que no reconozcan el valor de la vida humana y el derecho de todos los concebidos a nacer, como lo garantizan las leyes de ese país.

 

 

CARDENAL OBANDO CRITICA CESE PARLAMENTARIO POR FRANCIA ´98

MANAGUA, 17 (ACI).- El Arzobispo de Managua, Cardenal Miguel Obando y Bravo, criticó enérgicamente la actitud de los miembros de la Asamblea Nacional Nicaragüense que suspendieron las sesiones legislativas para ver los partidos del Campeonato Mundial de Fútbol Francia ´98, mientras importantes proyectos esperaban aprobación.

"Es increíble que con tantos proyectos pendientes y tantas necesidades de nuestra gente, quienes fueron elegidos para normar el país y dar leyes, pierdan de esta manera el tiempo y el dinero de las personas", aseguró el Cardenal Obando.

Aunque el "cese mundialista" decidido por los congresistas no fue oficial, según informes de la prensa local, la mayoría de los representantes dejaron la sala del Congreso y se dirigieron a la sala de prensa para seguir los encuentros futbolísticos.

Aunque el equipo de Nicaragua no clasificó al mundial, los congresistas – contagiados por la "fiebre de Francia"- siguen los partidos de los seis equipos latinoamericanos que actualmente participan.

El Arzobispo también criticó el hecho que desde hace una mes los dos grupos políticos más importantes del país – el gobernante Partido Liberal y el opositor Frente Sandinista – sean incapaces de llegar a un acuerdo sobre el Programa Reforzado de Ajuste Estructural, conocido como ESAF, propuesto por el Presidente Arnoldo Alemán como respuesta al pedido de reformas económicas de la banca internacional como condición para reducir la deuda externa nicaragüense que asciende a seis mil millones de dólares.

"En este momento debemos ver el bien de Nicaragua y no el bien de un grupo, ni el bien de un partido, sino lo que más conviene al país", añadió el Arzobispo y dijo que "si hay una Ley que conviene para el futuro de Nicaragua, tiene que ser aprobada y no debe ser obstaculizada".

"Mientras los economistas no presenten otra alternativa yo diría que (el ESAF) es lo único que tenemos", concluyó el Cardenal Obando.

 

CONGRESO PODRÍA BLOQUEAR SUICIDIOS ASISTIDOS

WASHINGTON D.C., 17 (ACI).- Analistas pro-vida norteamericanos expresaron su optimismo ante la posibilidad de que el Congreso Estadounidense apruebe una medida para impedir a los médicos prescribir drogas mortales en respuesta al anuncio de la Secretaria   de Justicia estadounidense, Janet Reno, que afirmó que los especialistas no serán juzgados por tales acciones.

Luego del polémico anuncio de Reno –que para algunos significó el inicio de una legislación pro eutanasia-, los congresistas republicanos Henry Hyde y James Oberstar, introdujeron un proyecto de ley de prevención del uso de drogas mortales.

Hyde, presidente del Comité Judiciario de la Casa de Representantes, aseguró que los médicos no pueden asistir suicidios porque "la legislación reafirma que los médicos deben usar drogas reguladas federalmente para objetivos médicos legítimos como el alivio del dolor y el sufrimiento", y precisó que "el uso de drogas en dosis mortales nunca ha sido aprobado por el gobierno federal, y no cuenta con el apoyo de los estadounidenses".

 

IGLESIA AYUDA A REFUGIADOS COLOMBIANOS

PANAMÁ, 17 (ACI) .- Ante el desplazamiento de cientos de campesinos colombianos que traspasan la frontera con Panamá huyendo de sus poblados por la violencia de la guerrilla, la Iglesia en el país ha iniciado una campaña de ayuda a los refugiados.

Fuentes eclesiales revelaron que la Iglesia en Panamá ha asistido en la compra de   medicamentos para enviarlos a las montañas y pronto impulsará proyectos alimentarios para las familias que huyen de la violencia.

En el área de El Yape, un caserío panameño muy cercano al borde fronterizo con Colombia, la Iglesia y otros organismos brindan ayuda humanitaria, médica y alimentaria a 150 colombianos, uno de los grandes grupos que desde noviembre del año pasado se desplazaron hacia Panamá.

La Iglesia también anunció que el próximo 24 de junio participará en una reunión   con algunos organismos internacionales y locales de ayuda humanitaria para tratar el problema de los desplazados en la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá.

Aunque el tema específico será "La población frente a los conflictos y los desplazados", observadores locales dijeron que uno de los asuntos de la agenda también sería un pedido para que el Gobierno panameño otorgue a los desplazados colombianos el calificativo oficial de "refugiados" y no de "persona temporal" o "visitante temporal", pues este status jurídico no implica compromisos y responsabilidades que las autoridades panameñas deben asumir.

 

 

OBISPOS ANALIZAN ENSEÑANZA DE RELIGIÓN EN ESCUELAS

MADRID, 17 (ACI) .- Durante la reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, que se inició ayer, los obispos analizarán, entre otros temas, los resultados de un estudio sobre la situación de la educación religiosa en España.

El estudio, que examina la enseñanza de la asignatura de Religión y su grado de implantación y aceptación en las distintas diócesis, podría servir de valioso instrumento para que los obispos exijan el restablecimiento de la educación católica en un país de tradición y cultura cristiana.

