Noticias del 1-11-97

AMPLIO APOYO A NUEVO PRESIDENTE DE LA CEM

Mons. Luis Morales, Obispo de Torreón, guiará al Episcopado Mexicano hacia el nuevo milenio.

MÉXICO D.F., 1 (ACI).- Luchar por una cultura de la vida y esperanza, así como promover una sociedad más solidaria, son algunos de los compromisos que asumió -en medio de gran expectativa- el nuevo Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana, Mons. Luis Morales Reyes.

El también Obispo de Torreón, recibió un amplio respaldo por parte de los obispos mexicanos que depositaron en él su confianza para guiar al Episcopado durante el trienio que conduce al nuevo milenio.

En sus primeras declaraciones a la prensa, Mons. Morales señaló que entre sus prioridades estará luchar por una sociedad más justa, más solidaria y por una cultura de la vida y de la esperanza.

Además, el nuevo presidente de la CEM afirmó que procurará la promoción de los valores humanos y cristianos, que son los únicos que llevarán a una sociedad más justa y fraterna, y se comprometió a propiciar un diálogo con todos los sectores de la sociedad.

"Somos hombres de fe y esperanza y tenemos una visión que nos lleva a pensar que México ha madurado, es un país adulto y va superando sus problemas aunque no deja de tener obstáculos imponderables que se van presentando, pero si uno observa de manera global la ruta de México en este momento debemos tener una visión esperanzada y optimista", agregó.

Asimismo señaló que los obispos son conscientes de sus "evidentes limitaciones y fallos", y agregó que la presidencia de la Conferencia del Episcopado no la ejerce una sola persona, sino que "está muy acompañada, muy aconsejada".

En el período 1997-2000, Mons. Morales será acompañado por el nuevo vicepresidente del Episcopado, Mons. Guadalupe Martín Rábago, de quien afirmó "será un gran colaborador en esta gravísima carga, en esta responsabilidad".

Mons. Morales, de 61 años, sustituye en la presidencia de la CEM a Mons. Sergio Obeso Rivera, Arzobispo de Xalapa.

[Página anterior] [Página Principal]

 

LA IGLESIA TAMBIÉN FUE PERSEGUIDA DURANTE DICTADURA

"Callamos para evitar una represión mayor", afirma Arzobispo de Montevideo.

MONTEVIDEO, 1 (ACI).- El Arzobispo de Montevideo, Mons. José Gottardi, publicó una Carta Pastoral en la que reveló que la Iglesia supo sobre las torturas y desapariciones durante la dictadura de 1973-1985 no sólo por las denuncias recibidas sino porque también fue víctima de la represión.

Mons. Gottardi explicó que en ese período "llegaban a los obispos clamores referidos a la violación de los derechos humanos" desde "muchos lugares de la misma Iglesia y de la sociedad".

"Torturas, desapariciones, destituciones injustas, exilios forzosos, entraron a formar parte de los dolores de muchos compatriotas, entre ellos numerosos miembros de nuestras comunidades que los asumieron firmes en la fe", expresó.

Asimismo agregó que "muchos reclamaron a los obispos realizar denuncias públicas de estas situaciones" pero la Iglesia optó por realizar "gestiones reservadas para procurar alivio". "Aun cuando no todos compartan esa actitud, ella no fue inspirada por el miedo sino por la convicción de que actitudes m s públicas y declarativas habrían sido contraproducentes, habrían provocado un recrudecimiento de la represión y un mayor sufrimiento de personas", señaló.

Alrededor de 5.000 uruguayos fueron encarcelados durante la dictadura y más de 150 desaparecieron, 30 de ellos en su propio país, la mayoría de los restantes en Argentina y algunos en Chile y Paraguay.

[Página anterior] [Página Principal]

 

OBISPOS INFORMARÁN SOBRE CONFLICTO MARÍTIMO CON CHILE

Durante Sínodo de América, prelados bolivianos compartirán preocupación con la Iglesia.

LA PAZ, 1 (ACI).- Según informaron fuentes oficiales del Episcopado, los obispos bolivianos delegados de este país ante el Sínodo de América llevarán al Vaticano la preocupación de la Iglesia por el conflicto marítimo que la nación sostiene con Chile.

En este sentido, el Obispo Auxiliar de Beni, Mons. Manuel Eguiguren, informó que los delegados buscarán en Roma un diálogo con sus similares chilenos para tratar el tema marítimo, la colocación de minas antiexplosivas sembradas en la frontera común y el "lenguaje y actitud hostil" que dominaron últimamente las relaciones no diplomáticas entre Bolivia y Chile.

Entre otros temas de carácter social que los obispos expondrían en la Asamblea Especial para América destaca también la lucha contra el narcotráfico.

A pesar de tratarse de un problema de más de un siglo, desde la Guerra del Pacífico en la que se perdió la salida al mar, el asunto tiene plena vigencia por los constantes roces entre ambos gobiernos.

[Página anterior] [Página Principal]

 

"RECÉ MUCHO A DIOS POR ESTO"

Afirma niña chilena que venció al mortal virus Hanta.

