Noticias del 9-8-97

FRUCTÍFERA GIRA A SUDAMÉRICA

Card. Gantin y Mons. Calderón culminaron exitoso recorrido por la región.

VATICANO, 9 (ACI).- Las autoridades de la Pontificia Comisión para América Latina (CAL) consideraron que l reciente gira en misión eclesial de su Presidente y Vicepresidente a Sudamérica fue fructífera y permitió alentar los preparativos rumbo a la celebración del Tercer Milenio.

El Cardenal Bernardin Gantin, Prefecto de la Congregación para los Obispos y Presidente de la CAL, acompañado de Mons. Cipriano Calderón, Obispo Vice Presidente de dicha Comisión, realizaron durante el mes de julio una visita eclesial a Paraguay, Perú y Colombia, donde participaron en celebraciones litúrgicas, recorrieron diversas Iglesias locales y algunos santuarios.

Además se reunieron con las respectivas Conferencias Episcopales y han tenido numerosos contactos con Obispos diocesanos, sacerdotes, religiosos, seminaristas y laicos, así como con diversos organismos eclesiales.

En Bogotá visitaron la sede del CELAM, en la cual se pusieron al corriente de las actividades actuales de dicho Consejo, dialogando con el Secretario General y algunos secretarios ejecutivos de los diversos departamentos.

Tras informarse atentamente de la situación eclesial en las diversas naciones visitadas, han recordado a todos, en homilías, conferencias e intervenciones varias, las orientaciones del Santo Padre sobre la Nueva Evangelización de América Latina, animando a la gran tarea de preparar a las Iglesias del Continente para atravesar el umbral de la esperanza que las introducirá en el tercer milenio del cristianismo.

Mons. Cipriano Calderón también visitó Ecuador, recorriendo varias diócesis y llegando hasta la frontera con el Perú. Allí, sobre el puente que enlaza ambas naciones, presidió el 28 de julio una Misa por la paz, concelebrando con varios Obispos y sacerdotes. A la Eucaristía asistieron numerosos fieles peruanos y ecuatorianos, a quienes recordó los afanes y deseos del Santo Padre en favor de la paz entre las dos naciones hermanas.


[Página anterior] [Página Principal]

NO HAY DISPOSICIÓN PARA LOGRAR LA PAZ

Mons. Giraldo lamenta falta de voluntad de gobierno colombiano y guerrilla en diálogo.


BOGOTÁ, 9 (ACI).- El Arzobispo de Medellín y Presidente del Episcopado Colombiano, Mons. Alberto Giraldo Jaramillo, lamentó la falta de disposición y voluntad política del Gobierno y las FARC para iniciar un diálogo que permita alcanzar la paz en el país.

Esta fue la reacción de Mons. Giraldo, luego que el gobierno y la guerrilla colombiana descartaran la posibilidad de iniciar un diálogo a corto plazo para poner fin al conflicto interno que aflige al país desde hace más de cuatro décadas.

En las últimas semanas, el Arzobispo -como Presidente de la Comisión de Conciliación Nacional- expresó su interés por contactarse personalmente con el representante de las FARC, Juan Antonio Rojas, encuentro que se concretó sorpresivamente en Guatemala durante las celebraciones por el décimo aniversario de la firma del acuerdo de Esquipulas.

Lamentablemente el encuentro no dio buenos resultados. Rojas se reunió de manera informal con los delegados del gobierno colombiano y el Arzobispo en un almuerzo al que asistieron todos los participantes del evento. Posteriormente coincidieron en una de las mesas de trabajo del encuentro de Esquipulas, cuyo tema específico fue la opción de buscar apoyo internacional a un eventual acuerdo de paz en Colombia, conversación que por falta de disposición no llegó a nada concreto.

Monseñor Giraldo indicó que para lograr la reconciliación se necesita, en primer lugar, un ambiente entre los colombianos -incluyendo al gobierno- para emprender un proceso de paz "porque la guerra ya no es camino viable para solucionar los problemas del país" y ,en ese sentido, el delegado de las FARC "debe conocer los planteamientos de la sociedad civil, no sólo en cuanto a la propuesta de la Comisión de Conciliación sino en los alcances del proyecto de ley de una política permanente de paz".


[Página anterior] [Página Principal]

HAY QUE VALORAR PAPEL DE LA MUJER

Arzobispo de México pide redescubrir significado del trabajo de la mujer en el hogar.

MEXICO, 9 (ACI).- El Arzobispo Primado de México, Mons. Norberto Rivera Carrera, hizo un llamado a la sociedad mexicana para que redescubra y valore el papel original e insustituible de la mujer en el hogar y en la educación de los hijos.

