20 de mayo de 2022 5:15 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 27 de mayo de 2022 2:16 am

Sacerdote custodio de la tumba de San Carlos de Foucauld tiene prohibido predicar

Por Marta Gómez

P. Jesús Cervera. Crédito: Archidiócesis de Valencia.

Al igual que le sucedió a San Carlos de Foucauld, el P. Jesús Cervera, sacerdote misionero de la Archidiócesis de Valencia (España), tiene prohibido realizar cualquier tipo de sermón religioso o expresar públicamente su fe cristiana en el desierto de Argelia.

“Aquí no somos nadie y nuestra misión es ser testigos de las cosas buenas que hace Dios, del Evangelio de la amistad”, dijo el sacerdote, en declaraciones recogidas por la Archidiócesis de Valencia.

El P. Jesús Cervera es el párroco que custodia la tumba en el desierto argelino del francés San Carlos de Foucauld (1858 -1916), canonizado por el Papa Francisco el pasado domingo 15 de mayo.

Explica el P. Cervera que cuando el santo vivía con los Tuaregs escribió: “Mi vida transcurre rezando al buen Dios y recibiendo a los vecinos que vienen a mi puerta”.

Para el sacerdote español, “ésta es nuestra misión, vivir el evangelio de la amistad”.

Los últimos 15 años de la vida de San Carlos de Foucauld transcurrieron en el Sáhara argelino, entre Beni Abbés y las ermitas de Tamanrasset, que construyó con sus propias manos y donde fue asesinado por una banda de ladrones en 1916, a los 58 años.

Benedicto XVI lo beatificó en 2005, y el domingo 15 de mayo de este año fue canonizado por el Papa Francisco.

El Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares, envío al P. Cervera “fidei Donum” a iniciar la experiencia misionera en el Sáhara argelino en septiembre de 2019, donde ha vivido la espiritualidad de San Carlos de Foucauld desde entonces.

“En esta parroquia no hay fieles cristianos de allí, argelinos, puesto que es una zona cien por cien musulmana, y los únicos que hay son extranjeros” dijo el P. Jesús Cervera. 

Allí también se encuentran sacerdotes provinientes de otras partes del mundo y las religiosas de Nuestra Señora de la Salette.

La puerta de mi casa siempre está abierta, y no de una forma metafórica, además hago muchas visitas a las personas con las que he entablado amistad y relación. También a los enfermos”, señaló.

Durante este tiempo ha asistido a los entierros y ha ayudado a los mas necesitados.  Fue invitado a algunas bodas e hizo amistad con musulmanes de a zona.

También visita a los presos, puesto que en esta zona se encuentran detenidos un gran número de personas cristianas que provienen de otros paises africanos. Huyen del hambre y de la guerra, de la muerte. 

Donde se encuentra enterrado San Carlos de Foucauld, acuden algunos peregrinos, también familias que quieren honrar al santo pero como explica el P. Jesús Cervera, “en estos años, por la pandemia, han sido muy pocos”.

Etiquetas: Musulmanes, Iglesia Católica, Argelia, Cristianos y musulmanes, musulmán, países musulmanes, Charles de Foucauld