16 de diciembre de 2021 12:01 pm

Obispo narra crudo testimonio sobre el terror causado por Boko Haram en Nigeria

Por Diego López Marina

Mons. Stephen Dami Mamza / Crédito: Diócesis de Yola, The Kukah Centre y Religious Freedom Institute (IRF).

El Obispo de Yola, Mons. Stephen Dami Mamza, describió en un reciente video la dramática situación que viven sus compatriotas en Nigeria, especialmente los cristianos, que son perseguidos y asesinados cruelmente por los terroristas islámicos de Boko Haram.

“Es difícil saber si hay alguna familia que no haya perdido al menos a una persona. Incluso yo perdí a mi hermano mayor que murió en la guerra y a mis primos y luego a mis tíos. Así que casi todo el mundo se ha visto afectado de una forma u otra”, aseguró el obispo en un video realizado por la diócesis nigeriana de Yola, The Kukah Centre y Religious Freedom Institute (IRF). 

Nigeria lidia con la inseguridad desde 2009, cuando el grupo terrorista musulmán Boko Haram inició sus ataques selectivos con el objetivo de convertir a la nación más poblada de África en un Estado islámico.

En un informe de septiembre de 2021, la Sociedad Internacional para las Libertades Civiles y el Estado de Derecho (Intersociety) indicó que 4.400 cristianos en Nigeria han sido asesinados, mientras que al menos 20 sacerdotes y pastores han sido asesinados o secuestrados en la nación de África Occidental.

Desde el comienzo de la violencia, Mons. Dami Mamza, una de las figuras cristianas más importante en el noreste de Nigeria, ha trabajado incansablemente por los desplazados, tanto musulmanes como cristianos.

En noviembre de 2021, el Obispo opinó sobre la escalada de violencia contra los cristianos en la Diócesis de Yola, que está ubicada en el noreste de Nigeria,

“Puedo decir que casi la mitad de mi diócesis estaba bajo la ocupación de miembros de Boko Haram. En el pico de la insurgencia tuvimos muchas personas que vinieron a la Diócesis de Yola, a la propia Yola, para buscar refugio porque habían sido expulsados de sus comunidades”, contó.

El Prelado relató un hecho trágico ocurrido en 2016, cuando “una buena cantidad de desplazados internos comenzó a replegarse” a su diócesis.

“Tuvimos que apoyarlos para volver a sus hogares, pero lamentablemente, antes de que regresaran, sus hogares ya estaban destruidos, y luego había minas terrestres en sus granjas, incluso en sus casas”, lamentó.

El Obispo de Yola aseguró que ver eso “no fue fácil”.

“Algunos de ellos tuvieron que volver porque no tenían a qué aferrarse. No tenían comida, no tenían refugio. Entonces tuvieron que regresar, tuvimos que readmitirlos. Mucha gente quedó traumatizada y mucha gente también murió”, dijo.

Sobre la escalada de la violencia contra los cristianos en Nigeria

Mons. Dami Mamza aseguró en la entrevista que “la violencia actual de Boko Haram, ISWAP (Estado Islámico en África Occidental), los delincuentes, todos ellos ahora se unen para usar la violencia, particularmente contra los cristianos”.

Otro grupo que también se ensaña contra los cristianos es el de los pastores fulani. Esta etnia, en su mayoría conformada por musulmanes, apunta específicamente a pueblos y templos cristianos.

El Obispo descartó que la violencia de los pastores fulani contra los cristianos se base principalmente en disputas económicas.

“Los pastores, puedo decir, están bajo la cobertura del islam. Y si solo se trata de un conflicto por los recursos, ¿por qué deberían ir durante la noche a atacar una casa y matar a todos los miembros de su hogar?”, preguntó.

Mons. Dami Mamza  aseguró que “esa no es una crisis de agricultores y pastores”, ya que puedes “estar durmiendo en tu casa, ni siquiera estás en tu granja, pero alguien entrará en tu casa y luego te matará y quemará tu casa”.

“Eso no es un conflicto entre agricultores y pastores, ¿cuál es la economía allí? No hay ninguna economía por la que tengan conflictos. Es porque son cristianos”, reiteró.

El Obispo de Yola también habló sobre la eliminación de Nigeria de la lista estadounidense de países de especial preocupación por la violencia y la persecución que afectan a grupos religiosos.

La acción del Departamento de Estado del presidente Joe Biden ha sido calificada de “inexplicable” por la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF), una entidad independiente y bipartidista del Gobierno federal que declaró que estaba “consternada” por la decisión.

Mons. Dami Mamza dijo que “lo que nos gustaría escuchar ahora de los Estados Unidos es que nos expliquen” el porqué, y que otorguen “los datos” en los que se basó su decisión.  

“¿En qué se diferencia Nigeria de la Nigeria de hace dos años? Porque los que vivimos en Nigeria en lo que respecta a la discriminación, en lo que respecta a la persecución de los cristianos, todavía la sentimos y la seguimos experimentando”, aseguró.

“La Secretaría de Estado no nos ha buscado ni nos ha hecho preguntas. No hemos interactuado, y de repente escuchamos que Nigeria ha sido eliminada de la lista. Creo que esto es realmente descorazonador y todos los cristianos en Nigeria se sienten muy mal por ello”, expresó.

Mons. Dami Mamza dijo que “no se puede simplemente eliminar de la lista sin dar explicaciones”.

Sobre las acciones del Gobierno nigeriano para detener la violencia y persecución contra los cristianos, el Obispo de Yala dijo que actualmente “estamos experimentando más violencia que nunca, especialmente bajo esta administración de Muhammadu Buhari”.

“Creo que esta es la peor administración que hemos tenido en este país”, subrayó.

Finalmente, el obispo nigeriano se dirigió a los católicos de todo el mundo para pedirles que los “apoyen con sus oraciones”.

“Queremos que oren por nosotros, porque vivimos en una situación muy, muy difícil. Sin sus oraciones, es posible que no podamos sobrevivir. De cualquier manera que puedas apoyarnos para fortalecer nuestra fe, para que nuestra fe no falle, estaremos muy, muy agradecidos y definitivamente Dios mismo los bendecirá. Estamos listos para morir por nuestra fe”, concluyó.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Nigeria, Ataques contra cristianos, Boko Haram, Iglesia en Nigeria, Islam, terroristas musulmanes