Mons. Rivera señaló que "es la mujer quien realiza este trabajo que no es valorado por la sociedad ni por sus compañeros" y se pronunció porque a la mujer se le reconozca "la misma dignidad que al hombre y una tarea insustituible en el hogar y la educación de los hijos".

Asimismo afirmó que en nombre de una mayor rentabilidad, que lleva a valorar más a las mujeres que trabajan fuera del hogar, la sociedad ha llegado a despreciar "el papel de la mujer en su dimensión conyugal y materna y que sólo se le vea como un ente productivo que genera recursos."

"¿Quién tiene ganas de trabajar cuando su casa es un simple hospedaje? ¿Quién se siente estimulado para tener una mejor empresa o trabajar mejor en ella cuando no hay quien atienda con amor sus necesidades básicas en el hogar?", agregó.

"Todo esto nos hace ver que los reales costos sociales del trabajo obligado de la mujer fuera del hogar son muy altos -agregó-. Este esfuerzo conduce a una sociedad más rentable mecánicamente, pero menos productiva humanamente, porque el ser humano se ve reducido a un objeto que vale y es tenido en cuenta por su capacidad de generar recursos".

Por ello indicó que "para alcanzar la unión familiar es necesario un cambio de mentalidad profundo en la sociedad, para ver a la familia desde una perspectiva auténticamente humana. Hay que plantear la posibilidad de que las esposas y madres no fueran obligadas a trabajar fuera de casa".

Asimismo el Arzobispo precisó que en ocasiones la mujer se ve obligada a apartarse de sus hijos por salir a trabajar, además de que tiene que asumir, sin remuneración, las responsabilidades propias del hogar.

Es necesario -concluyó Mons. Rivera- que los hombres y mujeres revaloricen a todos lo integrantes de la familia "con criterios de humanismo y dignidad y no solamente viendo quién gana más dinero, es más inteligente o tiene mayores habilidades".

[Página anterior] [Página Principal]

PIEDAD POPULAR DE FIESTA EN LINIERS

Celebraciones por San Cayetano confirmaron la devoción católica de miles de argentinos.

BUENOS AIRES, 9 (ACI).- Cientos de miles de argentinos formaron dos extensas fila de más de dos kilómetros de largo desde la puerta del Santuario de Liniers hasta el estadio de Vélez Sarsfield para poder visitar a San Cayetano, el Patrono del Pan y del Trabajo, en su fiesta central.

Según afirmó el Párroco de Liniers, P. Fernando Maletti, "no sabemos si son más o son menos que el año pasado; lo que importa es que son muchos". El sacerdote subrayó el carácter eminentemente religioso de la celebración y casi al final de la agotadora jornada descartó la cobertura sesgada de algunos medios de comunicación que intentaron relacionar la fiesta de fe con una protesta social.

"La gente aprendió a cortar rutas, a golpear la puerta de los ministerios, a presionar a través de los medios como para no necesitar hacerlo en la celebración de San Cayetano", explicó el P. Maletti.

Durante 20 horas la multitud esperó pacientemente para ingresar al Santuario, esto sin contar las varias semanas que muchos ya tenían en el lugar hasta donde llegaron con improvisadas carpas para aguardar la fiesta del Santo.

Los devotos, portando espigas para regalarle a la imagen, peticiones y agradecimientos por las gracias concedidas protagonizaron una vez más una de las principales fiestas de la piedad popular argentina. Así, bajo el lema "recibamos a Cristo que nos devuelve la dignidad", la multitud peregrinó hasta la iglesia de San Cayetano, en el barrio de Liniers, para encontrarse con la imagen, confesarse con alguno de los sacerdotes que concedían el sacramento en la calle y escuchar misa en el atrio del templo donde se erigió un altar especial.

Las dos filas que se establecieron para ingresar al santuario cumplían fines diferentes. Una, la "rápida", permitía ingresar pero sólo para observar la imagen de San Cayetano, mientras que en la "lenta" -resguardada por una valla maciza- , los feligreses podían tocar la imagen del santo. La prensa local constató que, a través de ambas filas, entraron a la iglesia un promedio de 60 personas por minuto.

La fiesta de San Cayetano fue nuevamente una ocasión muy especial para probar la solidaridad de los feligreses que habitan Liniers. Más de 1.500 laicos ofrecieron pan y mate cocido para atenuar el hambre y el frío de los peregrinos que aguardaban llegar al santo.

Como hace 16 años, la primera en llegar frente a la imagen del santo fue una mujer llamada Nori quien esperó más de dos meses acampada frente a la iglesia para que nadie le arrebatara el primer lugar.

 

[Página anterior] [Página Principal]