19 de abril de 2022 11:18 am

Roban iglesia y profanan Eucaristía en el “Lunes del Ángel”

Por Giselle Vargas

Capilla María Madre de Jesús, Centenario. Crédito: Diócesis de Neuquén.

El 18 de abril conocido como “Lunes del Ángel”, al día siguiente de celebrar Pascua de Resurrección, la comunidad de la capilla María Madre de Jesús en Centenario (Argentina) sufrió la profanación del Sagrario.

El Lunes del Ángel se celebra el primer lunes de Pascua. Es llamado así para subrayar que fue precisamente un ángel el que anunció a las mujeres que acudieron al sepulcro que Cristo había resucitado.

Fue durante la mañana, cuando la comunidad se encontró “con una dolorosa y triste noticia en medio de esta alegría pascual”, expresó el Obispo de Neuquén, Mons. Fernando Croxatto, a través de un comunicado.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Figlesiacatolicaneuquen%2Fposts%2F969219917084224&show_text=true&width=500" width="500" height="734" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowfullscreen="true" allow="autoplay; clipboard-write; encrypted-media; picture-in-picture; web-share"></iframe>

Según el diario Centenario Digital, los sujetos forzaron la puerta de la iglesia y robaron los alimentos que se distribuyen entre los más necesitados; ornamentos litúrgicos como el cáliz; parlantes de sonido y micrófonos; y forzaron el Sagrario esparciendo las hostias consagradas por el suelo.

Al respecto, Mons. Croxatto indicó que “la contemplación de Jesús, de su pasión, muerte y resurrección, nos ha vuelto a poner delante de ese misterioso Amor Infinito por el hombre, más allá de la respuesta de los hombres, de sus traiciones, rechazos, agravios, blasfemias, castigos”.

“Sus palabras desde la Cruz nos impactan y hoy tenemos que volver a decirlas con Él, desde su mismo corazón amante: ‘Padre, perdónalos, no saben lo que hacen’”, reflexionó el Obispo.

Durante la tarde de esa misma jornada, se realizó un momento de Adoración Eucarística y la Santa Misa en desagravio por lo ocurrido.

Además, se invitó a toda la comunidad a unirse en oración “en amor reparador a Jesús Sacramentado” y suplicar “por estos hermanos que han cometido este agravio y este daño, para que abran su corazón al Amor Redentor de Jesús”, concluyó Mons. Croxatto.

Etiquetas: Argentina, Sacrilegio, Profanación, sagrario, hostias consagradas, Diócesis de Neuquén