Demonio

(Griego: diabolos. Lat: Diabolus)

Es el nombre común dado a los ángeles caídos, quienes son también conocidos como demonios (ver demonología). Con el artículo (ho) se denota a Lucifer, su jefe, como en Mateo 25, 41 “el diablo y sus ángeles”. Pudo haber sido dicho de este nombre como San Gregorio dijo de la palabra ángel “nombre es oficial, no natural” la designación de un oficio no de una naturaleza. Para la palabra griega (de diaballein, “traducir”) significa un calumniador, o acusador y en este sentido es hermanos es tirar afuera, quien los acuso antes a nuestro día de Dios y noche” (Apocalipsis 12-10) esas respuestas al nombre hebreo Satán que significa un adversario o un acusador.

Mención es hecha del diablo en muchos pasajes del viejo y nuevo testamento, pero ahí no es cuenta llena dada en ningún lugar y la escritura enseña en este tópico puede solo ser asegurado combinando a numero de derramadas noticias de Génesis a Apocalipsis y leyéndolas en la luz de la tradición patrística y teológica. La autoridad enseñando de la iglesia en este tópico es fijada en los decretos del cuarto concilio laterano (cap i, “Firmiter credimus”) donde después diciendo que Dios en un principio fue creado junto dos criaturas, la espiritual y la corporal, que es decir lo angélico y lo mundano, y últimamente hombre, quien fue hecho de ambos espíritu y cuerpo el concilio continua.

“Diablo, enim et alii demonio un Dios quidem natura creati sunt boni , sed ipsi per se facti sunt mali” ( “el diablo y el otro demonio fue creado por el buen Dios en su naturaleza pero ellos por ellos mismos hicieron de ellos diablos”

Aquí esta claro enseño eso el diablo y los otros demonios son espirituales o criaturas angélicas creadas por Dios en un estado de inocencia y eso ellos lo volvieron diabólico por su propio acto. Esto agrego el hombre pecador por la sugestión del diablo y ese en la podría fijar eso en pocas palabras tiene provisto un fructífero tema para especulación teológica para los padres y hombres de escuela, como mas tarde los teólogos, algunos de los cuales por ejemplo Suárez, ha tratado muy completamente. En la otra mano, el también fue materia de muchas herejías u opiniones erróneas. Algunas de las que esta obligado su origen a los sistemas precristianos de demonología. En los últimos años los escritores racionalistas han rechazado la doctrina junta y visto para mostrar eso fue sido prestado por el judaísmo y cristiandad de sistemas externos de religión de donde fue un desarrollo natural del animismo primitivo. ( q.v)