SANTIAGO, 1 (ACI).- Con una dulce sonrisa y un rosario en las manos, Paulina Walker de sólo 14 años abandonó la Clínica Alemana en una silla de ruedas bajo la atenta mirada de sus familiares y algunos periodistas interesados en la historia de la niña que pudo vencer al temible virus Hanta.

El 17 de octubre pasado Paulina ingresó al recinto médico luego de que se le diagnosticara síndrome pulmonar respiratorio conocido como virus Hanta. Contrajo la enfermedad durante su estadía en la localidad de Las Trancas, VIII Región, en Fiestas Patrias y su vida dependía de un respirador mecánico en la Unidad de Cuidados Intensivos de Pediatría.

"Recé mucho a Dios y tuve un poco de miedo", relata Paulina acompañada por sus padres y confiesa que ahora sólo espera volver al colegio para ver a sus amigos.

El jefe de la Unidad de Pediatría de la Clínica Alemana, Mario Cerda, consideró que Paulina tuvo una "excelente" recuperación debida en parte a la rapidez del diagnóstico de virus Hanta y la aplicación del tratamiento, como a su fuerza de voluntad y profunda fe.

[Página anterior] [Página Principal]

 


 

 

  NOTICIAS DE LA SANTA SEDE

 

Juan Pablo II habla sobre la realidad de la Iglesia en Canadá.

VATICANO, 1 (ACI).- En el discurso que dirigió al nuevo Embajador de Canadá ante la Santa Sede, J. Fernand Tanguay, el Santo Padre reflexionó sobre la realidad de la Iglesia en ese país.

Juan Pablo recordó que "una parte importante de vuestros ciudadanos (...) está formada por miembros de la Iglesia católica, sólidamente enraizada en vuestra tierra desde la llegada de las primeras generaciones de pioneros del Evangelio, venidos de Europa en el siglo XVII". Y animó a los católicos a continuar con esta labor misionera iniciada por estos pioneros.

La Iglesia en Canadá, agregó, "conoce una notable diversidad: los orígenes culturales son múltiples, y las tradiciones rituales orientales siguen vivas. Esta situación representa una verdadera riqueza, y ayuda realmente a los católicos canadienses a tomar conciencia de la unidad en la diversidad que caracteriza a los discípulos de Cristo".

Juan Pablo II se refirió a las otras tradiciones religiosas y dijo que los católicos "se comprometen a profundizar en el diálogo, tanto el de la convivencia cotidiana como el de un conocimiento mutuo más profundo".

 

[Página anterior] [Página Principal]

 

Mensaje papal a participantes de simposio sobre antijudaísmo.

VATICANO, 1 (ACI).-El Papa Juan Pablo II se dirigió a los participantes en el simposio sobre "Las raíces del antijudaísmo en el mundo cristiano", promovido por la Comisión Histórico-Teológica del Comité Central para el Jubileo del año 2000.

En su mensaje el Pontífice explicó que la reunión "forma parte de la preparación del Gran Jubileo, durante la que he invitado a los hijos de la Iglesia a hacer balance del milenio que

concluye, y, especialmente de nuestro siglo, con el espíritu de un necesario 'examen de conciencia' en el umbral de lo que debe ser un tiempo de conversión y de reconciliación".

Asimismo indicó que "el objeto de vuestro simposio es la interpretación teológica correcta de las relaciones de la Iglesia de Cristo con el pueblo judío, de las que la declaración conciliar 'Nostra aetate' ha sentado las bases".

"En el mundo cristiano las interpretaciones erróneas e injustas del Nuevo Testamento relativas al pueblo judío y a su pretendida culpabilidad han circulado demasiado tiempo, engendrando sentimientos de hostilidad hacia este pueblo. Estos han contribuido a adormecer las conciencias, de modo que cuando se inició en Europa la oleada de persecuciones inspiradas en un antisemitismo pagano que, en su esencia, era igualmente un anticristianismo, al lado de los cristianos que hicieron todo lo posible por salvar a los perseguidos incluso con peligro de sus vidas, la resistencia espiritual de muchos no fue la que la humanidad tenía el derecho de esperar por parte de los discípulos de Cristo", explicó.

Asimismo señaló que "quienes consideran el hecho de que Jesús fue judío y que su ambiente fue el mundo judío como simples hechos culturales contingentes, -y piensan que sería posible sustituir la tradición religiosa de la persona del Señor por cualquier otra sin que pierda su identidad-, no solo desconocen el sentido de la historia de la salvación, sino que más radicalmente atacan la verdad misma de la Encarnación".

Finalmente aseguró que "La Iglesia condena con firmeza todas las formas de genocidio, así como las teorías racistas que las inspiran y que pretenden justificarlas. Es posible recordar la encíclica de Pío XI 'Mit brennender Sorge' y la de Pío XII 'Summi Pontificatus'; esta última apela a la ley de la solidaridad humana y de la caridad hacia todos los hombres, sea cual sea el pueblo al que pertenecen. El racismo constituye una negación de la identidad más profunda del ser humano, que es una persona creada a imagen y semejanza de Dios".

 

[Página anterior] [Página Principal]