Recursos

Día 1, enero 22: "Vengo a prostarme ante la tilma del Beato Juan Diego"

MÉXICO D.F., 22 (ACI).- Al compás del popular "Cielito lindo" entonado por miles de personas que llegaron al Aeropuerto Internacional Benito Juárez para recibirlo, Juan Pablo II descendió del avión que lo condujo desde el Vaticano para iniciar su cuarta visita a México y su 86to. viaje pastoral fuera de Italia.

Un Papa anciano pero fuerte, emocionado y contento fue acogido con gritos de "el Papa, el Papa", porras y lemas lanzados por miles de niños, saludó al Presidente Ernesto Zedillo y a una emocionada Primera Dama; y junto a ellos se dirigió hasta el hangar presidencial para dar inicio a la ceremonia de bienvenida.

Luego de entonarse el himno nacional mexicano y el del Vaticano, el mandatario pronunció su discurso de bienvenida expresando su gratitud y la alegría del pueblo mexicano por poder recibir al Pontífice en una cuarta ocasión. "Nos sentimos muy contentos por su cuarta visita y sabemos que nunca olvidará la alegría, ilusión y gratitud con los que le recibimos hace veinte años", afirmó en alusión a la primera visita papal a México durante su primera gira pontificia.

"Lo espera un pueblo que lo quiere, respeta y admira por traer un mensaje de paz, ideal supremo de la humanidad", agregó el Presidente Zedillo.

Tras las palabras de bienvenida, el Santo Padre recordó que "como hace veinte años, llego hoy a México y es para mi causa de inmenso gozo encontrarme de nuevo en esta tierra bendita, donde Santa María de Guadalupe es venerada como Madre querida".

El Pontífice dijo venir, como en las dos visitas sucesivas, "cual apóstol de Jesucristo y sucesor de San Pedro a confirmar en la fe a mis hermanos, anunciando el Evangelio a todos los hombres y mujeres".

El Papa señaló que venía al "evento histórico" de la presentación de los frutos del Sínodo de América, que "deseamos responda en plenitud al plan salvífico de Dios y a la dignidad del ser humano en el marco de las sociedades justas, reconciliadas y abiertas en un proceso técnico que sea convergente con el necesario progreso moral".

"Saludo entrañablemente a mis hermanos en el Episcopado, en particular al Señor Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo primado de México", dijo el Pontífice, que saludó también a los demás obispos del Continente, así como al pueblo mexicano que "me ha acompañado en muchos de los caminos recorridos". "¡México Siempre Fiel y siempre presente!", agregó el Papa, acuñando así una nueva frase emblemática para la segunda nación con el mayor número de católicos del Continente.

Fe y Cultura

El Pontífice destacó "la fe católica sirvió de fundamento al mestizaje que transformó la antigua pluralidad étnica y antagónica en unidad fraternal y de destino"; y recordó que "los misioneros dejaron profundas huellas culturales y prodigiosas muestras de arte que son hoy motivo de legítimo orgullo para todos los mexicanos y rica expresión de su civilización".

"Vengo a ustedes, mexicanos de todas las clases y condiciones sociales, y a ustedes hermanos del Continente americano, para saludarles en nombre de Cristo", dijo el Papa, "junto con mis hermanos obispos de México y de toda América vengo a postrarme ante la tilma del Beato Juan Diego. Pediré a Santa María de Guadalupe, al final de un milenio fecundo y atormentado, que el próximo sea un milenio en el que en México, en América y en el mundo entero se abran vías seguras de fraternidad y de paz que en Jesucristo puedan encontrar bases seguras y espaciosos caminos de progreso", agregó.

"Que Santa María de Guadalupe ayude a México y América a caminar unidos por esas sendas seguras y llenas de luz", concluyó.

Accese al discurso completo en http://www.aciprensa.com/dis-mex1.htm


"MEXICANOS POR DOS", JUAN PABLO II RECIBE LLAVES DE LA CIUDAD

MÉXICO D.F., 22 (ACI).- En una breve escala de aproximadamente 20 minutos entre el aeropuerto y la Nunciatura Apostólica donde firmaría la Exhortación Apostólica Post Sinodal "Ecclesia in America", el Papa Juan Pablo II recibió en el Museo de la Ciudad de México las llaves de la ciudad y el reconocimiento de huésped distinguido de esta capital.

"Estoy encontrando aquí con los mexicanos su doble significado porque sois ciudadanos de un país que se llama México y de una ciudad capital que se llama México", afirmó el Papa en un improvisado agradecimiento a las palabras del gobernador Cuauhtémoc Cárdenas, quien le confirió la distinción ante un nutrido auditorio compuesto por representantes del mundo de la cultura y la política nacional.

El Santo Padre impartió su bendición apostólica a los presentes para luego continuar su trayecto a bordo de un Papamóvil con destino a la sede de la Nunciatura, recibiendo en el camino el saludo de –según estimaciones locales- un millón de personas que se ubicaron en las principales avenidas para dar su propia bienvenida al Papa Peregrino.