Como pudo ser reunido del lenguaje o de las definiciones lateranas, el diablo y los otros demonios son pero una parte de la creación angélica y sus poderes naturales no difieren de esos de los ángeles que permanecen llenos de fe. Como los otros ángeles ellos son espíritus puros, seres sin ningún cuerpo y su estado original, ellos están dotados con gracia sobrenatural y colocados en una condición de prueba. Fue solo por su caída que ellos se volvieron diablos. Esto fue antes que el pecado de nuestros primeros padres, desde esto el pecado, el mismo es adscrito a la insinuación del diablo. “Por la envidia del Diablo, vino la muerte en el mundo” (Sabiduría 2. 24) Ahora es remarcable que por una cuenta de la caída de los ángeles, nosotros nos volvimos al ultimo libro de la Biblia. Por eso como nosotros miramos la visión en el Apocalipsis, aunque bien el dibujo del pasado es fundido con profecías que serian en el futuro” Y ahí una gran batalla en el cielo, Miguel y sus ángeles pelearon con el dragón y el dragón peleo y sus ángeles, y ellos no prevalecieron, tampoco fue su lugar encontrado ninguno mas en el cielo. Y el gran dragón fue lanzado, esa vieja serpiente, quien es llamada el diablo y Satanás, quien sedujo a todo el mundo, y el fue lanzado a la tierra y sus ángeles fueron tirados con el. (Apocalipsis 12, 7-9) Para esto pudo ser agregado las palabras de San Judas. “ Y los ángeles quienes no guardaban su principalidad pero renunciaron a su propia habitación, el tuvo reservados bajo la sombra en las ultimas cadenas, a los juicios del gran día” Judas 1. 6 cf II Pedro 2.4) En el viejo testamento nosotros tenemos una breve referencia de la caída en Job 4.18 “En sus ángeles el fundo maldad” Pero para esto debió ser agregado dos textos clásicos en los profetas “Como arte que callo del cielo, o Lucifer quien hizo crecer en la mañana? Como arte que calló de la tierra, eso hizo soplar las naciones? Y eso dijo en el corazón. Yo descenderé en el cielo, yo exaltare mi trono arriba las estrellas de Dios, Yo sentare en las montañas del convenio, en los lados del norte. Yo descenderé sobre lo alto de las nubes, yo seré como el más alto. Pero ahora eso debe ser traído al infierno a la profundidad del abismo. (Isaías 14. 12-15) Esta parábola del profeta es expresada directamente contra el rey de Babilonia, pero ambos, los tempranos padres y después los comentadores católicos estuvieron de acuerdo en comprender como solicitando con profundo significado a la caída levantándose el ángel. Y los últimos comentarios generalmente considerados eso, esta interpretación es confirmada por las palabras de nuestro Señor a sus discípulos “Yo vi a Satanás como cayendo brillantemente del cielo” (Lucas 10. 18) Para estas palabras fueron vistas como un regaño a los discípulos, quienes fueron advertidos del peligro de soberbia por ser recordados de la caída de Lucifer. Pero comentadores modernos toman este texto en un sentido diferente y no lo refieren a la original caída de Satanás, pero su sobre caída por la fe de los discípulos, quienes arrojaron a los diablos en el nombre de su Maestro Y esta nueva interpretación como Schanz observa, es más en guardarlo con el contexto. El pasaje paralelo profético es la lamentación de Ezequiel sobre el rey de Tira.

Tu fuste el sello de resemblanza, lleno de sapiencia y perfecto en belleza. Tu fuste en los placeres del paraíso de Dios, cada preciosa piedra, fue la cobertura, el sardio, el topacio y el jaspe, la crisolita y el onix y el berilio, el zafiro y el carbunco y la esmeralda, oro el trabajo de su belleza, y sus cañones fueron preparados en el día ese tu fuiste creado. Tu un querubín tendido y protegido y yo te fije en la montaña sagrada de Dios, tu caminaste en medio de piedras y fuego. Tu fuiste perfecto en tu forma de día de creación hasta iniquidad encontrada en ti. (Ezequiel 28, 12-15)

Hay mucho en el contexto que puede solo ser entendido literalmente de un rey terrestre concerniente a quien las palabras son habladas proféticamente, pero es claro que en ningún caso el rey es como un ángel en el paraíso quien esta arruinado por su propia iniquidad.

