El más oscuro y peligroso lado de la homosexualidad estadounidense

Michael Avramovich

Jueves, 30 de julio 2015

Paul Church, médico, es un urólogo veterano que ha estado en el equipo del Centro Médico Beth Israel Deaconess (BIDMC) en Boston durante casi 30 años. El BIDMC, que es también un hospital docente de la Escuela de Medicina de Harvard, ha sido calificado por muchos años como "mejor hospital" por el US News & World Report y es descrito como "uno de los centros médicos académicos más prominentes de la nación, comprometidos a brindar excelencia en cuidado clínico, docencia, investigación y extensión a la comunidad”.

El Dr. Church, como miembro de la facultad de la Escuela de Medicina de Harvard, ha llevado a cabo una amplia investigación sobre el cáncer de próstata y la vejiga. También ha ofrecido su entrenamiento médico y habilidades a los pobres en numerosas ocasiones durante viajes misioneros voluntarios a México y África. Sin embargo, el Dr. Church ha sido ahora despedido de BIDMC. ¿Cuál fue su crimen? Según BIDMC, violó "estándares de conducta profesional establecidos" mediante el uso de sistema de información del BIDMC "para comunicar… puntos de vista no solicitados sobre la homosexualidad que eran ofensivos para el personal de BIDMC. "Como resultado, el Presidente de BIDMC y Director Ejecutivo Dr. Kevin Tabb escribió lo siguiente al Dr. Church a finales de marzo". El [Comité Médico Ejecutivo] ha recomendado imposición de una acción disciplinaria, en forma de la revocación de su nombramiento al personal médico".

Los "crímenes" del doctor de Church comenzaron hace once años. Después de recibir un aviso relacionado con el apoyo de BIDMC para un evento relacionado con los LGBTQ+?, él respondió con lo siguiente:

La evidencia es irrefutable de que los comportamientos comunes dentro de la comunidad homosexual son insalubres y de alto riesgo para una serie de consecuencias médicas graves, incluyendo enfermedades de transmisión sexual, VIH y SIDA, cáncer anal, hepatitis, infecciones intestinales parasitarias y trastornos psiquiátricos. La esperanza de vida se reduce significativamente como consecuencia del VIH / SIDA, complicaciones de los otros problemas de salud, y el suicidio. Esto por sí solo debería hacerlo reprochable a la comunidad médica, que tiene la obligación de promover y ser ejemplo de comportamientos y estilos de vida saludables.

Énfasis añadido. En abril de 2012, el Dr. Church solicitó que el departamento de comunicaciones de BIDMC no le remita notificaciones adicionales respecto a actividades LGBTQ+? Sin embargo, se ignoró su petición. A partir de entonces, el Dr. Church siguió recibiendo un número cada vez mayor de correos electrónicos y comunicaciones afirmativas del estilo de vida LGBTQ+? En respuesta a uno de tales correos electrónicos, el Dr. Church molesto escribió lo siguiente:

Celebrar perversiones sexuales es muy inapropiado, especialmente en el contexto de un centro médico que debe ser consciente de las consecuencias negativas para la salud de los comportamientos de alto riesgo. También ignora y deshonra las convicciones religiosas y objeciones morales que muchos miembros de la comunidad hospitalaria comparten y que son opuestos a estos comportamientos.

Es previsible que, además del Dr. Church y algunos otros devotos creyentes cristianos, podría también haber un judío ortodoxo o dos que sirven como médicos u otro personal médico del Beth Israel DMC que podrían oponerse a las conductas homosexuales.

Ya no escuchamos mucho acerca de la epidemia de VIH / SIDA. ¿Cuándo fue la última vez que leíste un artículo ya sea en línea o en un periódico de circulación general, o viste un informe en un programa de noticias de televisión sobre el VIH / SIDA? Y, sin embargo, sin la atención de los medios o fanfarria pública, el presupuesto federal del 2016 del Sr. Obama solicita casi $32 mil millones para el tratamiento y la investigación del VIH / SIDA, un aumento del 3,1% respecto al año anterior.

A pesar de la reciente decisión de la Corte Suprema que encontró un fundamental, constitucional "derecho" al matrimonio para homosexuales y lesbianas, hay un lado profundamente oscuro y peligroso a la homosexualidad de hoy en América. Desde que los primeros casos de lo que más tarde se conocería como SIDA se reportó en los Estados Unidos en junio de 1981, se estima que más de 1,8 millones de personas en los EE.UU. han sido infectadas con el VIH, de los cuales 658.507 ya han muerto.

