Recursos


El Papa se despide del Pueblo Kazajo: "La Iglesia caminará a tu lado"

VATICANO, 26 Set. 01 (ACI).- En una breve y emotiva ceremonia de despedida, el Papa Juan Pablo II cerró su visita a Kazajstán felicitando su "hospitalidad exquisita" y aseguró la marcha de la pequeña comunidad católica junto al pueblo kazajo.

En un gesto que demuestra el proceso de constante florecimiento de una de las comunidades católicas más jóvenes del mundo, el Pontífice bendijo la nueva capilla de la Nunciatura apostólica en Astana antes de partir al aeropuerto.

En la breve ceremonia de despedida antes de su partida para Armenia, el Papa dio las gracias al presidente de Kazajstán por su hospitalidad exquisita y manifestó también su gratitud a las autoridades religiosas y civiles presentes para despedirle.

Al recordar que el "querido pueblo" de Kazajstán "ha sufrido años de dura persecución", el Santo Padre señaló que éste, sin embargo, "no duda en volver a emprender con ahínco el camino del propio desarrollo".

"¡Amaos los unos a los otros! Este país, donde conviven hombres y mujeres de orígenes diversos, necesita acuerdos sólidos y relaciones sociales estables. No es exagerado sostener que el vuestro es un país con una vocación muy particular: la de ser de modo siempre más consciente un puente entre Europa y Asia", señaló.

Diálogo y reconciliación

"Que esta sea vuestra elección civil y religiosa. Sed un puente de seres humanos que abrazan a otros seres humanos; personas que transmiten plenitud de vida y de esperanza", dijo Juan Pablo II, ante de asegurar que "la Iglesia seguirá caminando a tu lado. En estrecha colaboración con las otras comunidades religiosas y con todas las mujeres y los hombres de buena voluntad, los católicos no dejarán de dar su apoyo, para construir juntos una casa común, cada vez más amplia y acogedora".

El Papa destacó también cómo la búsqueda del diálogo y la armonía ha caracterizado "las relaciones entre el cristianismo y el islam desde el período de constitución del poder de los kanes turcos en los interminables espacios de vuestras estepas" y ha permitido a Kazajstán "ser el anillo de unión entre Oriente y Occidente en la gran Vía de la Seda". "Las nuevas generaciones deben proseguir también esta búsqueda con entrega renovada", agregó.

"He venido entre vosotros como un peregrino de esperanza y ahora me preparo para emprender, no sin emoción y nostalgia, mi viaje de regreso", concluyó el Pontífice.

 

Alta emotividad marca despedida del Papa en Kazajstán

VATICANO, 26 Set. 01 (ACI).- A pesar de la sencillez de la ceremonia de despedida del Papa Juan Pablo II en el aeropuerto internacional de Asana, las emociones fueron intensas entre las autoridades y los miles de cristianos y musulmanes asistentes.

En efecto, una muchedumbre de cristianos y musulmanes, que desde hacía horas se apiñaban en las barreras en torno al palco, agitaba pañuelos amarillos, rojos y azules. Al mismo tiempo, la radio nacional, que durante la noche anterior había dado la noticia de un mensaje de Bin Laden en el que declaraba la guerra santa a Occidente, transmitió en vivo las palabras del Papa pidiendo una vez más custodiar la paz, un cometido "importante y urgente".

El Presidente en su saludo, agradeció una vez más al Papa el haber querido realizar el viaje a toda costa y prometió continuar la relación fraterna entre cristianos y musulmanes.

Finalmente, en un gesto emocionante, acompañó paso a paso, llevando al Papa del brazo, hasta la escalera del avión.

 

Una Armenia entusiasta recibe a un Papa fatigado y contento

VATICANO, 26 Set. 01 (ACI).- El Papa Juan Pablo II llegó pasado el medio día a Erevan, la capital de Armenia, donde fue recibido por el presidente Robert Kotcharian y por las autoridades civiles y religiosas, entre ellas su amigo Karekin II, Patriarca Supremo y Catholicós de todos los Armenios.

El Catholicós Karekin y nueve arzobispos y obispos de la Iglesia Apostólica Armenia acompañarán al Papa a lo largo de su estancia en el país.

En su discurso de llegada, el Papa señaló que "Armenia celebra el 1700 aniversario de la proclamación del cristianismo como religión oficial de esta tierra tan amada". "Me conmueve profundamente el pensamiento de la historia gloriosa del cristianismo en esta tierra que, según la tradición, se remonta a la predicación de los apóstoles Tadeo y Bartolomé".

"Después -siguió el Pontífice en su recuento histórico-, a través de los testimonios y la obra de San Gregorio el Iluminador, el cristianismo pasó a ser, por primera vez, la fe de una nación entera".

