Iconos: Descendimiento de la Cruz y entierro en la tumba

Rusia, siglo XVIII
53,8 x 41,5 cm.
Colección privada Brenske, Hannover

Las dimensiones de este icono indican que no estaba destinado al rincón previsto en cada hogar ruso y donde la familia rezaba plegarias, sino como una imagen santa y venerada en una iglesia o monasterio.Juan 19, 38-39, describe el acontecimiento en estos términos:

"Cuando todo estuvo consumado, José de Arimatea le pidió permiso a Pilato para descender al muerto de la cruz. José era un adepto de Jesús, pero en secreto ya que tenía miedo de los judíos. Pilato le entregó el cuerpo a José, quien lo desclavó de la cruz. Nicodemo, que había visitado de noche a Jesús, lo acompañaba…" Esta escena es igualmente descrita, detalladamente, en Mateo 27, 57-61, Marcos 15, 42-47 y Lucas 23, 50-56.

El evangelio de Juan describe cómo Nicodemo quitó los clavos (centro de la imagen) mientras que José de Arimatea toma el cuerpo de la cruz.Este tema, con variantes, aparece en todas las Bellas Artes, así como en las luminaciones, en telas y en iconos.

La tristeza de los participantes se lee claramente en sus caras.El sol y la luna (arriba a la izquierda y derecha del banco de nubes) se han oscurecido durante la crucifixión. Dios Padre domina la parte superior del icono.Al fondo, vista de Jerusalén y el Gólgota.

Al pie de la cruz ortodoxa, que se reconoce por la traviesa que forma el apoyo de los pies para Cristo, vemos la cabeza de Adán, el primer hombre, simbolizado por el cráneo al pie de la cruz, que ha sido rescatado por la crucifixión de Cristo.

Comentarios