Recursos


El Papa en Tierra Santa

Reciba las noticias de ACI Digital completamente GRATIS. Sólo envíanos un mensaje (e-mail) a la siguiente dirección: [email protected]  y escribe la palabra subscribe aciprensa en el cuerpo del mensaje (¡no agregues nada más!)

EL PAPA EN NAZARET PONE A LAS FAMILIAS BAJO LA PROTECCIÓN DE MARÍA

JERUSALÉN, 25 Mar. (ACI).- Durante la Misa que celebró por la solemnidad de la Anunciación del Señor en el mismo lugar en el que el arcángel Gabriel se encontró con María, el Papa Juan Pablo II consagró todas las familias del mundo a la Madre de Dios, frente a todos los ataques en su contra.

El Santo Padre explicó que había venido a Nazaret para rezar a la Madre de Dios. "Pido ante todo por una gran renovación de la fe de todos los hijos de la Iglesia. Pido a la Sagrada Familia que inspire a todos los cristianos para defender a la familia contra las numerosas amenazas actuales a su naturaleza, su estabilidad y su misión".

"Confío a la Sagrada Familia los esfuerzos de los cristianos y de todas las personas de buena voluntad por defender la vida y promover el respeto por la dignidad de todos los seres humanos. Consagro las familias de Tierra Santa, las familias del mundo, a María, la Theotókos, la gran Madre de Dios", afirmó el Pontífice.

El Santo Padre llegó a Nazaret a bordo de un helicóptero militar desde Jerusalén. Luego se trasladó en papamóvil hasta el Santuario de la Anunciación en medio de miles de personas que salieron a las calles con banderas vaticanas para saludar al Pontífice.

Al llegar a la iglesia se detuvo para rezar en la Gruta de la Anunciación y fue recibido por el Ministro General de la comunidad franciscana -encargada de la custodia de la basílica-, P. Giacomo Bini.

Al ingresar a la gruta, el Papa besó el altar erigido en el área y ofreció una oración en silencio. Después ofreció a Nuestra Señora una rosa de oro como signo de su amor y devoción.

Tras la visita privada, el Santo Padre se encontró con la comunidad cristiana de Nazaret que llenó el monumental templo.

En la homilía, el Papa recordó las palabras del profeta Isaías: "He aquí que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrá por nombre Emmanuel". "Emmanuel: Dios con nosotros. Con estas palabras es preanunciado el evento único que se cumpliría en Nazaret en la plenitud de los tiempos, y este es el evento que celebramos hoy con alegría y felicidad intensas", indicó.

El Santo Padre también propuso a María como el auténtico modelo de la fe porque "al igual que Abraham, también a María se le pide que responda que sí a algo que nunca ha sucedido antes".

"María no pregunta si la promesa es realizable sino cómo se realizará. No sorprende por tanto que al final pronuncie su fiat: 'He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra'. Con estas palabras María se muestra como verdadera hija de Abraham y se convierte en Madre de Cristo y Madre de todos los creyentes", explicó.

Antes de dejar la basílica, el Papa Juan Pablo II rezó el Angelus con la asamblea. El Santo Padre entregó a algunos representantes de la Iglesia local, las actas del sínodo diocesano que se celebró el año pasado.

Después de la celebración eucarística, Juan Pablo II se trasladó en helicóptero a la delegación apostólica de Jerusalén, donde almorzó.

 

¿CÓMO ES LA BASÍLICA DE LA ANUNCIACIÓN?

JERUSALÉN, 25 Mar. (ACI).- El Papa Juan Pablo II visitó esta mañana uno de los templos más hermosos de todo Tierra Santa y que, al mismo tiempo, se encuentra bajo custodia católica.

En 1730, la iglesia franciscana incorporaba la gruta-casa de la Sagrada Familia en una cripta bajo el altar mayor; erigida en parroquia, fue ampliada en 1877 y después derruida en 1959 para construir la nueva iglesia. La actual basílica fue visitada por Pablo VI antes de ser dedicada en 1969.

En la parte alta de la fachada principal se encuentra la estatua de Cristo Redentor; debajo está la escena de la Anunciación y los cuatro evangelistas. La fachada sur está dedicada a María adolescente.

Dentro hay dos iglesias superpuestas con una apertura central desde la que se ve la gruta-casa de la Sagrada Familia; la inferior custodia la gruta y el altar franciscano de 1600 con el escrito: "Verbum caro hic factum est" (Aquí se hizo carne el Verbo); la iglesia superior está dedicada a la exaltación de la Virgen, Madre de Dios hecho hombre. En las paredes hay varios cuadros que ilustran la devoción mariana en los principales santuarios del mundo.

La cúpula tiene 55 metros de alto. El pavimento que une las dos iglesias es un tapiz de mármol policromado en el que se describe en ocho cuadros taraceados el Magisterio de la Iglesia sobre María: Madre de Dios, Asunción al cielo, Virginidad, Inmaculada Concepción, Mediación Universal, Santidad Perfecta, Dignidad Real, Maternidad Espiritual.

 

EL PAPA LLEGÓ AL HUERTO DE LOS OLIVOS

JERUSALÉN, 25 Mar. (ACI).- Juan Pablo II recordó el inicio de la Pasión del Señor en una visita privada a la Basílica y al Huerto de Getsemaní.

Getsemaní, del hebreo "Gat-shemanin" (molino de aceite), era el nombre de una alquería al pie del Huerto de los Olivos. Los dos lugares santos de Getsemaní son la Gruta del molino de aceite y la cercana roca de la Agonía.

No ha habido nunca una iglesia en la Gruta del molino de aceite porque la misma caverna se ha considerado siempre un lugar de oración como atestiguan las numerosas inscripciones. Conservada desde el año 1392 por la Custodia de Tierra Santa, mide 19 metros de largo, 9 de ancho y 3,5 de alto.

En 1956 los frailes menores franciscanos encontraron mosaicos de los siglos IV y VI, fragmentos de un altar y restos más antiguos de un molino de aceite y de una cisterna.

Según la narración de San Jerónimo, en el año 386 se construyó una iglesia sobre la roca de la Agonía, que fue incendiada por los persas en el 614.

Los cruzados construyeron un templo imponente que fue destruido también en 1187. La basílica actual fue construida por los franciscanos entre 1919 y 1924 sobre las ruinas de la iglesia anterior.

La basílica del Huerto de Getsemaní tiene doce cúpulas pequeñas. Frente al altar mayor se encuentra la roca de la Agonía de Jesús, protegida por un recinto de hierro batido en forma de coronas de espinas. La iglesia es conocida también como Basílica de las Naciones porque su construcción fue posible gracias a los donativos de los fieles de muchos países.

El adyacente Huerto de los Olivos fue adquirido por los franciscanos en 1666. Hay seis olivos seculares, uno de los cuales de 2.500 años, según las pruebas efectuadas con el isótopo carbono 14.

Comentarios