Recursos


El Papa en Tierra Santa

Reciba las noticias de ACI Digital completamente GRATIS. Sólo envíanos un mensaje (e-mail) a la siguiente dirección: [email protected]  y escribe la palabra subscribe aciprensa en el cuerpo del mensaje (¡no agregues nada más!)


EL PAPA LLEGA A TIERRA ISRAELÍ

ROMA, 21 Mar. (ACI).- En un avión de la línea aérea jordana, mientras caía la tarde en Israel, el Papa Juan Pablo II llegó a Israel en el marco de una ceremonia cargada de simbolismo, en la que autoridades civiles y religiosas de la nación judía expresaron claros gestos de acogida.

En la etapa más esperada de su peregrinación que durará hasta el 26 de marzo.

A cinco minutos antes de las 6 de la tarde -hora local- la figura blanca del Papa Juan Pablo II apareció por la escalinata del avión.

La ejecución de los himnos vaticano e israelí marcó la primera visita oficial de un Pontífice a Israel -la visita del Papa Paulo VI de 1969 no fue oficial-, y trajo la inusual imagen del Pontífice pasando revista a las tropas y autoridades israelíes.

Respondiendo a las palabras del presidente Ezer Weizman, el Papa Juan Pablo II recordó que "ayer, desde las alturas de Monte Nebo vi a través del Valle del Jordán esta tierra bendita. Hoy con profunda emoción piso la tierra donde Dios quiso 'plantar su tienda' y permitió que el hombre se encontrase con El más directamente".

Juan Pablo II afirmó que su visita es "a la vez una peregrinación personal y un viaje espiritual del Obispo de Roma a los orígenes de nuestra fe en el 'Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob'. Es parte de una peregrinación más amplia de oración y de acción de gracias que ya me ha llevado al Sinaí". "Ahora tendré el privilegio de visitar algunos lugares estrechamente ligados a la vida, a la muerte y a la resurrección de Jesucristo", agregó.

Después, refiriéndose a la paz, el Santo Padre dijo que "todos nosotros sabemos lo urgente que es la necesidad de paz y justicia, no sólo para Israel, sino para toda la región. Desde que mi predecesor Pablo VI vino aquí en 1964 han cambiado muchas cosas entre la Santa Sede y el Estado de Israel. La instauración de relaciones diplomáticas entre nosotros en 1994 ha puesto el sello a los esfuerzos encaminados a abrir una nueva era de diálogo sobre cuestiones de interés común como la libertad religiosa, las relaciones entre la Iglesia y el Estado y más en general, entre cristianos y judíos".

"Los cristianos y los judíos -subrayó- deben esforzarse con valentía para eliminar todas las formas de prejuicio. Tenemos que luchar para presentar siempre y en todo lugar el rostro verdadero de los judíos y del judaísmo, así como el de los cristianos y el cristianismo, y todo ello a todos los niveles de mentalidad, de enseñanza y de comunicación".

El Pontífice destacó que su visita es además una peregrinación "a los orígenes de nuestra historia religiosa". "Es un tributo a las tres tradiciones religiosas que coexisten en esta tierra", agregó.

El Papa agregó que esperaba desde hacía mucho "encontrar a los fieles de las comunidades católicas en su rica variedad" y a los miembros de las diversas Iglesias y comunidades cristianas. "Rezo para que mi visita -concluyó el Santo Padre- contribuya a fomentar el diálogo inter-religioso que llevará a judíos, cristianos y musulmanes a individuar en las respectivas creencias y en la fraternidad universal que une a todos los miembros de la familia humana, el motivo y la perseverancia para obrar en favor de aquella paz y aquella justicia que los pueblos de Tierra Santa todavía no poseen y a las cuales aspiran profundamente".

Poco después de las 6:30 de la tarde, el Pontífice abordó un helicóptero para emprender un vuelo de 25 minutos a Jerusalén, donde se alojará en la delegación apostólica.

 

TODA LA IGLESIA PEREGRINA CON EL PAPA

ROMA, 21 Mar. (ACI).- El Papa Juan Pablo II celebró hoy su primera Eucaristía pública en Tierra Santa. Ante unas 30 mil personas reunidas en el estadio de Ammán, el Santo Padre aseguró que toda está unida espiritualmente en la peregrinación jubilar.

"En este Gran Jubileo la Iglesia entera y especialmente hoy la comunidad cristiana del Jordán, se encuentran unidas espiritualmente en una peregrinación a los orígenes de nuestra fe, una peregrinación de conversión y arrepentimiento, de reconciliación y de paz", afirmó el Pontífice.