Aun por esos quienes no dudan de ninguna forma o disputan, la doctrina fije en esos textos e interpretaciones patrísticas, pueden sugerir bien a una multitud de preguntas y teólogos no han sido poco dispuestos a preguntar y responderlas. Y en primer lugar, que fue la naturaleza del pecado y los ángeles rebeldes? En ningún caso esto fue un punto considerablemente presentando dificultad, especialmente para los teólogos quienes tienen formación una alta estima de los poderes y posibilidades de conocimiento angélico a una materia que tuvo una atracción peculiar para muchos de los grandes maestros de la especulación escolástica. Por si el pecado es como seguramente es, lo alto de la locura, la búsqueda de oscuridad para luz, de diablo por bien, seria que puede solo ser contado por alguna ignorancia o inadvertencia de debilidad, o de influencia de algunos dominios pasionales. Pero más de estas explicaciones se ven impedidos por los poderes y perfecciones de la naturaleza angelical. La debilidad de la carne, que cuenta como para las masas de maldades humanas fueron todas juntas ausentes de los ángeles. No pudo tener lugar para pecado carnal sin el cuerpo del delito. Y aun algunos pecados que son puramente espirituales o intelectuales parecen presentar en casi toda dificultad insuperable en el caso de ángeles. Esto puede ciertamente ser dicho del pecado que por muchas de las mejores autoridades es vista como siendo actual la gran ofensa de Lucifer viviendo de invenciones, el deseo de independencia de Dios e igualmente con Dios. Esta verdad que parece ser citada en el pasaje de Isaías (14.13) Y es naturalmente sugerida por la idea de rebelión contra un soberano terrestre, donde el jefe de rebeldes muy comúnmente codicia el trono del rey. En el mismo tiempo el alto rango que Lucifer es supuesto generalmente a tener tomado en la jerarquía de ángeles podría ser tomada esta ofensa mas como en el caso de un acto de historia, es la materia que esta cercana al trono que es mas abierto a las tentaciones de ambición. Pero esta analogía no es un poco extraviada. Para la exaltación de la materia podría traer su poder tan cercano que su soberano que podría ser bien capaz de acertar su independencia o usurpar el trono. Y aun donde esto no es actual el caso el podría en cualquier rango contemplar la posibilidad de una rebelión exitosa. Sin embargo los poderes y dignidades de los príncipes terrestres podrían ser compatibles con mucha ignorancia y tontería. Pero es obviamente conferida a los altos príncipes celestes, estar aun removidos por una distancia infinita de la plenitud del poder de Dios y su majestad, así que una rebelión exitosa contra el poder o cualquier igualdad con esa majestad seria una imposibilidad absoluta. Y que es mas, lo alto de los ángeles, por razón de su gran iluminación intelectual, puede tener el conocimiento mas claro de su ulterior imposibilidad de procurando la igualdad con Dios. Esta dificultad es claramente puesta por el Discípulo en el Dialogo de San Anselmo “Del caso del diablo “ (cap iv) para el santo cayo que el intelecto angelical y en cualquier rango, debe ver la fuerza del “argumento ontológico” (ver ontología) “Si” el pregunta, Dios no puede ser a través de excepción como solo y como en esencia que nada puede ser pensado de gustarle a el (entonces) como podría el diablo haber deseado para que no pudiera ser pensado de? El seguramente no fue tan torpe para entender como ser ignorante de la inconcevilidad de cualquier otro ente como Dios” (Si Dios cotigari non potest, nisi ita solus, ut nihil, illi simile cogitari possit, quomodo diabolus potuit velle quod non potuit cogitari? Non enim ita obtusae mentis erat, ut nihil aliud simile Deo cogitari posse nesciret) El diablo eso es decir, no es tan obtuco como para no conocer que fue imposible concebir de cualquier cosa como (ej. Igual) a Dios. Y que el pudo no pensar, el no pudo querer. La respuesta de San Anselmo es que ahí necesita no ser preguntado de igualdad absoluta. Ahora querer cualquier cosa contra la Divinidad, será buscado a tener esa independencia que pertenece a Dios solo y en este respecto ser igual a Dios. En la misma oración Santo Tomas ( I, 63.3) Respuestas a las preguntas que el diablo deseo ser “como Dios” Si por esto, nosotros significamos igualdad con Dios, entonces el diablo podría no desearla, desde que el conoció esto era imposible, y el no fue llevado por pasiones o hábitos demoníacos, así como para buscar que es imposible como podría pasar con los hombres. Y aun si fuera posible para una criatura volverse Dios, un ángel no podría desear esto, desde que se volvió igual que Dios el haría cesado de ser un ángel y ninguna criatura puede desear su propia destrucción o un cambio esencial en su ser. Estos argumentos son combatidos por Scotus ( En II Lib. Sent. Dist vi Q i) Quien distingue entre voluntad eficaz y voluntad de complacencia y mantiene que por el último acto un ángel podría desear que es imposible. En el mismo camino el urge que a través de la criatura no se puede directamente ser su propia destrucción puede hacer esta consecuencia ejemplo, puede ser alguna cosa de lo que esto podría seguir.

