24 de mayo de 2022 2:10 pm

“Rezar NO es delito”: El movimiento católico juvenil que reza frente a abortorios en España

Por Marta Gómez

Jóvenes de "Rezar NO es delito" rezan en calles españolas. Crédito: Rezar no es delito.

“Rezar NO es delito” es un movimiento católico de jóvenes que nació en España ante la amenaza del Gobierno socialista de Pedro Sánchez de cambiar el Código Penal para que los movimientos provida se abstuvieran, entre otras cosas, de rezar frente a los abortorios.

Entrevistado por ACI Prensa, su portavoz, Jorge Navarro, de 19 años, explicó que “el grupo defiende y reivindica el catolicismo y su libre profesión pública, se opone a toda limitación o prohibición del culto católico y pretende dar visibilidad a la oración en la vida pública”.

El movimiento juvenil se estructura en torno a un Rosario mensual por las calles de diferentes ciudades españolas, acompañado de una marcha con simbología, imágenes y cantos católicos para terminar frente a abortorios locales rezando el rosario.

Los próximos tendrán lugar el viernes 28 de mayo a las 12:00 h. frente al abortorio Acuario en Valencia y el 4 de junio a las 12:00 h. frente al abortorio Dator en Madrid.

Los Rosarios “no son manifestaciones contra el aborto, ni contra el gobierno”, precisó el portavoz de “Rezar no es delito”. 

“Son el ejercicio de nuestra libertad religiosa, de pleno derecho de la fe católica y tienen como fin animar a todos los católicos a no amedrentarse ante las persecuciones dando testimonio público de su fe a pesar de las prohibiciones”, señaló.

En abril de este año, el Gobierno aprobó, con los votos en contra de la oposición, la reforma del artículo 172 del Código Penal.

En el nuevo texto aprobado se lee: “El que para obstaculizar el ejercicio del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo acosare a una mujer mediante actos molestos, ofensivos, intimidatorios o coactivos que menoscaben su libertad, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días”.

Jorge Navarro explicó la necesidad de rezar el Rosario frente a los abortorios precisamente por la prohibición, porque “el espíritu de ‘Rezar NO es delito’ es no ceder ante la injusticia sin temer la persecución”.

“No entramos en el juego político ni partidista, pero el movimiento sí tiene un mensaje político: La defensa de la fe es una cuestión también política, ya que desde la política es desde donde se la ataca”, aclaró.

El movimiento juvenil, que tiene como objetivo “dar la batalla cultural y así incidir en la política defendiendo el catolicismo y su libre profesión”, destacó que habitualmente son amenazados e insultados a gritos cuando están rezando frente a los abortorios.

Mientras tuvo lugar el rezo del Santo Rosario frente a la Clínica Dator de Madrid, en su primera convocatoria, una mujer comenzó a hablar con los rescatadores del grupo y decidió no abortar .“Desde entonces, siempre han aparecido grupos abortistas a insultarnos y hacer ruido”, comentó Jorge Navarro.

“En un principio, creímos que sería un éxito si vinieran a rezar el Rosario 50 personas, pero en la primera convocatoria aparecieron unas 300, y en las siguientes nunca hemos bajado de las 100”, concluyó.

Etiquetas: Aborto, Libertad religiosa, Familia, Rosario, jóvenes, Vida, Católico