PERIODISTAS RECIBEN EL LIBRO DEL PAPA DE REGALO

MÉXICO D.F., 22 (ACI).- Los periodistas que abarrotan la sala de prensa ubicada en el Hotel María Isabel Sheraton, a cuatro kilómetros de la Basílica de Guadalupe, recibieron como regalo del Arzobispado de México, un libro del Papa Juan Pablo II.

Son más de 3,400 los periodistas llegados de toda América y otras partes del mundo para cubrir la visita papal. Cada uno de ellos ha recibido como presente de la Arquidiócesis anfitriona, un ejemplar del libro autobiográfico Don y Misterio del Papa Juan Pablo II con la intención de que "los señores periodistas se familiaricen más con la personalidad del Papa Peregrino".


"EL PAPA ESTÁ DE BUEN ÁNIMO PARA LA VISITA" DICE D’ALEMA

ROMA, 22 (ACI).- El Papa Juan Pablo II se encuentra "de muy buen ánimo y preparado para el desafío", dijo el Primer Ministro italiano Massimo D’Alema, luego de despedir al Santo Padre cuando partió rumbo a México en un vuelo especial de Alitalia que despegó del aeropuerto "Leonardo Da Vinci" de Fiumicino a las 8:24 de la mañana, hora local.

En el aeropuerto, Juan Pablo II fue recibido por D'Alema, con quien conversó cordialmente mientras caminaban juntos al sector reservado para el protocolo de Estado.

El Santo Padre estuvo acompañado por el Cardenal Vicario de Roma, Camillo Ruini, el Cardenal Camarlengo, Eduardo Martínez Somalo, el Nuncio Apostólico en Italia, Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, el embajador italiano ante la Santa Sede, Alberto Leoncini Bartoli, y todo el cuerpo de embajadores latinoamericanos acreditados en el Vaticano.

Junto al Pontífice viaja una delegación encabezada por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Angelo Sodano, el Cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo Para la Familia y el Sustituto de la Secretaría de Estado, Mons. Giovanni Battista Re.

Tras la partida del Papa, D’Alema señaló que "lo que de veras impresiona es que el Papa estaba muy sereno, tranquilo y contento: es un hombre que mantiene un extraordinario  ánimo juvenil". "Lo vi en muy buena forma, y le hemos deseado un buen viaje, porque se trata de una visita importante en un momento tan delicado: primero México, y luego el encuentro con Clinton", agregó el Premier italiano.

"Confiamos que este nuevo viaje del Papa llevará un verdadero aporte a la paz, y a una mejor comprensión entre los pueblos, en este momento tan delicado y difícil", concluyó D'Alema.

DURANTE EL VUELO, EL PAPA RECUERDA CUBA Y AÑORA VISITAR CHINA Y RUSIA

MÉXICO D.F., 22 (ACI).- En la conversación informal sostenida con los periodistas durante el vuelo, el Papa Juan Pablo II señaló que quisiera visitar Rusia y China, y recordó su viaje a Cuba de hace un año.

"Quisiera ir al país más grande del mundo, que antes era la Unión Soviética y ahora es la Rusia europea y asiática", dijo el Papa, para luego añadir que "el mundo es tan pequeño, el Papa tiene cada vez más años, pero hasta ahora no me he abandonado el deseo y la disponibilidad de ir a Rusia y China", comentó.

El Papa también recordó su viaje a Cuba en enero de 1998. "Un año después estoy más bien contento de ese viaje y puedo ver sus frutos, como por ejemplo la posibilidad para los católicos de celebrar la Navidad, lo que representa un gran paso adelante", señaló el Pontífice; y agregó que había sido invitado a realizar una breve escala en Cuba durante este viaje, pero explicó que "no se pueden multiplicar los esfuerzos".


SOLIDARIDAD, NO DESVIACIONES TEOLÓGICAS PIDE EL PAPA

MÉXICO D.F., 22 (ACI).- Los periodistas que acompañaron al Papa Juan Pablo II también abordaron algunos aspectos de la realidad mexicana, especialmente la conflictiva situación en Chiapas, ante lo cual el Pontífice destacó la necesidad de impulsar la solidaridad y evitar desviaciones teológicas.

"Los indios son los primeros poseedores de la tierra y tienen sus derechos", señaló el Papa; y agregó que "por otra parte, existe un estado democrático y constitucional que debe buscar y hallar soluciones, y el camino certero es el del diálogo"; omitiendo toda mención a la guerrilla zapatista.

El Santo Padre expresó también su preocupación por nuevas versiones de la vertiente marxista de la teología de la liberación al señalar que "existen algunos lugares en los que a la teología de la liberación se está sustituyendo la teología indígena, que a veces se inspira en el marxismo"; y puntualizó que en este caso como en otros "la línea es siempre la misma, la solidaridad".

Comentarios