A pesar de eso Santo Tomas, mira el deseo de igualdad con Dios como algo imposible, el no enseña nunca (loc cit) que Satanás pecaminoso por deseo a ser “como Dios” de acuerdo con el pasaje en el profeta (Isaías 14) y el entendió esto como significa no igualdad. Pero aquí nuevamente hay necesidad de una distinción. Para los hombres los ángeles tienen un cierto parecido a Dios, en sus perfecciones naturales, que son pero un reflejo de su belleza sobresaliente y ahora mas como es dado a ellos por su gracia y gloria sobrenatural. Fue también de esos parecidos que el diablo deseo? Y si eso es así, como pudo ser un pecado? Para no ser esto el fin de que los hombres y ángeles fueron creados? Ciertamente como Tomas enseño, no cada deseo de parecido con Dios debería ser pecaminoso, desde todos podrían correctamente desear que formas de parecido con este señalamiento de ellos, por el deseo de su creador. Hay pecado solo cuando el deseo es no ordenado, como en parecerse a algo contrario a la voluntad divina, o parecerse al señalado como en camino equivocado. El pecado de Satanás en su forma pudo consistir en deseo a obtener beatitud supernatural por los poderes naturales, o que podrían verse aun extraños en parecerse su beatitud en las perfecciones naturales y reflejando lo sobrenatural. En cada caso como Santo Tomas considera, el primer pecado de Satanás fue pecado de soberbia. Scotus sin embargo (lo. Cit. Q ii) enseña que este pecado no fue soberbia propiamente así llamado, pero mas bien fue descrito como una especia de lujuria espiritual.

A pesar de eso, nada definitivo puede ser conocido como la precisa naturaleza de la prueba de los ángeles y la forma en que muchos de ellos cayeron, muchos teólogos han sospechado, como algunos actos de probabilidad, eso el misterio de la Encarnación Divina les fue revelada. Que ellos vieron una mas baja naturaleza en sus propiedades fueron hipostáticamente unidos a la persona de Dios, su hijo, en eso toda la jerarquía del cielo debe doblar en adoración ante la majestad del Mundo Encarnado, y esto es supuesto que la ocasión de soberbia de Lucifer (cf Suárez, De Ángelis, lib, VII, xiii) como podría ser esperado, la advocación de esta vista busco soporte en ciertos pasajes de la Escritura, notablemente en las palabras de los Psalmistas como ellos eran citados en la Epístola de los hebreos. “Y nuevamente cuando el los trajo en la primera causa en el mundo, el dijo Y dejo todos los ángeles de Dios adorarle” (Hebreos 1.6, salmo 96.7) Y si el capitulo doce del Apocalipsis podría ser llevado a referencia, al menos en el sentido secundaria, la caída original de los ángeles, podría ser vista como significativa, eso abre con la visión de la mujer y su niño. Pero esta interpretación es por no significado cierto, para el texto en hebreos, podría ser referida a la segunda venida de Cristo y mucho del mismo podría ser dicho de los pasajes en el Apocalipsis.

Parecería eso esta cuenta del tratado de los ángeles es mas en acuerdo con que es conocido de la doctrina de Scotis en los motivos de la Encarnación que con la vista tomística, que la encarnación fue ocasionalmente por el pecado de nuestros primeros padres. Desde entonces el pecado, en el mismo fue cometido por la insinuación de Satanás y presupone la caída de los ángeles. Como entonces pudo probar Satanás, consistió en la presciencia de la cual podría ex hipótesis, solo venir a pasar en el evento de su caída? En el mismo camino parecería eso el lado de enfrente de la teoría, es incompatible con otra opinión llevada por algunos viejos teólogos, el ingenio, esos hombres fueron creados para llenar la brecha en los rangos de los ángeles. Por esto nuevamente supone que si los ángeles no tienen pecado, ningún hombre hubiera sido hecho, y consecuentemente no habría unión de la persona divina con la baja naturaleza entonces los ángeles.

Como podría ser esperado de la atención, ellos fueron agraciados en la pregunta de los poderes intelectuales de los ángeles, los teólogos medievales, tuvieron mucho que decir en el tiempo de su prueba. La mente angélica fue concebida como actuando instantáneamente, no como mente de hombre, pasando por un razonamiento discursivo de previstas a conclusiones. Fue pura inteligencia como distinción de la razón. De ahí, pareció que no había necesidad de ningún tratado extendido. Y en hecho, nosotros encontramos en Santo Tomas y Scotus discutiendo la pregunta que todo curso puede no ser completado en el primer instante en el que los ángeles fueron creados. El Doctor Angélico arguye que la caída podría no haber tenido lugar en el primer instante. Y ciertamente parecía que si la criatura venia siendo en cada acto de pecado, el pecado mismo podría decir volver hacia el creador. Pero este argumento siempre con muchos otros, es contestado con su usual agudeza por Scotus, quien mantiene la posibilidad abstracta de pecado en el primer instante. Pero cuando posible o no, esta de acuerdo que esto no es cuando pasa actualmente. Por la autoridad de los pasajes en Isaías y Ezequiel, que fueron generalmente aceptados como refiriéndose a la caída de Lucifer, podría bien suficientemente mostrar que por lo menos un instante el había existido en un estado de inocencia y brillantez. Los lectores modernos, la noción que el pecado fue cometido en la segunda instancia de creación podría parecer con dificultad menos increíble que posible de una caída en el muy principio. Pero esto puede ser parte debida del hecho que son realmente pensantes de modos humanos de conocimiento y caen para tomar en cuenta el concepto escolástico de conocimiento angélico. Para un ser que es capaz de mirar muchas cosas al mismo tiempo, un solo instante podría ser equivalente de un largo periodo necesitado para movimientos lentos de los mortales.