La Misa comenzó a las 9:00 horas locales en el estadio de la Ciudad de la Juventud de Al-Hussein de Ammán. Entre los presentes figuraban el patriarca latino de Jerusalén, Michel Sabbah, el exarca greco-melquita Georges El-Murr, miembros de la Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa y representantes de otras iglesias y comunidades eclesiales.

"El Sucesor de Pedro -dijo el Santo Padre en su homilía en inglés- es un peregrino en esta tierra bendecida por la presencia de Moisés y Elías, donde el mismo Jesús enseñó e hizo milagros, donde la Iglesia primitiva dio testimonio con las vidas de muchos santos y mártires".

El Papa se dirigió a los obispos y a los sacerdotes de Tierra Santa, invitándolos a ser "buenos pastores, según el Corazón de Cristo", a llevar sus rebaños al Reino de Cristo y a "reforzar la vida pastoral de las comunidades". A los religiosos y religiosas les recordó la "gratitud inmensa de la iglesia por el testimonio que dais de la supremacía de Dios en todas las cosas".

Además, exhortó a los laicos a "no tener miedo de ocupar el lugar y las responsabilidades que os competen en la Iglesia". E invitó a las madres que hoy celebran el Día de la Madre en Jordania a ser "constructoras de una nueva civilización del amor. ¡Amad a vuestras familias! Enseñadles los caminos de la armonía y de la paz".

El Papa también recordó la historia de Abraham, Sara e Isaac, de la "Alianza de amor entre Dios y el hombre" que tuvo lugar en el Monte Sinaí cuando Moisés recibió los Diez Mandamientos, de la "divina pedagogía del amor" y de "los profetas, entre ellos San Juan Bautista, que pagaron con su sangre el haber denunciado las faltas contra la Alianza."

Asimismo, se refirió a la "promesa divina -'Contigo estoy yo para salvarte'"-, explicando que "Jesús es la realización de la promesa y el cumplimiento de la Ley. Nos revela la verdadera naturaleza de la Tierra Prometida donde no habrá ya muerte".

Refiriéndose a la Iglesia local, el Pontífice recordó que "durante los últimos cinco años la Iglesia de esta región ha celebrado el Sínodo Pastoral de las Iglesias en Tierra Santa" que "ha hecho entender con claridad que vuestro futuro reside en la unidad y en la solidaridad".

El Papa pidió a los jóvenes construir su futuro "con los sólidos cimientos del amor de Dios" y que contribuyeran a "transformar el mundo a vuestro alrededor".

Después de la Misa, Juan Pablo II se trasladó al vicariato latino de Ammán donde almorzó con los patriarcas y obispos y con los miembros de su comitiva.

 

DOS MIL NIÑOS RECIBEN PRIMERA COMUNIÓN EN MISA PAPAL

ROMA, 21 Mar. (ACI).- "Jesús es vuestro mejor amigo; sabe lo que hay en vuestros corazones. Permaneced unidos a Él y en vuestras oraciones acordaos de la Iglesia y del Papa". Con estas palabras, Juan Pablo II se dirigió a los dos mil niños que recibieron la Primera Comunión en la Misa de hoy.

La primera Misa papal abierta en Tierra Santa fue dedicada a San Juan Bautista, profeta y precursor de Cristo y santo patrono de Jordania. Al principio de la ceremonia, se bendijo y esparció sobre los asistentes agua del río Jordán.

La proclamación del Evangelio fue según el rito greco-melquita. El patriarca Sabbah pronunció la profesión de fe.

Al final de la ceremonia eucarística el Papa bendijo tres piedras angulares que serán utilizadas en la construcción de una iglesia maronita, de una iglesia siro-católica y del centro "Regina Pacis".


JUAN PABLO II VISITA LUGAR DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

VATICANO, 21 Mar. (ACI).- Esta tarde, el Santo Padre llegó en helicóptero a Wadi Al-Kharrar, lugar en el que según la tradición San Juan bautizó a Jesús en el Valle del Jordán, donde realizó una visita y presidió una breve ceremonia litúrgica.

Juan Pablo II pronunció en presencia de unas dos mil personas ubicadas en las orillas del Jordán, una oración de bendición a la Santísima Trinidad, en recuerdo del Bautismo de Jesús.

Antes dijo: "En el Evangelio de San Lucas leemos que 'fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados'. Aquí, en el río Jordán, en el que ambas orillas son visitadas por numerosos peregrinos que rinden honor al Bautismo del Señor, también yo elevo mi corazón en oración".

Terminada la ceremonia, el Santo Padre se trasladó en helicóptero al aeropuerto internacional "Queen Alia" de Amman, donde se despidió del rey Abdallah II de Jordania y de las autoridades del país para dirigirse a Tel Aviv.

