27 de mayo de 2019 5:18 pm

Obispos de Argentina alientan “pacto nacional” que priorice a los más vulnerables

Te Deum, 209° aniversario de patrio de Argentina, Arquidiócesis de Buenos Aires. Foto: Conferencia Episcopal Argentina

Con motivo del 209° aniversario de patrio de Argentina celebrado el 25 de mayo, los obispos del país alentaron a buscar consensos para lograr un gran pacto nacional que priorice a los más pobres, los desprotegidos y descartados de la sociedad.

Cada obispo celebró en la catedral de su diócesis un Te Deum para entregar el mensaje a las autoridades presentes.

El Arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, Cardenal Mario Aurelio Poli, aseguró que es el “momento de ir hacia un gran pacto nacional con mirada amplia y generosa, que no sea funcional, ni coyuntural” y deje “de lado mezquinos intereses sectoriales”.

Desde la Catedral Metropolitana y con la presencia del presidente de Argentina, Mauricio Macri, y otras autoridades civiles, el Cardenal Poli dijo que el pacto debe convocar “a los principales actores de la política, que sean capaces de gestar una cultura del encuentro, con inteligencia, creatividad e imaginación, reunidos en una mesa de diálogo que acentúe las coincidencias y no tanto las diferencias, con las virtudes y notas esenciales de este arte superior del espíritu humano: claridad, afabilidad, confianza y prudencia”.

“Sí, un gran pacto de honor, capaz de una dirigencia que transmita esperanza objetiva a nuestro pueblo, jerarquizando la política y trazando puentes fraternos en nuestra sociedad, que no está hecha para la división y no se acostumbra a vivir en la confrontación, sino que aspira a una convivencia en paz, en justicia, con educación y trabajo, y quiere recuperar la alegría de sentirse en su tierra", indicó.

Sobre las elecciones de octubre próximo, el Cardenal Poli recordó que la política es “un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre”, pero cuando no se vive “como un servicio a la comunidad humana puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">Homilía de Monseñor <a href="https://twitter.com/hashtag/MarioPoli?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#MarioPoli</a>, Arzobispo de <a href="https://twitter.com/hashtag/BuenosAires?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#BuenosAires</a>, Cardenal Primado de la <a href="https://twitter.com/hashtag/Argentina?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Argentina</a>:<br><br>&quot;<a href="https://twitter.com/hashtag/Hoy?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Hoy</a> volvemos a proclamar la Palabra de Dios, «fuente de toda razón y justicia» [1], de paz y libertad.&quot;<br><br>[1] Preámbulo de la <a href="https://twitter.com/hashtag/Constituci%C3%B3nNacional?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#ConstituciónNacional</a>.<a href="https://twitter.com/hashtag/25DeMayo?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#25DeMayo</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/Tedeum?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Tedeum</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/Acci%C3%B3nDeGracias?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#AcciónDeGracias</a> <a href="https://t.co/irTbHG9Pjq">pic.twitter.com/irTbHG9Pjq</a></p>&mdash; Conferencia Episcopal Argentina (@PrensaCEA) <a href="https://twitter.com/PrensaCEA/status/1132349596020162561?ref_src=twsrc%5Etfw">25 de mayo de 2019</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> 

Por su parte, el Arzobispo de Paraná, Mons. Juan Alberto Puiggari, manifestó que Dios “nos hermana y nos pide con su amor de Padre que trabajemos por la gran familia de los argentinos”.

Mons. Puiggari agradeció “por tantos dones recibidos” a lo largo de la historia del país, pero pidió a Dios que “conceda lo que más estamos necesitando y que, seguramente, es el principio de muchas soluciones a nuestros problemas crónicos”.

En ese sentido, el Arzobispo de Paraná se refirió a la “grieta” que hoy prima en la sociedad, que “no se ciñe al ámbito político o social, sino que fractura las amistades más entrañables, las relaciones con los vecinos, las mismas familias y los vínculos más queridos”.

Es el momento de derribar muros y crear puentes. Buscar soluciones a los conflictos pensando siempre en el bien común, apostando a la vida, a toda vida, al diálogo, al respeto, a la dignidad y a la libertad de toda persona”, afirmó Mons. Puiggari.

También el Arzobispo de Mercedes-Luján, Mons. Agustín Radrizzani, agradeció “por el don de la vida, por los valores de solidaridad y por el compromiso hacia el esfuerzo y el trabajo que adornan a la gran mayoría de los ciudadanos de esta bendita nación”. 

Sin embargo, aún hace falta “reflexionar sobre el presente” y “proyectar juntos en común unión una Argentina que tenga en cuenta a todos, prestando especial atención a los niños nacidos y por nacer, a sus madres, a los adultos mayores y los desamparados”, manifestó.

En ese sentido, Mons. Radrizzani alentó a que todos, incluso los no creyentes, puedan “reconocer la verdad, el bien y la belleza que significa el don de la vida humana”

También el Obispo de Nueve de Julio, Mons, Ariel Torrado, manifestó que el “individualismo insensible e indiferente a las necesidades de los demás, ha llegado a ser una combinación letal contra el bien común y los más necesitados”.

“Por todo esto, el reencuentro entre los argentinos reclama un cuidarnos mutuamente, una custodia recíproca, que nos haga crecer y fortalezca, en vez de ahondar oposiciones y debilitarnos como conjunto social”, señaló.

Etiquetas: Argentina, Obispos de Argentina, bien común, Te Deum