Esta disputa como el tiempo tomado por la prueba y caída de Satanás, tuvo un interés especulativo puramente. Pero la pregunta correspondiente como la rapidez de la oración y castigo es en algunos caminos más importante asunto. Puede dentro no ser duda que Satanás y sus rebeldes ángeles fueron muy prontamente castigados por su rebelión. Esto parecerla ser suficientemente indicado en algunos de los textos que son entendidos para referir la caída de los ángeles. Podría ser inferido, sin embargo, de la velocidad con que el castigo siguió a la ofensa en el caso de nuestros primeros padres, a pesar que el pensamiento del hombre movió mas lentamente en eso de los ángeles y el tuvo mas excusa en su propia debilidad y en el poder de su tentador. Fue en parte por esta razón dentro que el hombre encontró misericordia, sin embargo no hay redención para los ángeles. Como Pedro dijo “Dios no evito a los ángeles del pecado (II Pedro 2.4) Esto pudo ser observado universalmente indicando que todo el que cae sufre castigo. Por estas y otras razones teológicas cada comunidad enseña que el condenar y castigo seguido en su próximo instante después de la ofensa y muchos van mas lejos a decir que no hay posibilidad de arrepentimiento. Pero aquí será bien para guiar en la mente la distinción entre larguísima doctrina revelada, que viene con autoridad, y especulación teológica, a la que una gran extensión queda en razonamiento. Nadie que es realmente familiar con los asuntos medievales que sus grandes diferencias, su independencia, su ardiente especulación es como para confundir a los dos juntos. Pero en estos días, hay algún peligro que podría perder de vista esta distinción. Es verdad que cuando realiza ciertas condiciones definitivas, El estar de acuerdo de teólogos podría servir como un testimonio seguro para revelar la doctrina y algunos de sus pensamientos y aun sus muy palabra ha sido adoptada por la Iglesia en sus definiciones de dogma. Pero al mismo tiempo estos asuntos de teología piensan libremente poner adelante mas o menos opiniones plausibles que nos vienen con razonamiento mas que autoridad, y deben necesidades estar o caer con los argumentos con que ellos están soportados. En este camino nosotros podríamos encontrar que muchos de ellos podrían estar de acuerdo en llevar eso, los ángeles quienes han pecado no posibilidad de arrepentimiento. Pero podría ser que ese asunto de argumento, que cada uno lleva por una razón de su propio y niega la validez de los argumentos aducidos por otros. Algunos arguyen que desde la naturaleza de la mente angelical y habría una imposibilidad intrínseca de arrepentimiento. Pero podría ser observado que en algún caso de bases de este argumento no es revelada enseñanza, pero especulación filosófica. Y es apenas sorprendente encontrar eso, su suficiencia es negada por doctores igualmente ortodoxos quienes llevan eso, que si la caída de os ángeles no podría arrepentirse esto fue también porque el destino fue instantáneo y no dejo espacio para arrepentimiento o porque la necesidad de gracia completa les fue negada. Otros nuevamente posibilidad con mejor razón, no fueron satisfechos que la gracia suficiente y espacio para arrepentimiento fueran de hecho rechazados, tampoco pueden ver ningún crecimiento bueno para pensamientos como este, o para ver como en armonía con todo eso nosotros conocemos de la divina misericordia y bondades. En la ausencia de algunas decisiones ciertas en esta materia, nosotros podríamos permitir tomar con Suárez, que sin embargo breve podría haber sido, hubo suficiente retraso para dejar una oportunidad de arrepentimiento y eso la gracia necesaria no fue totalmente retenida. Si ninguno actualmente arrepentido, esto podría ser explicado en alguna medida por decir que su fuerza de deseo y fijación del propósito hizo arrepentirse excedentemente dificultad, pensó no imposible. Ese tiempo a pesar de suficiente, fue corto y esa gracia no fue dada como abundancia como sobrevenir estas dificultades.

