Entrevista a Mons. José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

Aparecida 2007
Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe
del 13 al 31 de mayo del 2007 · Aparecida - Brasil
Visita del Papa
del 9 al 13 de mayo del 2007

Entrevista realizada por ACI Prensa
23 de mayo del 2007


ACI Prensa: ¿Cuáles son los temas fundamentales que se están tratando en esta V Conferencia?

Mons. Ulloa: Partiendo del tema fundamental que se ha propuesto en esta V Conferencia como es “Discípulos y Misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en Él tengan vida” se están desarrollando una serie de temas. En primer lugar, creo que el tema central es la identidad y la formación del discípulo de Cristo, es decir del creyente en Cristo, o mejor todavía, del católico hoy en América Latina.

Hemos descubierto que hay un vacio de formación, que los creyentes en Cristo no conocen suficientemente la doctrina de Cristo y por supuesto no hay una coherencia entre lo que se cree y lo que se vive. Por lo tanto es necesaria una formación sistemática, progresiva para los creyentes en Cristo. Y sobretodo que se haga dentro de la Iglesia y en comunidad.

En segundo lugar hemos descubierto que otro tema clave es la familia, la familia en América Latina está sufriendo un cambio, una crisis; y si hasta ahora ha sido trasmisora de la fe, ha dejado de serlo para sus miembros, por lo tanto, se está buscando también la manera cómo la familia pueda continuar esa trasmisión de la fe que tradicionalmente lo ha hecho en América Latina;  y cómo también mantener la unidad en el matrimonio. Sabemos que el matrimonio es muy débil y es necesario hoy a la luz de la palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia fortalecer esta institución familiar para que tengamos familias cristianas de verdad, que vivan realmente el mensaje del Señor.

Un tercer aspecto es la situación socio política de América Latina, donde encontramos una desigualdad muy grande en la repartición de riquezas, vemos cómo hay mucha inequidad, hay pocos que tienen mucho y muchísimos que tienen muy poco. Pensar en como ir eliminando esa brecha tan grande entre ricos y pobres y cada latinoamericano tenga un mejor nivel de vida, que cada católico y habitante en América Latina pueda vivir con todo lo que implica esto.

Otro tema que es importante son los jóvenes, la juventud hoy tiene una situación difícil en cuanto a las circunstancias que vive, por todas las corrientes que hay, como también el narcotráfico, las drogas que están afectando mucho a la juventud. Entonces, se hace necesario también que la Iglesia dé respuesta a esta juventud con todos sus anhelos, con todos sus ideales, porque encontramos también una juventud que busca a Dios, con hambre de Dios: una juventud abierta de verdad a grandes valores.

Y por último, otro tema fundamental es esa pérdida de valores. Como vemos hoy se está perdiendo un poco la ética, se está secularizando la sociedad, le está dando espaldas a Dios, está buscando más el bienestar, el tener que el ser, éste también es otro punto que me parece de máxima importancia que la Conferencia debe tomar en cuenta.

ACI Prensa: ¿Se puede decir que se está introduciendo un laicismo en América Latina?

Mons. Ulloa: Siempre América Latina se ha distinguido por su religiosidad, por su catolicidad, el Papa Juan Pablo II le llamó el Continente de la Esperanza  porque viven en él más o menos la mitad  de los católicos del mundo, sin embargo esto se está debilitando por ese laicismo que está cada día fortaleciéndose más y es necesario que la fe cristiana sea la que dé respuesta a esas inquietudes que hoy tiene el latinoamericano.

Yo creo que somos el Continente de la Esperanza en todos los aspectos. Yo creo que América Latina tiene un sustrato cristiano, tiene una cultura cristiana y esto es el valor fundamental que tiene el habitante en América Latina. En esta cultura cristiana tiene que formarse en todos sus valores. También hay corrientes que tratan de debilitarla. Nosotros como pastores de la Iglesia tenemos que buscar cómo fortalecer esos valores, cómo llevar el mensaje de Jesús a los lugares más alejados, a estos nuevos areópagos como decía el Papa Juan Pablo II, que son lugares donde pareciera que el cristianismo no ha llegado como son los profesionales, los ámbitos universitarios, los medios de comunicación. Es necesario que busquemos caminos para llegar hasta allá.

ACI Prensa: ¿Podríamos decir que ese el objetivo principal de esta Conferencia?

Mons. Ulloa: El objetivo fundamental de esta V Conferencia es analizar un poco la situación de la misión que tiene la Iglesia. Hay que buscar un mayor compromiso de todos los pastores y de todos los católicos en América Latina y buscar caminos y formas para tratar de ser más eficaces para la evangelización en nuestras comunidades. Sobre todo en un tiempo en el que han habido cambios muy acelerados, si leemos la realidad desde Santo Domingo hasta Aparecida, vemos que han habido cambios fundamentales.

Ciertamente vivimos en una época de cambios o, como decimos, en un cambio de época. La globalización que hoy vivimos es a nivel de comunicación, a nivel económico, a nivel de mercado, esta globalización la recibimos a través de tantos medios, como son los medios de comunicación masivos. Entonces  esto es un desafío, un reto para la Iglesia, para la pastoral, para la evangelización. Como vamos entonces a llevar ese mensaje hoy que atraiga, que contagie, un mensaje que de verdad llegue y de nuevas orientaciones para la vivencia de los seres humanos.

ACI Prensa: ¿Podemos decir que es el tiempo de los laicos?

Mons. Ulloa: El laicado ha tomado un protagonismo últimamente, pero no  hemos logrado que estos laicos se comprometan más, especialmente en ciertos espacios como el político, económico y otros espacios donde tiene que estar presente el  mensaje del  evangelio, un mensaje de justicia, de solidaridad, sobre todo un mensaje ético, que la ética moral, cristiana sea la que vaya iluminando las decisiones de los parlamentos de los políticos.

Creo que el laicado hoy tiene un lugar muy importante en la Iglesia y es necesario entonces promoverlo.

El Papa Benedicto XVI en su mensaje que nos ha dado para esta V Conferencia habla de la cultura, cómo el mensaje cristiano tiene que impregnar la cultura en todos los aspectos y para eso también nos habla  cómo debemos  llevar ese mensaje a través de la palabra de Dios, a través del magisterio de la Iglesia, a través de la vivencia de los sacramentos  y a través de una toma de conciencia de la situación que vive hoy América Latina para dar respuesta a esos desafíos que hoy se nos están presentando.

ACI Prensa: ¿Cuáles han sido los principales aportes de la Conferencia Episcopal de Costa Rica para esta V Conferencia?

Mons. Ulloa: Reforzar lo que mas o menos en todos los ambientes de América Latina existe: formar mejor a los laicos en este proceso de compromiso mayor en el medio en el que se vive, en segundo lugar tratar de crear procesos, caminos progresivos de formación que no se de nada mas el bautismo por darlo sino que éste sea acompañando para que el cristiano vaya creciendo aún mucho más. Y luego que formemos también a los constructores de la sociedad. Aquellos que son líderes de la sociedad les demos la oportunidad para formarse más en la doctrina de la Iglesia; y un aspecto muy importante que creo que es necesario también, las estructuras pastorales que tenemos como son las parroquias, las comunidades, darles una nueva dimensión, pareciera que no están respondiendo hoy a los desafíos que nos presenta la realidad y es necesario ayudar para que estas estructuras realmente sean lo que nosotros queremos, un espacio de acogida, una casa de solidaridad, de comunión entre todos nosotros para hacer una América Latina mucho mejor, más cristiana, más solidaria, más justa.

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
Cara a cara con Alejandro Bermúdez