Noticias del 23-8-97

JÓVENES RODEARÁN PARÍS CON CADENA HUMANA

Tomados de las manos quieren expresar unión del mundo en Cristo.

PARÍS, 23 (ACI).- Esta tarde, durante algunos minutos, más de medio millón de jóvenes que se han dado cita en París para participar de la XII Jornada Mundial de la Juventud, se unirán tomándose las manos para expresar su deseo de unir al mundo en Cristo.

El tercer día de la visita papal incluye una solemne Eucaristía en la Iglesia de St. Etienne du Mont con representantes de las 160 delegaciones participantes en las jornadas y luego una gran concentración en la que el Papa se reunirá con los asistentes en el estadio de Longchamp.

Además al final de esta jornada de actividades, Juan Pablo II será testigo de la unión de medio millón de jóvenes en una cadena humana que rodeará París en el que para muchos es el momento más expresivo y emocionante de la cita.

Para los participantes este gesto es una muestra de "nuestra disponibilidad a ser la esperanza un mundo que necesita estar unido en Cristo" y para los católicos franceses es una ocasión muy especial para señalar que se ha desterrado el sentimiento anti-católico en el país.

[Página anterior] [Página Principal] 

 

SE SIENTE PRESENCIA DE A.L. EN PARÍS

Destaca participación de latinos en celebraciones por Jornada Mundial.

PARÍS, 23 (ACI).- La fiesta continúa en París. Los cantos y bailes en honor al Pontífice no han cesado en ningún momento desde el arribo de Juan Pablo II a esta capital y los participantes latinoamericanos han dejado sentir su presencia en esta XII Jornada Mundial de la Juventud.

Entre el mar de jóvenes que ha inundado las calles de París destacan cientos de banderas

de diversos países, con predominio de la mayoría de las naciones latinoamericanas, estandartes de la Virgen de Guadalupe y fotos gigantes de Santa Teresita de Lisieux.

Los jóvenes cubanos junto a argentinos, mexicanos, chilenos, costarricenses, estadounidenses y canadienses se han hermanado en París. Las delegaciones latinas comparten cánticos religiosos, lanzan sus gorras al aire y recuerdan emocionados las palabras que Juan Pablo II les dedicó durante su primer encuentro en el Campo de Marte en el que se refirió en español a la "peregrinación a veces dura y exigente" de los más de 40.000 jóvenes de España y América Latina, que según las estimaciones oficiales acudieron a París.

"Este Papa me parece un Superpapa", afirmaba Esther, una joven de 17 años proveniente de Játiva (España). A su lado, María y Concepción, compañeras de clase, contestaban con timidez a las preguntas sobre el porqué de su viaje. "Nos lo propusieron en la clase y nos pareció bien".

Los peregrinos hicieron suyas las palabras de un joven francés que en el primer encuentro con el Papa le dijo: "durante todos estos años usted nos dio importancia. Gracias por invitarnos a París y por mostrarnos el camino de Jesús. Juan Pablo II, te necesitamos. Juan Pablo II, te queremos".

Hoy por la tarde continuarán las actividades centrales de la Jornada Mundial de la Juventud en París, mientras que duarnte la mañana miles de jóvenes se reúnen en las parroquias para escuchar atentamente las catequesis que cientos de obispos ofrecen.

Como expresó Alfredo Walker, un joven peregrino argentino, que participó en la catequesis para hispanohablantes de la parroquia de San León, "las reflexiones y los testimonios de los obispos y los jóvenes en estos días son tan reales que logran conmoverme. Continuamente me viene a la memoria esa canción que dice: "Una tierra que no tiene fronteras, sino manos que juntas formarán una cadena más fuerte que la guerra y que la muerte, lo sabemos, el camino es el amor"".

Este joven argentino confiesa que se lleva en su corazón la experiencia inolvidable de vivir una gran unión con culturas diferentes, con "jóvenes que seremos los dirigentes del mañana, y que hemos venido a París para crecer en nuestra fe, para experimentar el amor de Dios y mostrarlo por dondequiera que pasemos".

El ambiente de fiesta es general y el cansancio no para a nadie en París. Cuando finalizan las celebraciones de las jornadas es común ver las estaciones de subterráneo invadidas de peregrinos que entonan al unísono cantos en latín, idioma que se ha convertido en universal para personas con lenguas tan diversas.

[Página anterior] [Página Principal] 

EN CHILE CELEBRAN BEATIFICACIÓN DE OZANAM

Arzobispo presidió Eucaristía mientras Juan Pablo II elevaba a los altares a laico francés.

SANTIAGO, 23 (ACI).- Durante su segundo día en París, en la Catedral de Notre Dame el Papa Juan Pablo II proclamó beato al laico italiano-francés Federico Ozanam, fundador de la Sociedad de San Vicente de Paul, que actualmente cuenta con más de 875.000 miembros en más de 130 países.