El Santo Padre recordó que Armenia celebra también el décimo aniversario de su independencia, al señalar que "todos y especialmente los que son responsables de la vida pública, están hoy llamados a trabajar con empeño por el bien común, en la justicia y la solidaridad, poniendo el progreso del pueblo por encima de cualquier otro interés parcial".

"Y esto también es válido de cara a la búsqueda urgente de la paz en esta región. La paz puede construirse solamente sobre los sólidos fundamentos del respeto recíproco, de la justicia en las relaciones entre comunidades diversas y en la magnanimidad por parte de los fuertes".

Historia de fidelidad

Erevan, capital de Armenia, habitada por un millón doscientas cincuenta mil personas, fue fundada con el nombre de Erebuni en el año 782. Está situada a 1.000 metros sobre el nivel del mar y dominada por el monte Ararat, un macizo volcánico extinguido de la vecina Turquía.

Según la tradición, su cima central era el lugar del paraíso terrenal y aquí se paró el arca de Noé después del diluvio.

Armenia, república federal que proclamó su independencia en 1991, tiene 3,8 millones de habitantes, de los cuales casi unos 150 mil son católicos. El noventa por ciento de los armenios pertenece a la Iglesia Apostólica Armenia, cuya cabeza es el Catholicós que reside en la Santa Etchmiadzin, sede de la autoridad espiritual, cerca de Erevan.

El Ordinariato de Europa del Este para los Católicos Armenios está sujeto directamente a la Santa Sede. El ordinario es el arzobispo Nerses Der Nersessian, C.M.A. El apellido armenio que comienza con "der" indica que la persona desciende de un sacerdote casado.

Existe también la Administración Apostólica del Cáucaso de los Latinos. El administrador apostólico es el obispo Giuseppe Pasotto. Juan Pablo II permanecerá en la residencia patriarcal, una parte del complejo denominado Santa Etchmiadzin del que también forma parte el palacio apostólico, la residencia del Catholicós, la catedral, los despachos de la curia, el seminario y una residencia para invitados.

Etchmiadzin fue fundada a principios del siglo II y se convirtió en el centro administrativo y religioso de Armenia cuando el cristianismo fue proclamado religión oficial del estado en el año 301. Según la tradición la catedral fue edificada en el lugar indicado por Cristo, durante una aparición en sueños, a San Gregorio el Iluminador. Por eso Etchmiadzin significa "lugar donde descendió el Unigénito".

 

Un detalle de gran importancia simbólica: el Papa es huésped en la casa del Catholicós

VATICANO, 26 Set. 01 (ACI).- Mons. Claudio Gugerotti, subsecretario de la Congregación para las Iglesias Orientales, destacó en una entrevista concedida a la agencia vaticana "Fides", el enorme valor simbólico y ecuménico que reside en el hecho que el Patriarca Karekin II haya solicitado alojar al Papa Juan Pablo II en su propia residencia.

Haciendo historia de la actual visita, Mons. Gugerotti recordó que el viaje se había proyectado originalmente para 1999, estimulado por la amistad personal de Karekin I y el Santo Padre. La enfermedad y posterior defunción del Catholicós imposibilitó el viaje, pero la carta amistosa de saludo del Papa fue puesta en sus manos en el féretro.

Según Mons. Gugerotti, "su sucesor Karekin II quiso ocuparse inmediatamente del viaje del Papa. Su visita a Roma en noviembre del 2000 tuvo enorme resonancia en el mundo armenio".

Según el Prelado, "la visita tiene gran relieve ecuménico". "Durante todo el viaje, el Papa estará con el Catholicós. No va solamente a visitarle, sino que será huésped en su casa durante todo el tiempo de su permanencia, compartiendo momentos públicos y privados. Ambos tendrán juntos discursos y bendiciones al pueblo, excepto la Eucaristía, que es lo que falta para la plena comunión".

"El Papa celebrará la Misa en el altar de Etchmiadzin, que se usa para las celebraciones de la Iglesia Armenia Apostólica. Todo esto constituye una novedad absoluta y es un modelo de relación ecuménica que esperamos pueda extenderse a otras Iglesias", agregó el Prelado.
Para el Arzobispo, es de esperar que la voz de los dos restituya esperanza a un pueblo desesperado, en grave dificultad económica, con una emigración lacerante y con un vacío de esperanza en el futuro. "La huella dejada por el comunismo ateo no se borra en poco tiempo, y es sobre todo la destrucción del sistema de referencia moral. Esperamos que este pueblo pueda realzarse y sentirse protagonista de su propia historia".

Camino a la unidad

Según Mons. Gugerotti, desde la declaración común firmada por el Papa Pablo VI y Vasken I en 1967, ambas Iglesias reconocen la misma cristología, aunque expresada en términos diversos. El disenso está en la cuestión del primado del Papa, que la Iglesia armenia no acepta, al menos en la formulación actual. "Más allá de esto hay gran cercanía: Karekin I me dijo que estaba personalmente de acuerdo con todas las encíclicas del Papa y que estaba dispuesto a firmarlas", revela.

