Recursos


Congreso Teológico Pastoral

El II Encuentro Mundial del Papa con las Familias será inaugurado por el Congreso teológico-pastoral que se desarrollará en el centro de convenciones Riocentro del 1 al 3 de octubre.

En el evento, participarán 2,500 personas entre cardenales, obispos, sacerdotes, religiosas, catedráticos, políticos y laicos. Entre las ponentes resaltan Mary Ann Glendon, catedrática de derecho de la «Harvard Law School» y Presidente de la delegación de la Santa Sede en la Conferencia sobre la mujer (1995); el profesor Juan de Dios Vial Correa, rector de la Universidad Católica de Chile; la catedrática Janne Haaland Matlary, profesora de política internacional de la Universidad de Oslo; el doctor Bernard Nathanson, quien de ser un convencido médico abortista pasó a ser un incansable defensor de la vida; y el padre Wrenfried van Straaten, fundador de «Ayuda a la Iglesia Necesitada».

Entre los participantes extranjeros se encuentran delegaciones de todo el mundo. Las más numerosas son la mexicana con 105 miembros y las de Estados Unidos, Filipinas y Paraguay, con más de 30 asistentes cada una. Los peregrinos contarán com una programación especial, paralela al encuentro, que incluye la participación en misas en diversos idiomas.

Se inauguró el Congreso

A las 13:00 horas locales (16:00 GMT) se inició el Congreso Teológico-Pastoral "La familia: don y compromiso, esperanza de la humanidad", una de las actividades más importantes del II Encuentro Mundial del Papa con las Familias.

Entre las principales propuestas del evento destacan la importancia de la familia como base de la sociedad, la defensa del derecho a la maternidad y la evangelización a la luz de la cultura de la vida.

De acuerdo al Secretario General del Congreso Tarcísio Padilha, uno de los pilares del evento es el pensamiento del Papa Juan Pablo II, quien el sábado clausurará las labores del Congreso con un mensaje para los más de 2500 participantes.

Sesiones interactivas

No todos los participantes estarán en Riocentro. Un grupo de aproximadamente cien personas acompañará el evento desde el gimnasio de la PUC en Gávea donde se ha preparado un auditorio para 500 personas que trabajarán interactivamente con los que se encuentren en el centro de convenciones. Así, al final de cada jornada los grupos temáticos de la PUC enviarán sus conclusiones a los grupos de Riocentro.

Los temas y los ponentes.

La familia, sociedad y evangelización son los temas que se debatirán durante los tres días del Congreso Teológico- Pastoral . Así, la indisolubilidad del vínculo matrimonial, el rechazo al aborto y la contracepción y una propuesta pro-vida serán sólo algunos de los puntos específicos que especialistas, obispos, sacerdotes y laicos abordarán en las diversas sesiones.

Luego de la ceremonia de apertura el Cardenal López Trujillo, Presidente del pontificio Consejo para la familia dictó la primera conferencia sobre "La Iglesia y la defensa de la institución familiar". A las 15:30 horas (18:30 GMT), la catedrática de la Universidad de Harvard, Mary Anne Glendon, dictó la segunda conferencia sobre "Familia y sociedad: las instituciones internacionales y la defensa de la familia". La tercera y última conferencia de la primera jornada se inició a las 17:00 horas (20:00 GMT), cuando el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Juan de Dios Vial Correa, trató "La Familia al servicio de la vida".

El primer día de conferencias fue cerrado con una misa celebrada por el Arzobispo de Río de Janeiro, Cardenal Eugenio Sales.

El segundo día de conferencias se inicia a las 9:00 horas (12:00 GMT) con una misa celebrada por el Arzobispo de Koln, Cardenal Joachim Meisner. Luego se desarrolla una sesión plenaria presidida por el Arzobispo de Dakam, Cardenal Hyacinthe Thiandoum.

A las 10:20 horas (13:20 GMT), Mons. Francisco Gil Hellín, Secretario del Pontificio Consejo para las familias, dictará la cuarta conferencia "Estructura natural de la familia: don y compromiso". Luego le sucede la profesora de la Universidad de Oslo, Janne Haarland, con la ponencia "El derecho a la maternidad", prevista pata las 11:05 horas (14:05 GMT).

