18 de noviembre de 2022 7:59 pm

Una entrevista en EWTN ayudó a este líder católico a salvar a familia atrapada en Afganistán

Por Ana Paula Morales

Jason Jones este 18 de noviembre en CPAC México. Crédito: Ana Paula Morales / ACI Prensa.

Jason Jones, que lidera la Organización para la Educación en Derechos Humanos (H.E.R.O., por sus siglas en inglés), recordó hoy cómo una entrevista en EWTN lo puso en camino a un épico rescate de un joven matrimonio atrapado en el Afganistán tomado por los talibanes.

En declaraciones a ACI Prensa este 18 de noviembre, Jones, que participa en estos días en la primera Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) de México, recordó que “había un ciudadano estadounidense afgano llamado Prince Waffa”.

“Prince obtuvo su ciudadanía sirviendo junto a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, como traductor e intérprete”, señaló.

El hombre afgano “llegó a Estados Unidos hace varios años a través del trabajo duro, compró su propio Seven Eleven, se convirtió en un hombre de negocios”, recordó Jones.

“Aún no había cumplido los 30 y se casó con el amor de su vida, que estaba en Afganistán”, continuó.

“Cuando Afganistán comenzó a caer” en 2021, luego de que las tropas de Estados Unidos se retiraran del país, se dio cuenta de que su esposa “se iba a quedar atrapada allí sin que se procesara su visa”.

“Entonces, mientras todos los demás intentaban irse, este joven se coló en el país solo para terminar atrapado allí con su esposa. Estados Unidos los dejó”, dijo Jones.

Fue entonces, recordó, cuando “su amigo, su ex comandante militar, me vio en EWTN News Nightly”, un programa informativo en inglés de EWTN.

“Me envió un mensaje en LinkedIn, lo llamé de inmediato y luego, inmediatamente después de llamarlo, me dio el número de teléfono celular de Prince Wafa y dónde estaba escondido en Afganistán. Así que a los pocos minutos de que me viera en EWTN, estaba en comunicación directa con su amigo en Afganistán”.

El joven esposo, continuó, “necesitaba un teléfono celular, su teléfono celular estaba a punto de morir, que era su forma de comunicarse con el gobierno de los Estados Unidos para cualquier esperanza de salir”.

“Así que mis equipos pudieron entregarle comida, dinero y teléfonos celulares ese mismo día. Y por la gracia de Dios, este 1 de diciembre será el primer aniversario de su regreso a casa con su esposa”, señaló.

Sin embargo, este rescate no es un hecho aislado. Jones y su organización realizan esfuerzos para auxiliar a personas en todo el mundo.

Por un lado, explicó a ACI Prensa, con el proyecto Movie to Movement producen y promocionan películas “que promueven la dignidad humana e inspiran solidaridad”, como Bella, producida por el católico mexicano Eduardo Verástegui.

La más reciente producción de Movie to Movement es “Divided Hearts of America” (Corazones Divididos de Estados Unidos), sobre el debate del aborto.

Por otro lado, The Vulnerable People Project, señaló Jones, “busca mirar hacia la enseñanza social católica para promover una arquitectura de protección para las personas más vulnerables del mundo, especialmente el niño en el vientre, los ancianos, los no deseados, los descartados y las minorías étnicas y religiosas de todo el mundo que se enfrentan al genocidio”.

Actualmente, la organización de Jason Jones tiene una campaña llamada freeourbishops.com (liberen a nuestros obispos), que presiona para que el Partido Comunista Chino “libere a los obispos católicos que han arrestado y encarcelado”.

Con The Vulnerable People Project, destacó, ayudan también a otros grupos que enfrentan la amenaza del genocidio, como los uigures en China y los yazidíes en Irak.

Sin embargo, destacó, su proyecto ha recibido “mucha atención” en el último año “por nuestro trabajo en Afganistán”.

“Evacuamos a las minorías étnicas y religiosas y a los antiguos aliados estadounidenses que están en riesgo”, dijo.

Además, señaló, “hemos creado una red para distribuir alimentos y carbón a las viudas y huérfanos de los hombres muertos en la Guerra contra el Terror”, como se conoce a la campaña militar estadounidense desplegada contra terroristas en Medio Oriente tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

“Hemos comenzado a asegurar las escuelas de niñas con guardias de seguridad armados, cámaras y equipos de seguridad. También hemos abierto un Centro Médico de la Mujer”, señaló.

“Nuestro objetivo es hacer 100 centros médicos para mujeres en los próximos 12 meses y nuestro objetivo es para el próximo mayo haber asegurado todas las escuelas para niñas en el país”, añadió.

Su trabajo está lejos de acabarse con la reciente crisis humanitaria causada por la guerra de Rusia contra Ucrania, donde “en este momento tenemos un equipo que está eliminando las minas terrestres de las granjas, para que los agricultores puedan cultivar”.

El líder católico recordó que tienen un dicho; “Con el trabajo de derechos humanos hay Domingo de Ramos: Es cuando las cámaras están ahí, el dinero está ahí, todos están ahí. Pero siempre está la cruz. Nosotros buscamos servir en la cruz”.

Etiquetas: Estados Unidos, solidaridad, Iglesia Católica, Libertad religiosa, EWTN, Afganistán