Holanda, adelantada de la cultura de la muerte

Los estados liberales suman al aborto una nueva transgresión contra la vida: la eutanasia, justificando el "derecho a matar"

El Ministerio de Justicia holandés ha dado un nuevo paso adelante en su barbara legislación de la eutanasia. A partir de ahora "los médicos no tendrán que poner el caso en conocimiento del Ministerio Fiscal cuando ayuden a un enfermo a morir, sino que tendrán que informar a un comité regional compuesto por juristas, médicos y deontólogos que verifiquen si se han cumplido todos los requisitos previstos por la ley a la hora de aplicar la muerte".

Hasta ahora según la ley, desde enero de 1994, el médico tenía obligación de comunicar el caso al Ministerio Fiscal. El poder ejecutivo (ministerio de Justicia), obviando la "división de poderes" y despreciando el procedimiento judicial, se aherroga el derecho a dictar sentencia de muerte sobre un ciudadano.

Si se consigue frenar esta línea, poco a poco, la ley irá abriendo camino a la eutanasia eugénica, que eliminará a los deformes y tarados; la eutanasia económica, que suprimirá a los viejos, inválidos y dementes; la eutanasia selectiva, que exterminará a quienes no sean de «pura sangre»; la eutanasia neonatal (forma de infanticidio), etc.
La campaña pro legalización de la eutanasia occisiva continúa, sin embargo, en todo en el Mundo, sin que los biempensantes oficiales (ONG`s "humanitarias", "intelectuales", "defensores del pueblo" y demás instituciones que viven del dinero público) denuncien la situación ni el público general se sienta sensibilizado.

Pero también hay buenas noticias en la apuesta por la vida.
En Polonia los católicos han logrado la resistencia de los médicos contra el aborto. Son ya cuatro, y van a ser más, las provincias de Polonia en que no se puede asesinar niños, a pesar de que el pasado 4 de enero entró en vigor una ley que lo permite.

Miles de médicos de hospitales de todo el país firmaron una declaración por la que se niegan a practicar la interrupción del embarazo. Las autoridades (ex-comunistas) temen que la acción se extienda a todo el país . El frente de rechazo está legalmente basado en el Código de la Etica Médica, un documento aprobado por el gremio médico hace cuatro años bajo la influencia católica.

Fuente: http://www.arbil.org/

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App