Noticias del 11-12-97

"LO QUE MÁS EXTRAÑÉ FUE LA EUCARISTÍA"

Primeras declaraciones de Mons. Quintero tras ser liberado por la guerrilla.

BOGOTÁ, 11 (ACI).- Luego de dos semanas en poder de un comando guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Obispo de Tibú, Mons. José de Jesús Quintero, fue puesto en libertad y regresó a su sede apostólica para continuar con sus labores de pastor.

El Prelado, que fue liberado junto con los alcaldes entrante y saliente de la población, Humberto Gómez Rangel y Raúl Quintero, respectivamente, lucía cansado y confesó que durante su cautiverio "lo que más me hizo falta fue la celebración de la Eucaristía".

Entre vivas a la libertad, Colombia y la Iglesia, cerca de cuatro mil pobladores de Tibú recibieron al Obispo quien reiteró no temer por su vida "sino por la de las personas inocentes que pudieran verse afectadas por una repudiable ola de terrorismo" si se cumplen las constantes amenazas del grupo guerrillero.

Asimismo relató que "nos tuvieron en una zona montañosa lejana" e insistió en que "no le encuentro sentido al secuestro de obispos". Luego agradeció el interés del Papa Juan Pablo II por cautiverio, y en general a los obispos y al pueblo colombiano.

La liberación de las tres personas se produjo hacia las 2:30 de la tarde. Mons. Quintero y el alcalde Gómez Rangel fueron liberados en el sitio conocido con el nombre de Mineiro, un pequeño caserío enclavado en la selva del Catatumbo y distante unas dos horas de este municipio.

El alcalde electo, Raúl Centeno Porras, fue liberado en otro sitio de la misma región y en jurisdicción del mismo municipio.

La Comisión Nacional de Conciliación (CNC), liderada por el Arzobispo de Medellín, fue al encargado de negociar la libertad de los secuestrados, la misma que se logró después que el gobierno suspendiera las acciones militares en cinco localidades del departamento de Norte de Santander.

[Página anterior] [Página Principal]

OBISPOS PERUANOS CONTRA ESTERILIZACIÓN FORZOSA

Continúan denuncias por campañas antinalista.

LIMA, 11 (ACI).- Mientras la Confederación Campesina del Perú (CCP) denunció nuevos casos de esterilización masiva en los pueblos más apartados de Apurímac y Cusco, donde las madres de familia son sometidas a intervenciones quirúrgicas bajo la amenaza de la suspensión de los programas de alimentación, los obispos peruanos reiteraron su rechazo a la campaña antinatalista emprendida en el país.

Los voceros de la CCP denunciaron al Ministerio de Salud por "obligar a las personas a someterse a ligaduras de trompas y vasectomías a cambio de donaciones en alimentos sin siquiera saber las consecuencias de las intervenciones quirúrgicas".

Al respecto, el Obispo del Callao, Mons. Miguel Irízar, reiteró el rechazo del Episcopado Peruano a las campañas antinatalistas y recordó que los prelados siempre han denunciado las esterilizaciones masivas realizadas en sus respectivas diócesis, pero no fueron tomadas en cuenta en su momento.

Mons. Irízar explicó que para los obispos resulta dramático observar "cómo los puestos de salud estatales cuentan con todos los recursos para incentivar el control de la natalidad, pero no muestran la misma capacidad o celo para atender otras necesidades más urgentes".

"Esta política -agregó el Obispo- para reducir la natalidad es impulsada por los organismos financieros financieros internacionales, cuyo objetivo es efectuar campañas de esterilización sin presentar métodos alternativos. de esta manera, los pobladores se sienten obligados a ser intervenidos".

El Viceministro de Salud, Alejandro Aguinaga fue citado ayer ante la Comisión de la Mujer y de Salud del Parlamento para dar cuenta sobre las denuncias de esterilizaciones forzosas registradas en diversas provincias del país.

A pesar que la congresista oficialista Luz Salgado, Presidenta de dicha Comisión, aseguró que los alimentos que se dan a través de los programas gubernamentales no tienen relación con la campaña controlista auspiciada por el Ministerio de Salud, parlamentarios de diversas bancadas exigieron al Viceministro aclarar las denuncias concretas presentadas por pobladores en Huancavelica, Huaraz y Chachapoyas.