Luego del almuerzo, los grupos temáticos comenzarán las reuniones para discutir sobre temas como sexualidad, demografía, familia y pobreza, la familia como medio de una nueva evangelización y los desafíos para las familias.

Será nuevamente el Cardenal Alfonso López Trujillo quien inicie los trabajos de la última jornada del evento celebrando una eucaristía a las 9:00 horas (12:00 GMT) del viernes 3. Después de la sesión plenaria comenzarán las últimas conferencias: "los hijos en la familia: bendición para la humanidad", dictada por el cardenal Lucas Moreira Neves, Presidente del Episcopado Brasileño y Arzobispo de sao salvador a las 10:20 horas (13:20 GMT), "Familia y evangelización en un mundo secularizado de cara al jubileo del año 2000", por el Cardenal Roger Etchegaray, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz.

Ese día, después del mediodía, los 2500 participantes escucharán testimonios de laicos y religiosos de todos el mundo en el marco de la clausura del congreso. Entre estos destacan los titulados "Una conversión de vida", "Un matrimonio africano y cristiano", "Pobreza y valores humanos en las familias del Este Europeo" y "Presencia de la familia en la sociedad de hoy".
La lectura de las conclusiones del congreso está prevista para las 16:00 horas (19:00 GMT), todas las reflexiones se reunirán en un único documento con nuevas directrices para la Iglesia. A las 17:15 (20:15 GMT), el Papa Juan Pablo II arribará al Congreso para participar en el Plenario y dar un mensaje a los participantes.

Una conspiración contra la familia

"Hoy día está en juego la identidad, la razón de ser y la verdad de la familia. Allí donde la familia se encuentra en peligro, se encuentra en peligro el mismo hombre". Con esta palabras, el Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para las Familias, inició su intervención en el Congreso Teológico Pastoral que se celebra en Riocentro.

Sus palabras no podían ser más claras. Más de 2.500 participantes están conscientes de esto y familias de todo el mundo quieren testimoniar "su función humanizadora" sin miedo de denunciar "los ataques duros y sistemáticos" a los que se encuentra sometida esta "comunidad primaria y fundamental". De acuerdo al Purpurado se trata de ataques que "han alcanzado la forma de una conspiración global contra la vida".

Los cristianos podrían sentir la tentación de construir una ciudadela fortificada y refugiarse para defender lo que queda; sin embargo, se trata de una opción que hay que rechazar con firmeza pues la familia es "un patrimonio sagrado para toda la humanidad". Entonces, ¿cuál es la respuesta? "La mejor defensa es el anuncio, la proclamación convencida de que en la familia y en la vida se concentra el corazón de la voluntad amorosa del Señor", explica el Cardenal.

"La respuesta se encuentra, por tanto, en la nueva evangelización. De una antropología adecuada depende una visión correcta de la familia". En este sentido agrega que el Evangelio es la contribución que la Iglesia ofrece a la humanidad para testimoniar que la "vida humana es una realidad natural y al mismo tiempo sagrada, confiada al cuidado de los cónyuges".

La mujer tiene un papel decisivo en la protección de la vida, de los hijos y de la familia. Por estos motivos, a pesar de que «muchas ideologías querría destruir la vida, la familia y el amor», la vida humana y la familia «merecen el apoyo de las autoridades políticas, nacionales e internacionales».

Los principales agresores

La experiencia de la catedrática de la Universidad de Harvard, Mary Ann Glendon, presidente de la delegación de la Santa Sede en la Conferencia de Pekín le permitió confirmar cada palabra del Cardenal López Trujillo.

Y esto fue lo que evidenció durante su exposición, la segunda del evento. Para ella los principales responsables de este ataque sistemático contra la familia son los organismos internacionales, particularmente la ONU, cuya política está notablemente influenciada

por numerosos grupos de presión («lobbies») que "están más interesados en controlar la familia que en ayudarla".

La especialista denunció que desde inicios de este siglo, "el principio mismo de la protección de la familia ha sido considerado como un obstáculo para los derechos de las mujeres, de los niños, de los homosexuales, de la promoción del ambiente y del control de la población".

Según Glendon, el camino para asegurar que la actividad de las organizaciones internacionales esté guiada por los principios de la solidaridad y de las subsidiariedad depende de la "respuesta de las familias a la invitación del Papa a convertirse en protagonistas de las políticas familiares".

Comentarios