3 de noviembre de 2021 9:42 am

Papa Francisco recibe al superior general del Sodalicio de Vida Cristiana

Por Walter Sánchez Silva

El Papa Francisco saluda al superior general del Sodalicio, José David Correa. Crédito: Sodalicio.org

El sábado 30 de octubre, el Papa Francisco recibió en audiencia en el Vaticano a José David Correa, superior general del Sodalicio de Vida Cristiana (SCV), instituto de vida consagrada que ha iniciado en Roma el proceso de revisión de sus Constituciones de la mano de las autoridades del Vaticano.

“Durante el encuentro, nuestro superior general compartió con el Papa los cambios que se vienen realizando en vistas a la renovación integral de nuestra comunidad luego de la elección de nuestras nuevas autoridades en la V Asamblea General de enero de 2019”, indica el Sodalicio en un comunicado publicado en su sitio web este 3 de noviembre.

En el comunicado se indica que el superior general del Sodalicio agradeció al Papa el “acompañamiento que viene brindando la Santa Sede a nuestra comunidad a lo largo de estos años a través de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA), especialmente mediante sus delegados”.

Los delegados pontificios que acompañan al Sodalicio son el P. Guillermo Rodríguez OFM, delegado para el gobierno general; el P. Gianfranco Ghirlanda SJ, delegado para la formación y asesor para la reforma de las Constituciones; y el Cardenal Joseph Tobin CSsR, Arzobispo de Newark y delegado para los asuntos económicos.

En el comunicado se precisa además que José David Correa “informó al Santo Padre sobre la situación actual de Luis Fernando Figari, así como el estado del cumplimiento de las medidas que fueron dadas por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica el año 2017”.

Luis Fernando Figari fue hallado culpable de abusos sexuales y fue sancionado por la Santa Sede. Actualmente vive en Italia.

Las medidas establecidas por el Vaticano en 2017, y que fueron ratificadas en 2019, son cinco: que Figari "no regrese a Perú, excepto por motivos muy graves y siempre con su permiso escrito"; que "sea destinado establemente a una residencia en la que no exista una comunidad del Sodalicio"; que "se le prohíba contactar, de cualquier modo, con personas pertenecientes al Sodalicio, y en cualquier caso tener con ellas trato personal directo".

También señalan que "a un miembro del Sodalicio le sea confiada la tarea de referente del Sr. Figari, para cualquier eventualidad y exigencia".

En el comunicado de hoy, el Sodalicio explicó que el superior general compartió con el Papa Francisco “cuál es la situación Sodalicio en las diversas ciudades de los nueve países donde desarrollamos nuestro servicio apostólico” y “conversaron acerca de los cambios introducidos en la formación inicial y la renovación de la Ratio Formationis, el documento base de toda la formación sodálite”.

“De igual manera, dialogaron sobre los avances de la Comisión de Revisión de las Constituciones, que acaba de culminar una reunión en Roma”.

Aunque la nota no menciona una reciente publicación del diario La República titulada “A espaldas del Vaticano, el Sodalicio saca su dinero de Perú para no reparar a los sobrevivientes”, el comunicado del SCV precisa que “el Santo Padre también recibió de nuestro superior general documentación actualizada del proceso de escucha, atención y reparación de víctimas, así como las acciones realizadas en la línea de la prevención de abusos al interior de las comunidades y de las obras apostólicas de Sodalicio”.

José David Correa también entregó al Papa Francisco información “sobre la situación de los procesos jurídicos actuales existentes en el Perú” y “sobre la situación económica del Sodalicio, la cual es auditada y enviada periódicamente a nuestro Delegado Pontificio, el Cardenal Joseph Tobin CSsR”.

En el marco del “Año de San José”, el superior general obsequió una artesanía peruana que el Santo Padre denominó “San José en la Gloria”.

En Roma, José David Correa también se ha reunido en varias oportunidades con el secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, Mons. José Rodríguez Carballo OFM, y ha acompañado las reuniones de la Comisión de Revisión de las Constituciones que se desarrollaron presencialmente los primeros días de octubre en esta ciudad.

La situación en el Sodalicio

El 14 de febrero de 2017 el Sodalicio presentó el informe sobre los casos de abusos sexuales contra adultos y menores de edad cometidos por exmiembros de esta comunidad religiosa y por su fundador Luis Fernando Figari, quien ha sido sancionado canónicamente por la Santa Sede. Tres días después el documento fue entregado a la fiscalía peruana.

Figari vive en Italia, sin comunicación con miembros del Sodalicio, tal como estableció la Santa Sede.

Posteriormente, el 10 de enero del 2018 la Santa Sede designó a Mons. Noel Londoño, Obispo de Jericó (Colombia), como Comisario Apostólico para el Sodalicio.

El 1 de junio de ese año, el Vaticano, a través de la Conferencia Episcopal Peruana, señaló que Figari “nunca ha estado oculto, escondido o protegido en ningún modo por la Sede Apostólica”.

Además declaró “infundada la afirmación de que se le impida al Sr. Figari defenderse o responder a las acusaciones formuladas contra él en Perú”.

Los días 20 y 22 de noviembre de 2018, el entonces superior general del Sodalicio, Alessandro Moroni, asistió a la Comisión Investigadora de Abusos Sexuales del Congreso de la República, donde explicó en detalle una línea de tiempo desde el 2008 hasta la actualidad sobre los hechos ocurridos en el Sodalicio y las medidas adoptadas para enfrentarlas: escucha a las víctimas, las reparaciones y la prevención de abusos.

Tras la elección de José David Correa como superior general en enero de 2019, el Vaticano puso fin al comisariamiento de Mons. Londoño, iniciado en 2018.

Asimismo, al término de su Asamblea General el Sodalicio emitió un comunicado de "perdón y reconciliación" en el que lamenta los casos de abusos cometidos por algunos de sus miembros y de su fundador Luis Fernando Figari.

"Consideramos un deber pronunciarnos como Asamblea sobre la relación de nuestra comunidad con Luis Fernando Figari, a quien no podemos considerar como un referente espiritual para nuestra vida sodálite. Condenamos con firmeza, y al mismo tiempo con dolor y vergüenza, los abusos cometidos por él: el mal uso de su autoridad, su falta de respeto a la libertad, los abusos físicos y psicológicos, y los abusos sexuales, que fueron en su momento denunciados e investigados por nuestra comunidad y la Santa Sede", expresa el comunicado.

El Sodalicio de Vida Cristiana es una sociedad de vida apostólica fundada en el Perú a la que pertenece el director de ACI Prensa, Alejandro Bermúdez.

Etiquetas: Vaticano, Sodalicio de Vida Cristiana, Papa Francisco, Constituciones, abusos, renovación