Noticias del 6-8-98

MONS. RUBIANO ADVIERTE: "NO CEDEREMOS A PRESIONES DEL ELN"

BOGOTÁ, 6 (ACI).- Con un llamado a los desplazados para que no se dejen manipular por los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Arzobispo de Bogotá, Mons. Pedro Rubiano Sáenz, advirtió que para garantizar la paz la Iglesia no cederá ante ningún tipo de presión.

A pocos días del cambio de mando en Colombia, los guerrilleros del ELN protagonizaron diversos  actos violentos,  incluyendo  el secuestro  del senador oficialista Carlos Espinosa Faciolince, y demandaron a cambio de su libertad la desmilitarización de ciertas zonas en conflicto y que la Iglesia acoja en las parroquias de la capital a miles de desplazados.

En declaraciones a la prensa, Mons. Rubiano aseguró que la Iglesia "no cederá ante las presiones de la guerrilla ni de nadie", en momentos que se intenta mantener un proceso de paz y diálogos por la reconciliación nacional auspiciado por los obispos y protagonizado por la sociedad civil.

El Arzobispo reconoció el abandono que padecen cientos de familias que tienen que salir de sus tierras por presiones de los grupos armados, y aclaró que su negativa de ninguna manera responde a un rechazo de la Iglesia hacia los desplazados sino que no se puede ceder ante la coacción y hay lugares en los que pueden recibir una adecuada ayuda humanitaria.

"Las iglesias son sitios de oración y no de vivienda, porque en ellas no existen las mínimas condiciones de salubridad para recibir a niños, mujeres, hombres y ancianos que necesitan desarrollar sus funciones  en lugares adecuados para tal fin". "Las parroquias no tienen servicios sanitarios ni mucho menos donde cocinar", explicó.

Mons. Rubiano pidió a los desplazados que no se dejen manipular por la guerrilla y se comprometió a ayudarlos, mientras se sigan los caminos adecuados para buscar asistencia. "Existen centros de migración en Bogotá en los que sin ningún problema se puede atender a familias desplazadas. La Iglesia los ayudará en lo que esté a su alcance", agregó.

En estos momentos, la Iglesia auspicia en Colombia un diálogo de paz entre la sociedad civil y la guerrilla del ELN que se enmarca dentro de otros esfuerzos por la reconciliación nacional emprendidos por el nuevo Presidente del país, Andrés Pastrana.

La prensa local ha interpretado los recientes actos violentos y los reclamos de la guerrilla como algo previsible ante el cambio de mando, condenando la "despedida sangrienta" a Samper -siempre cuestionado por los grupos armados- y el "bautismo de fuego" al gobierno del opositor Pastrana, que ha ofrecido trabajar por la pacificación del país.

 

FUTURO POLÍTICO DE CLINTON PODRÍA ESTAR EN MANOS DE CATÓLICO

WASHINGTON, 6 (ACI).- El futuro político del presidente norteamericano Bill Clinton, que a partir de hoy se pone en juego con las declaraciones de la ex practicante de la Casa Blanca Mónica Lewinsky ante la fiscalía independiente, podría quedar en manos de un destacado político católico si es que el caso llega al Congreso.

El Fiscal independiente Kenneth Starr está investigando si existió una relación impropia entre el Presidente Clinton y Lewinsky. Si la relación se comprueba, el problema jurídico, para el sistema legal norteamericano, no estaría en la infidelidad del presidente, sino en que, para ocultarla, habría incurrido en perjurio –al negarla bajo juramento- y obstrucción de justicia –al sugerir a Lewinsky que mintiera al respecto-.

Ambos cargos, si son comprobados, pondrían a Clinton en manos del Congreso, que debería determinar su futuro en la presidencia.

En este escenario, el personaje decisivo del cual dependería la suerte del presidente Bill Clinton, sería un republicano de 74 años, viudo, católico y con reputación de hombre intachable incluso entre sus rivales políticos.

