17 de febrero de 2022 9:08 pm

Pronto dictarían sentencia a mujer que tuiteó frase de la Biblia sobre homosexualidad

Päivi Räsänen. Crédito: ADF International

En marzo se dictaría el fallo en el juicio seguido contra una parlamentaria cristiana de Finlandia que ha sido acusada de incitar al odio por haber tuiteado un versículo de la Biblia sobre la homosexualidad.

El juicio de Päivi Räsänen, médico y madre de cinco hijos, finalizó el 14 de febrero en el Tribunal de Distrito de Helsinki.

También estaba en el juicio Juhana Pohjola, obispo de la diócesis de la Misión Evangélica Luterana de Finlandia.

Los cargos contra Räsänen se refieren a sus comentarios en un folleto en 2004, su aparición en un programa de televisión en 2018 y un tuit de 2019.

El fiscal general acusó a la mujer de 62 años, que se desempeñó como ministra del Interior de Finlandia de 2011 a 2015, de incitación contra un grupo minoritario, argumentando que sus declaraciones “podrían causar intolerancia, desprecio y odio hacia los homosexuales”.

El cargo contra Pohjola es por haber publicado el folleto de Räsänen titulado “Hombre y mujer los creó”.

Lorcán Price, asesor del grupo legal cristiano ADF International y que estuvo presente en el juicio, dijo que “este proceso por incitación al odio se ha convertido en un juicio teológico, de lo que las creencias cristianas pueden y no pueden decir en Finlandia”.

“Es increíble que este juicio esté ocurriendo en un país europeo moderno y no en una teocracia religiosa”, lamentó.

Finlandia tiene 5,5 millones de habitantes y limita con Noruega, Rusia y Suecia. Unos dos tercios de la población pertenecen a la Iglesia Evangélica Luterana de Finlandia, una de las dos iglesias nacionales del país junto con la Iglesia Ortodoxa Finlandesa.

Räsänen, quien fue presidenta del partido Demócrata Cristiano de 2004 a 2015, es miembro activo de la Iglesia Luterana de Finlandia. En 2019 cuestionó el apoyo de su iglesia a un evento del “orgullo” LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

El 17 de junio de 2019, Räsänen preguntó en un tuit si el apoyo de su iglesia era compatible con la Biblia, vinculando la publicación a una fotografía de un pasaje bíblico, Romanos 1:24-27, en Instagram. También publicó el texto y la imagen en Facebook.

"El propósito [de] mi tuit no fue de ninguna manera insultar a las minorías sexuales. Mi crítica estaba dirigida al liderazgo de la iglesia”, dijo a la revista First Things en 2020.

Al discutir el tuit en la corte, la madre de familia subrayó que estaba dirigido a los líderes de su iglesia y se refería a un tema importante que esta afronta.

La policía comenzó a investigar a Räsänen en 2019. Fue interrogada varias veces y se vio obligada a esperar más de un año para conocer la decisión del fiscal general.

El Consejo Luterano Internacional calificó de “atroz” la decisión de procesar a Räsänen y Pohjola.

Al abordar el folleto, que describía la homosexualidad como “un trastorno del desarrollo psicosexual”, Räsänen dijo a la corte que se le pidió escribir un texto que destacara la enseñanza luterana sobre la sexualidad para los miembros de su iglesia, desde su punto de vista como política, doctora, y cristiana.

Ella dijo que el folleto estaba desactualizado, dados los cambios en la investigación y la legislación desde 2004. Pero precisó que todavía debería existir como un documento que atestigüe las discusiones que tenían lugar en ese momento.

Una gran cantidad de simpatizantes se reunieron fuera del tribunal durante el juicio. El pastor estadounidense Andrew Brunson, que pasó dos años detenido en Turquía, voló a Finlandia para entregar a Räsänen una campaña de oración de apoyo firmada por cristianos de todo el mundo, organizada por el Family Research Council.

ADF International dijo que en su declaración final la fiscalía argumentó que la palabra "pecado" puede ser dañina.

“El Apóstol Pablo no está en juicio aquí, pero sí Räsänen”, habrían dicho desde la fiscalía, exigiendo que se multe a la parlamentaria y al obispo.

La defensa de Räsänen dijo que declararla culpable dañaría la libertad de expresión en Finlandia y señaló que el tribunal no es el lugar adecuado para un debate teológico sobre la pregunta “¿qué es el pecado?”.

La defensa citó el caso Handyside vs Reino Unido de 1976, decidido por la Corte Europea de Derechos Humanos, que subrayó que la libertad de expresión se extiende a las ideas que “ofenden, conmocionan o perturban al Estado o a cualquier sector de la población”.

Paul Coleman, director ejecutivo de ADF International que también estuvo presente en el juicio, dijo: “Creo que se puede hablar de esto como una inquisición moderna o un juicio por herejía, y la herejía sería que Päivi y el obispo Juhana fueron juzgados por atentar contra la nueva ortodoxia sexual de hoy en día”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Biblia, homosexuales, homosexualidad, twitter, Finlandia