El lenguaje de los profetas (Isaías 14 Ezequiel 28) parecería mostrar ese Lucifer llevando un muy alto rango en la jerarquía celestial. Y acordadamente nosotros encontramos muchos teólogos manteniendo que antes de su caída el fue el primero de todos los ángeles Suárez, esta dispuesto a admitir que el fue el mas alto negativamente, ejemplo, eso ninguno fue mas alto, a pesar de que muchos podrían haber sido sus iguales. Pero aquí nuevamente nosotros estamos en la región de las opiniones pías, para algunas divinidades mantener eso, lejos de ser primero de todo, el no perteneció a alguno de los altos coros, serafines, querubines y tronos, pero a alguno de las bajas ordenes de ángeles. En cualquier caso aparece que el lleva una cierta soberanidad sobre esos que lo siguieron en su rebelión. Para nosotros leer “El diablo y sus ángeles” (Mateo 25-41) “El dragón y sus ángeles” (Apocalipsis 12.7) “Beelzebub el príncipe de los diablos que cualquiera que sea la interpretación de su nombre, claramente refiere a Satanás como aparece desde el contexto “ Y Si Satanás, también fue dividido contra el mismo, como podría su reino estar? Porque dice que a través de Beelzebub, yo arrojo a los diablos” Lucas 11.15-18) y “el príncipe de los poderes de este aire” (Efesios 2.2) En la primera vista podría parecer extraño que hubiera sido cualquier orden o subordinación entre esos espíritus rebeldes y esos que crecieron contra su Hacedor, podrían obedecer uno de sus propios seguidores que dejaron a ellos su destrucción. Y la analogía de movimientos similares entre hombres podrían sugerir que la rebelión podría ser como llevada en anarquía y división. Pero poderes que Lucifer aun retiene los regalos que lo habilitaron, la influencia de hermanos antes de su caída, y eso su superior inteligencia fue mostrada a ellos, ellos podrían adquirir mas éxito y hacer mas daño a otros por unidad y organización que por independencia y división.

A un lado de ejercer esta autoridad sobre esos que fueron llamados “Sus anteles” Satán, fue extendido su imperio sobre las mantos del diablo hombre. Esos en el pasaje citado justamente de San Pablo nosotros leemos “Y tu cuando tu estuviste muerto en tus ofensas y pecados, de ahí en tiempos pasados tu caminaste de acuerdo al curso de esta palabra, acordando al príncipe del poder de este aire, del espíritu que ahora trabaja en los niños de lo increíble” (Efesios 2.1,2) En el mismo camino Cristo en el Espíritu lo llama “ El príncipe de este mundo” Para cuando sus enemigos estén viniendo a traerlo, El miro hacia los instrumentos de diablo al maestro que los movió y dijo “Yo no hablare muchas cosas a ti, pero el príncipe de este mundo viene y en me el no tiene a nadie” (Juan 14.30) No hay necesidad de discutir la vista de algunos teólogos que suponen que Lucifer, fue uno de los ángeles quien reglamento y administro los cuerpos celestes, y que este planeta fue mandado a su encargo. Pero en algún caso que la soberanidad con que estos textos son principalmente concernidos, pero es el derecho rudo de conquistar y el poder de la influencia del diablo. Su establecimiento empezó con su victoria sobre nuestros primeros padres, quienes cayeron en sus sugestiones, fueron llevados bajo su esclavitud. Todos los pecadores que hicieron su deseo venir en tan lejano, sus sirvientes. Pero como San Gregorio, dijo, el es la cabeza de todos los malvados “Seguramente el diablo es la cabeza de todos los malvados y en esta cabeza todos los malvados son miembros” (Certe iniquorum omnium caput diabolus est. Et hujus capitis membra sunt omnes iniqui. Hom 16 in Evangel) Este liderazgo sobre los malvados, como Santo Tomas es cuidadoso al explicar diferencias amplias del liderazgo de Cristo sobre la Iglesia, como Satanás es solo cabeza por gobiernos arrojados y no también como Cristo es por dentro dando influencia de vida (Summa III 8.7) Con la creciente maldad del mundo y el esparcimiento de paganismo y falsas religiones y ritos mágicos, la regla de Satanás fue extendida y fuertemente hasta el poder que fue roto por la victoria de Cristo, quien por esta razón dijo, en la víspera de su pasión, “Ahora es el juicio del mundo, ahora podría el príncipe de este mundo ser arrojado” (Juan 12.31) Por la victoria de la cruz de cristo librada por los hombres desde la esclavitud de Satanás y al mismo tiempo pagada la deuda debida a la justicia divina por derramamiento de su sangre en expiación de nuestros pecados. En su esfuerza de explicar este gran misterio, algunos viejos teólogos, desviados por la metáfora o un rescate de cautivos hechos en guerra, vinieron a una extraña conclusión que el príncipe de la redención fue pagado por Satanás. Pero este error fue efectivamente refutado por San Anselmo, quien mostró que Satán no tuvo derechos sobre sus cautivos y eso el gran príncipe, donde sea fue traído para pagar a Dios solo (cf sacrificio).

