23 de mayo de 2022 6:43 pm

Obispo responde a las 6 mentiras más comunes de los promotores del aborto

Por Marta Gómez

Imagen referencial. Crédito: freestocks / Unsplash.

En el programa Sexto Continente de este 23 de mayo en Radio María, Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de Orihuela-Alicante, ha abordado y respondido a seis de las mentiras más comunes a las que recurren los promotores del aborto.

1. ¿La causa provida es una causa ligada a la fe y no a la ciencia?

En su reflexión, inspirada en un artículo titulado “Seis grandes falsedades que los lobbies abortistas repiten una y otra vez… y cómo refutarlos”, publicado en Religión en Libertad, Mons. Munilla explicó que por todos los avances científicos conocemos precisamente el momento determinante en que la vida se inicia: el momento de la fecundación del óvulo por el espermatozoide.

“Es el momento en el que el código genético de la madre y el del padre se transmutan en un código genético nuevo, creando un ser vivo diferente”.

“La embriología ha llegado a hacer esta afirmación con contundencia, tal es así que incluso los biólogos abortistas tienen que aceptar que la vida humana comienza con la fecundación”, aseguró el Prelado.

Mons. Munilla explicó: “Imaginemos un coche en una cadena industrial de producción. Sería difícil decir en qué momento de la cadena el vehículo comienza a serlo. ¿Cuando le ponen el motor? ¿Las ruedas? En una cadena de producción vas introduciendo elementos hasta que se completa el coche”.

“En el embarazo, en el momento en el que se inicia la vida tras la fecundación, ya no se introduce ningún elemento nuevo. A la vida hay que dejarla desarrollarse, no interrumpirla. 

Por tanto la afirmación de que la vida es una cuestión de fe y científica, es absolutamente falsa”, sentenció el Obispo de Orihuela Alicante.

2. ¿Recuperarse de un aborto es rápido y sin problemas?

La propaganda del aborto suele decir que esta práctica no va a generar problemas y que, como efectos, secundarios las personas normalmente se sentirán aliviadas y algunas, en ciertos casos, podrán sentirse tristes.

Mons. Munilla precisó que “hay mutitud de estudios científicos que afirman que toda mujer que haya abortado padecerá el síndrome post aborto de una u otroa forma y se manifiesta como insomnio, problemas alimenticios, ira, drogas, conflictos”. 

“El 28,2 % de las mujeres que han abortado tienen depresiones posteriores. El riesgo de tener pensamientos suicidas aumenta en un 94%  y en un 270% el riesgo de recurrir o abusar del alcohol en el futuro. En cuantas ocasiones se recurre al alcohol para anestesiar nuestra conciencia”, subrayó el Prelado.

El Obispo de Orihuela informó que “la asociación de bioética y ética médica española habla de que el aborto inducido genera en la madre una espiral de violencia contra sí misma”.

“Los que hemos acompañado a estas madres, sabemos hasta qué punto les cuesta cerrar esta herida. Dios perdona siempre, a nosotros nos cuesta más perdonarnos”, dijo.

3. ¿A la Iglesia Católica solo le importa el embrión y no la madre?

“Es increíble que se haga tal afirmación gratuita e injustificada”, criticó Mons. Munilla.

“Basta ver la labor y compromiso asistencial del movimeinto provida y cómo intentan sacar adelante a las familias en pobreza. Recuerdo ahora el eslogan en defensa de la vida “salvemos las dos vidas”, no me hagas elegir entre una y otra”, precisó el Prelado.

El Obispo de Orihuela-Alicante señaló que la Iglesia sostiene 72.600 escuelas infantiles, 98.900 escuelas primarias , 49.500 institutos de secundaria, 5.245 hospitales, 14.963 dispensarios, 532 leproserías, más de 15.000 residencias para ancianos, más de 9.000 orfanatos, 10723 guarderías y 33.800 instituciones de consultoría matrimonial y centros educativos.

“Con todos mis respetos esa frase hecha de ‘solo les importan los embriones y no las personas’... a ver, un poquito de seriedad”, precisó el Prelado.

4. ¿El aborto no tiene riesgos médicos?

El obispo español indicó que “suelen decir que es muy poco común que ocurran complicaciones graves, pero sucede con frecuencia que  quedan restos de tejido del embarazo en el útero o coágulos de sangre con consecuencias muy graves, sangrados abundantes, infecciones, lesiones en el cuello uterino y otros órganos”. 

“Vamos conociendo gracias a los movimienos provida casos incluso de supervivientes de abortos que fueron fallidos. Incluso algunos casos de fetos que acabaron naciendo. Imaginaros la lucha que hubo allí entre el abortista y el niño al que se le intentó practicar un aborto y salió sobreviviente”, precisó.

5. ¿Si prosperan la leyes provida se castigarán los abortos espontáneos?

Mons. Munilla dijo que “es completamente razonable que los médicos le pregunten a una mujer que ha sufrido un aborto espontáneo si ha tomado pastillas abortivas. Aunque su respuesta fuese afirmativa, no existe una ley provida que les castigue por el hecho de haberlo hecho”.

“Las leyes que prohíben el aborto químico no prohíben que los médicos prescriban medicamentos similares para las mujeres si son necesarios para controlar un aborto espontáneo, ni prohíben que las farmacias dispongan de tales recetas”, señaló.

El Obispo de Orihuela precisó que “no es verdad que en el caso de que el aborto sea prohibido, los médicos vayan a dejar  de tener el recurso a determinados medicamentos que pueden ser similares a los que se utilizan para la expulsión del feto con un aborto provocado, pero que sin embargo tengan que ser también utilizados para hacer frente a un aborto espontáneo”.

6. ¿Prohibir el aborto empobrece a las minorías?

Mons Munilla recodó que “la multinacional del aborto Planned Parenthood se presentó ante el mundo diciendo que quería favorecer a las minorías negra e hispana porque vivían en una situación más precaria y con frecuencia sus embarazos no deseados tenían detrás a alguien que les presionaba”.

“La multinacional abortista se presentaba como diciendo nosotros hacemos una labor humanitaria, venimos aquí  a asistir a estas mujeres pobres para que su pobreza no crezca. Fíjate tú qué labor humanitaria, les quitamos de encima a sus hijos. Es increíble que se utilice este argumento”, criticó el Prelado

Se intenta que las minorías recurran al aborto no para acabar con la pobreza, si no para acabar con los pobres, porque no olvidemos que la mayyor riqueza que podemos tener es la de los nuevos seres humanos que nacen con nuevos dones y talentos para transformar el mundo en un lugar más justo”, concluyó el Obispo de Orihuela-Alicante.

Etiquetas: Aborto, España, No al Aborto, Mons. José Ignacio Munilla, Defensa de la vida, Aborto España, Mons. Munilla, Aborto en España