Se trata de Henry Hyde, actual presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, quien deberá liderar la investigación de su organismo, compuesto por 20 republicanos y 15 demócratas y finalmente decidir si se recomienda o no al pleno del Congreso el inicio del proceso para la destitución del Presidente.

Hyde, un abogado de gran tamaño, imponente cabellera blanca y modos pausados y cordiales, es un católico de reconocida práctica que representa a una circunscripción de las afueras de Chicago, en el estado de Illinois, de donde es originaria Hillary Rodham Clinton, esposa del mandatario.

Ex miembro del Partido Demócrata, Hyde decidió pasarse el Partido Republicano a raíz de su firme posición pro-vida. En efecto, la ley aprobada por el Congreso que restringe la aplicación del aborto en campamentos militares es conocida como la Enmienda Hyde por el papel decisivo que el congresista jugó en su redacción y aprobación.

Según el "Quién es Quién de la Política Norteamericana", Hyde goza del respeto de sus colegas, tanto republicanos como demócratas a raíz de su honestidad intelectual, su modo firme pero cordial y su defensa de los valores morales combinados con su política de apoyo a la familia y compasión por los más necesitados.

"No estoy contento con la idea de tener esta responsabilidad tan pesada", dijo recientemente Hyde al ser consultado recientemente por la prensa sobre su papel en un eventual juicio al presidente. "Sin embargo, si llega el momento, la comisión estará encargada de estudiar un informe sobre la investigación, independientemente de las consideraciones electorales".

Debido a que Clinton sigue gozando de gran popularidad entre los norteamericanos, algunos republicanos temen que un Congreso de mayoría republicana enjuiciando al presidente podría perjudicar sus posibilidades en las próximas elecciones legislativas de Noviembre.

Hyde, que siempre se ha mostrado desapegado a ese tipo de consideraciones, ha insistido que "debe actuarse de acuerdo al cronograma de la justicia, no del cálculo político".

 

CAMPAÑA BUSCA INDEPENDENCIA ECONÓMICA DE LA IGLESIA EN ARGENTINA

BUENOS AIRES, 6 (ACI).- La Conferencia Episcopal Argentina (CEA), a través de su Consejo de Asuntos Económicos, decidió relanzar entre los fieles la campaña Compartir con el fin de lograr una mayor independencia económica de la contribución estatal en el sostenimiento de sus obras pastorales y sociales.

Ante las carencias presupuestarias, consecuencia de la crisis económica argentina, el Presidente de dicho consejo y Arzobispo de Resistencia, Mons. Carmelo Giaquinta, explicó que la campaña busca lograr un mejor sostenimiento de la Iglesia concientizando a la feligresía sobre su corresponsabilidad en este asunto, sentando las bases para consolidar su independencia de los aportes gubernamentales y fijando criterios sobre las contribuciones extraordinarias que eventualmente reciba del Estado.

El proyecto Compartir, que consiste en la elaboración de un diagnóstico económico con visitas a todas las parroquias de cada jurisdicción, asesoramiento a sacerdotes y laicos y la elaboración conjunta de un plan de acción a partir de la realidad de cada lugar, ya fue puesto en marcha en 1997 en cuatro diócesis -Resistencia, San Isidro, Merlo-Moreno y Alto Valle-. Este año se incorporarán al menos seis más.

Mons. Giaquinta explicó que se trata de una ardua tarea porque "muchas veces vemos el demonio en el dinero cuando está en el alma de la persona". Además, indicó que los esfuerzos por el autosostenimiento suelen tropezar con dos ideas erradas -pero muy extendidas entre los católicos y la población en general- sobre la realidad económica de la Iglesia, "que la sostiene totalmente el Estado y que es rica".

Según el Arzobispo, el fin inmediato de la campaña es extender el compromiso de los fieles. Actualmente en las cuatro diócesis comprometidas con Compartir, las familias católicas contribuyen en promedio con un peso (equivalente un dólar) por mes, algo que no alcanza para cubrir los gastos de las obras de la Iglesia.

