18 de junio de 2021 5:19 am

Obispo aparta a polémico sacerdote tras declaraciones sobre muerte de niñas Anna y Olivia

Por Blanca Ruiz

Imagen referencial. Crédito: Pixabay

El Obispo de Tenerife, Mons. José Mazuelos, apartó del ministerio al P. Fernando Báez tras las polémicas declaraciones realizadas sobre la muerte de las niñas Anna y Olivia en la isla de Tenerife (España), en las que justificaba la desaparición de las pequeñas y culpaba a la madre de su muerte por separarse.

El pasado 16 de junio, el Obispado de Canarias, Islas Canarias (España) notificó el fin de la investigación que el P. Fernando Báez tenía abierta desde el pasado 30 de noviembre de 2020 y por la que se le aparta del ministerio sacerdotal.

Al P. Báez, que tiene abierto un proceso judicial canónico que está a la espera de resolución, se le notificaron tres medidas cautelares, por las que le apartan de su oficio como párroco en el término municipal de Telde, Islas Canarias (España); se le prohíbe participar públicamente en la Santísima Eucaristía y se le prohíbe hacer declaraciones en medios de comunicación o a través de redes sociales.

En sus diversas declaraciones a través de su perfil de Facebook, el P. Fernando Báez culpaba a la madre de la muerte de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas el 27 de abril en la isla de Tenerife (España) al hecho de que su madre decidiera separarse.

A pesar de, según el auto judicial, el asesinato lo perpetró Tomás GImeno, padre de las niñas, lo calificó de ser “otra víctima por la ruptura matrimonial”.

Caso Anna y Olivia

El 27 de abril las hermanas Anna y Olivia de 6 y 2 años, desaparecieron en la isla de Tenerife, Islas Canarias (España). Después de 40 días de búsqueda, el 10 de junio se encontró el cadáver de Olivia en una bolsa de deporte, atada al ancla del barco de su padre, Tomás Gimeno, a mil metros de profundidad y a tres millas de la costa de la isla de Tenerife, Islas Canarias (España).

Según el auto judicial, las niñas fueron secuestradas y asesinadas por su padre Tomás Gimeno para “causar un sufrimiento inhumano” a Beatriz, su expareja y madre de las pequeñas.El cuerpo de la pequeña Anna no ha sido encontrado por el momento.  

Desde el Obispado de Canarias ya habían rechazado de manera “tajante” las declaraciones del P. Báez, en un comunicado emitido el 13 de junio.

Además, el Obispo de Canarias, Mons. José Mazuelos, aseguró al respecto que “para la Iglesia no hay motivo ni justificación para un crimen vicario. El único culpable de lo que ocurre es el que ha matado”, y subrayó que “la Iglesia jamás justificará una muerte de unos menores por una infidelidad”.

Un sacerdote polémico

La investigación al P. Báez se inició en noviembre de 2020, porque no es la primera vez que el sacerdote se ve envuelto en polémica. 

En el año 2018 cedió como camerino la sacristía de la iglesia de la que era párroco en la isla de Gran Canaria, Islas Canarias (España) a unas 10 drag queens para que pudieran realizar los cambios de vestimenta en la gala drag queen Telde 2018.

El sacerdote estuvo presente en toda la gala y agradeció los aplausos que los vecinos de La Breña le brindaron por haber cedido el templo para el cambio de vestuario de los drags.

En otras ocasiones el P. Báez también negó las apariciones reconocidas de la Virgen. “Ni en Fátima, ni en Lourdes, ni en Carabanchel, ni en ningún lugar del mundo ha ocurrido (...) La Virgen vivió en Belén, estuvo en Jerusalén… ¡Nada más!”, destacó. 

Etiquetas: España, Muerte, Tragedia, niñas, Violencia contra la mujer, niñas secuestradas