El Presidente de la Comisión de Enseñanza y Catequesis, Mons. Dorado, presentará a los prelados un informe –realizado durante casi un año– sobre la base de 6.336 encuestas a alumnos, profesores y padres de alumnos procedentes de todo el territorio español, que expresaron su opinión sobre la calidad de la enseñanza religiosa escolar y sobre su restablecimiento.

La eliminación del curso de religión, que ha sido reemplazado por un ambiguo   "curso de ética", fue confirmada recientemente con la sentencia del Tribunal Supremo, que desestimó los recursos planteados por la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA) y 18 diócesis españolas que plantearon la inconstitucionalidad del actual decreto sobre la enseñanza de religión.

Fuentes eclesiales señalaron, sin embargo, que la situación podría cambiar si el estudio sobre la enseñanza religiosa confirma la masiva aceptación de la educación católica entre los docentes, alumnos y padres de familia españoles.

La Comisión Permanente del Episcopado, que concluirá sus trabajos el próximo jueves, también verá los preparativos del Gran Jubileo del Año 2000, así como temas como la legislación sobre el aborto y las parejas de hecho.

Sobre el tema de la familia, el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Elías Yanes, dijo que su regulación en los términos como se pretende hacerlo en el congreso es "una cuestión que consideramos sumamente grave y de suma trascendencia para el presente y el futuro de la familia y de la sociedad en general".

"En definitiva –concluyó el Prelado–, todo lo que tiene que ver con los valores básicos de la convivencia y la dignidad humana es algo que nos preocupa seriamente".

 

OBISPO SOSTIENE QUE LA FE PUEDE REUNIFICAR A COREANOS

SEÚL, 17 (ACI).- El Obispo Auxiliar de Seúl, Mons. Andrew Tchoi Chang-mu, afirmó que después de su visita pastoral a Corea del Norte, está convencido de que la fe es lo único que puede reunificar a los católicos de Corea del Norte y el Sur.

"Estoy seguro que los católicos del sur y el norte pueden llegar a unirse, y los del norte –que sufren tanto- pueden ser renovados a través de la palabra de Dios'', afirmó Mons. Tchoi después de celebrar varias eucaristías para los católicos del norte durante su visita de mediados de mayo.

 

 

JUAN PABLO II RECIBIÓ A KOFFI ANNAN

VATICANO, 17 (ACI).- El Papa Juan Pablo II recibió ayer en una audiencia privada de veinte minutos en el Vaticano al Secretario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Koffi Annan.

Según informó el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, Annan expuso al Pontífice un resumen de la reunión que la ONU celebra en Roma sobre la creación de un tribunal permanente internacional para juzgar crímenes contra la humanidad.

Además trascendió que fueron discutidos acontecimientos recientes en varias regiones de Europa, África y Medio Oriente.

Tras su encuentro con el Papa, Annan se reunió con el Cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado, y con el Arzobispo Jean-Louis Tauran, Secretario para las Relaciones con los Estados.

Annan espera contar con el apoyo de la Santa Sede para la creación del Tribunal Internacional. El Papa ha expresado su apoyo a la iniciativa, pero existen algunas preocupaciones referidas a la naturaleza de la organización, los alcances de las penas y el respeto al derecho a la vida.

 

SANTA SEDE PIDE RECONCILIACIÓN EN LUGAR DE VIOLENCIA

VATICANO, 17 (ACI).- Al dirigirse a los representantes de la ONU que participan en la institución de un Tribunal Penal Internacional, el Observador Permanente de la Santa Sede, Mons. Renato Martino pidió a los delgados que el trabajo del nuevo órgano busque la reconciliación y no la venganza –a través de la pena de muerte- para resolver los problemas de violencia.

"Como un instrumento de justicia, un Tribunal como este debe ser concebido no como un medio para buscar la venganza sino el restablecimiento de las buenas relaciones dentro de la familia humana que lleven a la reconciliación. Por esta razón, la Santa Sede está convencida de que la pena de muerte no cabe en este estatuto", afirmó.

Tras recordar que "dentro de la comunidad internacional, la Santa Sede apoya todos los esfuerzos para establecer estructuras jurídicas eficaces para salvaguardar la dignidad y los derechos fundamentales de los individuos y comunidades", Mons. Martino pidió que el nuevo Tribunal asegure la protección a la dignidad humana.

"Esta dignidad es compartida por todas las personas, independientemente de su edad, raza, origen étnico, situación de combatiente o no combatiente, sexo o etapa en la vida humana, desde el no nacido hasta el anciano. Como cada persona comparte esta dignidad humana, cada persona, sin excepción, tiene derecho a la protección de la ley que un Tribunal de este tipo debería observar", afirmó el Arzobispo.

También indicó que "la destrucción de la vida humana -sea un castigo o una panacea- es inconsistente con las normas universales que sirven para justificar un Tribunal Penal Internacional".

Finalmente, Mons. Martino afirmó la necesidad "de formular estatutos para que este Tribunal asegure su independencia de los asuntos y presiones políticas, especialmente aquéllas que reflejan los intereses particulares más que los universales, lo exclusivo más que lo inclusivo".