Una de las primeras acciones de la campaña ha sido la publicación de una cartilla titulada "Todo lo que usted quería saber sobre el dinero en la Iglesia y no se anima a preguntar", en la que los obispos explican cómo se distribuyen las contribuciones del estado y los laicos. Sobre este punto, los obispos aclaran que "la mayoría de las veces, estos aportes (contribuciones estatales para los colegios católicos y las cuotas de los alumnos) no se usan en actividades parroquiales o diocesanas, sino para los gastos propios de ese servicio".

Por esto, precisan que los aportes del Estado a la Iglesia se canalizan -en su mayoría- a través de los 2.135 colegios católicos existentes en el país, las contribuciones estatales por este concepto se repiten en todos los cultos y le significan al Estado un gran ahorro al no tener que atender directamente a todo ese alumnado.

Asimismo precisan que los fondos de organizaciones caritativas como Caritas y el Equipo de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas no se emplean para las obras evangelizadoras ni para el sostenimiento de los templos porque sus recursos -que provienen de donaciones y de aportes de organismos estatales- se utilizan para ayudar a los necesitados en situaciones específicas.

Otro miembro del Consejo Económico, el ingeniero José Luis Picone, explicó que los pocos recursos dificultan la labor religiosa y "hay muchos sacerdotes que viven con 200 pesos por mes y deben hacer verdaderas maravillas con la plata".

Ante esta situación, Mons. Giaquinta reconoció que la solución pasa por "catequizar sobre este asunto a los fieles. Esto es: crear una mayor conciencia de corresponsabilidad y comunión de bienes sobre la base de un conocimiento acabado de la realidad".

 

EN DENVER SE INICIARÁ CAMPAÑA EPISCOPAL DE RECONCILIACIÓN

WASHINGTON, 6 (ACI).- Líderes laicos y organizadores de las actividades preparatorias del Jubileo del 2000 en las diferentes diócesis de Estados Unidos, se reunirán en Denver para concretar las bases de la Campaña de Reconciliación anunciada por los obispos en la reciente Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Obispos de Estados Unidos (NCCB).

Del 18 al 20 de setiembre próximo, los delegados  participarán en el congreso titulado "Una Iglesia Reconciliadora: Preparando el Jubileo del 2000" en el que programarán actividades locales que promoverán, dentro de este espíritu, el perdón, la conversión y la reconciliación en la Iglesia y la sociedad.

El congreso es co-auspiciado por los comités episcopales de laicos y evangelización así como por la subcomisión hacia el Tercer Milenio.

En la asamblea episcopal de junio pasado, realizada en Pittsburgh, los obispos norteamericanos plantearon una campaña de reconciliación como la más adecuada preparación para las celebraciones del Jubileo del año 2000.

La campaña incluiría  la instalación de centros de reconciliación en lugares públicos -como los grandes centros comerciales- para que los fieles puedan acudir al sacramento de la confesión, elaborar publicaciones para explicar cómo hacer un buen examen de conciencia, asó como pedir a la Santa Sede la posibilidad de que los católicos accedan a la indulgencia plenaria por una sola vez como parte de las celebraciones del Jubileo.

 

CUBANOS CUESTIONAN HOSTIGAMIENTO ANTICATÓLICO

ROMA, 6 (ACI).- Desde la visita del Papa Juan Pablo II, los cubanos han comenzado a cuestionar el hostigamiento del gobierno contra la Iglesia Católica. Así lo relata   un sacerdote italiano de misión en Cuba, quien explicó ciertos cambios en el modo de pensar –y actuar- de los cubanos.

Aunque el Padre Giulio Battistella, primer párroco italiano en misión en la Isla, reconoció que tras la visita papal la Iglesia en Cuba goza de ciertos espacios abiertos en su misión evangelizadora, en los ámbitos controlados totalmente por el gobierno aún persisten las actitudes hostiles en su contra.

Sin embargo, el Padre Battistella indicó que "los tiempos han cambiado" y ahora la gente ha aprendido a cuestionar la sutil campaña anticatólica que los miembros del Partido Comunista mantienen vigente.