Además, el Prelado explicó que las relaciones entre las dos comunidades, católica y apostólica armenia, son de gran cordialidad. "Es difícil decir cuántos son los católicos, dada la falta de registros bautismales durante el comunismo, la división es sobre todo por aldeas, pero el Obispo Der-Nersessian está tratando de hacer un censo preciso". "Para la presencia de la Iglesia en la sociedad, hablaría de 'desafíos comunes' para los cristianos. Hoy nos encontramos frente a la penetración de las sectas, que tienen un impacto violento sobre la gente".

Por ello, Mons. Gugerotti considera que "es necesario dar testimonio de fraternidad y unión pastoral". Sin embargo, "el desafío mayor es la evangelización de los jóvenes, que están fuertemente predispuestos a recibir el mensaje cristiano. El riesgo es la infiltración del modelo de vida occidental, que lleva consigo esquemas consumistas y de secularización, quizás más peligrosos que el comunismo. Este último intentó desraizar la religión con una lucha frontal; el sistema capitalista es, al contrario, subrepticio y vacía desde dentro los contenidos de toda verdadera dimensión espiritual.

 

El Papa destaca la fe común de católicos y cristianos armenios

VATICANO, 26 Set. 01 (ACI).- A pesar de su visible cansancio -al punto que un sacerdote armenio debió terminar la lectura de su discurso-, el Papa Juan Pablo II destacó la fe común que católicos y armenios comparten, y que viene a celebrar en el centro de culto más importante del país.

El Papa llegó a la Catedral Apostólica de Etchmiadzin, construida en el 303 y con capacidad para apenas 100 personas, y tras un breve momento de oración, respondió al breve saludo de Su Santidad Karekin II, Patriarca Supremo y Catholicós de todos los Armenios con palabras de agradecimiento.

"La Santa Etchmiadzin -dijo el Santo Padre- se alza como gran símbolo de la fe de Armenia en el Unigénito Hijo de Dios, que descendió del cielo, murió para redimirnos del pecado, y cuya resurrección inaugura los nuevos cielos y la nueva tierra. Para todos los armenios, Etchmiadzin es el signo de la perseverancia en aquella misma fe, no obstante los sufrimientos y el derramamiento de sangre de ayer y de hoy, que vuestra historia atribulada ha exigido como precio de vuestra fidelidad. En este lugar deseo testimoniar que vuestra fe es nuestra fe en Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre".

El Pontífice señaló que como Obispo de Roma "me arrodillo admirado frente al don celestial del Bautismo de vuestro pueblo, y rindo homenaje a este templo, símbolo de la Nación, que desde el inicio, según la visión de san Gregorio, lleva el signo del martirio en sus columnas".

"Gracias por estar en su casa"

El Papa dio las gracias al Patriarca por haberle acogido en su casa, al destacar que "es la primera vez que el Papa de Roma, durante toda su estancia en un país, habita en la casa de un hermano suyo, que preside una gloriosa Iglesia de Oriente, y comparte con él la vida cotidiana bajo el mismo techo. Gracias por este signo de amor que me conmueve y habla al corazón de todos los católicos de profunda amistad y de caridad fraterna".

Tras recordar a los predecesores de Su Santidad Karekin II, los Catholicós Vazken I y Karekin I, Juan Pablo II terminó pidiendo al Señor que acogiera la oración común y que aceptase "la gratitud de la Iglesia entera por la fe del pueblo armenio".

Al salir de la Catedral, el Papa rezó ante las tumbas de los Catholicós difuntos y se trasladó al Palacio Apostólico de Etchmiadzin, donde sostuvo un encuentro oficial con Su Santidad Karekin II.

Encuentro privado

A las 6:00 p.m., en el gran salón del Palacio Apostólico de Etchmiadzin, tuvo lugar el encuentro oficial entre el Papa Juan Pablo II y el Catholicós Karekin II. Luego de un prolongado diálogo privado, los séquitos de ambos se unieron al encuentro, para participar del intercambio de regalos y la presentación de los respectivos colaboradores.

 

Una impresionante Catedral para celebrar los 1,700 años de fe en Armenia

VATICANO, 26 Set. 01 (ACI).- El Papa Juan Pablo II será el invitado de honor en la inauguración del templo más grande del mundo de la Iglesia Armenia, en el marco de una ceremonia ecuménica sin precedentes.

Para celebrar los 1,700 años del cristianismo, la Iglesia Apostólica Armenia ha construido un monumental templo con 1,700 lugares asientos en la capital Astana. El templo, dedicado a San Gregorio Iluminador, Evangelizador de Armenia, contrasta con la antigua catedral de más de mil años que tiene apenas 100 sitios.

Comentarios