1 de noviembre de 2019 9:24 pm

Papa Francisco se reunirá con víctimas del “triple desastre” de Japón en 2011

Vista aérea Otsuchi, Japón, después del terremoto de magnitud 9.0 y un posterior tsunami / Crédito: Marina de los Estados Unidos

La visita de tres días del Papa Francisco a Japón en noviembre incluirá una reunión con personas afectadas por el “triple desastre” que sufrió el país en 2011, cuando ocurrió un terremoto, un tsunami y el colapso en la central nuclear de Fukushima.

Se estima que 19 mil personas murieron y 150 mil fueron desplazadas por el tsunami del 11 de marzo de 2011, provocado por un terremoto de magnitud 9 frente a la costa de Japón. Estos desastres dañaron la central nuclear de Fukushima, una catástrofe considerada peor desde Chernobyl en 1986. 

Debido a estas tragedias, unas 150 mil personas fueron desplazadas en evacuaciones obligatorias. Muchas de estas no han regresado a sus hogares.

La reunión del Papa Francisco con las víctimas será el 25 de noviembre en el centro de eventos Bellesalle Hanzomon en Tokio.

Siguiendo los pasos del Papa San Juan Pablo II, quien viajó a Japón en 1981, Francisco también hará paradas en Hiroshima y Nagasaki, con el lema “Proteger toda vida”.

El Santo Padre entregará un mensaje de paz en el Monumento de la Paz de Hiroshima, y ​​dará un discurso sobre armas nucleares en el Parque del Hipocentro de la Bomba Atómica en Nagasaki.

Según el Cardenal Pietro Parolin, secretario del Estado del Vaticano, el tema central del viaje papal a Japón será un llamado al desarme nuclear.

“Creo que en Japón, el Santo Padre insistirá, sobre todo, en el tema del desarme. Este llamado insistente es para tomar en serio el desarme. Porque hoy estamos en un peligro muy real, estamos en peligro porque la tendencia es volver a armarnos”, dijo el Cardenal Parolin a los periodistas el 29 de octubre.

Otro momento significativo del viaje papal será una visita al sitio de la ejecución de los 26 Mártires de Japón, que fueron asesinados por su fe mediante crucifixión en 1597, en Nagasaki.

El Papa Francisco presentará sus respetos a los mártires en el monumento construido en su honor en la colina de Nishizaka.

Los católicos representan menos del 0.5% de la población en Japón. El cristianismo fue introducido por primera vez al país en el siglo XVI por misioneros católicos, especialmente San Francisco Javier. En los años que siguieron, los católicos en Japón sufrieron oleadas de feroz persecución.

En Tokio, el Papa Francisco también celebrará una Misa en el Domo de Tokio y se reunirá con jóvenes en la Catedral de Santa María de la capital.

El 26 de noviembre, el último día del viaje, visitará la Universidad de Sophia, dirigida por los jesuitas.

Antes de llegar a Japón, el Papa Francisco pasará tres días en Bangkok (Tailandia), donde se encontrará con el Rey Maha Vajiralongkorn en el Palacio Real de Amphorn.

En Tailandia, el Papa también tendrá varias reuniones interreligiosas: Una con líderes cristianos y otros líderes religiosos; y otra con el Patriarca Supremo de Tailandia, quien es el líder de la orden de monjes budistas en el país.

También celebrará Misa en el Estadio Nacional y en la Catedral de la Asunción.

La visita del Papa a Tailandia es para conmemorar el 350° aniversario de la Misión del Vaticano a Siam en 1669.

La pequeña comunidad católica en Tailandia, menos del 0.5% de UNA población mayoritariamente budista, celebró su aniversario durante todo 2019.

Etiquetas: Japón, Papa Francisco, Visita Apostólica