Recursos


Día 12

CONFIRMAN CAMBIOS EN PROGRAMA PAPAL: ARMENIA POSTERGADA

ROMA, 17 (ACI).- Aunque el Papa Juan Pablo II retomó ayer sus actividades habituales tras un día de recuperación de una leve fiebre, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, confirmó la postergación del anunciado viaje del Papa a Armenia para visitar al Patriarca Karekin I.

La postergación ya había sido anunciada extraoficialmente por el episcopado polaco, pero Navarro Valls la confirmó, a la vez que anunció que el viaje del Pontífice al santuario de Chestokowa de hoy se hace poco probable por la nubosidad baja que impide el uso del helicóptero.

"El Papa espera poder llevar a cabo próximamente esta visita al Catholicos de todos los Armenios", dijo Navarro en su escueto comunicado.

 

SANTOS DEBEN SER VISIBLES EN TODOS LOS AMBIENTES, DICE EL PAPA

ROMA, 17 (ACI).- El Papa Juan Pablo II señaló ante medio millón de personas reunidas en Stary Sacz para asistir a la canonización de la Beata Sor Cunegonda que la santidad hoy debe hacerse presente en todos los ambientes de la sociedad.

En la homilía leída por el Cardenal Franciszek Macharski -la voz del Papa aún se encontraba débil por la fiebre del día anterior- el Pontífice se preguntó "qué hacer para que la familia, la escuela, el ambiente de trabajo, la oficina, los campos y las ciudades, y el país entero se conviertan en una morada de santos, que influyan mediante su bondad, la fidelidad a la enseñanza de Cristo, el testimonio de la vida cotidiana, alimentando el crecimiento espiritual de cada hombre".

"Santa Cunegonda y todos los santos y beatos del siglo XIII responden: es necesario el testimonio. Es necesaria la valentía", agregó el Papa.

El Papa señaló luego, refiriéndose a la consagración de la Santa mediante la virginidad, que "este modo de vida, quizá hoy difícil de comprender, pero profundamente enraizado en la tradición de la Iglesia primitiva, dio a Santa Cunegonda esta libertad interior, gracias a la cual pudo preocuparse totalmente de las cosas del Señor, llevando una profunda vida religiosa". "Al renunciar a la maternidad natural, se convirtió en madre de todos", agregó.

"El mundo de hoy tiene necesidad de la santidad de los cristianos, que en las condiciones ordinarias de la vida familiar y profesional asumen sus propios deberes cotidianos; y que teniendo el deseo de realizar la voluntad del Creador y servir cada día a los hombres, responden a su amor eterno", el Santo Padre concluyó.

Cunegonda nació en Esztergom (Hungría) en 1234, fue la tercera hija del Rey Bela IV, de la dinastía Arpad, y de María, hija del emperador bizantino Teodoro I Lascarisa. Cunegonda celebró sus esponsales con el príncipe polaco Boleslao, de Sandomierz, en 1239 y decidió convencer a su marido a vivir juntos la virginidad. Vivió con su esposo 40 años, gobernando en una situación política y social muy difícil, ya que el país fue devastado por dos invasiones de tártaros en 1241 y en 1259-60. Tras morir su marido, en 1280 fundó el monasterio de las clarisas y en 1288 tomó los hábitos y se convirtió en priora. Falleció el 24 de julio de 1292 a los 58 años. En 1690, el Papa Alejandro VIII confirmó su culto existente desde hacía siglos; esto fue equivalente a su beatificación.

Después de la Misa, Juan Pablo II almorzó en el Monasterio de las Clarisas ubicado frente a la plaza donde la misa se celebró.  

Comentarios