Este hecho no podía pasar desapercibido por los católicos de Chile, un país en el que las Conferencias de San Vicente de Paul -principal actividad de la sociedad fundada por Ozanam- reúnen a miles de devotos.

Por ello el Arzobispo de Santiago y Presidente del Episcopado Chileno, Cardenal Carlos Oviedo Cavada ofició una misa de Acción de Gracias en la Catedral Metropolitana para conmemorar la beatificación de Federico Ozanam, al tiempo que en París Juan Pablo II elevaba a los altares al laico francés.

En la solemne Eucaristía, que fue concelebrada por un centenar de cardenales, arzobispos y obispos, el Papa Juan Pablo II exhortó a los laicos católicos y en particular a los jóvenes a "dar prueba de coraje y de imaginación para trabajar en la edificación de sociedades más fraternales donde los más necesitados sean reconocidos en su dignidad y encuentren los medios para una existencia digna".

Durante la homilía el Santo Padre afirmó también que "ninguna sociedad puede aceptar la miseria como una fatalidad sin que su honor se vea afectado" y se refirió al ejemplo del nuevo beato. "Federico tu camino fue realmente el de la santidad. Es necesario que todos estos jóvenes, más o menos de tu edad, reunidos en gran número en París, provenientes de todos los países del mundo y de Europa, reconozcan que éste es también su camino".

Federico Ozanam nació en la ciudad italiana de Milán en 1813. A los pocos años se trasladó con su familia a la ciudad francesa de Lyon, en donde vivió el resto de su vida. En Francia vivió una época de grandes impulsos antirreligiosos y en medio de ésta afirmó el compromiso del catolicismo en la justicia social.

Contemporáneo de Karl Marx, Ozanam está considerado como "el académico de los pobres", y fue el precursor, como recordó Juan Pablo II, de la encíclica Rerum Novarum y de la moderna doctrina social de la Iglesia.

Con el fin de ayudar a los pobres promoviendo la solidaridad entre los feligreses creó en 1833 la Sociedad de San Vicente de Paul. Ozanam fue también profesor universitario de derecho, historia y literatura, trabajó como periodista y dominaba cinco lenguas. Murió a los 40 años de edad. El proceso de beatificación de Ozanam se puso en marcha no sólo por su trabajo en favor de la caridad humana sino por los milagros que cometió.

La Sociedad de San Vicente de Paul fue reconocida por la Iglesia Católica en 1845. Entre los personajes ilustres que fueron miembros de las Conferencias de San Vicente de Paul destacan el entonces estudiante Giovani Battista Montini, quien más tarde fuera el Papa Pablo VI, el alcalde "santo" de Florencia, Giorgio La Pira, y Fabrizio Fabbrini, que fue uno de los primeros objetores católicos de conciencia contra el servicio militar en Italia.

Ésta fue la primera ceremonia de beatificación celebrada en Francia y fue el punto culminante de un proceso que empezó en París en 1925 y que representa el paso más importante en el camino de la canonización de Ozanam.

Por la tarde, como estaba previsto, el Pontífice realizó una visita privada a la tumba de su amigo, el científico pro-vida Jerome Lejeune en el cementerio de Chalo-Saint Mars.

[Página anterior] [Página Principal] 

 

ARZOBISPO NO ASUMIRÁ CONTROL DE POLICÍA HONDUREÑA

Mons. Rodríguez rechazó ofrecimiento del Parlamento para supervisar fuerzas del orden.

TEGUCIGALPA, 23 (ACI).- El Arzobispo de Tegucigalpa, Mons. Oscar Rodríguez Maradiaga, declinó el ofrecimiento del Congreso para presidir la Junta Interventora de la Policía, que supervisará las tareas de las fuerzas del orden durante sus primeros 8 meses bajo el poder civil.

Según declaró el padre Pedro Drawing, Vicario General de la Arquidiócesis, Mons. Rodríguez no aceptará el cargo pues sus prioridades pastorales son otras. El Arzobispo de Tegucigalpa es también presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y actualmente se encuentra en Houston, Texas, donde se recupera de una intervención quirúrgica leve.

"Me ha dicho claramente que él nunca ha sido consultado para asumir ese cargo y que si lo hubieran hecho no habría aceptado", aseguró el padre Drawing y señaló que el Arzobispo "considera que ese cargo es incompatible con su tarea de guiar a la Iglesia en Honduras.

Por su parte, el Nuncio Apostólico en el país, Mons. Luigi Conti, descartó que el papa Juan Pablo II hubiera dado permiso al Arzobispo para cumplir una función de esa naturaleza.

El Congreso Nacional acordó por 126 votos contra 2 el nombramiento de Mons. Rodríguez como jefe de la policía por ocho meses, tiempo que durará la transición de estas fuerzas del poder militar al control civil.

[Página anterior] [Página Principal]