Asimismo los congresistas de la oposición solicitaron la conformación de una comisión investigadora que determine las responsabilidades en los métodos engañosos que estarían empleando los funcionarios de salud para esterilizar a hombres y mujeres de escasos recursos.

[Página anterior] [Página Principal]

ASÍ NO "SOMOS LA IGLESIA"

Católicos estadounidenses rechazaron campaña anti Magisterio.

WASHINGTON, 11 (ACI).- En declaraciones a la prensa, los coordinadores de la campaña denominada "Somos la Iglesia" -que buscaba obtener un millón de firmas en Estados Unidos para forzar cambios en el Magisterio- reconocieron su fracaso.

La campaña anti Magisterio pretendía solicitar al Vaticano la ordenación de mujeres, el celibato opcional de los sacerdotes, la participación de los laicos en el nombramiento de los obispos y la no participación de la Iglesia en temas como la moral sexual, pero sus pronósticos de éxito fallaron.

Según Maureen Fiedler, coordinadora nacional de la campaña, "Somos la Iglesia" sólo puedo conseguir 37 mil adherentes en Estados Unidos, un país con 61 millones de católicos.

Fiedler, religiosa de la Orden Hermanas de Loreto, reconoció que la campaña -impulsada por un reducido grupo de autoproclamados "reformistas"- "no contó con suficientes recursos para convencer a más feligreses", la gran mayoría rechazó abiertamente la propuesta y muchos desconocían la existencia de la cuestionada petición.

La campaña se inició en Austria en 1995 y luego se propagó a Alemania y otros países, donde la respuesta tampoco logró colmar las expectativas de los organizadores. Así, Canadá, que se propuso reunir 100.000 firmas, solamente recogió 5.900.

[Página anterior] [Página Principal]

MILAGROS CONFIRMAN SANTIDAD DE JUAN DIEGO

 

Postulador de su causa publicará en breve primera biografía del Beato.

MÉXICO D.F., 11 (ACI).- El Postulador de la Causa de canonización de Juan Diego, mensajero de la Virgen de Guadalupe -cuya solemnidad se celebra mañana en todo el mundo-, anunció la publicación de la primera biografía del Beato mexicano en la que se incluyen sus numerosos milagros.

Mons. Enrique Roberto Salazar y Salazar, responsable del proceso, explicó que la biografía tiene el fin de que "se conozca a través de lo que él era, no de lo que muchos se imaginan" y tendría uno de sus principales vértices en el descubrimiento del Códice 1548 que refuerza la historicidad de hecho guadalupano y la localización en Cuautitlán, el palacio donde vivió el indígena.

Con esta biografía, Mons. Salazar quiere " que se conozca a Juan Diego a través de lo que él era, de lo que hizo, no de lo que muchos se imaginan. Sobre él se han escrito tantas historietas y cosas de esas... pero son producto sólo de la imaginación".

En la biografía, titulada "Juan Diego", Mons. Salazar habla de sus virtudes, su fe, su esperanza, su caridad, su mortificación y su amor al prójimo. "En suma, esta nueva versión, apoyada por la Arquidiócesis de México, se opone a la vieja iconografía que muestra a un Juan Diego macehual, pobre, de tez oscura, bigote ralo y delgada piochita, enfundado siempre en un calzón de manta", explica.

Asimismo indicó que ya se han mandado a Roma 36 milagros de Juan Diego, con toda la documentación médica y las declaraciones de los testigos que prueban los hechos.

"Hay uno que ya nos aceptaron los jueces y los médicos de Roma: es el caso de un muchacho suicida que, discutiendo con su madre, se arrojó de un segundo piso y cayó de cabeza en el asfalto de la banqueta. Los vecinos, dándolo por muerto, inmediatamente lo cubrieron con una sábana. Su madre pidió la ayuda de Juan Diego y su hijo, que ya estaba tendido, aventó la sábana y se incorporó para abrazar a su madre, ya totalmente sano", relató. Fue justamente este milagro el que se aprobó para su beatificación.