También llamada "Betania de Transjordania", distinta de la ciudad de Betania en Israel (casa de Marta, María y Lázaro), esta localidad se encuentra a 350 metros bajo el nivel del Mediterráneo y a pocos kilómetros del Mar Muerto.

Según la tradición, cerca del pueblo de Betania, más allá del río Jordán, bautizaba San Juan. Aquí se han realizado importantes excavaciones arqueológicas relacionadas con la hipótesis del lugar del Bautismo de Jesús.


"TRES TIERRAS" PARA RECIBIR AL PAPA EN ISRAEL

TEL AVIV, 21 Mar. (ACI).- El recipiente que un grupo de niños acercó al Papa Juan Pablo II para que besara como su habitual gesto de llegada a cada país visitado, contenía tres tierras diversas, en representación de las tres grandes religiones monoteístas.

El sol se ponía, cinco minutos antes de las seis de la tarde -hora de Israel-, cuando las autoridades israelíes lideradas por el Presidente Eliezer Weizman y el Primer Ministro Ehud Barak, esperaron al Pontífice al pie de la escalinata del avión.

El cielo escampaba luego de una inesperada lluvia cuando el Pontífice, al pie de la escalera que descendió lentamente, se encontró con el grupo de pequeños niños israelíes con la fuente que contenía tierra de tres lugares representativos del Cristianismo, el Judaísmo y el Islam, las tres grandes religiones monoteístas que encuentran en Abraham su tronco común y que consideran a Israel como Tierra Santa.

El presidente Weizman saludó al Santo Padre con la tradicional bendición judía de bienvenida: "Baruch haba".

Jerusalén será "base de operaciones"

Tras la ceremonia, el Papa se trasladó en un austero helicóptero militar hasta un helipuerto especialmente construido al pie del Monte Scopus, cerca del Monte de los Olivos, donde se encuentra la delegación apostólica. El helipuerto será la "base de operaciones" desde donde el Pontífice partirá a sus diversas visitas en Tierra Santa.

Contra lo inicialmente previsto, el Papa fue recibido en Jerusalén por el alcalde judío, pese a que la zona donde aterrizó se encuentra en la parte de la ciudad reclamada por los palestinos.

 

LAS EXPECTATIVAS POR LA CEREMONIA DEL CENÁCULO

JERUSALEN, 21 Mar. (ACI).- Especial expectativa para el mundo católico ha suscitado la Misa que el Papa Juan Pablo II celebrará en privado en el Cenáculo el 23 de marzo a las 8:30 a.m. (hora local).

Desde que el Cenáculo dejó de ser cristiano, ningún símbolo religioso que refiera a Cristo ni ninguna misa a sido celebrada, pese a que es el lugar de origen de dos de los sacramentos cristianos, la Eucaristía y el Orden sacerdotal.

Además, el Cenáculo fue donde el Señor se apareció a los Apóstoles el domingo de la resurrección, donde se reunieron los Apóstoles con María y donde descendió el Espíritu Santo, y donde fue elegido Matías para suceder a Judas

El Cenáculo fue la residencia de la primitiva iglesia apostólica. Según el obispo Epifanio (S. IV), el emperador Adriano visitó Jerusalén el 131 y la encontró "completamente arrasada excepto algunas habitaciones y la iglesia de Dios, que era pequeña, donde los discípulos, volviendo del lugar de la ascensión de Jesús al cielo, subieron al piso superior".

En la segunda mitad del siglo IV los cristianos transformaron la pequeña iglesia en una gran basílica que llamaron "Santa Sión" y "Madre de todas las iglesias", motivados por su origen apostólico.

La iglesia de la Santa Sión sufrió diversas destrucciones y restauraciones; fue después reconstruida desde los cimientos en la época cruzada (S. XII) y rebautizada con el nombre de "Santa María del Monte Sión". Después de la demolición del 1219, ordenada por el sultán El Hakem, permaneció en pie solamente la capilla del Cenáculo (medieval) con la conmemorativa Tumba de David debajo. Los otros recuerdos eran conmemorados en varias partes de la iglesia en ruinas. En el 1335 los Franciscanos recibieron en custodia y como propiedad, el santuario, erigiendo al lado sur un pequeño convento cuyo claustro se puede visitar todavía.

Junto al Cenáculo tuvo origen la Custodia de Tierra Santa, oficialmente instituida en 1342. Pero en 1552 los frailes fueron obligados a dejar el santuario en manos de los musulmanes.

Los cristianos, y especialmente el Papa Juan Pablo II, quisieran que el Cenáculo, actualmente de propiedad del estado de Israel, volviera a ser un lugar de culto católico, debido a su importancia capital para la historia del cristianismo.

Comentarios