Así, relató una historia ocurrida en su jurisdicción. "A una maestra de escuela que sigue afirmando que quien va a la misa no puede formar parte de los 'Pioneros de la Revolución' (la rama del Partido para niños), un niño de mi parroquia le contestó preguntándole: ¿y por qué no? Si hasta Fidel fue a la misa del Papa".

Según el sacerdote, este hecho, que para muchos sólo es una anécdota, revela una nueva actitud entre los cubanos también traducida en que "la religión disfruta ahora de una mayor oficialidad, y la gente puede acercarse a ella con mucha más tranquilidad".

Pese a que el gobierno insiste en negar a la Iglesia el acceso a los medios de comunicación o a la enseñanza pública, el misionero italiano reveló que tanto la cifra de bautizados como la de nuevas personas que se acercan a la Iglesia Católica ha aumentado en su parroquia y en todo Cuba.

En Cuba "ya no existe más el temor de estar complicándose la vida por el hecho de ir a la iglesia, como sucedía antes, cuando los creyentes eran de hecho discriminados", afirmó el sacerdote.

El Padre Battistella trabaja desde marzo de 1997 en el pueblo de Consolación del Sur, que cuenta con 100 mil habitantes de los cuales mil se confiesan católicos practicantes.

 

IGLESIA PIDE "EFECTIVIDAD" EN CASO GERARDI

GUATEMALA, 6 (ACI).- La Iglesia pidió al gobierno del Presidente Alvaro Arzú mayor efectividad en las investigaciones sobre el asesinato del Obispo Auxiliar de Guatemala, Mons. Juan Gerardi.

En declaraciones publicadas por la prensa local, Mons. Ríos Montt pidió  a las autoridades encargadas de investigar el asesinato de Mons. Gerardi "que las cosas funcionen y no se alargue más el asunto". Asimismo, señaló que "no todo depende de uno (de la Iglesia), hay gente que está exclusivamente dedicada a esto y entonces tendrían que ser más efectivos".

"Lo que interesa es que se esclarezca el caso cuanto antes y por eso nos empeñamos en que no se impida ninguna prueba que pueda dar cierta luz. Por esto la Iglesia está abierta a cualquier investigación", agregó el Prelado,  en alusión al examen de ADN al que podrían someter al Padre Mario Orantes, detenido como sospechoso del crimen.

El pasado 22 de julio, la fiscalía detuvo al Padre Orantes, cercano colaborador de Mons. Gerardi, como presunto autor del crimen dando un giro de 180 grados en la investigación. Sin embargo,  la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA) presentó una denuncia formal ante el Ministerio Público (MP) en la que involucró a dos militares.

 

 

OBISPO PIDE ESCUCHAR DEMANDAS DE POBLACIÓN

DILI, 6 (ACI).- El Administrador Apostólico de Dili, Mons. Carlos Felipe Ximenes Belo, afirmó que el retiro de las tropas de combate indonesias de la isla de Timor Oriental -actualmente en discusión en la ONU- será efectivo sólo si responde a la voluntad de los habitantes y reduce el temor de la gente.

El Obispo timorés aseguró que "se debe dejar a los habitantes de Timor que por sí mismos decidan qué es mejor para ellos, si la reducción de tropas es adecuada o no, porque son ellos, especialmente los que viven en las áreas rurales, los que sufren los efectos más adversos de la presencia militar".

Estas declaraciones,  publicadas poco después del retiro de 400 efectivos indonesios del puerto de Dili, se enmarcan en la discusión sobre la situación de Timor en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, donde ayer Portugal e Indonesia se pusieron de acuerdo en la necesidad de discutir el futuro de Timor.

Indonesia -un país de mayoría musulmana- invadió Timor Oriental -ex colonia portuguesa de mayoría católica- en 1975 y un año después la anexó a su territorio sin el reconocimiento de la ONU. Desde ese momento, los habitantes de Timor han reclamado su independencia de Indonesia.

