Recursos


Día 4

POBRES DE ESPÍRITU PARA COMBATIR LA POBREZA PIDE EL PAPA

ROMA, 9 (ACI).- Durante su escala en la región más pobre de la cada vez más próspera Polonia, el Papa Juan Pablo II subrayó la urgencia de responder al "clamor de los pobres", para lo cual es necesario hombres con el corazón grande, que no se dejan seducir por el esplendor de las riquezas".

El Pontífice había recorrido en la mañana más de 300 kilómetros en helicóptero hasta la cercana frontera con Lituania, donde se encuentra la ciudad de Elk, una empobrecida región rural del país, donde lo esperaban unas 800,000 personas.

En la homilía de la Misa en honor de Santa Eduvigis Reina, el Santo Padre comentó el Evangelio que narra el encuentro de Jesús con Zaqueo señalando que "el lamento de los pobres de todo el mundo se alza incesantemente desde la tierra y llega a Dios. Es el grito de los niños, de las mujeres, de los ancianos, de los prófugos, de quien ha sufrido injusticias, de las víctimas de la guerra, de los desempleados".

El Papa dijo que este "lamento de los pobres" exige "por nuestra parte una respuesta concreta y generosa". "Tratemos de escuchar este grito. Tratemos de actuar y de vivir de modo que en nuestra Patria a nadie le falte un techo bajo el que cobijarse y el pan para comer; que nadie se sienta solo, abandonado. Con este llamamiento me dirijo a todos mis compatriotas", agregó el Papa.

El Santo Padre advirtió además que el progreso económico "no deben ser nunca a expensas del hombre, limitando sus exigencias fundamentales". "El hombre debe ser el sujeto del desarrollo, es decir, el punto de referencia más importante. ¡No se pueden perseguir a cualquier precio el desarrollo y el progreso económico! No serían dignos del hombre", subrayó.

Recordando a la reina Santa Eduvigis, "conocida por su generosidad con los pobres", el Papa la destacó como "un ejemplo y un modelo sobre como vivir y poner en práctica la enseñanza de Cristo sobre el amor y la misericordia, y hacerse semejantes a El".

El Papa cerró su intervención con un elocuente llamado a la pobreza de espíritu: "Hay una enorme necesidad de hombres pobres de espíritu, es decir, dispuestos a acoger la verdad y la gracia, dispuestos a las grandes cosas de Dios; de hombres con el corazón grande, que no se dejan seducir por el esplendor de las riquezas de este mundo y no permiten que dominen sus corazones".

 

EL PAPA ALIENTA A LITUANOS A MANTENER FE Y CULTURA

ROMA, 9 (ACI).- Aprovechando la presencia de una entusiasta delegación de católicos lituanos encabezados de su presidente, el Papa Juan Pablo II invitó a esta nación a conservar sus valores culturales inspirados en la tradición católica.

Cientos de peregrinos de Lituania -la única nación de mayoría católica de los países bálticos- cruzaron la cercana frontera encabezados por el Presidente Valdas Adamkus. Dirigiéndose a ellos en la homilía, el Pontífice les invitó a "que la fe sea siempre la fuerza de vuestra nación, y que el testimonio del amor por Cristo traiga frutos espirituales".

"Construid sobre la fe el futuro de vuestra patria, vuestra vida, vuestra identidad lituana y cristiana para el bien de la Iglesia, de Europa y de la humanidad", concluyó el Pontífice.

 

UN MONASTERIO, BOSQUES Y LAGOS PARA EL REPOSO DEL PAPA

ROMA, 9 (ACI).- Ayer por la tarde, el Papa Juan Pablo II se trasladó a Wigry, una región poco poblada, donde descansará todo el día de hoy en el marco de un monasterio rodeado por la naturaleza que el Pontífice disfruta.

El día de hoy, que no tiene ninguna actividad en la agenda, el Papa permanecerá en el Monasterio Camaldulense que queda a las afueras de esta población de apenas 200 personas, en un área rodeada por bosques y lagos. El Santo Padre pasó la noche en el monasterio y hoy disfrutará de una jornada libre en contacto con la naturaleza.

Comentarios