Además contó el caso de "un niño que estaba en la escuela, aquí en Tlatelolco, cuando uno de sus compañeros le arrojó un anzuelo que se le clavó en el ojo. Al darle los primeros auxilios, en la escuela, los médicos determinaron que había perdido el ojo. La mamá, afligidísima, se encomendó a Juan Diego y lo llevó con el especialista esa misma tarde. El especialista le quitó el parche y encontró el ojo intacto".

Uno de los casos más emotivos fue el de un hombre que se lesionó la columna vertebral en una accidente. El peso del vehículo que le cayó encima cuando pretendía arreglar una llanta, le destrozó la espina dorsal, pero no quiso operarse. El 6 de mayo de 1990, día de la beatificación de Juan Diego, se apostó en la Calzada de Guadalupe para ver pasar al Papa Juan Pablo II hacia la Basílica. pidió la intercesión de Juan Diego para recuperar la salud. De pronto su columna sanó y ahora es entrenador de fútbol.

De esta manera, Juan Diego sería el segundo santo mexicano, después de San Felipe de Jesús, crucificado en Nagasaki, Japón, en 1597, cuyo proceso de beatificación y canonización tardó más de dos siglos.

[Página anterior] [Página Principal]

 


 

 NOTICIAS DE LA SANTA SEDE


Con la encarnación de Cristo llega la eternidad, afirma el Santo Padre.

VATICANO, 11 (ACI).- Durante la catequesis que pronunció en la Audiencia General de los Miércoles, el Papa Juan Pablo II se refirió a "la Encarnación, entrada de la eternidad en el tiempo".

"El hacerse hombre del Verbo de Dios -afirmó - ha producido un cambio fundamental en la condición misma del tiempo. Podemos decir que en Cristo el tiempo humano se ha llenado de eternidad".

En este sentido explicó que el Hijo de Dios "ha venido para ofrecer a todos la participación en su vida divina. El don de esta vida conlleva compartir su eternidad". Y añadió que "la comunicación de la vida eterna de Cristo significa también una participación en su actitud de amor filial hacia el Padre".

Juan Pablo II subrayó que "la entrada de la eternidad en el tiempo es el ingreso, en la vida terrena de Jesús, del amor eterno que une al Hijo con el Padre. La eternidad que entra en nosotros es un poder soberano de amor que quiere guiar toda nuestra vida hasta su último fin, escondido en el misterio del Padre. La eternidad ha entrado en la vida humana. Ahora, la vida humana está llamada a hacer con Cristo el viaje del tiempo a la eternidad".

El Santo Padre precisó que "si en Cristo el tiempo es elevado a un nivel superior, esto también implica que el milenio que se aproxima no debe ser considerado simplemente como un paso sucesivo a lo largo del tiempo, sino como una etapa del camino de la humanidad hacia su destino definitivo. El Año 2000 no es sólo la puerta de otro milenio; es la puerta de la eternidad".

Finalmente concluyó que "el verdadero peligro no es el paso del tiempo sino aprovecharlo mal, rechazando la vida eterna ofrecida por Cristo. El deseo de la vida y de la felicidad eterna debe ser incesantemente despertado en el corazón humano".

[Página anterior] [Página Principal]

 

Medio Oriente tiene sed de paz, afirma Juan Pablo II.

VATICANO, 11 (ACI).- El Papa Juan Pablo II hizo un llamado para que los responsables satisfagan la "sed de paz" de Medio Oriente pues de lo contrario se corre el riesgo de que surja "un sentimiento de profunda frustración e impotencia" en la región.

El Santo Padre dirigió un mensaje al patriarca latino de Jerusalén, Michel Sabbah, por los 150 años de la reconstitución del patriarcado, en el que exhorta a los cristianos y a "todas las personas de buena voluntad que viven en Jerusalén y Medio Oriente" a no abandonar la esperanza y el coraje de "buscar una convivencia pacífica en la justicia y en la seguridad".

Asimismo declaró estar convencido de que los católicos latinos serán capaces de "afrontar las graves pruebas que la situación política y social impone cada día". "En realidad, agrega, la mayoría de los habitantes de la Tierra Santa tiene sed de justicia y de paz y, mientras esta sed no sea saciada, se corre el riesgo de un sentimiento de profunda frustración e impotencia", explicó.

[Página anterior] [Página Principal]