Según afirmaron los diplomáticos portugueses en la ONU, el país ibérico respalda el pedido de independencia timorés, mientras que el gobierno indonesio -ahora liderado por Habibie- estaría dispuesto sólo a respetar la autonomía de la Isla  pero insiste en mantenerla anexada a su territorio.

Mons. Belo se hizo acreedor del Premio Nobel de la Paz 1996 junto con el líder José Ramos-Horta, por sus esfuerzos en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto timorés.

 

EL PAPA INSISTE EN LA UNIDAD ENTRE CARISMA E INSTITUCIÓN

VATICANO, 6 (ACI).-Durante la Catequesis sostenida en el Aula Paulo VI, donde llegó en helicóptero desde Castelgandolfo, el Papa Juan Pablo II destacó nuevamente la unidad entre institución y carisma al interior de la Iglesia al hablar de la acción del Espíritu Santo.

"Esta relación entre elemento carismático e institucional se puede remontar a los orígenes mismos de la comunidad de Antioquía (...) donde algunos hermanos habían predicado la buena nueva incluso a los paganos, suscitando muchas conversiones" dijo el Papa.

Según el Pontífice, en el episodio de las conversiones en Antioquía y la posterior visita de Bernabé a la nueva comunidad, "aparece claramente el doble modo con el que el Espíritu de Dios dirige la Iglesia: por una parte suscita directamente la actividad abriendo caminos nuevos e inéditos al anuncio del Evangelio, por otro procede a autentificar su obra a través de la intervención oficial de la Iglesia, aquí representada por la ora de Bernabé, enviado por la comunidad madre de Jerusalén".

Luego, el Papa señaló que el Apóstol San Pablo, en su primera carta a los Corintios, "ofrecía algunos elementos para plantear una correcta teología de los carismas"; y destacó especialmente el criterio "cristológico" pues "un carisma no es auténtico si no conduce a proclamar que Jesús es el Señor".

"El Apóstol enseña luego que la diversidad de carismas no debe provocar divisiones y por ellos desarrolla el elocuente parangón de los varios miembros en el único cuerpo", el Papa añadió.

Luego de explicar la jerarquía y variedad de los carismas, el Santo Padre subrayó que, aplicando el mensaje de Pablo y de todo el Evangelio, retomado e ilustrado por el Concilio Vaticano II, "no existe una Iglesia ‘modelo carismático’ y otra ‘modelo institucional’".

Finalmente, el Papa trajo a la memoria el discurso pronunciado por él a los participantes del II Coloquio Internacional de Movimientos Eclesiales de marzo de 1987, en la que refutó enérgicamente la supuesta oposición entre carisma e institución.

 

COR UNUM ANUNCIA NUEVO PRESIDENTE DE LA "POPULORUM PROGRESSIO"

VATICANO, 6 (ACI).- Mediante una nota de prensa distribuida ayer en la Sala de Prensa, el Pontificio Consejo Cor Unum –conocido como el "dicasterio de la Caridad del Papa"- que preside Monseñor Paul Josef Cordes, anunció la nueva presidencia de la Fundación Populorum Progressio.

La fundación fue creada en 1992, con ocasión del V Centenario de la Evangelización de América, con el fin de ayudar económicamente a la promoción integral de las comunidades campesinas más pobres de la región y como gesto de amor solidario de la Iglesia.

Durante su última reunión, que contó con la presencia de Mons. Cordes, de delegados de Perú, Bolivia, México, Brasil, Colombia y Guatemala, así como observadores de la Conferencia Episcopal Italiana -principal proveedora de fondos-, se estudiaron 206 proyectos por un valor de unos dos millones de dólares y se aprobaron 196 proyectos por un importe de un millón setecientos mil dólares.

En el encuentro, realizado en Oaxaca (México) la fundación escogió el nuevo Consejo de Administración cuyo Presidente por tres años es Mons. Fabio Betancur, Arzobispo de Manizales, como Vicepresidente a Mons. Alberto Taveira, Arzobispo de Palmas, (Brasil) y como Secretario al colombiano Doctor Juan Vicente Isasa.