2 de agosto de 2021 7:40 pm

Obispos se solidarizan con pueblo gitano víctima de genocidio en la II Guerra Mundial

Por Diego López Marina

Civiles romaníes en Asperg, Alemania, siendo arrestados para ser deportados por las autoridades alemanas el 22 de mayo de 1940 / Crédito: Bundesarchiv, R 165 Bild-244-48 (CC-BY-SA 3.0)

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través del Departamento de Animación Misionera y el área de Etnias, conmemoró este lunes 2 de agosto el 77° aniversario del Día en memoria del Holocausto del Pueblo Gitano durante la Segunda Guerra Mundial.

El 2 de agosto de 1944, unos 4.300 gitanos fueron asesinados en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau; por tal motivo, la CEC quiso saludar a la minoría étnica conocida como comunidad “rom” o “romaní”. En concreto, el término se utiliza para referirse a los gitanos que tienen como lengua el romaní, idioma de origen indoeuropeo que nada tiene que ver con el idioma rumano, que es de raíz latina.

“La Iglesia colombiana, desde la Conferencia Episcopal de Colombia, desea expresar su más hondo sentido de solidaridad con los pueblos rom a nivel mundial y en particular con el pueblo rom, el pueblo gitano, que vive en Colombia desde hace ya varias centurias; aprovechando esta ocasión, al hacer memoria del genocidio perpetrado por el imperio Nazi de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial”, indicó la CEC en un comunicado.

El P. Omer Giraldo, director del área de Etnias, comentó que esta minoría étnica, originaria de la región asiática de Kannauj, del norte de la India, “ha sido víctima” y es “incomprendida donde quiera que llegue”.

“También en nuestro suelo colombiano los gitanos han sufrido la discriminación y la exclusión social en el empleo, la educación y la salud. Un hecho muy positivo que ha marcado el destino de los pueblos rom en Colombia es el reconocimiento del Estado colombiano del pueblo gitano como minoría étnica, a partir de la nueva Constitución de 1991. La guerra interna que sufre Colombia ha obligado a estas comunidades a desplazarse a las ciudades”, comentó.

Sobre las características de los gitanos, dijo que es “un pueblo con tendencia al nomadismo y que lleva en su ser, además, una firme convicción de libertad, un sentido espíritu”.

“Sus lazos familiares son para este grupo étnico una enorme fortaleza cultural, junto a sus convicciones, su fe en Dios, y la riqueza de sus expresiones artísticas, como la música y la danza”, agregó.

El P. Giraldo pidió a los colombianos tomar conciencia del sufrimiento de esta etnia y encomendar una oración especial este 2 de agosto.

El sacerdote dijo que en Colombia viven entre 5 y 7 mil gitanos, mayoritariamente en los dos Santanderes, Atlántico, Tolima, Antioquia, Sucre y Bogotá, organizados en clanes llamados Kumpañy.

Etiquetas: Colombia, Segunda Guerra Mundial, Holocausto, Obispos de Colombia, Conferencia Episcopal Colombiana, Auschwitz, campo de concentración, gitanos