23 de agosto de 2022 9:01 am

¿Por qué algunos celebran a Santa Rosa de Lima el 23 de agosto y otros el 30?

Por Abel Camasca

Pintura de Santa Rosa de Lima en la Nunciatura del Perú. Crédito: Abel Camasca - ACI

Santa Rosa de Lima falleció un 24 de agosto de 1617, día de fiesta de San Bartolomé Apóstol, tal como lo había predicho. Entonces, ¿por qué se le celebra un 23 de agosto o un 30? Pues no se trata de una equivocación, sino de un calendario y una costumbre.

De acuerdo al historiador José Antonio Benito, integrante de la Enciclopedia Católica, el Papa Clemente X, quien canonizó a Santa Rosa de Lima en 1671, fijó su fiesta en la Iglesia Universal para el 30 de agosto. 

Se dice que no se le podía dar el 24 porque ya era fiesta de San Bartolomé y el 30 se acomodaba bien, ya que era el día más cercano a su muerte y no se festejaba a otro santo.

No obstante, de acuerdo al historiador José Antonio Benito, tras el Concilio Vaticano II se reordenó el año litúrgico, y en 1969 se aprobó uno nuevo con el principio de que que la fiesta de los santos debía ser la fecha en que murieron, salvo que la Conferencia Episcopal de cada país vea oportuna otra fecha.

Es así que se dispuso que la fiesta de Santa Rosa de Lima fuera para la Iglesia Universal el 23 de agosto, y así aparece hasta hoy en el Vaticano, probablemente porque era el día más cercano a la fecha de su fallecimiento, y el 24 seguía siendo de San Bartolomé. 

No obstante, en el Perú y en muchos otros países decidieron conservar el 30 de agosto como fiesta solemne de la primera santa de América.

Etiquetas: Perú, Santa Rosa de Lima