Lo que fue dicho no lejos podría ser suficiente para mostrar la parte jugada por el Diablo en la historia humana, sin embargo en mirar al alma individual o a toda la raza de Adán. Fue indicado dentro, en su nombre de Satán el adversario, el opositor, el acusador, como por su liderazgo de la maldad bajo rango su estandarte en continuas guerras con el reinado de Cristo. Las dos ciudades que pelearon es descrita por San Agustín son ya indicadas en las palabras del Apóstol “En estos niños de Dios están manifiestos y los niños del diablo. Para el diablo pecador desde el principio. Para este propósito el hijo de Dios apareció que podría destruir los trabajos del diablo (Juan 3. 10-8) Sea o no la presciencia de la encarnación, fue la ocasión de su propia caída, su curso subsecuente tuvo ciertamente mostrado para el implacable enemigo de forma de hombre y el oponente determinado de la Divina economía de redención. Y desde que el engaño a nuestros primeros padres a su caída, el fue cesado, a no tentar a sus niños en orden de envolverlos en su propia ruina. Esta no es razón, adentro para pensar que todos los pecados y todas las tentaciones pueden necesariamente venir directamente del diablo o uno de sus ministros del demonio. Pero es cierto que si después de la primera caída de Adán, o en el tiempo, de la venida de Cristo, Satanás y sus ángeles han sido enfrascados tan lejos como ellos quisieron no tentar mas, el mundo podría aun haber sido lleno con diablos. Pero los hombres que tuvieron suficientes tentaciones en la debilidad y obstinación de sus corazones. Pero en ese caso el diablo quiso más que meramente agregar su supuesta fuente de tentación a la debilidad del mundo y la carne. Eso significa una combinación y una dirección inteligente de todos los elementos del diablo. Toda la iglesia y cada uno de sus hijos, son acosados por peligros, el fuego de la persecución. La enervación de tranquilidad, los pelios de riqueza y pobreza, herejías y errores de caracteres opositores, racionalismo y superstición, fanatismo e indiferencia. Podría ser suficiente malo si todas estas situaciones son incrementadas incalculablemente cuando todos podrían ser organizados y dirigidas por un vigilante e inteligencias hostiles. Esto hace que el apóstol, a través, el bien conocer los peligros del mundo y sus debilidades de la carne, dejen stress especial en los grandes peligros que vienen de los asaltos de esos probables espíritus del diablo en los que el reconoce nuestras reales y mas formidables enemigos”Ponte en la armonía de Dios, que tu eres capaz de estar de pie contra los deseos del diablo. Para nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, pero contra los principales y poderes contra las reglas del mundo de la oscuridad, contra los espíritus de la maldad en sus altos lugares. Parado pues, teniendo tu taparrabo amarrado con verdad, teniendo en el la armadura del pecho de justicia y tus pies calzados con la preparación del espíritu de paz, en todos los pensamientos tomados el escudo de fe, donde tu puedas ser capaz de extinguir todas las fieras flechas de los mas malvados (Efesios 6.11,16)

W.H. Kent.
Transcrito por Rick Mc Carty.
Traducción Patricia Reyes.

Comentarios