Hoy en día, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que más de 1.218.400 personas de 13 años o más viven con el VIH / SIDA en los Estados Unidos. De ellos, trágicamente, los CDC estiman que casi 1 de cada 8 (156.300 o el 12,8%) ignoran su infección.

Hombres homosexuales y bisexuales que tienen relaciones sexuales con hombres, especialmente hombres afroamericanos jóvenes, siguen siendo los más afectados por el VIH / SIDA. Durante la última década, aproximadamente 50.000 personas se infectaron cada año. En 2013, el CDC estimó que 47.352 personas fueron diagnosticadas con la infección por el VIH, y un adicional de 26.688 personas fueron diagnosticadas con SIDA en toda regla en los Estados Unidos. Una vez más, según el CDC, en 2012, a pesar de los avances médicos, se estima que 13.712 enfermos de SIDA murieron.

Aunque los afroamericanos representan el 12 por ciento de la población estadounidense, es cierto que constituyeron el 44% de las nuevas infecciones por VIH en 2012 y 41% de las personas que viven con VIH/SIDA; mientras que los hispanos/latinos representan el 20 por ciento de las personas que viven con la infección por el VIH.

Aunque los hombres homosexuales y bisexuales que tienen intercambio de fluidos corporales a través de la penetración anal y otro tipo de contacto sexual con otros hombres representan una proporción muy pequeña de la población masculina en los Estados Unidos, el CDC informa que constituyen el 78 por ciento de las nuevas infecciones por VIH entre los hombres y el 63 por ciento de todas las nuevas infecciones.

Es importante destacar que, en un año típico, el mayor número de nuevas infecciones por VIH se produce en los hombres afroamericanos jóvenes de entre 13 y 24 años de edad. Los hombres negros más jóvenes representaron el 45% de todas las nuevas infecciones por VIH entre los afroamericanos, y el 55% de las nuevas infecciones por VIH entre los hombres homosexuales y bisexuales jóvenes.

Como se puede ver, no es un cuadro para nada bonito y se puede entender fácilmente por qué los medios de comunicación no se pronuncian por la continua epidemia actual del VIH/SIDA en los Estados Unidos. Como ha sido señalado por muchos escritores en Touchstone y salvo revistas, el movimiento homosexual no quiere mera convivencia con el resto de la sociedad, sino más bien, ellos buscan la afirmación total, sin ninguna posibilidad de desacuerdo.

El BIDMC parece muy dispuesto a hacer eso a pesar de los peligros médicos y psicológicos de la homosexualidad para tantos. En una reciente entrevista, el Dr. Church dice que su despido del BIDMC muestra que:

Lo qué está pasando aquí en el Centro Médico Beth Israel Deaconess es que [los altos funcionarios] han decidido que es una cosa admirable estar promoviendo las actividades del grupo [LGBTQ +?] y cualquiera que critique ese punto de vista es, obviamente, un alborotador, un fanático y una persona que no puede ser tolerado, sin importar cuan sensato y razonable sea el otro punto de vista.

Ciertamente, Dr. Church. Al final de cuentas y como un grave pecado, las prácticas y comportamientos homosexuales no pueden, por definición, ser inofensivos. Más bien, además del grave peligro espiritual, los médicos deben tener libertad para advertir a aquellos que practican la homosexualidad que hay considerables consecuencias médicas negativas cuando se involucran en este tipo de prácticas.

Si desea ponerse en contacto para pedir al Presidente de BIDMC la reincorporación del Dr. Paul Church, se puede comunicar con Kevin Tabb, médico, al [email protected] o al 617.667.4607. Estoy seguro de que al doctor Tabb le encantaría escuchar lo que piensa la gente normal que considera que con el despido del Dr. Church, BIDMC pone en grave peligro su credibilidad como institución de salud. Gracias, Dr. Church por su alentadora franqueza y coraje. Y por favor, oren por el Dr. Church y su familia.

*El artículo original está en inglés en http://touchstonemag.com/merecomments/2015/07/darker-dangerous-side-american-homosexuality/

Comentarios